BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

#RetirenNobelObama

thumb

Foto de archivo de Barack Obama / EFE

En 2009, creo que mucha gente vio incrédula como le daban el Premio Nobel de la Paz a Barack Obama por las buenas intenciones que traían sus discursos de paz, igualdad, de retirada de las tropas de Irak o Afganistán o por su defensa de un mundo sin armas nucleares. Cuando Obama recibió este reconocimiento no llevaba ni un año en el poder. Ese Nobel fue concedido por las buenas palabras e intenciones del primer presidente afrodescendiente de Estados Unidos. Pero ya se sabe que las palabras se las lleva el viento.

Se llegó a pensar o decir que Barack Obama podía pasar a ser el primer presidente de la historia de Estados Unidos, desde Herbet Hooper que no enviaría (que no quiere decir bombardear) soldados a otro país, excepto en los que ya estaba, está claro. Hooper, que fue residente de la Casa Blanca entre 1929 y 1933, tuvo que lidiar con el Crack del 29 que estalló en octubre, por lo que sus políticas se concentraron en intentar superar esta crisis económica.

Obama asumió ya con una crisis económica a cuestas, este caso, las de la hipotecas basuras, que acabaron arrastrando a buena parte de las entidades financieras dentro y fuera del país. Cuando llegó el poder, prometió retirar las tropas de Irak y Afganistán, pero aún continúan habiendo efectivos estadounidenses en los dos país. Además, ha dado un paso más y también ha enviado tropas a Siria.

En el caso de Afganistán en octubre anunció que mantendría unos 9.800 soldados durante la mayor parte del 2016 para entrenar a las fuerzas afganas y combatir al Al-Qaeda. Es la segunda vez que se cambia el calendario del repliegue de las fuerzas estadounidenses. En marzo del 2015 se previa reducir el contingente a los 5.500 efectivos, mientras que un año antes se estimaba que se quedarían mil soldados en 2016.

Por otro lado, en Irak, los últimos 500 solados estadounidenses abandonaron el país en agosto del 2011 tras ocho años de ocupación. Sin embargo, en junio, tal y como contamos en este mismo blogObama decidió volver a mandar 450 efectivos a ese país con la finalidad de asesorar a las tropas iraquíes que combaten al Estado Islámico (EI).

Pero cuando falta aproximadamente un año para que se acabe su legislatura, Obama ha ido más allá  y ha apostado por enviar soldados a Siria, algo en lo que se había negado, ya que el presidente estadounidense no quería que su país se volviera a empantanar en otro conflicto en la región. En agosto del 2014, Obama aprobó que se pudiera sobrevolar Siria con drones para obtener información sobre las posiciones del Estado Islámico. Un mes más tarde, anunció que iba a bombardear objetivos de los yihadistas.

En noviembre de 2015, entraron cincuenta soldados de la tropa de élite de Estados Unidos para asesorar a los rebeldes kurdos y árabes, contrarios al régimen del presidente Bachar al-Asad, y ayudarlos a luchar contra el EI. La idea es organizar las fuerzas que combatan a los yihadistas y tomar Raqqa, donde han establecido la capital de su llamado califato.

El 19 de enero, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos expuso que se estaba habilitando y ampliando la pista del aeropuerto al-Rmelan, en la provincia de Al-Hasakah (noreste), para que se convierta en una base de operaciones de los cazas estadounidenses, así como acoja una veintena de los militares asesores que han llegado a ese país.

Pero es que, además, un demoledor informe de Amnistía Internacional publicado en diciembre del 2015, pone de relieve que buena parte de la mala gestión del comercio de armamento de Estados Unidos con Irak y sus políticas en la región han contribuido a que el Estado Islámico se haya nutrido de armas, muchas de ellas estadounidenses.

Si bien en el caso de Irak y Afganistán, la presencia de tropas de Estados Unidos ha sido una constante desde que empezó este siglo, el caso sirio es una novedad. Además, tal y como se está llevando a cabo, servirá para perpetuar más el conflicto en la región y tener el país dividido. Rusia, por su parte, está armando el gobierno, mientras que Estados Unidos está asesorando y dando armas a los contrarios al régimen. Ambos utilizan la misma excusa: que la finalidad es acabar con el EI. Ahora bien, si realmente se consigue aniquilar a los yihadistas, ¿qué va a pasar en una Siria con facciones contrapuestas armadas por Washington y Moscú?

Deberían retirar el Premio Nobel a Obama. No es un presidente que mire para la paz, porque sino intentaría alcanzar un acuerdo con Rusia, aunque las ideas fueran contrapuestas, para buscar una solución en Siria. En vez de ello, arma a los rebeldes, lo que conllevará una radicalización del conflicto. Pero en fin, que se puede esperar de estos galardones. También le dieron un Premio Nobel al ex Secretario de Estado de Estados Unidos Henry Kissinger: impulsor, entre otras barbaridades, de la dictadura de Agusto Pinochet en Chile. Yo apuesto por el hashtag: #RetirenNobelObama.

5 comentarios

  1. Dice ser por supuesto

    Pero si se lo dio la pijoprogresia. ¿Ahora queréis quitárselo? Tiiiooos….

    25 enero 2016 | 07:38

  2. Dice ser nobel veronzoso

    ¿La pijoprogresía? ¿Podemos o compromís?

    Más bien el ppeppe y la burguesía dado que ese premio se concede en noruega.

    El mayor guerrero de la historia (mayor que gengis khan) y el secuestrador oficial de la democracia con trullos ilegales.

    25 enero 2016 | 09:45

  3. Dice ser Vanessa

    Creo que os equivocáis, el Premio Nobel de la Paz que, como todo el mundo sabe, no es un Premio Nobel de verdad sino un invento posterior al testamento de Alfred Nobel, se otorga de forma IRÓNICA y, en general, recae en genocidas, figurantes y demagogos profesionales.

    Así, al otorgar el premio, se señala a esa persona como lo que él, un obstáculo a la paz. En ese sentido, creo que el premio está bien dado y que Obama debería conservarlo, ya que encaja perfectamente en la tradición de la saga de galardonados.

    25 enero 2016 | 10:02

  4. Dice ser El Americano

    Que antiamericanismo!

    Espero que cuando el TTIP esté funcionando podamos sancionar a la gente que hable mal de USA o de sus empresas.

    25 enero 2016 | 11:35

  5. Dice ser F.Angel

    El Nobel de la Paz a Obama fue algo completamente inexplicable.

    Dar este premio a alguien por unas bonitas palabras en vez de por haber hecho o intentado hacer no se si calificarlo como una burla a todos los premiados con anterioridad o como una torpeza absoluta o…

    No se si es posible retirar el premio, y menos la dotación económica del mismo, queda el consuelo de que, presuntamente, ha sido “donado” a distintas causas benéficas…

    25 enero 2016 | 14:24

Los comentarios están cerrados.