BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Cocinando soja verde por primera vez

El otro día en mi supermercado de costumbre vi un alimento inédito en sus estanterías, se trataba de aquello que se llama soja verde (Vigna radiata) cruda y en grano. Evidentemente se encontraba en la sección de legumbres y sucumbí a la tentación de comprarla para cocinarla.

Como no tenía ni idea y mis recetarios domésticos no incluían la menor mención a esta legumbre, no tuve otro remedio que recurrir a “San Internet”, ahí sí que sí, había un variado muestrario de recetas, algo muy de agradecer, pero al mismo tiempo unas muy diferentes recomendaciones sobre el como cocinarla.

Visto que en la redecilla en la que se presentaban no había recomendación ni consejo alguno sobre su preparación solo me quedó la alternativa de procesar toda la información que había leído en la red y esperar que mis conclusiones llevadas a la práctica ofrecieran, ya en el plato, un resultado conveniente.

Soja verdeEl primer escollo con el que te encuentras cuando el productor o distribuidor no han tenido la gentileza de poner ni una sola indicación al respecto es la cuestión del remojo. Como en todas las legumbres secas se hace preciso un periodo de remojo previo a su cocinado (como las lentejas, los garbanzos, etcétera). El caso es que la información al respecto en Internet era muy variopinta. La mayor parte de las páginas que sugerían un remojo de unas diez 10 horas, otras de unas 3… y había una que proponía un remojo de tan solo 45 minutos (esto me pareció muy raro). El caso es que al final me decidí por ese remojo de 10 horas. Y lo cierto es que creo que me pasé; tras este tiempo los granos estaban ya bastante tersos, pero al mismo tiempo relativamente tiernos.

Luego estaba el tema del cocinado, de su cocido. En muchas páginas proponían tiempos de cocción de 40 minutos en una cazuela convencional (tras las 10 horas de remojo, sí). Visto como las tenía ya de “blanditas” decidí que lo mejor era ponerlas a cocer cual de lentejas se tratara (con una punta de jamón sin grasa) e ir probando periódicamente. E hice bien ya que en apenas 19 minutos los granos de soja ya se estaban empezando a abrir y por tanto pidiendo a gritos que las sacara del fuego.

Mientras se cocían hice un sofrito de cebolla, ajo cortados en brunoise y zanahoria en ruedas finas al que, una vez más o menos listo, agregue un tomate de buen tamaño pelado y en trozos grandes. Escurrí la soja verde y la agregué al sofrito. Como además nos había sobrado algo de arroz basmati con “arroz salvaje del día anterior, también se lo añadí. El resultado es que se puede comprobar en la foto. Por cierto, como se puede apreciar en el momento de emplatar, acompañé la receta con unas ruedas de berenjena asadas al horno.

Receta soja verde

Mi opinión: Aparte de mejorar el tema del remojo y la cocción para la próxima vez (quedaron un poco demasiado harinosas) el aspecto del plato fue bastante apetecible. Ahora bien, a la hora de probarlo me llevé una desilusión. Se trata de una legumbre “plana” en cuanto a sus características organolépticas, sosa o incluso insípida, sin personalidad alguna; y que ni tan siquiera se “empapa” de los sabores de los otros alimentos. Al menos la que yo probé (que luego me di cuenta, era de origen argentino). La parte más positiva es que al menos en el plato, el hollejo pasaba totalmente desapercibido. Y digo bien en el plato por que los efectos secundarios de haber comido legumbres fueron importantes: flatulencias y una cierta aceleración del tránsito destacables (nos pasó a todos a pesar de estar acostumbrados a comer legumbres con cierta periodiodicidad)

Nos queda soja verde para 2 veces más (compré medio kilo y gastamos 150g para dos adultos y dos niñas) y por mi parte lo tengo claro, y después de eso creo que tardaré bastante en volverla a meter en mi cocina, salvo que me aseguren unas características excepcionales. En mi opinión, donde estén unas buenas lentejas, unas habitas, unos guisantes, unas alubias (blancas, rojas o pintas) o unos buenos garbanzos… que se quite la soja verde de en medio. Será muy exótica, muy verde y todo lo que uno quiera, pero a mí no me ha convencido.

¿La habéis probado, qué os ha parecido…? Podéis dejar vuestros comentarios a continuación. ¡Gracias!

——————————————–

 

24 comentarios

  1. Dice ser Lena

    Pruéba dejarlo en remojo durante unos días, con poca agua y cambiándola de vez en cuando. Salen unos brotes de soja deliciosos para ensaladas, por ejemplo…

    27 enero 2014 | 09:29

  2. Dice ser Vegetus

    que un nutricionista diga “…y después de eso creo que tardaré bastante en volverla a meter en mi cocina, salvo que me aseguren unas características excepcionales…”

    Pues si, señor mio, tiene unas carácteristicas sensacionales ¿en serio que es nutricionista?

    Aqui tiene ud las propiedades:
    http://www.biomanantial.com/soja-sus-cualidades-a-125-es.html

    Aprenda a cocinarlas.. y sea un poco más abierto de mente (y paladar)

    Por cierto, compre soja ecológica, su salud y el planeta lo agradeceran

    27 enero 2014 | 10:01

  3. Dice ser Noa

    El emplatado tiene una pinta suculenta pero los efectos secundarios me tirán para atrás 😉 y si además tampoco aportan mucho sabor o un sabor novedoso mejor quedarme con las legumbres de toda la vida.

    #Lena

    Seguro que como dices salen unos brotes muy buenos para ensalada, pero ¿no perderán todos sus aportes nutritivos si se ponen por varios días seguidos en agua y ese agua hay que cambiarlo asiduamente?
    Me resulta muy trabajoso si sólo puedo utilizarlo en ensalada para apreciar su sabor, pero gracias por la aportación.

    27 enero 2014 | 10:10

  4. Dice ser Daniel L.

    por ahora mejor no probarlas, a no ser que tengas garantizado que no son transgénicas.
    al parecer la gran mayoría lo son y no es obligatorio informar de ello en la etiqueta.
    si son fiables, lo suyo es cocinarlas sin dar palos de ciego.
    pero bueno, qué más da, lo suyo es criticar todo lo que pueda beneficiar que no lleve marca.

    27 enero 2014 | 10:16

  5. Dice ser Rubén Álvarez

    La soja, aproximadamente, la mismas características tan excepcionales que el resto de legumbres. Y la principal diferencia es que contiene todos los aminoácidos esenciales, algo fácil de conseguir en una receta, si combinamos cereales y legumbres, como se ha hecho desde hace décadas (judías con arroz, garbanzos con fideos, etc.)

    El problema es que ahora las dietas alcalinas, ayurvédicas, orientales, etc. nos ponen palote y pensamos que todos somos intolerantes a la lactosa, que estamos inflamados y que nuestro cuerpo se acidifica que es una barbaridad. Y no es así. La soja no es un alimento milagro. No existen los alimentos milagro. Sólo en la peli “Soylent Green” o “Cuando el destino nos alcance”.

    Si en lugar de comsumir soja o azuki tiramos hacia las múltiples variedades de legumbres que se cultivan y comercializan en nuestro páis desde hace tiempo, estaremos igual de sanos que si nos dedicamos a comprar exóticas legumbres. Y además evitamos preparar improvisados comistrajos.

    27 enero 2014 | 10:31

  6. Dice ser Rubén Álvarez

    Y además está el problema de la burbuja de la soja. En España ya hemos aprendido bastante sobre lo que ocurre cuando en un mercado la oferta crece artificilamente por encima de la demanda.

    El boom de la soja viene porque en EEUU, Argentina, Brasil, Uruguay, etc. hay subvenciones a los cultivos de soja y hay millones de hectáreas destinadas a su cultivo. En Sudamérica la soja ha sustituitdo a ecosistemas naturales o explotaciones ganaderas y cultivos tradicionales de trigo, girasol, maíz. Se tiende al monocultivo y se fomenta el uso de soja transgénica que es resistente al glifosato, un pesticida muy dañino para el resto de plantas

    Cuando el ganado ya no puede comer más soja, el destinatario de los excedentes no puede ser otro que las personas. Y claro, los lobbys de la industria agroalimentaria nos crean, mediante la publicidad, la necesidad de consumir esos productos.

    Por eso hemos pasado de que un brick de bebida de soja valga 3 euros a que cada marca comercial tenga su propia bebida a menos de un euro. Y hemos pasado de que el único producto de soja fuese el tofu o los brotes a que ahora tengamos a nuestro alcance postres lácteos, zumos, batidos o galletas con soja.

    Lo malo es que el consumidor medio tiene poca información sobre lo que compra. Una vez informado, yo prefiero no tomar soja de manera habitual, porque a mis abuelos no les hizo falta y creo que a mí tampoco.

    27 enero 2014 | 10:39

  7. Dice ser Warp

    #Lena: ¡Muy cierto! Yo también la usé así y no como legumbre. Pasas de tener una semilla a una verdura fresquísima y muy rica, mucho más interesante.

    #Rubén Álvarez: ¡Muy cierto! Suscribo todas y cada una de tus palabras. Cuánta razón llevas. Ayer preparé unas lentejas de toda la vida y unos judiones con bacalao que me quedaron de muerte y que nos vamos a zampar hoy. Usar ingredientes exóticos mola, pero tampoco se trata de eliminar los que hemos usado desde tiempo inmemorial y con los que nuestras madres y abuelas nos han criado.

    27 enero 2014 | 10:39

  8. Dice ser rg

    “..y sucumbí a la tentación de comprarla”

    Yo sucumbo siempre a todos los preparados cocinados que salen al mercado, soy masoca, lo se, es una cosa que no puedo evitar, salvo excepciones el resultado es preparados 100 goles / rg 3 goles. Al menos puedo advertir a incautos, jajaja!!

    La soja verde me la dieron una vez, y efectívamente aunque la disfraces es como cartocillo o papel en cuanto al sabor, y en cuanto a lo acaecido en el portapedos y proximidades pues tres cuartos de lo mismo.

    Lo de la punta de jamón sin grasa?? hombre!!! un poco de esa grasa del jamón le da un toque perfecto y la cantidad solo ha de ser mínima, aunque no se si es la punta del jamón ibérico al que le hiciste el separado mecánico, o una punta cualquiera.

    Hasta unas alcachofas con jamón, si se sofrie el ajo con una raspa de tocino ibérico del jamón el resultado es como de la noche al día.

    Saludos y ya sabes, el que prueba se arriesga; “flatulencias y una cierta aceleración del tránsito destacables” lo que viene siendo como una patada en el estómago, aka, pedos y cagalera. XD

    27 enero 2014 | 10:57

  9. Dice ser rg

    @Vegetus

    Pues las propiedades de las lentejas no están muy lejos de las de la soja, por no decir que cumplen el mismo cometido de forma general sin extravagancias milagrosas:

    http://www.dietaynutricion.net/informacion-nutricional-de/lentejas/

    Sobre PDCAAS va a salir mejor parda la ingesta de proteina animal como fuente de los aminoácidos esenciales aunque no está mal la de algunas legumbres y cereales pero no tan completas.

    Tambiñen hay que asumir que si a laguien no le gustan, las prueba y no le gustan no se entonces que es ser abierto de mente???; a mi me las dieron cocinadas, no me gustaron y punto, a lo mejor algún día las vuelvo a comer pero no me voy a catigar para que “tengan que gustar”, que más quieres?? jajajaja, las vendes???

    Saludos.

    27 enero 2014 | 11:16

  10. Dice ser vivian

    Yo la descubrí en una tienda de legumbres de Salamanca (casi na). Al preguntarle a la señora nos dijo que se acompañaba a las lentejas y que se cocinaba igual. Sabor no mucho pero que les daba una textura diferente. La compré por curiosidad y efectivamente, lo que decía la señora.

    Como no nos maravilló, no la hemos vuelto a comprar más, pero sin más, hasta que nos vuelva a dar el punto y la compremos.

    Por cierto, yo las lentejas no las pongo en remojo, no hace falta. Las echo directamente a la olla. No recuerdo bien, pero me imagino que la soja igual.

    27 enero 2014 | 11:20

  11. Dice ser luis

    He leido el comentario sobre la soja ,, creo que hay que buscar mas informacion al respecto ,, es uno de los alimentos mas importantes del mundo etc ,, con la soja puede hacer variedaes de comidas .. queso de tofu etc … es que hay paises que conocen poco sobre muchas legubumbres como el amaranto etc ademas brasil y argentina australia etc eeuu paises tipicos de producir alimentos para el mundo tiene igual proteinas que la carmne vacune la reemplaza , no solamente alubias porotos etc existen en el mundo hay millones de variedades y espania tine esas cultzura de legumbras traidas de lsa conquistas y arabes que vivieron 500 anios en espania

    27 enero 2014 | 11:31

  12. Dice ser rg

    @Ruben Alvarez

    Sip, la soja no parece más que, aparte de una legumbre buena como todas, un modismo de la industria metido con calzador.

    En la cadena trófica desde luego está, en la UE se autorizó el uso de las transgénicas de Monsanto, Bayern y alguna más; sobre el papel para consumo humano está prohibido, sobre el papel.

    “Daniel L. con más razón es que al menos tenga etiqueta ya que, si no se comete delito, se podrá saber la procedencia de esa soja, no es que sea tranquilizador porque viene soja de muchos paises pero al menos tendrá que pasar la prueba de si el que la envasa estafa, lo cual supongo menos probable que vendida a granel sin etiqueta de ningún tipo.

    Los cultivos de la soja, especialmente la transgénica, están causado estragos en la agricultura mundial, pero la industria no vende lo que se demanda, a su manera, que la gente quiere todo mu bonito, ecológico, falsamente orientalizado y super-sano?? pues toma dos tazas!!!, se lo damos y punto, pero las condiciones son estas.

    Saludos.

    27 enero 2014 | 11:32

  13. Dice ser rg

    La indutria Nos vende, quise decir

    27 enero 2014 | 11:34

  14. Dice ser luis

    ademas hay que comprar bio o saber de donde vienen se que la empresa monsanto de eeuu …usa transgenicos ,, como escribio la seniora anterior compro las sojas y no habia informacion ,,, vienen en barcos a toneladas ,, y la empaquetan en europa ,,,, ok

    27 enero 2014 | 11:43

  15. Dice ser Rubén Álvarez

    A mí no me parece muy ecológico comprar un alimento que se produce a miles de kilómetros de mi cocina.
    Por muy certificado que traiga en el envoltorio …

    27 enero 2014 | 11:50

  16. Dice ser yo

    La soja es un alimento basura, así de claro. Debería ser consumida, unicamente, fermentada y como aliño ocasional.

    27 enero 2014 | 12:43

  17. Dice ser julia

    Normalmente la soja verde se cocina con verduritas picadas finamente tipo juliana. No necesita de remojo previo, sí de cocción lenta, sin borbotear.

    Quedan muy ricas, NO DAN FLATULENCIA como cualquier legumbre y son muy alimenticias OJO que sean naturales no trasgénicas, y creo que las argentinas lo son. En España se encuentran naturales en muchos centros comerciales y tiendas de productos naturales.

    Lo que le ocurrió a Revenga es que la berenjena SI da gases y más con tanto “material como las juntó

    27 enero 2014 | 12:44

  18. el-nutricionista-de-la-general

    Hola Rubén Álvarez,

    Pues tienes toda la razón, no suelo incorporar alimentos que vengan de tan lejos, pero en este caso me di cuenta en casa cuando leí la letra minúscula de la etiqueta. Esa razón y las ya enumeradas ratifican mi postura con respecto a este producto.

    Hola Julia, por muy argentinas que son si se comercializan en la UE, si fuesen transgénicas en el etiquetado debiera estar recogido. Y aunque lo fueran, que es que no, no le veo a ese particular un mayor inconveniente. Y con respecto a las “flatulencias” que mencionas, mejor no comento.
    http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2012/06/15/transgenicos-e-intransigentes-capitulo-1/
    http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2012/06/22/transgenicos-e-intransigentes-capitulo-2/

    27 enero 2014 | 13:42

  19. Dice ser Rubén Álvarez

    Mira Juan, eso me pasó a mí hace poco, que compré un arroz basmati integral, por probarlo y resultó ser de cultivo ecológico pero producido en la India. Incongruencia total.

    Julia, en efecto un alto porcentaje de la soja argentina es transgénica. En otros continentes se permite el uso de organismos modificados genéticamente para la alimentación humana, no así pero en Europa. Lo que sí se permite en Europa es alimentar al ganado (ajeno a la cabaña de ganadería ecológica) con piensos de soja o maíz transgénico. Vamos, que al final lo estamos comiendo.

    Respecto a lo ecológico o transgénico, lanzo una pregunta, que quizá da para otro post del autor: ¿Mejor un jamón blanco ecológico o un jamón ibérico no ecológico? Yo lo tengo claro: en un alimento, es más importante las características de la materia prima que las características de los piensos (o pesticidas y fertilizantes en el caso de los vegetales).

    27 enero 2014 | 15:27

  20. Muy de acuerdo con Rubén Álvarez en general y en concreto en que mejor comprar las magníficas legumbres que nos dan nuestros campos. Encuentra proveedores y tiendas online de legumbres españolas en nuestra web de consulta.

    27 enero 2014 | 15:34

  21. Dice ser smit169

    Tengo una duda. Quisiera que alguien me aclarara la diferencia entre sojas, concretamente entre la aquí citada, Vigna radiata, o soja verde, o judía mungo, y la Glycina max o soja propiamente dicha.

    27 enero 2014 | 17:14

  22. Dice ser Patri

    http://elpais.com/sociedad/2014/01/27/actualidad/1390847571_593622.html
    “El colegio de médicos francés expulsa a Dukan por su polémica dieta”

    28 enero 2014 | 12:26

Los comentarios están cerrados.