Chistes de toda la vida para el chavalerío de Internet, que aún no se los sabe

Entradas etiquetadas como ‘madrid’

Actualice su bandera (y 3): Asturias, Valencia, Baleares y Madrid y Andalucía y Extremadura

Con este post y salvo error u omisión damos por cerrada la revisión banderil que llevamos haciendo desde aquí. Hoy le toca el turno a Asturias, Valencia, Baleares, Extremadura y Madrid. Vamos a ello.

La enseña asturiana se nos hacía muy estática y decimonómica, algo impropio de una región poblada por campeones y princesas.

Así que le hemos introducido un toque de velocidad y punch, como dice el chavalerío.

Nuestro amable lector Voro Oller nos envía su rediseño del pendón (con perdón) de Valencia:

No se ha comido la cabeza, no, pero nos ha servido de lejana inspiración para hacer con el trapo de las Baleares lo que ya hicimos con el de Murcia (qué hermosa eres): actualizarlo/urbanizarlo.

Antes.

Ahora.

Y para acabar, la emprendemos con Madrid, ciudad en la que tenemos la desdicha de habitar el señor Tembleque y servidora. En la nueva conceptualización hemos tenido en cuenta la peculiar idiosincrasia de sus dos regentes: el alcalde presidente, regidor de las cosas materiales, y su Majestad, de las espirituales. Entrambos han dejado así la cosa:

Como suponemos que a estas alturas están ustedes de las dichosas banderas tan hasta el gorro como nosotros mismos, ponemos aquí punto y final a la gracia. Y las regiones que quierean estrenar bandera que se la encarguen a sus diseñadores locales.

ACTUALIZACIÓN: Por insistencia del público (uno), vamos con las banderas de Andalucía y Extremadura.

La de Andalucía nos parecía demasiado bética, teniendo en cuenta por donde sopla la brisa del Guadalquivir.

En cuanto a la Extremadura…esto…no se nos ocurría otra cosa.

Hala.



El otro taxista poeta

A estas alturas todo hijo de vecino sabrá que Ni libre ni ocupado fue el flamante ganador del concurso 20Blogs y, por ende, acreedor de medio kilo del ala y futuro columnista de este nuestro periódico. Pues bien, Daniel Díaz, el poeta taxista, tuvo un ilustre antecesor al volante de un taxis en Juan José Rodríguez de la Fuente, autor del libro “A golpe de semáforo”, cuya portada a la tercera edición es esta que sigue:

Como puede verse en la imagen de portada, Juan José pilotaba un 131 con baca. En aquellos tiempos no existían ni los blogs, ni los GPS, ni mucho menos los Estimuladores Magnéticos Cerebrales.

“A golpe de semáforo” es un compendio de sonetos, cuartetas, cuaderna vías y redondillas, generalmente rimadas en consonante y de variadas temáticas, con especial predilección por las elegías. Así, a bote pronto, el taxista poeta le dedica sendos poemas a los toreros Paquirri, el Yiyo y Paco Camino; al espontáneo Fernando, “El chocolate”; a Von Braun (¿!), al árbitro Guruceta Muro y a su posible pariente Félix Rodríguez de la Fuente, a.k.a. amigo Félix.

Por su interés, reproducimos a continuación el poema “A Emilio Guruceta”:



Grandeza Española

El callejero de Madrid está repleto de sorpresas. Por ejemplo, la calle Grandeza Española, escondida en el proletario barrio de Campamento:

Con ese nombre tan imperial uno imagina unos Campos Elíseos, un King’s Road o una Quinta Avenida. Pero no. Grandeza Española luce de esta guisa:

En Grandeza Española no hay neones ni tiendas de postín, pero abundan esos letreros directos y amenazantes que tanto gustan en esta casa:

Esto es lo que queda de la grandeza española.



La Procesión del Piano

¿Qué se puede hacer un Jueves Santo en Madrid? Bien asistir a la procesión de Jesús del Gran Poder, bien hacerlo a su némesis, la Procesión del Piano. A mitad de camino entre el sacrilegio y el acto situacionista, unos costaleros-instrumentistas liderados por un Mesías sado-maso sacaron en procesión la caja de un piano.

El recorrido se inició en la calle del Oso, en Lavapiés, y acabó en el mismo punto, con la inevitable intervención de las fuerzas del orden, que tuvieron el detalle de escoltar al grupo durante la segunda parte de su recorrido.

Al llegar a la calle Toledo, la Procesión del Piano se encontró con la del Jesús del Gran Poder. Desdichadamente, ambas imágenes no se pudieron saludar, dada la hostilidad de una parte del público de la segunda.

Con la incorporación de dos furgonetas llenas de desconcertados policías nacionales, la procesión siguió su camino por las calles del Rastro, donde el Mesías llevó a cabo un fugaz homenaje al héroe Cascorro, y callejeó por Lavapiés, hasta que al infringir un prohibido el paso, los penitentes fueron interceptados por las fuerzas del orden.

Así ha sido y así se lo hemos contado.



Y no es coña…

Y es que ocho metros cuadrados dan para mucho. Por ejemplo, para mantener una entrevista con la prensa internacional. Un, dos, tres, responda otra vez.

ACTUALIZACIÓN: En la exposición Cementimientos (o no me asfaltes el respeto) que se exhibe en la madrileña galería Off Limits reparten unas tarjetas como ésta:

Se trata de los centímetros cuadrados que puede adquirir en Madrid un currante que reciba el jornal mínimo, a cambio de ocho horas de trabajo y con una hipoteca a 25 años y al 3,5% de interés. Eso, considerando el precio medio del metro cuadrado de vivienda en Madrid (3.600 euros). Para este espacioso estudio que aquí anunciamos (mejor ver) el mismo currito sólo podría pagarse 26 cm2, la tapa de un yogur.



Una de carteles

Un concierto que ya pasó:

Una obrita de teatro con reminiscencias desguazadoras:

Y el siempre chispeante Pedro Ruiz: