Entradas etiquetadas como ‘despedida’

Se despide de su trabajo con una ‘tartacarta’

cake_mail

Un periodista renunció a su puesto de trabajo y no se le ocurrió otra idea que enviar una carta en formato tarta especialmente confeccionada para sus compañeros. ¡¡¡Qué despedida más sabrosa!!!

El peculiar gesto de Mark Herman, director del informativo del canal KOLD-TV en Tucson (EE UU), se convirtió en un fenómeno viral en las redes sociales nada más publicar la foto del pastel en su perfil de Reddit, según publica un medio local. Lee el resto de la entrada »

Asegura que fue despedida por negarse a hacer un trío con su jefa y su marido

Carisa Gaylardo y Sofia Memos. Fuente: Facebook.

Carisa Gaylardo y Sofia Memos. Fuente: Facebook.

¡Otra vez tenemos lío en un colegio! ¿Qué les pasa a los encargados de forjar a los líderes del mañana? ¿Por qué están tan revoltosos? Ya hemos visto profesoras que se despelotan y que tontean con alumnos, que intentan sobornar a estudiantes e, incluso, que les roban el dinero del bocata. Ahora, nos encontramos ante una profesora que le hizo proposiciones deshonestas a una compañera y que, ante la negativa de ésta, hizo todo lo posible para que la despidieran. ¡Válgame Di*s, ahora que estamos en plena Semana Santa!

Carisa Gaylardo es una profesora de 31 años que impartía clases de Educación física en un colegio del Bronx neoyorquino y que perdió su puesto de trabajo por, presuntamente, “enviar sms inapropiados a una alumna”. Carisa no niega la existencia de esos mensajes, pero asegura que “ninguno de ellos era inapropiado” y se sorprendió porque el único motivo para el despido era la frecuencia de los mismos.

La profesora, dolida, pensó que su joven discípula le habría denunciado, pero poco después se enteró de que nada de eso. Más bien al contrario. La joven lamentaba su despido y, en una declaración jurada escribió que “la sra. Galyardo me ayudó a crecer y cambiar para mejor, y ella ha hecho por muchos otros estudiantes también … La Sra. Gaylardo no ha hecho nada malo . Es cómico que haya perdido su trabajo. Era un mentor y un gran apoyo para mí . No es correcto que una persona tan buena como ella esté sufriendo simplemente por ayudarme con mis problemas”. En la misma línea se expresaba la madre de la alumna, quien estaba agradecida a Carisa, de quien asegurá que “tiene una gran ambición y un corazón cariñoso. Enseñó a mi hija a ser fuerte”.

Ante estas evidencias se preocupó por descubrir quién había ‘filtrado’ la historia de los sms. No tuvo que indagar demasiado para adivinar que la filtradora era su jefa, Sofia Memos, que… ¡¡¡anteriormente le había propuesto tener una aventura sexual con ella y su marido (el de la jefa)!!! ¡¡WTF!! Carisa no quiso participar en el trío y Sofia, despechada, decidió torpedear su carrera profesional.

Ahora, la corte de Nueva York ha decidido reabrir el caso del despido de Carisa, quien reclama que le devuelvan su puesto de trabajo y que le indemnicen por el tiempo que ha pasado en el paro. No se dice nada de la perversa señora Memos, quien probablemente escape de rositas de esta historia. Eso sí, al menos se quedará con las ganas de incluir a Carisa en sus bacanales.

Despiden a una azafata por ‘saludar’ con el dedo corazón a los pasajeros

peineta_azafata_rusaEra yo más joven e inocente (aún) que ahora, cuando descubrí que una peineta era algo más que un complemento que se ponen, principalmente, las mujeres en la cabeza. Me enseñó Luis Aragonés que también era un ‘saludo’ con el dedo corazón. Viene todo esto a cuento para alertaros de que ir por el mundo regalando peinetas de este segundo tipo puede ser contraproducente. Si no, podéis preguntárselo a Tatiana Kozlenko.

¿Que quién es Tatiana Kozlenko? Pues es una azafata de vuelo rusa a la que acaban de despedir de la compañía aérea Aeroflot por, supuestamente, hacer a unos pasajeros el gesto que se ve en la imagen que ilustra el post. La moza subió la foto a la red social rusa Vkontakte en octubre de 2011, pero la empresa no tuvo conocimiento del suceso hasta hace tres meses. Después de algunas investigaciones, la compañía tomó recientemente la tajante decisión de poner a su empleada en la calle. Según un portavoz de Aeroflot, “el hecho de colgar la foto muestra la actitud de Tatiana hacia los pasajeros y sus responsabilidades. Ella reconoció su culpa ante la dirección de la compañía”, por lo que consideran que el despido está más que justificado.

Sin embargo, esta medida ha generado fuertes críticas en las redes sociales rusas, donde son numerosas las voces que critican la poca tolerancia de Aeroflot ante lo que califican como “sólo una broma de mal gusto”. La primera en defenderse ha sido la propia señorita Kozlenko que, también en Vkontakte, escribió en su muro el siguiente alegato: “¡No me considero culpable! ¡La foto fue añadida a mi página, yo sólo me etiqueté en la imagen! ¡No comprendo por qué han arruinado mi vida! ¡Les pido ayuda y respaldo!”.

De momento, la petición de auxilio no ha conmovido a los responsables de la aerolínea, que no se plantean recuperarla para su plantilla. Así que, ojo con las peinetas, que las carga el diablo.

Se desnuda para despedirse de su trabajo

camareradesnuda¡Qué cosas se encuentra uno dando una vuelta por Twitter! La red de microblogging, de la que estoy descubriendo infinitas posibilidades gracias a ‘140 y más‘ me alertó de una foto curiosa, la que abre este post. Recibida la alerta, me puse a investigar en el caso para contaros su historia.

En la pizzería Roberta’s, de Nueva York, una de sus empleadas decidió hacer algo memorable en su último día de trabajo. Así, esperó a los minutos finales de su turno para ir al reservado del restaurante y cambiarse de uniforme. Entró vestida de pizzera y salió ataviada como una stripper, como los participantes del ‘Lluvia de estrellas’ con que nos amenizaba las noches Bertín Osborne

Con el único abrigo de unas medias de rejilla y un mensaje pintado en su espalda, “PEACE OUT” (algo así como “¡que os den!”*), la joven camarera dejó boquiabiertos a los clientes, a algunos de los cuales repartió cariñosos abrazos, según Vicky Oyomba, autora de la foto.

Por supuesto, sus jefes desconocían de cabo a rabo el plan de su inquieta empleada, a quien sacaron del salón tan pronto como fue posible. La camarera, de la que no ha trascendido su nombre ni su rostro (me alegro de que pueda mantener su anonimato), no debía estar muy satisfecha con su experiencia en Roberta’s y protestó al estilo FEMEN, la organización feminista ucraniana en la que sus activistas se quitan la ropa para denunciar los abusos de su Gobierno.

Se me ocurre que no es una mala manera de protestar, mucho mejor que quemar contenedores o romper mobiliario urbano, ¿no? ¿Qué formas de protesta usaríais vosotros?

*Gracias, Impeller.

Despedida por subir una foto conflictiva a su perfil de Facebook

No respetar el descanso de los muertos puede traer consecuencias funestas para quien lo haga. Y no me refiero a una suerte de superstición en virtud de la cual las ánimas vuelvan para vengarse del irrespetuoso. Es algo mucho más terrenal. Si te mofas de algunos muertos, puedes perder tu trabajo. En EE UU no se andan con tonterías.

Lindsey Stone, una mujer de 30 años que vive en el estado de Massachusetts, tuvo una ocurrencia de la que se arrepentirá durante mucho tiempo. Durante un viaje de trabajo a Virginia, visitó el célebre Cementerio Nacional de Arlington, sancta sanctorum del ejército estadounidense, pues allí reposan eternamente los cuerpos de los caídos en combate, y se hizo sacar la foto que ilustra el post. Junto a un cartel que pide “Silencio y respeto”, ella en pose de mofa, enseñó a la cámara su dedo corazón, ese que se utiliza, entre otras cosas, para mandar a alguien a freir espárragos.

La señorita Stone subió la imagen a su perfil de Facebook y enseguida la foto dio la vuelta a la red. El aluvión de comentarios despectivos contra la protagonista no se hizo esperar e, incluso, se crearon grupos en la red social de Mark Zuckerberg pidiendo que fuera fulminada de su trabajo, la ONG Living Independently Forever, Inc. (LIFE).

Abochornada por el revuelo formado a su alrededor, Lindsey aseguró que “la foto representaba un desafío a las autoridades” y que no pretendía faltarle el respeto a los militares enterrados en Arlington. Pero sus explicaciones no fueron demasiado convincentes. LIFE emitió un comunicado diciendo que habían decidido suspender de empleo y sueldo a su empleada y que estudiaría emprender acciones más severas contra ella.

Tras conocer el comunicado, la señorita Stone pidió disculpas de forma pública, pero fue demasiado tarde. Días después, la ONG anunciaba el despido de Lindsey y de su compañera autora de la foto, alegando que “de ninguna manera, lo que se plasma en la imagen simboliza la filosofía de la empresa”. Hombre, ya imaginamos que la filosofía de la ONG no pasa por enseñar el dedito a la gente. ¡Sería de escena de Jackass!

Moraleja: ya lo cantaba Aretha Franklin en los años 60 del siglo pasado, R-E-S-P-E-C-T. Aplíquense el cuento.
Moraleja 2, en verso: si sacas el dedo corazón a pasear, de tu trabajo te pueden echar
.
Moraleja 3: lo que pasa en las redes sociales, NO se queda en las redes sociales
. 

Despedida por no dar su contraseña de Facebook al jefe

Muchos de vosotros teméis que algún día vuestros padres se hagan Facebook y os pidan amistad; los habrá también que tiemblen ante el simple pensamiento de tener a su jefe como amigo en esta red social, pero aún hay un paso más allá: ¿qué pasaría si un día llegas al trabajo y tu jefe te llama a su despacho para decirte: “Martínez, para esta tarde quiero acabado ese informe y las contraseñas de su Facebook encima de mi mesa”?

Algo así es lo que le ha ocurrido a Kimberly Hester, profesora de 27 años en un colegio público del condado de Cassapolis, en Michigan (EE UU) que ha sido despedida por no querer entregar sus claves de Facebook.

Todo empezó cuando Kimberly subió a su muro la foto de una compañera suya con la ropa interior bajada. Antes de que desesperéis, me explico: ella tenía permiso y la foto estaba tomada desde arriba, de modo que lo único que se veía eran unas bragas bajadas, los pantalones y las zapatillas.

La foto llegó a las manos de Kimberly hace un año, en abril de 2011. Una compañera graciosa le envió una imagen suya con los pantalones a la altura de los tobillos con el mensaje “pensando en ti”, al parecer en tono humorístico.

“No podía parar de reír y le pedí permiso para subirlo a Facebook”, dice la muchacha a la prensa estadounidense. El permiso le fue concedido; dado que todo esto pasó fuera de las horas de trabajo, no vio inconveniente para no hacerlo.

Craso error. El padre de uno de los alumnos, que tenía a Kimberly como amiga en la red social, vio la imagen y llamó al superintendente (ni a Chalmers ni al de Mortadelo y Filemón) Robert Colby. Poco después, Colby llamó a la profesora a su oficina y le pidió que le mostrara la foto.

Ella se negó y él insistió: quería ver la foto “aquí y ahora”, como se suele decir. Dado que no entró a su Facebook ni entregó sus claves al superintendente, la profesora fue suspendida y, posteriormente, obligada a dimitir.

Los jefes de Kimberly consideraron que subir esa foto constituía mala conducta, lo que a mí me causa varias dudas (como siempre): primero, ¿cómo despedían antes a la gente, cuando no había Facebook? Segundo, ¿por qué la gente acepta en Facebook a personas con las que no habla en la vida real? Y tercero… ¿cómo es posible que haya escrito ocho párrafos para contar esto?

PD: El único rincón tranquilo que queda en Facebook es la comunidad becaria. Cada día lo tengo más claro.

La mujer que fue despedida por ser sexy y quería salir en ‘Playboy’

BecConsejo: “A veces es posible adivinar el coeficiente intelectual de alguien sólo viendo su peinado”

Ya sabéis que las cosas van por modas. Unas veces está de moda el peinado cenicero y otras despedir a mujeres porque a los superiores les parece que son demasiado sexys. Supongo que los fieles del blog recordarán el caso de Amitjo Kajla, la funcionaria de prisiones que dejó de serlo por su vestimenta. Si habéis estado atentos los últimos días, sabréis que Debrahlee Lorenzana dejó su puesto en un banco por algo similar.

Pues bien, de Amitjo nunca más se supo, pero de Debrahlee cada día sabemos algo nuevo. Lo último, que quería ser chica Playboy, ella sabrá por qué.

La joven aspiraba a ser un cruce entre Pamela Anderson y Carmen Electra, según contaba en un documental, y para ello no dudaba en pasar por quirófano cuantas veces fuera necesario con tal de ser “un par de pechos en un palo”, según sus propias palabras.

Las imágenes del documental son de 2003, cuando la joven tenía 26 años y se preparaba para su cuarta operación. “Me encanta la cirugía plástica”, decía orgullosa. Claro, ahora algunos medios norteamericanos le recuerdan que tanto empeño por ser sexy se ha vuelto en su contra.

Lleva en su haber una operación de abdomen, otra de pechos y una liposucción. Todo ello para conseguir un chico de ojos azules al estilo Clooney que sería feliz “porque estará con una pequeña playmate“.

Yo no termino de verlo, para qué engañarnos. Ni lo del despido, ni lo de la locura por la cirugía, ni lo de que el chico será feliz por estar con una playmate en miniatura.

No te digo yo que al principio no tenga su encanto, pero al final termina por cansar. Vamos, que yo me iría con Yanina al fin del mundo, pero dejaría el billete con la vuelta abierta, por si acaso.

Está claro que el físico importa, pero vamos, no hay que volverse loco. Aún así, no tengáis mucho en cuenta mi opinión, porque a mí ni me gusta el maquillaje, ni la cirugía estética… las mujeres al natural (dentro de unos límites) y la fruta con piel. Ale, ya lo he dicho.

PD: A mí me gustan las mujeres como #lachicadeBec.

Hoy hace un año

Antonio me traicionó aquella vez

Tiraron su casa “por accidente”

– Envía el post:

Bookmark                      and Share