BLOGS
Un cuento corriente Un cuento corriente

Se llama a la Economía (más aún en estos tiempos de crisis) la "ciencia lúgubre". Aquí trato de mostrar que además es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo mejor

El colectivo de inspectores del Banco de España sale en defensa de los dos peritos del caso Bankia

La Asociación de Inspectores del Banco de España acaba de remitirme un comunicado (ver más abajo) en el que muestra un rotundo apoyo a los dos peritos designados para dar su opinión independiente en el caso Bankia, y que la pasada semana remitieron sus informes de conclusiones al juez que instruye el caso, Fernando Andreu. El colectivo de inspectores bancarios sale en defensa de dos de sus compañeros ante “las muchas referencias informativas”  que se han emitido desde entonces, y que a su juicio “directa o indirectamente intentan cuestionar la profesionalidad y el buen trabajo por ellos realizado”.

asociacion inspectores BdE apoya a los peritos

 

En mi blog he escrito dos post (aquí y aquí) analizando, de forma crítica, los informes. Con ello no he querido en ningún caso cuestionar la profesionalidad de los mismos. Más bien plantear, como posteriormente también han mostrado otros medios y analistas, las tremendas implicaciones que tendría para el conjunto del sector financiero que todas las conclusiones de los peritos fueran ciertas. Como ya he comentado, de los informes se deducen actuaciones delictivas y dejaciones del deber tan graves que creo que es un deber profesional mantener un espíritu crítico respecto a los mismos. En ningún caso eso supone un menoscabo a la profesionalidad de los mismos.

Esta carta se une a un torrente de reacciones que se ha desatado desde que la semana pasada se conociesen las conclusiones de los peritos. Este mismo jueves, la Comisión Ejecutiva del Banco de España (sus máximos responsables) ha emitido un comunicado en el que especifica que su actividad se ciñe exclusivamente a controlar a las entidades financieras “a partir de la información elaborada por estas y teniendo en cuenta los datos económicos disponibles”. Vamos, que según esta justificación los inspectores empotrados (trabajan in situ en las entidades) lo están por vaciar espacio de la sede del supervisor, porque legalmente no eran capaces de indagar y conocer la realidad de un banco o caja por sí mismos.

La cúpula del Banco de España añade además que cualquier decisión de gestión de una entidad supervisada por él (por ejemplo: una salida a Bolsa, o una fusión) es “exclusiva responsabilidad de los órganos de administración y dirección de las entidades”. Consideran también que todas las actuaciones del BdE en relación al grupo BFA-Bankia durante los años 2011 y 2012 “se ajustaron en todo momento a criterios estrictamente profesionales, respetándose la normativa vigente y los procedimientos establecidos”, concluyen.

Es decir: que si la salida a Bolsa de Bankia o la fusión de Caja Madrid con Bancaja fueron decisiones erróneas, el Banco de España no tuvo ninguna responsabilidad en ellas. Que todo fue cosa de la dirección y los consejeros. Entiendo que la institución se quiera proteger a sí misma, pero resulta que lo que ya sabemos niega esta supuesta pureza de la Comisión Ejecutiva del BdE. Su labor, por acción u omisión, fue clave tanto para sacar las acciones de Bankia al mercado como para crear la cuarta mayor entidad financiera del país (ahora nacionalizada).

5 comentarios

  1. Dice ser yaya

    funcionarios pagados por el estado peritando a un banco donde hay ex ministros,y amigos de sus jefes. claro, mucha profesionalidad se va a encontrar.

    11 Diciembre 2014 | 18:46

  2. “El que paga tiene derecho a saber quien se lleva su dinero y por qué lo hace. Los ciudadanos ven cómo el Estado recorta en sanidad, educación y prestaciones públicas, mientras socorre a los bancos, lo que provoca una indignación difícil de contener. Y la confusión que existe todavía enerva más.
    El viernes pasado, el Gobierno dijo que pedirá a Europa 40.000 millones para el último rescate. Pero ese no es el primer dinero que se destina a la banca. La prueba es que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha admitido que el Estado tiene un déficit de 16.660 millones por las facturas pagadas en el pasado a las entidades. No obstante, ha dicho que es un dinero “que se va a devolver”.

    Los ciudadanos ven cómo el Estado recorta en sanidad, educación y prestaciones públicas, mientras socorre a los bancos

    Aquí empiezan las dudas. A estas alturas de la crisis todavía es muy difícil saber cuánto va a perder el Estado (los ciudadanos) para evitar la quiebra de la banca. Pero será mucho dinero, muchísimo. Hasta ahora, el capital que se ha inyectado en Unnim y en Banca Cívica, unos 2.000 millones, se han perdido. Los 1.375 millones que tiene, como máximo, Caja España, se dan por perdidos si Unicaja cierra la compra de la entidad castellana. A la factura se suman los 1.000 millones que ya tiene el Banco de Valencia, quizá la primera entidad que se trocee y se venda, en parte para dar un escarmiento. Estos muertos suman 4.350 millones.

    Otros dineros perdidos: los 400 millones por Cajasur (en manos de la BBK) y los 5.250 millones de la CAM, comprada por el Sabadell. Hasta ahora sumamos la redonda cifra de 10.000 millones.
    Pero hay más: el propio Estado ha admitido que el FROB, el fondo de rescate, ha perdido 11.000 millones entre 2010 y 2011 por Bankia, Novagalicia Banco y CatalunyaCaxia, así que la suma alcanza los 21.000 millones de casi imposible recuperación. Por no decir, totalmente imposible. Del total, 5.000 millones pertenecían al Fondo de Garantía de Depósitos de la banca. Todas las comunidades autónomas han recortado 13.000 millones en Sanidad y Educación, por ejemplo. Y 21.000 millones es todo lo que se recauda por impuestos indirectos en España. Otra referencia.

    ¿Dónde está el límite?

    ¿Es esto todo? No se sabe, pero parece muy difícil que no haya más pérdidas. Bankia, CatalunyaCaixa, Novagalicia y Banco de Valencia necesitan 46.206 millones de capital, según las pruebas de Oliver Wyman, cerradas el viernes. Cuando se vendan ¿cuánto se cobrará por ellos? ¿El 50%? No se puede decir todavía. Esta es la función de los nuevos gestores, revalorizar las entidades. Como dice un experto, cuando se recapitaliza un banco, se cubren las pérdidas pasadas, pero no siempre significa que la entidad vale todo lo que se pone.
    Y ahí llega la pregunta: ¿por qué no dejarlo quebrar, como se hizo con Lehman Brothers? La teoría dice que llega el pánico bancario, se colapsa el sistema de pagos y la gente acudiría a buscar su dinero en los bancos. Un dinero que no está porque se ha prestado, invertido, etc.
    Hay una referencia cierta: en 1993 y 1994, en la crisis de Banesto, se perdió el 30% de lo que inyectó, unos 1.000 millones de euros. La diferencia es que ahora la economía no se recupera, como entonces, y la crisis bancaria es sistémica, no de una entidad”.

    por Iñigo de Barrón. -30 SEP 2012 –

    11 Diciembre 2014 | 18:49

  3. Dice ser Antonio Larrosa

    Yo no pongo ni quito honorabilidad a esos señores, que luego todo se sabe y no quiero lios que no me atañen como ciudadano jubilado y con una mierda de pensión por haber sido autónomo.

    Clica sobre mi nombre

    11 Diciembre 2014 | 18:49

  4. Dice ser Sin escrúpulos

    La codicia no tiene escrúpulos ni límites, y es inexorable ante el sufrimiento de la población. La creciente desigualdad social lo certifica de manera nítida. Se gobierna para las élites.

    11 Diciembre 2014 | 18:55

  5. Dice ser Banca pública

    Interesante artículo sobre la conveniencia de una banca púclica en España:
    http://blogs.publico.es/dominiopublico/11984/por-que-se-necesita-una-banca-publica/

    11 Diciembre 2014 | 21:02

Los comentarios están cerrados.