BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Un amante a medida

De pelo largo rubio, de piel lisa y anaranjada, inmóvil se sienta delante de su dueña que la invita muy cordialmente a tomar el té. La mesa es diminuta, los pocillos, diminutos, la tetera, diminuta. Todo se reduce a la escala de su cuerpo, incluso su casa, su moto y su auto son a medida. La ropa, a medida, los accesorios, a medida. Toda su vida está planeada sobre sus siete centímetros de estatura. Pero la vida de la muñeca es solitaria y carente de amores. Se podría decir, sin ser despectivos, que un hombre es el único accesorio faltante. Algunas veces aparecen figuras masculinas alrededor de la mesita de té, pero lo más cercano a un amante es un cerdito rosado con un orificio en el lomo. Aún así, si tuviera un compañero a medida, de nada serviría. Asexuada, llora por las noches lamentando su incapacidad para el amor.

9 comentarios

  1. Dice ser Austral

    Muñecas… también las hay de carne y hueso.

    Desde mi nombre puedes ir a mi blog de adopciones de cachorros.

    13 Septiembre 2010 | 13:29

  2. Dice ser Abogado Malaga

    Pues a mi me encantaban en mi niñez…

    13 Septiembre 2010 | 13:42

  3. A medida son las zapatillas que me acabo de comprar. Y para rubias la que me cruzo cada semana en el circuito atlético…

    http://www.vamosacorrer.com

    Saludos

    13 Septiembre 2010 | 13:50

  4. Dice ser temasarte.com

    Sí, es verdad. Incluso de haber muñecos a su medida, serían tan asexuados como ella. En mis tiempos estaban los Geyperman, que estaban cachas, pero no lucían ni paquete.
    …Así van las pobres, ésta se equivocó de fábrica.

    13 Septiembre 2010 | 14:46

  5. Dice ser Metamorfosis

    A pesar de todo, si les pudieras escuchar, los juguetes te hablarían de camaradería, de parejas que se quieren, de amigos que se ayudan a sobrevivir a los duros dueños, tan jóvenes y tan crueles. Básicamente (excluyendo la honrosa diferencia del sexo) los juguetes son iguales que nosotros: hermosos de jóvenes, sobreviviendo a los vaivenes del destino, las crisis y los jefes crueles, para acabar nuestros días deslucidos y rotos, olvidados en un basurero (o cementerio, que más da).

    13 Septiembre 2010 | 15:28

  6. Pobre muñeca , seguramente sueña e ser como la muñeca inchable que esta escondida en el cuartito de arriba, y la utiliza de vez en cuando el padre de Rosita, aunque a veces piensa que ese hombre no es el que ella sueña como amante perfecto y que es mejor seguir así, como esta nen su pequeño mundo lleno de inocencia.

    Clica

    13 Septiembre 2010 | 17:57

  7. Dice ser Marta

    Hasta que llegó Kent. Aunque pasados unos dias Barby se dió cuenta del poco interés que su nuevo amigo mostraba por el sexo. En fin, una lástima porque las chicas aunque sean muñecas siempre sueñana con el buen sexo.

    Marta
    http://www.mivibrador.es

    13 Septiembre 2010 | 18:33

  8. Dice ser leandro

    Su también muñeca madre recuerda la sorpresa que causó cuando la chica que suele comentar en este blog le regaló unas bolas chinas.
    Sin encontrar algún espacio en donde alojarlas, se las regalo a su niña dueña… quien al cabo de un rato dejó de ser niña y de jugar con muñecas.

    14 Septiembre 2010 | 01:30

  9. Dice ser sirio

    “… quien al cabo de un rato dejó de ser niña y de jugar con muñecas”. Chiva, cuarta, pie, tute… ¡y gua! Jugar sola era más aburrido que un yo-yo. Yoyó… Claro, ¡faltaba la tilde!

    15 Septiembre 2010 | 12:37

Los comentarios están cerrados.