Entradas etiquetadas como ‘familia’

Le regala una prueba de ADN a su madre y acaban descubriendo un secreto familiar

Una usuaria de Reddit ha relatado en su cuenta cómo ha cambiado la vida de su madre al realizarle una prueba de ADN que reveló un sorprendente secreto familiar.

Su madre, fruto de una polaca y un inmigrante iraquí, solicitó el test con motivo del Día de la Madre, según publica RT. Lee el resto de la entrada »

Una familia deja una propia de 4.200 euros tras consumir un solo plato de 46

En Great Wolf Lodge, un parque acuático de Colorado (EE UU), una familia muy generosa dejó ¡¡¡5.000 dólares de propina!!! (4.200 euros) a los empleados del restaurante Loose Moose, tras pedir un solo plato de la carta con un precio de 55 dólares (46 euros), informa Fox News.

Los desprendidos clientes, al parecer, decidieron que era premiando a los trabajadores como mejor podían expresar su satisfacción tras lo que fue su primer viaje a este centro de relax y balneario, hasta tal punto que ya planean volver a visitarlo por el magnífico servicio y trato recibido. Unos usuarios realmente satisfechos. Lee el resto de la entrada »

La foto de los 39.000 ‘me gusta’

Si me seguís en Twitter (no es obligatorio, pero es gratis), ya conocéis mi asombro. Si no, os cuento. Estaba echando un trago en las tradicionales fuentes becarias (inconfesables todas ellas), cuando volví a encontrarme con una vieja amiga: la web de las peores fotos de familia que existen, también conocida como Awkward family photos.

Por si no la recordáis, os refresco la memoria. Esta web recopila imágenes que cuando las ves te echas las manos a la cabeza, como si Lass Diarra fuese a tirar una falta, como si tu cita a ciegas resulta ser Isaac Cuenca o como si ves a alguien de Hombres y Mujeres y viceversa diciendo que nunca ha pisado un gimnasio o un quirófano (vale, ya paro). No obstante, esta vez se han superado a sí mismos.

Decía que estaba visitando la web cuando, de repente y sin esperarlo, me encuentro con algo que me deja boquiabierto. Una imagen que se ha grabado a fuego en mi cabeza, algo que sé que veré cuando despierte, sudando, de madrugada (ríete tú de Piqueras). Bueno, paro… vamos a ver  la foto y luego la comentamos:

Espero que la indumentaria no os cause estupor. Es decir, soy consciente de que la imagen puede herir sensibilidades por sí misma, pero el hecho de que la muchacha esté en ropa interior no quiero que os suponga un quebradero de cabeza extra; al fin y al cabo, es como si estuviera en biquini.

Y ahora sí, hablemos de la foto. Esa imagen que tenemos sobre estas líneas, esa pareja embarazada que posa feliz con un dibujo de un bebé en la tripa de ella, esa fotografía inclasificable con el HB 2 de protagonista… ¡TIENE MÁS DE 39.000 ME GUSTA EN FACEBOOK!

Pensadlo bien, vosotros que tenéis posts, cuentas en Twitter (Albiol, jugador del Real Madrid, consiguió 50.000 followers en solo diez horas con un único tuiteo), os trabajáis las cosas para que las lean un centenar de personas (no hablo por mí, ¿eh? Yo sé que soy gandul y fracasado por naturaleza) y luego llegan estos con una foto rara y triunfan.

¿Era necesario? Quiero decir… ¿es preciso hacerse una foto así: los dos semidesnudos, con un dibujo hecho a carboncillo… y subirla a Internet? Vale, probablemente no subirían la imagen a esta página, pero puede que la colgaran en alguna red social, que la enviaran por correo a un amigo (que desde entonces dejó de serlo)… y a mí solo se me ocurre la pregunta de Mourinho: ¿por qué?

Da miedo, sí. Y eso que en esa página muchas fotos dan miedito…

PD: [Off topic]Ahora que está todo el mundo de exámenes estoy pensando en hacer un post sobre chuletas. ¿Cuáles son las mejores? ¿Me mandáis fotos? ¿Os han pillado alguna vez? ¿Tenéis anécdotas ‘chuleteras’? Os espero en Twitter, Facebook y el correo elblogdelbecario(arroba) gmail(punto)com.

Las peores fotos de familia que hay

BecConsejo: “Todo pasa, sí, pero todo queda”

Rebuscando en los cajones a veces nos encontramos con gratos recuerdos que son, a su vez, ingratas sorpresas. Suelen tener forma de fotografías que te trasladan a momentos (generalmente) felices, pero que jamás enseñarías a nadie, ya sea por las pintas, las caras, el peinado, o por lo que hace tu hermana pequeña al fondo mientras tú te vistes de comunión.

Sin embargo, gracias a dutx12 descubrí que hay una página, Awkwardfamilyphotos que recoge muchas de esas instantáneas. Para que veáis que soy un tipo generoso, os he hecho una selección para el Top 10 de hoy. Son de lo bueno lo mejor, espero que lo disfrutéis tanto como yo.

Si ya conocíais la página o habíais visto las fotos, disculpadme. Tenéis que entender que no me podía resistir a enseñarlas…

10. Di “patata”

Quizás el mundo ahí fuera esté ardiendo, es posible que detrás de ti las llamas avancen de forma incontrolada, pero si toca foto familiar no hay manera de escaquarse: “A ver, todos juntitos… una sonrisita… ays, un poco más a la derecha, que aún se ve la manguera en el suelo”. La foto puede quedar perfecta y no hace falta tirar flash. Detrás arde una casa, sí, ¿pero qué más da? ¿Alguien se ha fijado en eso?

9. Doce segundos de felicidad

El título de la foto, en la web, es “siente la magia”, y no podía ser más apropiado. Estás en Disney, rodeado de muñequitos que sonríen constantemente, el paraíso hecho miniciudad, tú llevas unas orejas de Mickey y una camiseta del ratón más famoso de los dibujos animados, estás junto a toda la familia… ¿qué más se le puede pedir? Es tanta la felicidad que te encoge el corazón, te retuerce las tripas y… y claro, te impide sonreir.

8. Como si fuera de la familia

En las fotos familiares siempre suele haber alguien que tiene un mal día. Yo solo tengo una, con mis primos, y hay uno que la jodió. Se pasó llorando parte de la sesión y en la imagen final se ve al crío llorando con la mano de la madre de fondo, porque el niño no se quería poner. Ese niño, obviamente, era yo, pero en mi defensa debo decir que tenía muy pocos años, no estaba tan talludito como la chica que se aleja e intenta tirar de su padre (¿o es su padre quien la aparta?) en esta imagen.

7. ¿Tú no te disfrazas?

Si no quieres hacer el ridículo, dos consejos: ni te emborraches, ni tengas hijos. De lo contrario podrás verte en la situación de nuestro apuesto protagonista. Imagino que su hija (es niña, ¿verdad?) iba disfrazada de conejo y preguntaría a mamá que “por qué papá no se disfraza”. No hay disfraz y hay que contentar a la criatura, de modo que uno coge lo primero que encuentra por casa, en este caso un rotulador, y se pinta círculos por todo el cuerpo. “¿De qué vas, papi?”, preguntaría ella. “De Juegos Olímpicos”…

6. No señales

Quizás la pequeña se vio demasiado rubia para esa foto de familia, quizás esperaba a que inventaran el Photoshop para que le quitaran ese fondo cutre, quizás sus padres le decían eso de “no señales, que está feo” y por eso se vio obligada a tomar una drástica decisión que, afortunadamente, estropeaba una foto para olvidar: se metió el dedo en la nariz. Probablemente sus padres no, pero estoy seguro de que sus hermanos le estarán eternamente agradecidos.

5. Papá Noel se portó mal

¿Qué le puedes pedir a Papá Noel si los duendes le han dado un puñetazo en la cara y le han dejado un ojo morado? Es evidente que no inspira confianza un tipo que antes de traerte regalos se mete en trifulcas por un quítame allá esos juguetes. Aún así, los niños parecen felices en la instantánea, y eso que más que una foto de Feliz Navidad parece una prueba de vida para que los padres paguen un rescate.

4. Por si llueve

Hay abuelas que se hacen la permanente antes de ir a los parques de atracciones y luego no quieren mojarse el pelo. Sin embargo, cuando sus hijos y sus nietos deciden montarse en una atracción de agua ella quiere demostrar que no es menos que nadie y que, aunque no lleve su gorro de color gris que le cubre el pelo cuando se baña en la piscina comunitaria, es una mujer con recursos que ha sabido sacar adelante a toda la familia. Porque las bolsas de plástico no tienen que ser de un solo uso (y menos ahora que las cobran, dirá ella)…

3. Me da miedo la sangre

Una fotografía llena de detalles y que admite múltiples interpretaciones. Como no sabemos la realidad, lanzaré unas cuantas preguntas al aire, a ver qué os parece: ¿fue el niño que sonríe el que extrajo de mamá al niño que llora? ¿Era su hermano el encargado, pero como le daba miedo tuvo que delegar? ¿Venían dos y el pequeño niño de la camiseta con el dinosaurio se comió a la otra criatura? ¿El de la camiseta verde se ha tirado un cuesco? Muchas preguntas y muy pocas respuestas.

2. Tenemos invitado

Uno de los mayores problemas de los huéspedes cuando se quedan en tu casa es que no entienden que el “siéntete como en tu casa” es más bien “si quieres una cerveza puedes cogerla, pero no te pasees en calzoncillos por la casa”. Por eso, porque cada uno entiende la frase como quiere y luego hay mucha gente que no se lo cree cuando se lo cuentas, es necesario hacer una foto que inmortalice el momento. Una de dos: o se estaba vistiendo, o se estaba desnudando. No sé cuál de las opciones es peor…

1. Cara de velocidad

A mí los parques de atracciones ni fu ni fa, pero la velocidad tampoco me apasiona, pero entiendo que hay gente a la que le vuelve loca montarse en los cachivaches que te llevan a toda pastilla. Claro que es algo que no siempre se tolera bien: entre el desayuno, que no siempre sienta bien, la emoción, que a veces es incontrolable, y el sol, que a veces te quema la cara… pasa lo que pasa.

PD: Luego inventaron las cámaras digitales y nos jodieron fastidiaron el invento.

Una familia de 181 personas viviendo bajo el mismo techo

BecConsejo: “La convivencia es difícil”

Soy malo conviviendo, lo admito. Algunas de las personas con las que lo he hecho (convivir, se entiende) me odian tanto que estarían dispuestos a revelar mi verdadera identidad hackeando mis cuentas de Facebook y Twitter. Es más, serían capaces de avisar a una milicia para que viniera a mi domicilio para acabar conmigo y con Trolly.

Por eso, porque soy un demonio en la convivencia, no me imagino cómo sería mi vida si en lugar de… Bec, me llamara Ziona Chana. ¿No conocéis a Ziona (con “Z”, con “F” es la ogro de Shrek)? Yo os lo presento. Nuestro protagonista de hoy tiene 39 esposas, 94 hijos, 14 nueras y 33 nietos. En total, y si no me fallan los dedos (la calculadora es de perdedores), son 181 personas bajo el mismo techo, Ziona incluido.

Parece ser, a falta del recuento definitivo en la familia Ruiz-Mateos, que la de Chana es la familia más grande del mundo. De lo que no cabe duda es de que ninguna otra familia tan grande vive bajo el mismo techo, según leo en la prensa británica, fuente y catarata de muchas de las cosas que hago.

Todos viven juntitos en una mansión de cien habitaciones de Baktwang, una localidad india del estado de Mizoram. Pensaréis, “¡qué bien! Más de una habitación por cada dos personas. Pues no. En ese edificio de cuatro plantas las esposas duermen juntas en gigantescos dormitorios comunales.

Aunque parezca difícil, dicen que se organizan bien. La esposa más antigua (quién sabe si es también la más vieja) organiza las tareas como si eso fuera un cuadrante vacacional de una multinacional y a la hora de comer se las apañan.

Una cena cualquiera se salda con sólo 30 pollos, 60 kilos de patatas hervidas y 100 kilos de arroz. Demasiado me parece, pero bueno, mejor que no escatimen gastos. Porque sí, comen juntos. Las esposas se turnan en la cocina y las hijas limpian la casa y lavan. Los hombres, cómo no, trabajan fuera. Lo que es el siglo XXI, vamos.

En sus buenos tiempos, Ziona, que por supuesto duerme solo en una cama de matrimonio (nada machista, como veis), se llegó a casar con diez mujeres en un año.

¿Cómo? ¿Que queréis saber cómo organiza el tema amatorio? Pues aunque no hay un relato detallado (y yo se lo agradezco), dicen que mantiene a las esposas más jóvenes cerca de su dormitorio, mientras que las más viejas viven más lejos, aunque como es un tipo solidario (¡puagg!) hay un sistema de rotación, como si en vez de apellidarse Chana se apellidara Mourinho y en lugar de acostarse con sus esposas tuviera que jugar una liga.

PD: Ahora, si tienes h… valor, dime que los de La Tribu de los Brady eran una familia grande.

La familia más salvaje del mundo: visitaron 52 zoos en 52 semanas

Este ha sido un año bastante salvaje para los miembros de una familia de Ohio, que aseguran haber logrado el objetivo de visitar 52 zoológicos en 52 semanas.

Marla Taviano, su marido y sus tres hijas comenzaron la aventura en agosto de 2008 visitando el zoo de Louisville en Kentucky. A partir de ahí, todos los fines de semanas y vacaciones han servido para recorrer los parques de animales del país (Dallas, Nueva York, San Diego… casi todos).

–> FOTOS: 52zoos.com

La familia ha ido colgando en su web fotos de todas las visitas para demostrar que la historia es cierta. Pero, ¿por qué decidieron hacerlo? Marla comenta que ella buscaba una forma de viajar por el mundo en familia y de conocer criaturas exóticas… y esto fue lo que se le ocurrió. Nada menos que 35.400 kilómetros recorridos en un año a lo largo de un viaje que terminó el pasado 1 de agosto en Columbus.

PD: Creo que Marla está pensando ahora en escribir un libro. Igual me lo compro.

Envía el post:

http://www.wikio.es