El nacimiento de las películas de serie B

Hoy entendemos por una película de serie B como aquella de bajo presupuesto y poca calidad que suelen pasar sin pena ni gloria por los cines o directamente a la televisión. Muchas veces nos referimos a ellas como “películas de después de comer”.

ed wood

Ed Wood, el peor director de la historia (archimodelsinfilm.com)

Pero el origen de este término está en uno de los pilares del cine americano, Adolph Zukkor (1873 -1976), uno de los primeros grandes empresarios y el padre de la moderna industria cinematográfica americana.

Zukkor fundó la empresa “Actores famosos en obras famosas” a imitación del film d’art francés y tratando de seguir la estela de calidad del cine europeo. Tras varias fusiones se transformó en la Paramount y se convirtió en la productora más rentable de Hollywood. Los actores eran ya los auténticos protagonistas de las cintas y las empresas los contrataban de manera exclusiva durante varios años y por un sueldo base más el porcentaje por película.

Adolph Zukkor

Adolph Zukkor, fundador de la Paramount, en el centro (HA.com)

Zukkor ofrecía a las salas de proyección varias modalidades, el block-booking o la venta por lotes o el blind-booking, la contratación a ciegas. En los lotes se incluían películas famosas de éxito asegurado pero también otras cintas  inciertas que podían ser rentables o un fracaso. Cuando se contrataba a ciegas, se adquiría toda la producción completa de un año, incluyendo películas que todavía no se habían rodado. Zukkor basaba su negocio en las estrellas que tenía contratadas en exclusiva.

Los lotes de Zukkor incluían tres tipos de películas según su calidad: A, B y C. Las estrellas eran parte de las grandes películas de la productora y formaban la clase A. Las de tipo B eran de menor presupuesto y categoría de los actores y en la clase C se incluían las más baratas y destinadas a completar los programas. El productor vendía sus películas por lotes donde incluía las de serie A, las más demandadas, pero también debían contratar las de tipo B o C y por tanto se aseguraba la venta de toda su producción.

Realmente no existía demasiada diferencia entre las películas de tipo B y C y finalmente se unificaron como serie B. Las estrellas en el ocaso de sus carreras formaban estas producciones, que solían imitar algunas películas de éxito en rodajes rápidos y que dieran buenos beneficios a coste reducido.

En los años treinta era habitual las sesiones dobles más económicas, por lo que la necesidad de producir películas de serie B se disparó y a finales de los años cuarenta la mitad de lo que producía Hollywood era de esta clase. Surgieron algunas productoras que se dedicaban casi en exclusiva a estas películas como Monogram Pictures Corporation, que se especializó en películas del oeste y de terror que eran capaces de rodar en una semana.

estudios monogram

Estudios de la Monogram Pictures Corporarion (crownrecordsstory.wordpress.com)

El gran declive de las películas de serie B fue la televisión. La nueva “caja mágica” afectó a las salas de manera drástica y en los años sesenta solo se pudo mantener un quinto de los espectadores que asistían a las salas solo unos años antes. En esta nueva tesitura las películas de menor presupuesto tuvieron mayores dificultades y la industria se tuvo que transformar. Muchas productoras eliminaron sus producciones de serie B para enfocarlas hacia la televisión.

Las películas de serie B tuvieron un nuevo renacer en los años setenta con el genero de terror. La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968), rodada en 15 días, o La matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974) son algunos de los títulos más destacados de este tipo. Tuvieron un éxito sin precedentes, como la película de Hooper que recaudó en Estados Unidos más de doscientas veces lo que habla costado.

Tráiler de la La matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974)

En general la serie B siempre fue una buena forma de comenzar en la dirección para los directores noveles que necesitaban experimentar y no contaban con gran presupuesto. Peter Jackson (trilogía de El Señor de los Anillos) se estrenó en este terrero con Mal gusto (1987), una película sobre extraterrestres que buscan comida en la tierra y que contó con la ayuda de amigos del director. Sam Raimi, afamado director y productor de películas como Spider-Man (2002)fue otro de los se iniciaron en los “largos” con una de terror B, como Posesión infernal (1981). Quentin Tarantino y Robert Rodríguez hicieron un homenaje a estas cintas con Grindhouse (2007) que constaba de dos películas, Planet Terror y Death Proof. 

Uno de los directores más característicos de siempre de este tipo de películas fue Edward Davis Wood, Jr., Ed Wood (1924-1978), conocido como el peor director de la historia del cine e inmortalizado por la película de Tim Burton y protagonizada por Johnny Depp.

Tráiler de Ed Wood (Tim Burton, 1994)

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.