BLOGS

Chistes de toda la vida para el chavalerío de Internet, que aún no se los sabe

Archivo de la categoría ‘Videoclub Gadovi’

Ciclo de cine hispanoamericano

Cine español, cine americano…Son categorías atávicas, conceptos obsoletos. El cine es sólo uno: comercial y palomitero. Por eso desde el Desternillador tendemos un puente hacia Hollywood, que falta les hace a los pobres.

Será por ciclos…

El diplomático,

El político

El gastronómico

El gayar

…y muchos más.



Cómo ser Pedete Lúcido

¿Se imagina “Turno de oficio” desde una cámara subjetiva inserta en las córneas de Cosme?

Del director de “NO es otra estúpida película española” y del best boy electric de “La tracción, fatal” llega a sus pantallas…



Producciones Pongo el Cazo presenta

¡Qué grande es el cine español!

Cine español y agropecuario.

El día que Cine de Barrio cumplió infinito.



Cuestión de pelotas (y palitos)

Este fin de semana se estrena en las mejores salas “Cuestión de pelotas”, muy acertada traducción del sosísimo Mr. Woodcock (“Pichapinocho” tampoco hubiera estado mal). ¿Pero esa no la habían estrenado ya?, se preguntarán nuestros cinéfilos lectores. No, la que estrenaron hace un par de temporadas fue “Cuestión de pelotas (tus bolas están en juego)”, precisa traducción de Dogdeball, a true underdog story.

En diciembre -y si las películas subvencionadas dejan hueco en la cartelera- se estrenará la muy esperada “Pelotas en juego” (Balls of fury, ahí es nada).

Por si alguien se ha liado, ahí van los carteles de las tres:

Como pueden ver, los carteles son huevocéntricos, así que vamos a aliñarlos con unos posters falocéntricos de producción nacional que teníamos guardados por ahí. Y, de regalo, el extraordinario hombre rifle.



¡Galope libre, don Jaime!

Ahora que casi no es duque, seguro que nuestros patrones nos dejan sacar esta carátula, que no pasó el filtro en su día:

Lo cual no quita para que sigamos siendo froilanistas hasta la rabadilla.

¡No me hagas un Terelu, que me da un Marichalar!



Big Tuna

Tenemos el honor de recibir en El Desternillablog al inefable Gorka Limotxo.

Un aplauso, coño.

Apropiación indebida de títulos

Se ha hecho justicia: hemos devuelto a estas cuatro películas los títulos usurpados por otras anteriores.

¿Y tú, tienes algún título usurpado que denunciar? Cuéntanoslo y nos resuelves una viñeta.



Títulos como Dios manda Tercero

¿En qué diablos estaría pensando Peter Jackson cuando llamó “Braindead” a una película de zombies protagonizada por Diana Peñalver? Lo lógico hubiera sido llamarla “Tu madre se ha comido a mi perro”, que es lo que hizo -con muy buen criterio- el distribuidor en España.

Títulos como Dios manda.

Títulos como Dios manda, el retorno.



Ciclo de Cine Gay

En vista del éxito de las películas sobre sexualidad alternativa en el Lejano Oeste (“Brokeback Mountain”, “Sillas de montar calientes” etc…) el Desternillablog, su blog amigo, se complace en presentar su primer Ciclo de Cine Gay.

LAS CRÓNICAS DE GAYAR

“Papá, soy gayar”. Así comienza la trepidante aventura de un púber que sale de un armario de la Inglaterra para aparecer en LaOm, un mundo inversamente paralelo que es una continua fiesta de la espuma.

MARICÓN MAN

Un guión traspapelado provoca que Dustin Hoffman se presente vestido de lentejuelas en el rodaje de una película sobre la búsqueda de un antiguo jefe de las SS. La escena en el dentista es despiporrante.

MÁS ADENTRO

Después de encarnar magistralmente a Clarita en “El retorno de Heidi”, Javier Bardem se mete en la piel de un antiguo pelotari que acaba regentando un bar de osos. El título hace referencia al almacén del antro, claro.

PÍDELE CUENTAS AL GAY

Un obrero contratado para alicatar La Peineta para Madrid 2012 se queda en la puta calle y emprende una peregrinación a Mónaco “para decirle dos cosillas al maricón ese”, según sus propias palabras.






















Ciclo de cine monjil

Las monjas son al cine como las angulas al cocido: un imposible. A pesar de todo hemos conseguido rescatar cuatro ejemplos punteros amén de los clásicos: “Sor Citröen”, “Agnes de Dios” y todas las de Sor Cenaguer.

Más cine del bueno.