BLOGS

Chistes de toda la vida para el chavalerío de Internet, que aún no se los sabe

Archivo de la categoría ‘Pasábamos por allí’

El Padre Eduardo también le pone letra al himno de España

El himno de España no es que no tenga letra, es que tiene demasiadas: una, dos, tres, cuatro…y la de los yunques, claro.

Pues bien, esta es la que propone P-Eduardo -anagrama de Padre Eduardo- en unas estampitas que va repartiendo por la capital del reino. Máxima atención a la segunda parte:

¿Y quién es este tipo?, se preguntarán ustedes. Pues es nada menos que el benefactor de los hombres de la mar, el impulsor de un sueño inacabado (e inempezado) llamado la Ciudad del Mar, proyectado desde Moratalaz para el mundo. En la página web tienen toda la información sobre el proyecto, si es que consiguen desentrañarla.

Si sobreviven a la pesadilla de usabilidad que es Civitas Maris y mantienen el interés por el individuo, publicaré una entrevista que hice a P-Eduardo años atrás.



Fauna de Coney Island

Suponemos que estarán ustedes al tanto que Coney Island está a punto de echar el cierre. Efectivamente, el antiguo Freak Show y patria chica de Los Warriors, destertalado parque de atracciones en la actualidad, va a caer bajo las palas de las excavadoras Jon Deere. En su lugar se levantarán unos flamantes y carísimos condominios, que es como llaman por esos lares a los apartamentos en los que habita la gente bien.

Concretamente, el pasado fin de semana -puente del Día del Trabajo en EEUU- fue el último en el que Coney Island abrió sus puertas, así que no nos quedó otra que enviar a ultramar a la Unidad Móvil de El Desternillablog, con Mari Pili a los mandos. ¿Qué será de la Mujer Barbuda y del Hombre Serpiente?, se preguntarán ustedes. Pues bien, relájense porque hoy en día los frikis no están en las casetas sino fuera de ellas. Estos son algunos de los visitantes que uno puede ver en Coney Island. Y gratis.

¡Qué cabeza la nuestra!

Que nosotros también estamos por la libertad de expresión y todo eso.

La viñeta nos la envía el lector Alex Muñoz, a la sazón también jóven dibujante de cómics deportivos. ¡Que tiemble PP Nalti!



La Procesión del Piano

¿Qué se puede hacer un Jueves Santo en Madrid? Bien asistir a la procesión de Jesús del Gran Poder, bien hacerlo a su némesis, la Procesión del Piano. A mitad de camino entre el sacrilegio y el acto situacionista, unos costaleros-instrumentistas liderados por un Mesías sado-maso sacaron en procesión la caja de un piano.

El recorrido se inició en la calle del Oso, en Lavapiés, y acabó en el mismo punto, con la inevitable intervención de las fuerzas del orden, que tuvieron el detalle de escoltar al grupo durante la segunda parte de su recorrido.

Al llegar a la calle Toledo, la Procesión del Piano se encontró con la del Jesús del Gran Poder. Desdichadamente, ambas imágenes no se pudieron saludar, dada la hostilidad de una parte del público de la segunda.

Con la incorporación de dos furgonetas llenas de desconcertados policías nacionales, la procesión siguió su camino por las calles del Rastro, donde el Mesías llevó a cabo un fugaz homenaje al héroe Cascorro, y callejeó por Lavapiés, hasta que al infringir un prohibido el paso, los penitentes fueron interceptados por las fuerzas del orden.

Así ha sido y así se lo hemos contado.