BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Expansión y auge del terrorismo

Nueva York, 11 de Septiembre de 2001. Madrid, 11 de Marzo de 2004. Londres, 7 de Julio de 2005. Todo el mundo lo recuerda. Caos, horror, incertidumbre. Cuando una piensa en estas fechas hay un mínimo común múltiple: terrorismo. Y cuando una piensa en terrorismo su cabeza se va casi de modo automático a estos días.

Imagen de archivo de un grupo de activistas de Boko Haram, en Nigeria.

Imagen de archivo de un grupo de activistas de Boko Haram, en Nigeria. (GTRES)

El Institute for Economics and Peace (IEP) elabora un informe sobre el Índice de Terrorismo Global con el objetivo de tener una visión de grupos, atentados y víctimas terroristas en todo el mundo para entender mejor cuáles son sus raíces y qué produce su metástasis. Desde el atentado a las torres gemelas, con Al-Qaeda demostrando al mundo que su primera potencia no era impenetrable como pensábamos, con grupos como el Estado Islámico sembrando el pánico en Siria e Irak o Boko Haram en Nigeria, esta visión ofrecida por el IEP es más necesaria que nunca.

Según revela el informe, los índices de pobreza o los niveles de escolarización de un país no tienen relación directa con la aparición de terrorismo. Los tres factores principales que sí que están relacionados con terrorismo son (1) hostilidades sociales entre diferentes grupos étnicos, religiosos y lingüísticos, (2) medidas de represión por parte del estado como el abuso de derechos humanos o violencia extra-judicial y (3) otras formas de violencia como crimen organizado y protestas violentas.

Algunos países que podrían subir en la lista del impacto del terrorismo en los próximos años son Angola, Bangladesh, Burundi, República Centro Africana, Costa de Marfil, Etiopia, Irán, Israel, Mali, México, Myanmar, Sri Lanka o Uganda.

Terrorismo en cifras

En los últimos trece años el número de ataques terroristas en todo el mundo ha aumentado hasta convertirse en un fenómeno global. Sin embargo, a pesar de ser percibido como una de las grandes amenazas de nuestra época, sigue siendo un fenómeno relativamente pequeño en comparación con el número de homicidios, por ejemplo -437.000 en 2013-. El mismo año, 17.958 personas fueron asesinadas en ataques terroristas, lo que supone un aumento del 61% respecto el año anterior y el blanco u objetivo más común son ciudadanos de a pie, civiles inocentes.

Otro dato interesante que destaca el informe es que el 82% de estas muertes ocurrieron en solo 5 países: Irak, Afganistán, Pakistán, Nigeria y Siria. En el último caso, Siria, el auge del terrorismo es un resultado directo de la Guerra civil existente desde 2011, pues en los dos años anteriores al inicio de la guerra, no se registró ningún ataque.

Irak, país invadido en 2003 en una “guerra” ilegal por la coalición liderada por Estados Unidos, encabeza la lista de países más impactados por el terrorismo. En 2013 se produjeron en el país árabe 2.492 ataques que terminaron con la vida de 6.362 personas.

Milicianos chiies sostienen una bandera del grupo Estado Islamico en Bagdad. (GTRES) / Archivo

Milicianos chiies sostienen una bandera del grupo Estado Islamico en Bagdad. (GTRES) / Archivo

“El terrorismo no surge porque sí; si se identifican los factores asociados con este, se pueden implementar políticas a largo plazo para mejorar el entorno subyacente que alimenta al terrorismo”, dice Steve Killelea en el informe. Según los datos, desde los sesenta un 83% de las organizaciones terroristas que han terminado lo han hecho por vigilancia policial o  politización mientras que solo un 7% lo hicieron por una intervención militar.

Del informe se desprende, como señalan algunos expertos, que la manera en la que hoy se aborda la lucha contra el terrorismo debe cambiar de estrategia. Pensar a largo plazo y no a corto plazo, entender la morfología y el modus operandi, sospesar si una intervención es la mejor opción o no. Al final quien paga las consecuencias son las víctimas.

 

 

*Por si alguno se pregunta qué entiende esta organización por terrorismo cuando realiza el informe esta es la definición en la que se basan: la amenaza o uso ilegal de la fuerza y la violencia por un actor no estatal para obtener un objetivo político, económico, religioso o social a través del miedo, la coerción o la intimidación.

17 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Uno ya no sabe a quien llamar terrorista

    Clica sobre mi nombre

    21 noviembre 2014 | 12:04

  2. Dice ser Sicólogo Astrál

    Las invasiones ilegales de Irak y de Siria en busca del petroleo han convertido esos paises en nidos de crueles ratas terroristas sin ley.

    21 noviembre 2014 | 13:03

  3. Dice ser abdellatif

    la verdad lo esta pasando hoy día es muy grande y triste,,, pero tenemos que saber quienes son los verdaderos culpables,,, quien ha atacado a Irak en 2003 con razones mentirosos desde entonces ha crecido la inestabilidad en toda la zona,,, lo que esta pasando hoy es a causa de la injusticia de casi todo el mundo,,, en Gaza murieron miles de inocentes,,, en Irak y Afghanistan millones en Somalia, en Chechenia, Yemen ,Siriay sigue en la lista,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

    21 noviembre 2014 | 13:08

  4. Dice ser realista

    Muy bien, solo que hay una palabra que echo de menos en todo el texto y que quizas sea la mayor causa de todo este terrorismo. ISLAM

    21 noviembre 2014 | 13:18

  5. Dice ser Neutrez

    El “terrorismo” tiene principalmente 2 motivos:

    – políticos: intentan crear su propio sistema de gobierno mediante la violencia ya que la formula actual jamás les permitiría conseguir el poder, por ejemplo independencias o nacionalismos centralizadores cuando álguien se les escapa.

    – sentimentales: estamos matando a gente en otros países y lo ocultamos bajo nombres absurdos como “misión de paz” pero matar gente crea odio siempre, y en estos extremos mucho odio masivo, así que gente desesperada hace cosas desesperadas. Igual que muchos madrileños sintieron odio y ganas de matar a todo musulmán después del 11-M (bueno, algunos querían matar vascos, y mataron a un panadero vasco el segundo día, porque Acebes insistía en que fue ETA), muchas personas que vienen de países en “guerra contra el terrorismo” piensan igual, y los que no tienen nada que perder actuan.

    Dicho de otro modo, para “cualquiera” el terrorista siempre es el “otro”.

    Justificable? no claro, ni lo “suyo” ni lo “nuestro” pero así va el mundo 🙁

    21 noviembre 2014 | 13:22

  6. Dice ser Daniel L.

    cada vez más sabemos que todo esto está montado por EEUU and company.
    montan autoatentados con enemigos inventados para justificar sus intereses.
    y los “periodistas” haciéndoles el juego.

    21 noviembre 2014 | 13:30

  7. Dice ser Hemos Visto

    A veces parece que solo hay un tipo de terrorista, el que mata (ya se llame Al-Qaeda, ya se llame ETA, o IRA), pero en este maltrecho mucho, hay muchos más terrorismos, y no todos hacen uso de las armas para hacer su efecto, ya que mata, y con decisiones políticas…

    http://hemosvisto.blogspot.com

    21 noviembre 2014 | 13:59

  8. Dice ser Terroterismo

    El comentario de Antonio Larrosa (clásico friki donde los haya, desde el respeto), me parece de una socarronería genial…aunque no sé si lo hace de manera consciente o inconsciente XDDDD…y apoyándome en su comentario, realizo yo el mío.

    La primer definición de terrorismo de la RAE es, literalmente, “Dominación por el terror”. Los imperios dominan a los demás por el terror…por el terror que infligen sus ejércitos, por el terror a las consecuencias de no plegarse a la arbitrariedad de las normas que imponen a los demás, por el terror a la impunidad con la que actúan a lo largo y ancho del mundo, pasando por encima de la vida y la dignidad de las personas.

    La frase “…sopesar si una intervención es la mejor opción o no…”, me parece aterradora en sí misma…una intervención militar jamás es la mejor opción…el hecho de sopesar una intervención militar, supone infligir terror en la población del país que se trate…¡es hablar exactamente con el mismo lenguaje!

    Ni Goldman & Sachs es un after shave, ni Breton Woods es una marca de Whisky…ni sopesar una intervención se corresponde con el objetivo esencial del IEP: la paz. El IEP, en su declaración de objetivos, dice:

    “La paz es esencial para hacer frente a los desafíos globales que enfrenta la humanidad. Los problemas mundiales exigen soluciones mundiales y estas requieren de la cooperación a una escala sin precedentes en la historia humana.”

    “La paz es el requisito previo para alcanzar los niveles de cooperación y equidad social necesaria para resolver problemas como el cambio climático, la pobreza global y la crisis de salud.”

    El lenguaje puede convertirnos, sin intención, en cómplices. Es una crítica constructiva.

    Ánimo con vuestro blog

    21 noviembre 2014 | 14:13

  9. Dice ser Julio

    No es “terrorismo mundial”, es terrorismo musulmán, es la yihad contra los infieles.

    21 noviembre 2014 | 16:17

  10. Dice ser sant

    los mas terroristas
    1 usa
    2 isrrael
    3 otan
    4 oms
    5 monsanto
    6 las farmafias
    7 bill gate..se hace llamar el hombre que ayuda a los negritos,,y una mierda este hijo de pu.ta a patentado LA planta (ARTEMISA ANNUA)que cura la malaria.para el hacer con novartis un medicamento para la malaria,,pero que no cura a nadie…pero hijo de pu..ta regalale plantas no les vendas medicamento..LA ONU DESDE EL AÑO 1997 SABE BIEN CLARO QUE LA ARTEMISIA ANNUA CURA POR COMPLETO LA MALARIA EN SOLO 9 DIAS..

    21 noviembre 2014 | 17:25

  11. Dice ser hemorroide

    Aquí lo único que está en auge es la cagalera mental de la que ha escrito esto de tanto ver los telediarreos de la tele.

    21 noviembre 2014 | 17:41

  12. Dice ser Brisha

    “la amenaza o uso ilegal de la fuerza y la violencia por un actor no estatal para obtener un objetivo político, económico, religioso o social a través del miedo, la coerción o la intimidación” = Los recortes del PP, el “que vienen los ROJOS” contra Podemos?, los continuos saqueos a las arcas publicas de politicos y sindicalistas?

    Los del EI, Boro, hamas , etc.. me parecen solo revolucionarios intentanto recuperar las vidas que ellos creen que les han arrebatado.

    21 noviembre 2014 | 18:08

  13. Dice ser Destino

    La gente se aburre muchisimo… antes la gente apenas poco mas de 100 años… la gente se movia para poder comer… y con suerte tener una vida digna… hoy dia mucha de esta gente tiene la comida asegurada.. asi que se aburren… ya que la mayoria de ellos no son muy listos y no tienen aspiraciones… pues… recurren a estas cosas… todo sea por destacar… en algo.. aunque sea en esto…

    21 noviembre 2014 | 18:58

  14. Dice ser Antonio Larrosa

    Los que se benefician de toda esta trama de terrorismo son los causantes de ella. Ya podemos acusar a armamentísticas, petroleras, etc.

    Clica sobre mi nombre

    21 noviembre 2014 | 20:32

  15. Dice ser Paragueros

    Hay muchos terrorismos

    23 noviembre 2014 | 15:36

  16. “El mercado capitalista siempre existirá”, aseguraba el ex diplomático que apoyó la agresión contra Libia

    El pasado miércoles fallecía en París, a los 95 años, el ex diplomático y escritor Stéphane Hessel (en la foto), autor del best-seller “¡Indignaos!”. El libro que, según la versión de los grandes medios de comunicación, inspiró movimientos ciudadanos de protesta como el 15M.

    “Con la muerte de Hessel -aseguraba en su edición del jueves 28 el diario El País – desaparece el referente moral que inspiró el último gran movimiento de descontento social en Europea”. “¡Indignaos! – continuaba asegurando el redactor del periódico del Grupo PRISA – catalizó la reacción de resistencia pacífica de los ciudadanos en España y Grecia”.

    En Francia, el presidente François Hollande lamentaba la desaparición de quien – según dijo – “consagró su vida a la defensa de la dignidad humana” y “nos dejó la gran lección de no resignarse a ninguna injusticia”. De esta manera, el mandatario galo agradecía el apoyo público que Hessel le concedió durante la campaña electoral que le llevaría al Elíseo. “Su capacidad de indignación no tenía límites, salvo el de su propia vida” – añadió François Hollande.

    La realidad es, sin embargo, que el llamamiento a la indignación de la juventud que Hessel realizó en los últimos años de su vida sí tuvo unos límites muy definidos, que el propio ex diplomático se encargó de explicitar reiteradamente.

    ¿REALMENTE INSPIRÓ STÉPHANE HESSEL AL 15M?

    Pese a la insistencia con la que se ha repetido esta afirmación desde las televisiones, radios y periódicos corporativos, no existe ninguna evidencia contrastable que permita sostener que el libro “¡Indignaos!” actuara como una suerte de manifiesto del 15M. Aún más infundada resulta la pretensión de que Hessel fuera “inspirador” o “catalizador” de dicho movimiento. La verdadera “inspiración” de lo que la prensa bautizaría como 15M hay que buscarla en el estruendoso estallido de la crisis capitalista, con su inevitable corolario de desempleo, desmantelamiento de derechos sociales, desahucios y represión estatal. Así como en la intuición generalizada en amplios sectores de la ciudadanía, provocada por estas contradicciones, de que todas las instituciones del establisment eran corresponsables en el sostenimiento del tipo de sociedad responsable de tales injusticias.

    UN DEFENSOR DE LA PATA SOCIALDEMÓCRATA DEL SISTEMA

    Sí existen pruebas irrefutables, en cambio, de que Stéphane Hessel no compartía en absoluto las aristas potencialmente emancipadoras del discurso y la práctica del 15M. Ya antes de las elecciones locales y autonómicas celebradas en el Estado español el 22 de mayo de 2011, Hessel manifestó su desacuerdo con el popular lema “no nos representan”, con el que los “indignados” reflejaron su incipiente toma de conciencia acerca del carácter esencialmente antidemocrático del sistema capitalista. En los días previos a estos comicios, Stéphane Hessel mostró abiertamente su preocupación por el hecho de que los ciudadanos españoles pudieran actuar consecuentemente con dicha convicción, absteniéndose de participar o propugnando el voto nulo. “No vale decir yo me abstengo porque todos son iguales; no es cierto. Hay que empezar por usar los partidos más democráticos, hay que apoyarlos en las elecciones” – afirmaba.

    En septiembre de ese mismo año, a poco más de dos meses de las elecciones generales, Hessel desembarcó en Madrid para reforzar con sus declaraciones al mismo partido que había sacado a las calles a cientos de miles de ciudadanos hastiados de sus políticas neoliberales. Stéphane Hessel no sólo se manifestó como un gran “admirador” de José Luis Rodríguez Zapatero y se dejó fotografiar junto al vicesecretario general del PSOE José Blanco. También lanzó un oportuno capote al que sería poco después el candidato socialdemócrata a la presidencia. “Tal vez Rubalcaba sea otro gran español”, aseguró efiriéndose al antiguo ministro de Zapatero y Felipe González y responsable de las cloacas del Estado en los oscuros días de las acciones criminales de los GAL.

    Estos oportunos apoyos de Hessel al PSOE se producían poco después de que miles de personas se manifestaran para rechazar la reforma constitucional impuesta por el Ejecutivo Zapatero, en coalición con el PP, para introducir en la llamada “Carta Magna” el límite al endeudamiento público y la prioridad absoluta del pago de la Deuda a las grandes entidades financieras y otros prestamistas usureros por encima de cualquier Gasto Social.

    Hessel reconoció, igualmente, que era votante del Partido Socialista francés y, tal y como hemos apuntado con anterioridad, pondría posteriormente su imagen al servicio de la elección de François Hollande, actualmente embarcado en una guerra neocolonial en Mali.

    EL “PACIFISMO” SELECTIVO DE HESSEL. CONTRA EL “TERRORISMO” DE LOS DE ABAJO, A FAVOR DE LAS INTERVENCIONES DE LA OTAN

    Otro de los elementos del discurso de Stéphane Hessel que, no por casualidad, han destacado de forma recurrente los mass media, es el de su apuesta por “la no violencia” como única vía aceptable para cualquier tipo de “insurrección”. Y es que el “pacifismo” de Hessel fue, justamente, el más funcional para la perpetuación de la violencia criminal ejercida por las potencias occidentales en la mayor parte del planeta.

    En su libro “¡Indignaos!”, el ex diplomático se refirió a la resistencia palestina -una causa que supuestamente defendía – en los mismos términos que los voceros del Estado de Israel. “El terrorismo no es eficaz. Hay que comprender que la violencia de la espalda a la esperanza”. (1) Su condena de la legítima respuesta armada de los pueblos colonizados tenía también un carácter retroactivo. “No podemos apoyar a terroristas tal y como hizo Sartre… durante la guerra de Argelia” (2) – aseguraba también en su publicitada obra.

    Esta defensa de la “no violencia”, sin embargo, no impidió que Hessel se pronunciase a favor de la agresión militar de la OTAN contra Libia. Según el mitificado autor, era necesario que la coalición bélica aplicara una “violencia precavida” en el país africano. “Estoy muy feliz y orgulloso de que esta intervención en Libia se haya llevado a cabo bajo los auspicios de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que es un organismo moralmente responsable basado en la Carta Fundacional de las Naciones Unidas” – llegó a declarar. (3) La guerra de conquista apoyada por Hessel provocó miles de muertos y heridos y una destrucción que es difícil saber cuánto tardará en superar la nación africana.

    HESSEL: “EL MERCADO CAPITALISTA SIEMPRE EXISTIRÁ”

    Para despejar definitivamente cualquier duda acerca del verdadero posicionamiento político del ex diplomático recién fallecido, nada mejor que acudir nuevamente a sus propias palabras.

    Entre otros lugares comunes de la ideología dominante, “¡Indignaos!” reproduce, de manera particularmente superficial, la teoría del politólogo necocon estadounidense Francis Fukuyama acerca del “Fin de la historia”. “El mensaje de un Mandela o un Luther King alcanza toda su pertinencia en un mundo que ha sobrepasado la confrontación de las ideologías y el totalitarismo conquistador… Tanto del lado de los opresores como de los oprimidos, hay que llegar a una negociación que haga desaparecer la opresión” (4)- escribía Hessel, antes de destacar como uno de los grandes “progresos” de la segunda mitad del siglo XX “la destrucción del imperio soviético” (5).

    En una entrevista concedida al medio digital “món obert”, en marzo de 2011, Stéphane Hessel expresaba también, nítidamente, su coincidencia esencial con Fukuyama en torno al horizonte que, en su opinión, no podría sobrepasar jamás la humanidad. “¿Tiene el capitalismo los días contados?” – le preguntaban. “Si hablamos del mercado capitalista, este siempre existirá. Pero también podemos hablar de una economía global y solidaria y no basada sólo en el beneficio económico” (6) -afirmó sin ambages, dando pábulo a la utopía reaccionaria que sostiene la posibilidad de construir un capitalismo de rostro humano.

    No es extraño, en suma, que quien en su obra “¡Comprometeos!” llegó a legitimar la existencia de organizaciones como la OMC o el Fondo Monetario Internacional (7) fuera mediáticamente proclamado como el supuesto “gurú” del 15M. Un fenómeno que no es novedoso y que pone de manifiesto la urgente necesidad de los movimientos sociales de armarse con un pensamiento autónomo, capaz de guiar de forma efectiva sus aspiraciones y de combatir los diferentes procedimientos con los que el sistema intenta domesticar la justa indignación popular.

    Referencias bibliográficas:

    (1) Stéphane Hessel. ¡Indignaos! Ediciones Destino, S.A. 2011. Pág. 42.

    (2) Ibídem, Pág 41.

    (3) Entrevista concedida a “Món Obert” por Stéphane Hessel. 29/3/2011.

    (4) Stéphane Hessel. ¡Indignaos! Ediciones Destino, S.A. 2011. Pág. 42 y 43.

    (5) Ibídem, Pág 46.

    (6) Entrevista concedida a “Món Obert” por Stéphane Hessel. 29/3/2011.

    (7) Stéphane Hessel. ¡Comprometeos! Ediciones Destino, S.A. 2011. Pág. 47.

    Canarias-semanal.org
    Cristóbal García Vera (03-03-2013)

    24 noviembre 2014 | 09:56

  17. Dice ser Vasili Blokhin

    Es una falacia pensar que todo el mundo quiere ser como nosotros.

    Los sunnitas de Irak, Siria, Túnez y muchos otros países están reaccionando a la presión occidental por convertirlos en lo que no quieren ser. La mayoría de la gente, en cualquier sociedad, es profundamente reaccionaria. No se puede suponer que todos los pueblos del planeta quieren tener una democracia laica, igualdad de derechos sin mirar sexo, raza o sexualidad, una hipoteca a medio plazo y Piratas del Caribe por la tele… La democracia occidental es un invento occidental que funciona para los occidentales. Y punto. El modelo occidental no solo no sirve para todos los pueblos del mundo. De hecho, hay millones de personas luchando activamente por evitar convertirse en lo que somos nosotros. Habrá gente pacífica y habrá gente violenta; ya habéis mencionado a varios de los violentos. Pero como explicaría Mao Zedong, un pez no puede vivir si no hay agua para que nade en ella.

    En España se sigue honrando a los héroes que echaron a los invasores franceses que traían sus bárbaras ideas de libertad, igualdad y fraternidad, esos que tuvieron la cara dura de acabar con la Inquisición y la monarquía absoluta. ¿No ven que la Historia se repite primero como tragedia y después como farsa?

    24 noviembre 2014 | 10:41

Los comentarios están cerrados.