BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Amores que engordan

Todavía extraño sus besos de chocolate, sus caricias de merengue y sus abrazos de dulce de leche. Ella era la persona más dulce del planeta y yo fui excesivamente goloso. Como era de esperarse, terminé convirtiéndome en un adicto a sus mimos. La amaba más que a nada, pero cada minuto que pasaba a su lado significaba un minuto menos de vida. Las calorías de sus caricias, besos y abrazos, eran la principal causa de mi constante aumento de peso. Desde que comencé a salir con ella, engordé a razón de 150 gramos diarios. Me di cuenta del mal que me hacía cuando dejaron de entrarme los pantalones pero a decir verdad, no le di demasiada importancia. Ella era mi vicio y seguí recurriendo a sus caricias, besos y abrazos hasta que el azúcar no entró más en mi cuerpo. Después del pico de colesterol, me vi obligado a dejarla.

15 comentarios

  1. Dice ser temasarte.com

    El problema muchas veces es que están para comérselas y la tentación es más fuerte que la voluntad.
    http://www.temasarte.com/esculturas-arte-a/miro_seduccion/ficha/Mir%C3%B3—Seducci%C3%B3n.html

    08 Noviembre 2010 | 12:43

  2. Dice ser Metamorfosis

    Siempre han relacionado el amor con lo dulce: dulces besos, dulce con la miel, luna de miel…pero el amor no engorda, disiento de tí, querido Walter.
    Cuando te enamoras no piensas para nada en la comida.
    Cuando estás consumid@ por la pasión, quemas cientos de calorías.
    Sin embargo, cuando entras en un estado de laxitud o de rutina…tus pasos te dirigen sin querer a la nevera, y a investigar los poderes curativos de la comida.
    Y ya, para concluir, cuando la relación va rematadamente mal o pierdes a la pareja de una forma definitiva, entras en una profunda depresión que te impulsa a devorar kilos de helado, de pasteles y calorías varias (incluido el alcohol, desde luego). De lo cual se deduce que lo que engorda…es el desamor…

    08 Noviembre 2010 | 13:12

  3. Dice ser Refranero

    Mi padre siempre me decía: “Qué malas que son y qué buenas que están…”

    08 Noviembre 2010 | 13:13

  4. Dice ser priapo

    ….y hay la historia contraria …. la ultima vez que hable con el , me contaba , que todo el mundo le despreciaba , le dejaba de lado, nadie le tenia en cuenta para nada , y se iba adelganzando , adelgazando, comprimiendo, ” me van ..o me estoy comprimiendo , tengo un dolor fuerte pero soportable , hasta tiene un no se que agradable….no se que pasara al final “……..y luego sucedio….un dia hubo un gran ruido y una gran luz, algunos hicieron fotografias , alguno pensaron en un rayo , otros en un cohete , intervenieron las autoridades la NASA , hizo sus estudios y analisis………Don Emilio Cifuentes Pastor , al final de su proceso , comprimido absolutamnete por el desamor acabo transformandose en un rayo , que salio disparado por la ventana chamuscando el dintel …….pero eso dejo desinteresados a los vecinos……..

    08 Noviembre 2010 | 13:20

  5. Dice ser Penélope G.

    Hay amores que matan, como dicen, pero en este caso, que dulce es la agonía!
    Igual, pienso que cada uno reacciona distinto al amor o desamor, felicidad o infelicidad…..Metamorfosis y priapo expusieron lo opuesto y me parece que las dos opiniones son válidas.A mi todo lo bueno, feliz y emocionante me da hambre, así que supongo que en caso contrario me comprimiría y adelgazaría convirtiéndome el el rayo que sale por la ventana.

    08 Noviembre 2010 | 14:13

  6. Dice ser perder peso

    Yo pienso que comer pollo todos los días acaba cansando. En la variedad el gusto está: pescado, carne, ensaladas, pasta, …

    08 Noviembre 2010 | 14:43

  7. Dice ser Al S. de Gomaranto

    Yo que soy diabético
    y me tienen a mata hambre,
    Con régimen muy extricto,
    y pesar las cantidades.
    de lo que puedo comerme.
    Nada de azúcares ni alcoholes,
    ni pastelitos, ni helados
    ni cervezas, ni licores.
    Cuando me saluda alguien,
    lo mismo que al despedirse,
    y se acercan a besarme.
    Todos hacen el mismo gesto,
    aspiran por la nariz,
    y algunos se hasta se atreven,
    a comentarme y decir:
    Hueles a dulce, a merengue.
    ¿Qué perfume tú te pones?
    A las damas no te acerques,
    que seguro que te muerden,
    y más de una te come.

    08 Noviembre 2010 | 16:32

  8. Dice ser xulita

    Dicen que la felicidad engorda, supongo que eso es un posibilidad.
    Pero por otro lado, hacer el amor, incluso sólo los besos , es una manera de quemar calorías como el ejercicio físico.
    Así que hincharse a chocolate y dulce de leche, pero luego ya sabes……..a quemar calorías. 😉

    08 Noviembre 2010 | 16:35

  9. Dice ser yeyei

    claro que el amor engorda y hace feliz…yo soy feliz con mi tripa de 8 meses de embarazo

    08 Noviembre 2010 | 17:33

  10. Dice ser Enmascarado

    Estoy con xulita, el amor engorda, es totalmente cierto. No conozco a nadie que después de haberse felizmente emparejado, se haya quedado en los huesos.
    Es algo muy habitual en dos personas que se unen que entre otras afinidades compartan además de disfrutar en compañía, haciéndolo de más maneras, entre otras tantas que también engordan, podría dejar varias.
    Disfrutar de compañía, se hace uno más hogareño, viendo la tele, es puro sedentarismo.
    Disfrutar de la cama en compañía, a determinadas edades adelgaza, pero con los años, el disfrute es más tántrico y por tanto más sedentario.
    Disfrutar principalmente de un/a buen/a cocinero@. Esto de compartír gustos culinarios hace que uno se esmere en tener contenta la barriguita de su amorcito. Yo reconozco que éste último punto es mi perdición y me encanta la cocina, los domingos cocino yo y después me vienen los reproches de que la falda ya no abrocha. Yo al menos tengo la suerte de seguir una dieta semanal de ejercicio diario que me ayuda a mantenerme.

    08 Noviembre 2010 | 19:09

  11. Dice ser Marta

    Es exactamente eso, lo que dice Enmascarado, gracias por explicarlo con dulzura.

    08 Noviembre 2010 | 19:33

  12. Dice ser cacolain

    Uy sí, estoy de acuerdo con algunos, el amor engorda!!!

    El chocolate, ese placer tan apetecible por los paladares más golosos. Ese alimento que necesitas tomar cuando te encuentras de baja autoestima, cuando llegas cansado del trabajo, cuando piensas en ese amor… Ese dulce irresistible, sobre todo para las mujeres.

    08 Noviembre 2010 | 21:10

  13. Dice ser antonio larrosa

    Lo que engorda , ademas de hacer el amor , pues engoda muchisimo a las señoras y a los nueve meses se deinflan cuando sale una criatura, no son los dulces , lo que engorad son los vegetales ser vegetariano es lo que más engorda , y si no fijate en las vacas , en los hipopotamos en los elefantes , en los vegetarianos del 2º 3·ª de tu escalera .

    Clica sobre mi nombre

    08 Noviembre 2010 | 23:16

  14. Dice ser PEDRO MORENO

    Haber quien es capaz de comer un pedazo de chocolate, estando en casa total mente descansado y relajado, y no terminar con toda la pastilla. Creo que el chocolate tiene un alto poder de adición, para la persona entre otras muchas cosas muy saludables. De todos es sabido que el chocolate puro, sobre todo sin mesclas, es bastante estimulante, da bienestar, aumenta las! Feromonas!, y ¡endorfinas!. Ya que según los profesionales de la salud, ambas sustancias son necesarias sino imprescindibles, para una buena actividad sexual, notable estado de euforia, y creo que también beneficia a todo el sistema cardiaco, y circulatorio, entre otros beneficios para el organismo. Es obvio comentar que todos los excesos, aunque sean de cosas buenas, son bastantes negativos, por ejemplo en el caso del chocolate, el exceso influye muy negativamente sobre el hígado, para ser mas exacto sobre la vesicular biliar, también creo que puede afectar al riñón, pudiéndole producir una eventual obstrucción, poniendo en riesgo su trabajo de filtraje, también para los huesos, sobre todo los dientes, por supuesto a personas con exceso de azúcar estas ni olerlo. Por lo menos eso es lo que dicen los médicos tanto (alopáticos) como (naturistas) bastante más los últimos que los primeros. Supongo que estas anomalías se deben de producir haciendo un consumo tan exagerado, y constante, que a ninguna persona en su sano juicio se le ocurriría tal disparate de abuso. Partiendo de la base que yo soy bastante aficionado a lo dulce, sobre todo al chocolate, rozando el vicio de goloso, tengo que confesar que en mi casa normalmente todas las semanas, consumimos por lo menos una tabletas, entre nosotros dos y algún nieto que también se apunta. Incluso mi mujer que tiene un poco de azúcar sin llegar a diabética también lo consume en pequeñas porciones. Perdonar el rollazo pensaba hacer solo una pequeña aclaración y me ha salido un testamento un saludo

    09 Noviembre 2010 | 03:14

  15. Dice ser buscandovengo

    Es lo mejor que has hecho, dejarla.
    A mi todavia me cuesta dejarla.

    09 Noviembre 2010 | 03:40

Los comentarios están cerrados.