BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Una universidad premia con buenas notas a los alumnos que pierdan peso

En un intento por combatir la obesidad en su campus, una universidad en Jiangsu (China), ofrece a los estudiantes con sobrepeso la oportunidad de inscribirse en un programa especial de pérdida drástica de masa corporal, donde recibirán el aprobado, el notable o el sobresaliente del curso según la cantidad de peso que muestre la báscula, tras un semestre a dieta, y las notas que obtengan en los exámenes. O-O

A Zhou Quanfu, profesor de la Universidad de Agricultura de Nanjing, se le ocurrió la fastuosa idea del programa de pérdida de peso (que están copiando otras instituciones educativas), después de enterarse de que la mayoría de sus estudiantes pasados de kilos no hacían ejercicio porque pensaban que no tenía sentido.

Entonces decidió motivarlos al hacer que sus calificaciones dependiesen más de su forma física que de sus capacidades como estudiantes. El 60% de la nota está determinada por la cantidad de peso que pierden en un período de tiempo determinado, y los exámenes solo representan el 40%. Los estudiantes inscritos en el programa deben perder al menos el 7% de su peso original al final del semestre para poder lograr el ansiado diez.

Para ser aceptado en el programa, los jóvenes primero deben pasar un chequeo médico muy estricto. Solo aquellos con una grasa en su cuerpo superior al 30% y un índice de masa corporal mayor a 28 serán aceptados. Luego tienen que someterse a un régimen de pérdida de peso muy severo, que incluye actividades físicas intensas y un cambio drástico en la dieta. Vamos, que pasan más hambre que el perro de un ciego.

Mientras que otros alumnos solo tienen una clase semanal de educación física, lo que participan en programa hacen 90 minutos de ejercicio intenso, en tres sesiones. A tenor de sus caras, el entrenamiento es más duro que el del ‘sargento de hierro’.

Además de hacer fondos, abdominales o correr sobre una cinta, también deben vigilar su dieta, registrar su ingesta diaria de calorías y subir fotos de sus platos a un grupo en una red social, para que un equipo de nutricionista revise cada alimento. ¡¡¡Qué tortura!!!

Hasta ahora, el programa parece ser un éxito, porque hay varios alumnos que han perdido incluso 30 kilos. Quanfu espera que otros sigan su ejemplo para poder recibir las calificaciones más altas en la universidad.

(Fotos: WeChat)

Los comentarios están cerrados.