BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Mensajes desde Alepo

Bana Alabed es una niña siria de 7 años que explica la vida en Alepo a través de su cuenta de Twitter

Bana Alabed es una niña siria de 7 años que explica la vida en Alepo a través de su cuenta de Twitter, que está verificada (@AlabedBana)

En una guerra civil como la que está viviendo Siria hay algo que, junto con la mentira, perjudica enormemente a la opinión pública y, por encima de todo, a los sirios que continúan resistiendo las bombas en su país. Estamos hablando de la confusión, de contar un problema a medias o validar como portavoces a personas poco vinculadas con la población civil.

Para varios usuarios, eso es lo que ha ocurrido en las últimas dos semanas a través de las redes sociales. Se trata de la publicación de mensajes de jóvenes pidiendo ayuda desesperadamente desde el cerco de Alepo y mandando el que podría ser, decían, su último adiós. Esos vídeos fueron reproducidos masivamente por los cibernautas pero, ¿qué hay de cierto en ellos?

Las críticas apuntaban a que los protagonistas de los vídeos son conocidos activistas de varias organizaciones, algunas muy cuestionadas por su actuación sobre el terreno por su estrecho vínculo con los países occidentales, como los Cascos Blancos (White Helmets).

Los mismos protagonistas de esos agónicos mensajes (algunos de ellos) aparecían al día siguiente testificando en directo en medios de comunicación internacionales. Muchos de ellos tienen, tal como observaron las voces críticas, una cuenta en la red social Twitter desde hace sólo unos meses y, sin embargo, ya la tienen verificada (con un círculo azul) y poseen miles de seguidores. Sin olvidar que estos mensajes desde Alepo fueron enviados en la misma fecha, de manera coordinada.

Comments

Todo esto ha llevado a preguntarse a mucha gente cuál es la intención de publicar estos mensajes y si los activistas son voces autorizadas para denunciar la masacre contra los civiles de Alepo. Muchos criticaban que las denuncias de estos profesionales señalaban a Rusia y, por tanto, al gobierno de Putin como principales responsables, mientras que, a su juicio, los terroristas del Estado Islámico figuraban como una especie de “héroes” en medio de la guerra.

Pero los activistas señalaban también al régimen de Bachar Al Asad y la actuación (o, más bien, la ausencia de ésta) de instituciones internacionales como Naciones Unidas. La presencia o no de intereses por parte de los profesionales sobre el terreno es un debate que está abierto y cada cual tiene su opinión al respecto. Lo único que sabemos a ciencia cierta es que, después de todo, los likes y la controversia no han servido para frenar el conflicto en Siria.

Los comentarios están cerrados.