La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Corazón, corazón; corazón pinturero.

Tensión total: Carmen Borrego y Alejandra Rubio a punto de pelea

He tardado en escribir esto pero es que es ver juntas en un plató a Carmen Borrego y a Alejandra Rubio y no poder evitar sentirme rara y pensar en una típica cena de Navidad de esas en las que, por el bien de la unidad familiar, te toca reírle las gracias a ese tío tuyo que no te cae tan bien.

Todo esto que estoy escribiendo hoy sobre Carmen y Alejandra son única y exclusivamente conjeturas mías basadas en mi mera apreciación y las suposiciones que puedo sacar después de verlas juntas el pasado domingo en el plató de Viva La Vida.

La noche anterior, Carmen Borrego estuvo en el Deluxe intentando de manera bochornosa reconciliarse con sus compañeros y nada más llegar a su programa, le cayó una bronca por parte de Emma García que, con razón,  le acusó de ir de víctima. Sentada en el plató como colaboradora, Alejandra Rubio, su sobrina, fue muy clara con ella y aunque no se regodeó en el tema, yo pude percibir algunos gestos un tanto peculiares.

Hay que decir que Alejandra Rubio, la hija de Terelu que comenzó en la tele de manera tímida, discreta y haciéndolo mal, está mejorando mucho en los últimos tiempos. Desde que terminó su relación con Lobo, se le ve mucho más centrada e ‘iluminada’. Además de que, ahora, parece que tiene nuevo novio

La cuestión, es que cuando en el programa comentaron la participación de Carmen Borrego en el Deluxe, Alejandra Rubio le vino a decir (no de manera textual) un ‘ya sabías a lo que te exponías. Sabes perfectamente cómo ese se programa’, y entre ellas, en varios momentos vi una especie de tira y afloja un tanto raruno que me daba la continua sensación de que en cualquier momento la cosa iba a estallar por los aires. “Yo hubiera sido más dura” le dijo Alejandra Rubio a su tía reprochándole que en su día no defendiese más a su madre.

He tenido la oportunidad de comentar este tema con varias amigas y compañeros del medio y no fui la única que tuvo estas sensaciones. Creo, y según me cuentan, que en la familia Campos hay más envidias que otra cosa. Pienso que las rivalidades entre las hermanas desde que Carmen Borrego ha pasado de estar detrás de las cámaras a colocarse delante es una realidad más que patente y me atrevería a afirmar (sin demasiado miedo a equivocarme) que más allá de que Alejandra ame a su tía como tía suya que es, tampoco le importaría demasiado tener una conversación en privado con ella diciéndole unas cuantas costas que, en su opinión, ha hecho mal durante este tiempo.

Carmen Borrego es un alma libre, a ella ‘plin’ con todo. Va a su bola y se confía en la protección que le da su familia pero… ojo, porque el día menos pensado y por culpa de algún malentendido o algún resquemor pendiente las chispas pueden encenderse y convertir esos comentarios que se dedicaron el otro día sobre la personalidad de cada una en una crisis en el seno de las Campos.

Puedes ver el momento completo al que me refiero aquí (al final).

1 comentario

  1. Dice ser Kevin

    Increible

    09 junio 2020 | 21:55

Los comentarios están cerrados.