Entradas etiquetadas como ‘dieta’

Toma su propia orina como una dieta revolucionaria para adelgazar

John DePass, un canadiense excandidato a Mister Universo de 46 años, dejó el fisicoculturismo hace unos tres años, tras sufrir una lesión que le mantenía un dolor crónico constante. Al tomar dicha decisión debió modificar su alimentación radicalmente, hecho que lo convirtió en noticia a nivel planetario. ¿La razón? Se toma su propia orina cinco veces por semana (o más, dependido de las ganas). 😉

Mr. Urine solamente consume su pipí y zumos de frutas naturales de lunes a viernes, sin comer absolutamente nada más. Mientras que los fines de semana se da algún capricho, en forma de platos de pasta, pastelicos y chuletones. Lee el resto de la entrada »

Una universidad premia con buenas notas a los alumnos que pierdan peso

En un intento por combatir la obesidad en su campus, una universidad en Jiangsu (China), ofrece a los estudiantes con sobrepeso la oportunidad de inscribirse en un programa especial de pérdida drástica de masa corporal, donde recibirán el aprobado, el notable o el sobresaliente del curso según la cantidad de peso que muestre la báscula, tras un semestre a dieta, y las notas que obtengan en los exámenes. O-O

A Zhou Quanfu, profesor de la Universidad de Agricultura de Nanjing, se le ocurrió la fastuosa idea del programa de pérdida de peso (que están copiando otras instituciones educativas), después de enterarse de que la mayoría de sus estudiantes pasados de kilos no hacían ejercicio porque pensaban que no tenía sentido. Lee el resto de la entrada »

Afirma que perdió 60 kilos practicando sexo tres veces al día durante dos años

dawn_chappellp

Dawn Chappell pesaba 139 kilos antes de conocer a su novio. Esta británica no había tenido mucha suerte con el amor pero todo cambió cuando Russ se cruzó en su camino hace dos años en un vagón de un cercanías.

Unas semanas después, Chappell empezó a practicar el Sexercice (tener relaciones sexuales con su chico tres veces al día), lo que le hizo hecho perder la friolera de 60 kilos. O-O Lee el resto de la entrada »

Andrew Montgomery, el hombre que no se daba cuenta de “lo grande que era”

Andrew Montgomery es un británico de 34 años que pesaba 190 kilos y que nunca se había subido a una báscula. Dice que jamás se había planteado nada acerca de su tamaño hasta que se vio en las fotos de la boda de un amigo y comprobó que era sustancialmente más grande que la dama de honor. Entonces se puso a dieta y se quedó tan finito como veréis en la imagen que os adjunto más adelante.

Cuenta Andrew a la prensa de su país que no se había dado cuenta “de lo grande que era” hasta que se comparó con otras personas en las fotos de aquella boda. De esto podemos entender varias cosas: que su familia es de su tamaño, que no se hizo foto alguna en su vida hasta esa ceremonia o que cada tarde leía la historia de Gulliver en Liliput y todo le parecía normal.

El peso de nuestro amigo no era casualidad, sino una ecuación de comida basura y basura con forma de comida. No podía subir unas escaleras sin echar el hígado por la boca y hacer vida cotidiana suponía un suplicio para él. Por eso me extraña que tenga que ver unas fotos de una boda para darse cuenta de que tenía un problema de salud: ¿pensaría que cansarse después de dar cinco pasos no era raro, en plan “hola soy Carmen Machi y yo creía que sentirse hinchada era lo normal“?

Después de toda una vida sin subirse a una báscula empezó una dieta, compró una cinta de correr y se enroló en un grupo de Internet donde la gente se conjuraba para perder peso. En un año se ha quitado de encima 95 kilos, lo cual no termino de saber si es muy bueno, muy malo o regular (¿no es demasiado peso en tan poco tiempo?).

“Nunca me había pesado (hasta después de la boda de su amigo) y no me di cuenta de lo grande que era”, asegura este muchacho, a quien le “chocaba” ver “lo grande que parecía al lado de la dama de honor”. “Es la llamada de atención que necesitaba”, dice nuestro despistado muchacho. No hay más preguntas.

Después de quedarse en la mitad de lo que era, a 2012 le pide salir de casa de su madre y encontrar una esposa (eh, eh, eh, eh… Lois, éste no es mi vaso de Batman ¿no estás corriendo demasiado, Andrew? ¿Casarte? ¿Dónde han quedado las primeras citas, el conocerse mejor, el ir a cenar con los suegros…?). Bueno, desde aquí le deseamos suerte. Si es lo que quiere, él sabrá donde se mete.

PD: Mes nuevo, Trolly nuevo. Un superhéroe de los que ya no quedan.

Llegó a pesar 127 kilos por su adicción a los sándwiches de mermelada

BecConsejo: “Salud ante todo”

A mí de pequeño me gustaban mucho los bocadillos de leche, cacao, avellanas y azúcar (ahora también, pero me corto más) y esos de margarina de tres colores que parece que han pasado al olvido (¡con lo buenos que estaban!). Desgraciadamente, he tenido que acomodar mi alimentación a una dieta variada porque, si por mí fuera, solo comería cosas con mucha grasa o mucho chocolate.

El problema es que no todo el mundo lo ve así y hay quien no es capaz de resistir las tentaciones, ya sea el tabaco… o los sándwiches de mermelada. Sí, amigos, Mary Grief, de 66 años, confiesa en la prensa británica que era prácticamente adicta a este manjar, lo que catapultó su peso hasta los 127 kilos (por si soléis pesar en onzas en vez de en kilos, ya os digo que es mucho).

Os conozco y más de uno pensará que es imposible, que comiendo sándwiches de mermelada no engordas tanto. Bueno, decídselo a Mary (¡las baguettes!), que se metía en el cuerpo 28 sándwiches cada semana y terminó con bastante dolor en las piernas y en los pies (poco me parece, para lo que comía).

Diría que la cosa tiene más delito porque es una enfermera jubilada, de modo que sabría perfectamente que aquello que estaba haciendo no era en absoluto saludable, pero… en estas historias muchas veces hay un pero, hay final feliz porque Mary puso remedio a su peso antes de que fuera demasiado tarde.

Hace falta un buen motivo para quitarse de algo. Mi madre dejó de fumar cuando se quedó embarazada de mi hermano, rara es la novia que no se pone a dieta para su boda y yo dejé de pasar horas jugando al PcFútbol cuando empecé a soñar con fichajes y partidos. El motivo de Mary fue su nieta.

Cuando nació Tilly-May, la abuelita (aunque ita, ita tampoco es que fuera) se dio cuenta de que no podría jugar con la criatura con ese peso, como le pasó a Caritina Goyanes (sí, el ejemplo me lo podía ahorrar) y la señora Grief se puso a perder peso… ¡¡hasta bajar 76 kilos!!

Hombre, igual se ha pasado, pero no cabe duda de que más sana está. Ella misma dice que se siente una persona diferente, con fuerzas para hacer cosas que antes no podía. La salud es lo primero.

PD: Lo de los paréntesis es porque cuando cuento anécdotas (en la vida real) hago muchas acotaciones. Hoy reconozco que quizás me he excedido.

Scarlett insulta al sentido común

Scarlett Johansson se pone a dieta. Vaya por delante que cada uno, dentro de lo saludable, es libre de hacer lo que quiera. Pero vamos, que Scarlett se ponga a dieta… qué queréis que os diga, para mi gusto insulta al sentido común.

Todos los esfuerzos por frenar los casos de anorexia y bulimia en las adolescentes se esfuman de un plumazo cuando una actriz como Scarlett Johansson, que no destaca precisamente por tener el físico de Queen Latifah, se pone a dieta.

¿Para qué? ¿Tenía sobrepeso? ¿Obesidad mórbida? Parece que no. Es más, diría que cuando su aspecto parece menos saludable es ahora (a la derecha). Recuerdo aún el revuelo que causó su imagen voluptuosa hace unos años (a la izquierda), cuando todo el mundo se quedó boquiabierto con aquellas curvas.

Este tipo de actos (y de informaciones) hacen muy poco por la salud mental de muchos adolescentes, que tienen en estas actrices su espejo en el que mirarse.

Es más, contribuyen a crear un canon de belleza completamente irreal, insano y peligroso. ¿Dónde está la Scarlett orgullosa de su “pecho y trasero”?

¿Por qué necesitaba perder seis kilos? ¿No estaba bien así?:

No hay forma de empezar las vacaciones con buen pie. Al final a uno le toca madrugar para venir a trabajar y, para colmo, ve esto…

¿Cómo no voy a querer a Penélope, si es la más cabal de todo Hollywood?

Envía el post:

http://www.wikio.es