BLOGS
Un cuento corriente Un cuento corriente

Se llama a la Economía (más aún en estos tiempos de crisis) la "ciencia lúgubre". Aquí trato de mostrar que además es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo mejor

Despidos, cambios y nombramientos en la nueva Dirección de Riesgos de Bankia

Aires de cambio en la Dirección de Riesgos de Bankia. En la banca, y tal como señala su propio nombre, estos departamentos son los encargados de evaluar los posibles riesgos asociados a cada operación de crédito, inversión, etc. La importancia de un buen (e independiente) departamento de riesgos es máxima, ya que sus técnicos son los designados para determinar la conveniencia de una u otra operación. Sin el visto bueno de Riesgos, no se da ni un crédito. La labor de estos departamentos se ha puesto especialmente en duda durante la crisis, toda vez que las entidades incrementaron de forma exponencial sus inversiones en ladrillo, promotoras, etc.

Bankia

Bankia

La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ya inició cambios radicales en julio de 2013, cuando pasó a unificar las unidades de Riesgos y Recuperaciones en una sola dirección, que dependería directamente de Juan Carlos Estepa, quien reportaría al director general, Pepe Sevilla.

El nuevo modelo, durante los últimos meses, ha sufrido profundos cambios, personificados en sus principales responsables, tal como han señalado a este periodista fuentes sindicales, y han sido confirmados por la propia entidad. Así, la que fuera directora del Área de Riesgos en Caja Madrid y de Admisión de Riesgos en Bankia, María Jesús de Jaén, ha decidido acogerse “voluntariamente” al expediente de regulación de empleo que el banco está llevando a cabo en servicios centrales (y que supondrá una reducción de plantilla de 400 personas) y dejará la entidad en la que entró en 2007.

Otro alto cargo, Ángel Luis Saiz de Moratilla, que hasta hace poco se encargaba de la división de Riesgos Mayoristas, pasa a ser el responsable de la nueva unidad de Recuperaciones (la que gestiona la morosidad de grandes empresas). Su puesto lo pasará a ocupar Manuel Galarza, “que viene de Participadas, una sección que progresivamente se estaba quedando sin trabajo, debido a los procesos de venta del banco (Indra, Inversis…)”, señalan fuentes de Bankia.

3 comentarios

  1. Dice ser Robertti Gamarra

    Lo importante es ver la calidad d elos cambios, porque si los que llegan vienen con las mismas artes que los directivos anteriores, nada habrá cambiado.
    http://interesproductivo.blogspot.com.es/2014/03/un-mundo-encrespado.html

    06 marzo 2014 | 07:36

  2. Dice ser El forex Fácil

    El caso Bankia y el de las cajas en general es de traca, se ha permitido que se salgan de rositas practicamente todos los responsavles despues de que estos estuviesen dando favores a carretillas al gobierno de turno.

    Y despues se han limpiado estas cajas y se han regalado a los bancos (para ejemplo el Sabadell-CAM)

    http://elforexfacil.blogspot.com.es/2013/07/entender-forex-de-una-manera-sencilla-y.html

    06 marzo 2014 | 08:38

  3. “Un artículo del 17 de enero, recogido por el Blog Salmón, estimaba unas posibles necesidades adicionales de capital en la banca europea de hasta 767.000 millones de euros. Destacan la banca francesa y alemana con unas insuficiencias en torno a 285.000 y 200.000 millones de euros respectivamente, seguidas por la banca española, con algo más de 90.000 millones.

    Los autores tomaron los datos publicados de 109 de los 130 bancos que desde noviembre quedarán bajo supervisión del Banco Central Europeo (BCE) para someterlos a las denominadas pruebas de resistencia. Básicamente se trata de partir de esos datos contables de las entidades para, sobre el papel, calcular mediante una serie de modelos estadísticos cómo evolucionarían ante diferentes escenarios adversos. Es de hecho lo que hará el propio BCE como paso previo a iniciar su labor supervisora.

    ¿Significa pues que los bancos europeos necesitarán nuevas ayudas públicas por esa misma cantidad? No necesariamente. Las posibles necesidades de capital habrían de ser cubiertas por las propias entidades. Sólo en el caso de que sus recursos fuesen insuficientes (cosa harto probable) se recurriría a ayudas públicas, bien desde el Estado de turno o bien mediante fondos del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

    Dicho esto, cualquier prueba de resistencia no deja de ser una estimación a partir de una serie de supuestos de partida. El futuro es siempre más complejo y lo cierto es que los resultados pueden variar mucho según las hipótesis con que partan los modelos. Las pruebas de estrés europeas durante el verano de 2010 así lo evidencian. Entonces, siendo el caso español uno de los más detallados, con más de un 95% de su sector bancario a examen, se estimaron unas necesidades de capital de 1.835 millones de euros. Más de tres años y 63.558 millones del erario público después, sabemos que aquellos cálculos resultaron bastante más que optimistas.

    Sobreendeudamiento

    Asimismo, por muy detalladas y fidedignas que fuesen las cuentas de un banco no dejan de ser una muestra estática, una fotografía, mientras que la realidad de su situación es dinámica. Así, por ejemplo un crédito viable hoy puede ser moroso mañana. Un cambio puntual puede generar movimientos imprevistos según sea la reacción de los inversores, muchas veces igualmente imprevisible e incluso irracional. Eso por no contar que el valor de muchos activos bancarios está fijado a partir de sus modelos internos.

    Los propios resultados de las pruebas de resistencia pueden tener efectos sobre las necesidades de capital de las entidades. Es difícil saber si los resultados que obtenga el BCE serán muy distintos de los obtenidos en el estudio antes citado. En todo caso, su publicación no servirá para disipar dudas. Si los resultados son muy severos pueden amplificar la desconfianza y agravar el problema al dificultar más si cabe el acceso de los bancos a los mercados mayoristas de crédito, mientras el valor de sus acciones se desploma en bolsa. Pero si son interpretados como demasiado blandos, esa incredulidad se trasladaría igualmente hacia mayores tensiones financieras. En ambos casos se lograría justo lo contrario al pretendido fin de dar confianza a los mercados.

    La solución no pasa por lograr un resultado creíble ni tampoco acertar en una cifra que no se puede predecir. Los test pueden tener algunos efectos positivos, al intentar los bancos mejorar su situación para salir lo mejor posible en la foto, pero no deja de ser algo transitorio. Lo cierto es que el problema se enfoca justo al contrario. No se trata de adivinar cuánto de más se va a necesitar, sino partir de un diagnóstico del problema y determinar cómo revertir la situación. Estamos ante una crisis bancaria por sobreendeudamiento privado sin precedentes históricos conocidos, dentro y fuera de la eurozona. Por tanto, ante una situación de este tipo no queda otra que realizar importantes quitas de esa deuda privada impagable en lugar de socializarla, establecer una represión financiera y tributación sobre el patrimonio y el capital a fin de financiar de manera fiscalmente progresiva y plantear grandes programas de inversión pública que prioricen la creación de empleo y mejoren la distribución de la renta.

    Es imposible que la banca se sanee de manera viable con unas cifras de paro y precariedad como las actuales. Pero se trata también de poner fin a un modelo bancario y financiero absolutamente insostenible. Según cifras de Eurostat, para mantenerlo vigente llevamos en estos cincos años más de 526.000 millones de euros sólo en concepto de ayudas públicas directas a los bancos en la Eurozona, o más de 675.000 millones de euros si contamos toda la UE. La nueva estimación de 767.000 millones de nuevas necesidades de capital nos recuerda cómo toda esta larga travesía sólo servirá para, al fin, volver otra vez al principio. Cambiar lo que haga falta para que todo siga igual”.

    por ANTONIO SANABRIA
    Economista del Comité para la Anulación de la Deuda Externa en el Tercer Mundo.
    03/02/14
    diagonalperiodico.net

    06 marzo 2014 | 19:04

Los comentarios están cerrados.