Entradas etiquetadas como ‘reprimenda’

Una niña de 3 años regaña a su padre por no bajar la tapa del inodoro

bossypLa tapa del váter suele ser un tema de conflicto clásico en la convivencia familiar. Lo que no es tan frecuente es que una niña de tres años abronque a su despistado padre por dejársela siempre abierta.

Esto es precisamente lo que hizo Bradlee Rae Hayes, una pequeña estadounidense de tres años que, harta” de que su progenitor se olvidara bajar el tabloncillo, lo reprendió en un vídeo que corrió como la pólvora en las redes sociales y en dos semanas ha hecho casi 800.000 reproducciones en Youtube. Lee el resto de la entrada »

Con una hermana como ésta, es mejor aguantar la regañina de los papás

Delilah y Gabriel O’Donoghue, dos hermanos británicos de cuatro y dos años de edad, se han convertido en pocas semanas en una sensación en la Red. Las dotes de la niña, como una ‘damita de hierro‘ inflexible, han conquistado el corazón de los internautas.

La chiquilla, emulando a la Señorita Rottenmeier (la severa institutriz de Heidi), reprime a su hermano con una frialdad que casi da escalofríos. Durante sesenta eternos segundos, Gabriel aguanta estoicamente una batería de verdades que tumbarían a Mike Tyson.

Delilah fue a dar consejo a su hermano, después de que sus padres se enteraran que el pequeño escupió a un compañero en el patio. La charla se convirtió en un monólogo, en el que la niña, calificada como “muy mandona” por su madre, soltó por su boquita una serie de perlas para guardar en la caja fuerte del Banco de Inglaterra.

Cuando mamá y papá digan que no lo hagas, no lo hagas… y no escupas“, explica pausadamente la niña. A continuación, refiriéndose al chico con el que su hermano había tenido la riña, agrega: “Aquel niño es bastante grande. Tú sólo tienes dos años. No eres tan fuerte para que pelees“.

Y, como traca final, sentencia: Piensa en eso, Gabriel, piensa en eso“, mientras el pequeño mueve nerviosamente las manos y agacha la cabeza. ¿Algún valiente que le lleve la contraria?

PD: Si con cuatro años echa estas reprimendas, que no hará con 20. No voy a ser agorero, quizás el tiempo dulcifique su corazón.