BLOGS

Reportero: periodista que a fuerza de suposiciones se abre un camino hasta la verdad, y la dispersa en unatempestad de palabras (Diccionario del diablo - Ambrose Bierce)El cómo se hizo de los reportajes de 20 minutos...

Yo, mono

Siempre había creído que cuando los seres humanos llegaran a condecerle los derechos básicos a nuestros primos, los grandes simios, nuestra especie daría un paso evolutivo más, al superar como dice Pedro Pozas, del Proyecto Gran Simio, la barrera de la especie, nuestro egoísmo tan simiesco.

Algo así como un pasito en la difícil lucha histórica por lo que debería ser justo, como el sufragio universal, la abolición de la esclavitud, los derechos básicos de los trabajadores… Luchas que siguen pendientes, no nos vamos a engañar, lo nuestro es la involución, a no ser que se trate de armas, móviles politonos y demás flautas de consumo, la auténtica barrera de nuestra especie.

Mi sorpresa fue el lunes pasado, al ver anunciada la propuesta no de ley en el Congreso, al poder comprobar, por fin, algo que me parecía casi de ciencia ficción o de chalados perdidos en la cuenca del Orinoco. La cosa tenía un viso político que, a pesar de todas las polémicas, nos hacía más humanos. Un intento de acuerdo de mono a mono, vaya.

En seguida montamos el operativo. Mandamos e-mails. Nos pusimos en contacto con la Universidad Autónoma de Madrid. Buscamos un santuario de estos animales y empezamos a darle vueltas a esto de hacer el mono, una de mis aficiones favoritas en la redacción, eso de despiojarme (cuando se dejan los partenaires), chillar y subirme a las sillas.

La idea surgió enseguida: para el viernes la noticia habría salido en todos los medios bajo el clásico esquema informativo, así que creímos, porque somos así de primates, y ya que la historia iba de eso, darle la voz al simio, que reclamase él mismo sus derechos y mostrase la penosa situación en la que muchos de ellos se encuentran.

Empezamos a hablar con nuestras fuentes para hacer un retrato robot de un simio base, un primate en el que se pudieran ver reflejados nuestros primos evolutivos…

Y éste fue el resultado.

Javier Rada

12 comentarios

  1. Dice ser Sayonara

    Enhorabuena por la iniciativa. A este paso voy a llenar mi agregador de RSS de vínculos a 20 minutos. Ánimo.

    28 Abril 2006 | 13:59

  2. Dice ser Ángel Esteban

    Estupendo el artículo.Frente a otras publicaciones que lo han tratado de forma despectiva siendo un tema muy serio.Enhorabuena por su seriedad, por su sensibilidad y por su rigor.

    28 Abril 2006 | 18:08

  3. Enhorabuena a Javier y a 20 minutos por tratar los temas de protección y derechos de los animales con una sensibilidad y documentación no habituales. Vuestra cobertura sobre la matanza de focas en Canadá es espectacular y el artículo de hoy sobre el PGS extraordinario. Ojalá sirva de ejemplo para que otros periodistas aprendan a informarse y a tener una mentalidad abierta antes que lanzarse a escribir insensateces. Un cordial saludo!

    28 Abril 2006 | 21:19

  4. Dice ser susanval2000@yahoo.es

    Como lectora del periódico y persona sensible a los animales, creo necesario que exista un apartado en el periódico exclusivo a los animales para que día a día las personas que leen su periódico se conciencien de que los animales también son importantes y tienen unos derechos que entre todos debemos aprobar y respetar.Un saludo para todos los que sienten que la vida también tiene que ser digna en los animales.

    30 Abril 2006 | 12:08

  5. Dice ser Lluís Marc

    No creo que pubicar fotografías como las que salen en el artículo sean la mejor manera de luchar contra el tráfico de estos animales. Un Homo sapiens abrazando a un chimpancé sólo transmite la idea equivocada de que estos animales pueden ser tratados como mascotas, como pequeños humanoides con los que se puede jugar… pero que en definitiva ningún favor se le está haciendo a estos animales.Si realmente se quiere trabajar como un santuario, se debe tratar a los animales como tales, respetándolos, fomentando sus comportamientos propios de especie, resocializándolos, estimulando a que busquen el contacto social entre sus semejantes, y no creándo vínculos de dependencia que únicamente traerán a medio o a corto plazo graves problemas de conducta en estos fantásticos animales tan parecidos a nosotros.Realmente es necesario tener que tratar a un chimpancé con abrazos cuál si un niño se tratase? Qué beneficio le reporta al animal…? Porque, creo que estamos hablando del bienestar y la protección de estos animales?… después de esto, no nos debe extrañar que haya gente que quiera comprar chimpancés a través de foros d e internet. Sinceramente, no creo que sea la mejor manera de transmitir el mensajeDigamos las cosas como son.

    08 Mayo 2006 | 10:58

  6. Dice ser javier rada

    Estoy de acuerdo, Lluís Marc. De todos modos, el cine, los anuncios, y el ideario colectivo llevan años construyendo esta visión del simio como mascota o como el “mejor amigo del hombre”, con permiso de los cánidos.La idea de estas fotos fue que mostraran la cercanía de los grandes simios a nosotros, no como humanoides, sino casi como “niños”, para que pudiéramos entender sus similitudes y rompiéramos con la barrera de la especie. Un precio que debíamos pagar para que se entendieran bien las razones por las que el Proyecto Gran Simio reclama para ellos tres derechos básicos.

    08 Mayo 2006 | 13:22

  7. Dice ser Lluís Marc

    Yo también estoy de acuerdo contigo Javier, y no critico vuestro loable objetivo. Quizá el problema no sea vuestro, es un buen artículo, sino de la “errónea” imagen de cercanía que se da con esas fotos. Estoy de acuerdo con el objetivo de proteger a los GS, sólo faltaba! lo que haga falta, pero las formas de PGS no creo que sean las más adecuadas, ni creo que deban creerse los únicos abanderados de esta causa, ni los únicos que lo hacen bien. No entiendo por ejemplo, porque desde PGS se lleva criticando desde hace años y periódicamente labores como la de Fundacion Mona. Simplemente no lo entiendo, que me lo expliquen. Quizá porque en Mona se respeta y se fomenta a que los chimpancés sean chimpancés y no una especie rara de simio a medio camino entre unos y otros. El hecho de que los chimpancés sean chimpancés no los convierte en más diferentes a nosotros, bien al contrario, es esa idiosincracia la que los hace más parecidos a nosotros.Os invito a que conozcais el trabajo de otras organizaciones. Seguro que os sorprende gratamente.Fecilidades por vuestro esfuerzo.

    08 Mayo 2006 | 19:45

  8. Dice ser gret

    Pero ahora que venimos del mono ya no es lo que domina en las teorias evolucionistas. Por lo visto somos de una especie anterior, que evoluciono en dos ramas… eso me trague hace mazo de tiempo en un documental… no se, pero tampoco importa mucho… yo, que he comenzado a hacer trabajo de ensayo sobre robots, creo que tiene mas que ver con el grado emocional entre humanos y animales… “mi gata era como una persona” con el grado de proximidad sentimental…Yo tampoco lo entiendo mucho, basicamente los animales deben ser salvajes( o deberian), y no molestarles mucho estatuto-rializandoles, los domesticos mas bien que tener condicion alguna, deberian devolverles a su estado salvaje… porque la libertad sera uno de los principios, quiero pensar. De contrario,¡ vaya mierda para el mono!Supongo que cuando un robot lo hagamos mas o menos humano… entonces le sentiremos mas cerca que el mono, mas proximo, y saltaremos con otro estatuto para normalizar su uso, cuando en realidad es una falacia, porque el robot no necesita regulacion alguna, es una manera de engañarnos. Para interactuar con los ajenos necesitamos equipararlos, es tan solo un tema emocional, un poco estupido, una carencia afectiva. Las especies solo entienden de sus propios instintos colectivos, el normativo es un instinto humano. Es como si una serpiente cubre con una de sus mudas a un ciervo… al ciervo no le sirve de nada, pero la serpiente puede que se sienta mejor, pensando que lo que es necesario para ella, tiene que serlo forzosamente para el resto. Pero aqui vamos cada uno por libre, mientras una le cubre, otra puede morderle sin previo aviso. Y pensar que la conducta futura punible contra un mono por vulnerar sus derechos, solo tiene sentido si el interes juridicamente protegido “mono” se entera que el estado de derecho, el sistema judicial o control administrativo funciona y su interes es de alguna manera salvaguardado, protegido, restablecido. Esto es, no sentira alivio alguno porque alguien vaya a la carcel o reciba una multa, y los delitos no disminuyen por ser punibles, osea que lo que digo, es solo una carencia emocional humana… humanizar al mono, serpentear al ciervo… por aqui se dice ” no todo mulo sirve para el mismo cabestro”Tienes los ojos bonitos, je.

    12 Mayo 2006 | 12:55

  9. Dice ser javier

    No hay que humanizar al mono, el robot tal vez si acabe en un futuro humanizado, especialmente, porque necesitaremos que se parezca a nosotros para aceptarlo dentro de nuestra sociedad. De eso ha hablado mucho la ciencia ficción.Lo básico, en este caso de los grandes simios, no es que tengan una personalidad jurídica, sino que sobrevivan, que continúen con nosotros en la lucha evolutiva. El problema, debido a que somos unos egoístas natos, y como dices, necesitamos convertir en emoción palpable todo lo que nos rodea para poder comprometernos, es que debemos explicar lo “parecidísimos” que son a nosotros, para así despertar a unos y a otros, y tal vez, detener el reglón que les estamos marcando hacia a la extinción.El día en que la raza humana pueda comprender estas cosas sin necesidad de “humanizar la vida”, sino que dándose cuenta de que “lo humano es parte indisoluble de la vida”, no serán necesarias tantas historias de primos y demás vainas, toda vida merecerá respeto pues habremos entendido que hasta el último organismo unicelular también forma parte de nuestra existencia.

    12 Mayo 2006 | 13:02

  10. Dice ser clementine

    Si, no se, supongo, es lo que dicen los budistas ” No actuar, para actuar” no moverse mucho, no actuar mucho asi no haces efectos mariposas negativos.El caso que tu puedes contrarla que tu mismo no te muevas mucho para interferir en la esfera de libertad de interactuacion de los otros, pero no puedes controlar que otro haga daño a los demas… quizas las normas sean un buen modo de socializar adecuadamente a todos, y si sirvan de algo el reglar la actividad y el sentimiento hacia los otros…Yo quiero un estatuto para las niñas, osea para las feminas… nada de igualdad, especie especialmente protegida de energumenos y jumentos.

    14 Mayo 2006 | 13:38

  11. Dice ser clementine

    Veneradas como las Donnas del neolitico.

    14 Mayo 2006 | 13:40

  12. Dice ser javier

    El otro día, no sé por qué, pensando en los bonobos y estas cosas, pensé que la civilización había sido construida contra la mujer, a pesar de que la naturaleza la había instituido como la auténtica reina. No tengo datos científicos que me avalen (exceptuando los matriarcados y los cultos femeninos paganos, tan bien asimilados por los marianos cristianos), pero algo me da a mí en hocico…Me uno a eso de Veneradas como las Donnas del neolítico y por una sociedad bonoba que olvide sus violencias

    14 Mayo 2006 | 14:34

Los comentarios están cerrados.