Entradas etiquetadas como ‘avion’

Inventa una amenaza de bomba para que su novia no perdiera su vuelo

burdeos-merignac

A grandes males, grandes remedios“, debió de pensar un hombre de 33 años, que detuvo el vuelo en el que tenía que embarcarse su novia, con un método poco ortodoxo: avisó a las autoridades de que había una bomba en algún lugar del Aeropuerto de Burdeos, en Francia. Para qué especificar, así los artificieros perderían más tiempo en localizar el ficticio artefacto. ¡¡¡Vaya hacha!!!

Su pareja llegaba muy tarde y podía perder el avión por culpa de un gran atasco de tráfico. Muy nerviosa llamó al joven y este, ni corto ni perezoso, ideó el supuesto plan infalible con nombre en clave ‘Ese avión no despega por mis…‘ (perdón por la licencia, no he podido resistirme). Lee el resto de la entrada »

Un pasajero abre la puerta de emergencia de un avión para respirar aire fresco

pasajero_aire

Un hombre chino, que viajaba por primera vez en avión, abrió una de las puertas de emergencia del aparato al sentirse un poco sofocado. El pobre pensaba que era como un autobús de línea en el que podía tomar el aire sin ningún problema. O-O

El incidente ocurrió en un vuelo entre las ciudades de Hangzhou y Chengdú, cuando el individuo con aparentes síntomas de sofoco decidió abrir de par en par una de las salidas de la aeronave “para que entrara un poco de viento fresco“.

Lee el resto de la entrada »

Disfraza a su tortuga de hamburguesa de pollo para poder volar sin separarse

tortuga_hamburguesa

El cariño que tienen algunas personas por sus mascotas les lleva a idear planes inverosímiles para poder viajar juntos. Con tal de no despegarse de su amada tortuga, un hombre chino la disfrazó de hamburguesa. Lógicamente la ‘turtle burger’ todavía no es considerada una ‘comida para llevar’ en la cabina de un avión.

El caballero, que responde al apellido de Li, preparó cuidadosamente el manjar casi como si fuera una copia perfecta de la clásica hamburguesa de pollo del KFC (envoltorio incluido). Eso sí, la carne de ave fue sustituida por el galápago. La pena es que la tortuga no era como la protagonista de Vecinos invasores (‘Verne’) que podía perder sin problemas su dura protección (así hubiera dado un poco más el pego).

'Verne', de 'VI', sin su caparazón.

‘Verne’, de ‘Vecinos invasores’, sin su caparazón.

La extraña pareja quería tomar el vuelo 345 de China Southern Airlines, en el Aeropuerto Internacional de Guangzhou Baiyun, pero cuando Mr. Li pasó su equipaje por la máquina de rayos X, el personal de seguridad detectó que dos singulares protuberancias sobresalían de lo que parecía un ‘bollo’. Sorprendidos, pidieron al ‘Señor Tortuga’ que abriera la maleta. En un principio se negó, pero después no tuvo más remedio que mostrar el ‘curioso bocado’. Al desenvolver el paquetito aparecieron saliendo del caparazón los ojitos y la cabecita de su preciada mascota. El pájaro se había transformado en réptil como por arte de birlibirloque.

Finalmente, y tras las presiones del equipo de seguridad, el hombre confesó: “No quería separarme de ella y no se me ocurrió mejor manera de ocultarla que introducirla dentro de una hamburguesa. Pensé que así pasaría los controles sin problemas“. Alma de cántaro y si el animal estiraba su cuello justo en el momento más inoportuno, pues “cazado y hundido” (o “compuesto y sin novia“, por eso del cariño que profesa por su ‘acorazada compañera’).

El caso es que, además de la multa por intentar ocultar un animalito en la cabina de pajeros pasajeros (ups, ¿en qué estaría yo pensando?) y la obligada separación, el hecho se ha transformado en viral en Weibo, la red social más popular de China, donde el quelonio ya es toda una celebridad. Ahora solo falta un avispado propietario de cadena de comida rápida para convertir el ‘platito’ en la estrella de su carta.

(Fotos: Notihoy.com y DreamWorks Animation)

Posiblemente, el peor trabajador del mundo

Las vueltas virtuales a la Tierra siempre dejan escenas curiosas, o indignantes, o dolorosas, o divertidas… La que he dado esta mañana me ha permitido guardar en la retina este vídeo, que aglutina de todo un poco. Curiosa, porque ves que la productividad china es un cuento ídem en ciertos sectores; indignante por la mala leche con la que el tipo trata la propiedad ajena; dolorosa porque imagino en las cajas la inscripción ‘frágil’ y se me saltan las lágrimas; y divertida porque, a pesar de todo lo anterior, confieso que me he reído un rato con el vídeo.

Vayamos a los hechos. Sin preámbulos, el vídeo muestra un plano secuencia de unos cuatro minutos y medio, en los que un operario de China Air se dedica a arrojar con inexistente cariño una serie de cajas a la cinta transportadora que conecta con la bodega de un avión. El sujeto se comportó como un auténtico cretino, dejando a las claras que no es un apasionado de su trabajo, o que tenía un mal día. ¡Igual es el marido de esta dama a la que un sujeto mete mano mientras conduce! En ese caso, puedo entender el resquemor, aunque no justifique su falta de profesionalidad.

Durante tres minutos, el señor ‘Chin Cuidao’ (para algunos, el nombre es ficticio, ;)), da un clínic de lo que no hay que hacer en el trabajo, hasta que llega un compañero, suponemos que con hinchazón en las gónadas por ver la actitud de su colega, y le ayuda a terminar su tarea.

Por lo visto, el vídeo ha levantado cierta polvareda en China, donde numerosos medios han lamentado la actitud de ‘Chin Cuidao’ e imaginamos que China Air ya ha tomado medidas para represaliar al caballero…

PS. Por cierto, ¿conocéis a alguien que haga las cosas peor (no me señaléis a mí, tened compasión)? ¡Contádmelo, que estoy ávido de saber cosas!

Puede ir a la cárcel por abrir un paraguas

(Foto: Rocket News 24)

(Foto: Rocket News 24)

Me imagino que todos conocéis el dicho de ‘las armas las carga el diablo’. Pues a partir de ahora podría cambiarse por ‘los paraguas los carga el diablo‘. Después de leer este post entenderéis este pequeño cambio en la frase.

El protagonista de la noticia de hoy es un pasajero cualquiera dentro de un vuelo de la compañía Cathay Pacific, de Hong Kong. Como su nombre no ha trascendido a los medios, voy a bautizarlo como “Mr. Umbrella”, un guiño como homenaje a Quentin Tarantino, muy dado a  motear a los personajes de sus películas.

El señor Umbrella viajaba tranquilamente en medio de la cabina del pasaje, y tuvo la mala suerte de que a su lado se sentó un orondo y sudoroso personaje. Tal era la transpiración del compañero de viaje, que del techo empezaron a caer decenas de gotas de agua. Pues ni corto ni perezoso, como si de un caballero inglés se tratara (lo digo por la flema), nuestro protagonista sacó de su equipaje de mano un paraguas y cubrió tranquilamente su cabeza para  protegerse de tan inesperada ‘tormenta’. Los truenos llegarían poco después.

Como podéis imaginar, el curioso hecho puso en alerta a las azafatas de cabina, que advirtieron a Mr. Umbrella de que según las normas del Departamento de Aviación Civil, si un pasajero abre un paraguas en pleno vuelo puede interferir en el correcto funcionamiento de los equipos electrónicos de la aeronave. Además, como el ‘cantante bajo la lluvia (ácida)’ no atendió a las indicaciones de la tripulación, también infringió el reglamento de buen comportamiento del pasaje.

Sin comerlo ni beberlo, el señor Paraguas puede enfrentarse a una multa de 1.300 dólares y hasta seis meses de prisión. Y si el hecho es considerado como grave por el juez que instruye el caso, la sanción puede llegar a 6.500 dólares y la condena prolongarse hasta dos años. Seguro que el desafortunado personaje no va a olvidar fácilmente este viaje en avión.

PD. Os dejo un vídeo que puede servir de banda sonora para esta curiosa historia.

Lo más raro que ha pasado durante la semana (20-26 agosto)

La decadencia del frikismo ha llegado al fin en la segunda quincena de agosto, más o menos como todos los años. El problema es que este año ha sido un poco como el calor, ha tardado en apretar, pero cuando ha apretado por poco nos deja sin respiración. Dicho todo esto, supongo que imagináis que hay cosas raras que han pasado y no hemos comentado. No os equivocáis, aquí va la selección de esta semana.

1. Le pide matrimonio mientras les detienen

¿Estáis hartos de esas peticiones de matrimonio que parecen estar sacadas de una película? Seguro que os gusta entonces esta historia, que podríamos titular “A la fuerza ahorcan”. Sean Foxx tiene 27 años. Treila Woods, 24. Ambos entraron a robar una tienda en Estados Unidos, pero la cosa salió mal y al final terminaron detenidos. Quizás viéndose en esa situación límite, pensando en la cárcel y rezando por un vis a vis, Sean decidió que ése era el momento más adecuado para pedirle matrimonio a Treila. No sé qué es más sorpendente: que él le pidiera ahí que se casaran… ¡¡¡o que ella aceptara!!!

2. Una sonámbula en el río

Hace unos días rescataron a una mujer en una de las situaciones más extrañas que he visto hasta ahora (y son muchas las que he contado). Su marido llamó a las autoridades para denunciar su desaparición de madrugada y alertó de que sufría episodios de sonambulismo. En pijama y sin zapatos, esta mujer estadounidense de 31 años fue localizada nadando en el río completamente dormida, con hipotermia. Afortunadamente fue trasladada a un hospital y ya se encuentra mucho mejor.

3. Hizo un vuelo ida y vuelta porque se durmió en el avión

He intentado ser conciso, pero con este tema es difícil. Resulta que la francesa Patrice Christine Ahmed volaba de Pakistán a Francia y aprovechó el vuelo para dar una cabezadita. Desgraciadamente para ella, debe de tener un sueño muy profundo; tanto, que al aterrizar en París no se dio cuenta. Ni ella, ni los empleados del avión, que pensarían que era muy divertido dejarla dormir a ver qué pasaba. Así es cómo Patrice Christine durmió durante las dos horas que duró la parada y después, cuando se despertó, flipó al descubrir que el avión la llevaba de vuelta a Lahore, en Pakistán. Cuando llegó a Lahore cogió otro vuelo a París y esta vez parece que no se durmió. ¡Y me reía yo porque un amigo mío se quedó dormido en la línea Circular del metro de Madrid!

FOTO: simiant

4. Culpó del robo a su “hermana gemela” inexistente

Hay gente que ve las cosas en la televisión y se cree que los demás somos tontos. Solo así me explico que Jennifer Brown, una estadounidense de 31 años, culpara a su hermana gemela de los robos en un hotel… ¡¡¡TENIENDO EN CUENTA QUE ESA HERMANA NO EXISTE!!! Yo que a lo largo de los años me he convertido en un experto en excusas, equipararía ésta a la de “el perro se ha comido mis apuntes”, “se lo estoy guardando un amigo” y “te juro que es la primera vez que me pasa”. Las que no cuelan, vamos. Jennifer había sustraído dos edredones, dos mantas, cuatro almohadas, una cafetera, un reloj despertador, una cesta y un secador de pelo y cuando le pidieron que lo devolviera dijo que su hermana la había llamado y le había dicho que lo iba a llevar de vuelta. Entonces subieron a la habitación y encontraron todos los productos en una bolsa de basura tras la puerta. “Mientras estábamos hablando los ha traído”, decía Jennifer. Y supongo que iría montada en un unicornio.

5. El ciclista más habilidoso

Imagino que muchos de vosotros os habéis reunido para leer en grupo el post y, llegado este punto, estáis pidiendo a voces el vídeo chorra de cada semana. No os defraudaré. ¿Recordáis el capítulo de Los Simpsons en el que Homer quería hacerse payaso? Tenían que montar en unas bicicletas minúsculas y todos dábamos por hecho que sería imposible imitar algo así en la vida real. Pues nos equivocábamos: hay un tipo capaz de montar una bicicleta que no es que parezca de juguete, es que parece sacada de la colección de un miniaturista.

PD: Luego no queréis que me dé miedo dormir, sabiendo que cuando despierte puedo estar nadando en un río… o en Pakistán.

Bruce vive en un Boeing 727 perdido en medio del campo

¿Harto de las grandes ciudades? ¿Quieres mudarte al campo pero con un toque urbanita? ¿No has podido superar el final de Lost? Si te ves representado en alguno de los supuestos anteriores, quizás quieras conocer a Bruce Campbell, un hombre que vive en un Boeing 727 perdido en medio del campo.

Bruce disfruta de sus 62 años en los bosques de Oregon (Estados Unidos), según recoge la prensa estadounidense, y ha gastado casi 160.000 euros en montarse la casa de sus sueños (el avióncaravana de sus sueños, en este caso): la mitad lo empleó en comprarlo y la otra mitad en acondicionarlo, porque por mucho que tengas el bicho… hasta que no le pones unos tapetes, una flamenca encima de la televisión y compras un recogedor, no lo sientes como tuyo.

En la visita guiada que hizo para los reporteros de la CNN, el sexagenario muestra las comodidades que ofrece su vivienda. Una ducha por aquí, un sofá cama por allá, un váter que funciona… todo muy a mano, muy práctico y muy… muy… muy raro. Eso sí,  en plena naturaleza y a solo unos cuantos peldaños del suelo.

Como supondréis, ofrece una oferta de ocio de lo más variada, como todos los aviones. El problema es que aquí no tienes a los asistentes de vuelo pasando a cada diez minutos con ofertas rocambolescas de concursos, calendarios y rasca y gana por un euro… y tienes que buscarte tus entretenimientos. Bruce lo tiene claro: su ordenador, sentarse en el asiento del piloto, caminar sobre las alas… todo ello supone una experiencia única que casi nadie se puede (ni quiere) permitir y eso a él le chifla (chiflar, otra de esas palabras que se están perdiendo).

Según Campbell, vivir en un avión aporta gran seguridad, es una instalación resistente y te da una oportunidad perfecta para presumir de vivienda delante de tus amigos (si los hubiera o hubiese).

Si os pica mucho, pero que mucho, la curiosidad, podéis visitar su web e informaros del horario de visitas además de hacer un repaso a cómo fue el proceso de acondicionamiento de la aeronave a través de los años: desde antes de 2003 hasta el año 2006.

PD: Yo no me veo viviendo en un avión, pero reconozco que tiene algunas cosas en su favor, como que siempre sabes dónde está la salida de emergencia y si te da la gana puedes bajar a la calle en tobogán.

Así seguro que prestas atención en el avión

BecConsejo: “Trata de disfrutar las obligaciones”

No me engañéis… sabéis de sobra que sean chicos o chicas, guapos o feos, listos o tontos, simpáticos o antipáticos… cuando nos cuentan las medidas de seguridad en caso de accidente aéreo, pasamos.

Me da que no es por miedo, sino por hastío. La primera vez te fijas, la segunda algo (pero menos) y a partir de la tercera todo te suena a “Hola, soy Edu, Feliz Navidad”. Además, te pones a pensar: “¿Realmente me va a dar tiempo a hacer todo eso? ¿Voy a tener la tranquilidad suficiente para hacerlo? Bueno, me da que ya lo veremos… además, aquí hay un papel donde lo explican”.

Pues eso, que pasamos de ellos. Sin embargo, en la compañía Cebu Pacific han dado con la clave para que esto no pase nunca más: azafatas bien parecidas bailando al ritmo de Lady Gaga mientras se dan las instrucciones. Es inesperado, es simpático, es gracioso… ¡es genial!

¿Qué pensarías si tú, esperando el rollazo de “aquí tienen dos salidas de emergencia, aquí otras dos y aquí otras dos”… te topas con muchachos y muchachas bailando al ritmo de Just Dance, de Lady Gaga?

Cebu Pacific es una compañía filipina de bajo coste que es conocida por coñas como ésta. Bueno, por eso y porque las azafatas llevan ropa más bien ajustada…

PD: Sólo una duda… ¿fue casualidad que un pasajero grabara el vídeo y lo subiera a YouTube o todo es una estrategia de la empresa para que se convirtiera en un viral? Me da que no lo sabremos.

PD2: El baile lo han visto ya más de cinco millones de personas. Algo debe tener.

PD3: Por cierto, estoy preparando un post con anécdotas de la convivencia. Si tenéis algún recuerdo especialmente gracioso de vuestros compañeros de piso, hermanos o padres… es el momento. Podéis…

Las 15 cosas más raras que pueden pasarte en un avión

Si tenéis alguna anécdota que os haya ocurrido en un avión, ahora es el momento de contarla. ¿Por qué? Pues porque hoy, aprovechando que recientemente un pasajero se desnudó en pleno vuelo y obligó a desviar un avión a Los Angeles, repasamos las cosas más raras que pueden pasarte en una aeronave.

Relacionadas con el sexo

1 → Evidentemente, la primera debe ser, por actualidad, que un exhibicionista se desnude en pleno vuelo y obligue al piloto a desviar su rumbo.

2 → Que detengan a dos hombres que viajan en primera clase, y se acaban de conocer, por mantener sexo oral.

3 → Que coincidas en un vuelo con el actor Ralph Fiennes y leas en los periódicos que mantuvo sexo con una azafata en el baño de la aeronave.

4 → Que la azafata que amablemente te está atendiendo resulte ser una actriz porno en sus ratos libres o, en su defecto, que haya sido portada de un calendario.

5 → Que vueles en un avión porno y tus compañeros de vuelo se quejen porque no quieren que su cara se convierta en el pezón de la modelo Bar Rafaeli cuando acerquen su cara a la ventanilla.

Relacionadas con los famosos

6 → Que coincidas con Melendi, entre en cólera, discuta con la tripulación, con los pasajeros y con todo Cristo, antes de hacer al avión dar media vuelta.

7 → Que una vez te has montado en el avión, el piloto sea “Humberto Janeiro” (no es broma… el hermano de Jesulín es piloto. Y bastante bueno, además, porque la vez que coincidí con él llevó el avión de lujo).

8 → Que Pete Doherty viaje cerca de ti y se inyecte heroína, así como el que no quiere la cosa, en pleno vuelo.

9 → Que te lo hayas sabido montar bien y el día que coges el avión es para ver el programa de Buenafuente que se emite desde allí.

10 → Que Elvis Crespo, cantante (o al menos eso dice su currículo), tenga un momento íntimo consigo mismo (que se masturbe, vamos) mientras el avión está por las nubes. A Elvis Crespo y Ralph Fiennes no sabía en qué categoría clasificarlos, pero como en el caso de Elvis fue él quien compareció ante el FBI, mientras que en el de Fiennes fue la azafata quien tuvo problemas con su empresa he decidido hacerlo así.

11 → Que en tu mismo avión viaje Paris Hilton y que, cuando todo el mundo ha bajado de la aeronave, ella se niegue a abandonarla porque se está maquillando.

Expedientes X

12 → Que el piloto de tu avión consiga aterrizar con una serpiente en la mano, después de que el reptil se cuele en la cabina.

13 → Que vayas al baño y te encuentres con un bebé al que su madre ha dejado ahí (a propósito, es decir, abandonado).

14 → Que amenicen el vuelo con un pase de modelos en biquini. Son diez minutos… pero menos da una piedra.

15 → Que te toque viajar sentado en el baño del avión porque el piloto te obliga, alegando que en tu sitio tiene que sentarse un miembro de la tripulación.

PD: Y esto no es nada… como al final hagan los aviones sin ventanas o los aviones que llevan a pasajeros de pie… nos vamos a reír.

Envía el post:

http://www.wikio.es

El capítulo del avión de Hospital Central tenía que emitirse por pelotas

Fue un empecinamiento absurdo. Me recordó a esas veces en las que yo grabo un vídeo estúpido (todos) y me obligo a ponerlo a sabiendas de que nadie lo quiere ver. Total, ya que he perdido el tiempo haciéndolo… No atiendes a criterios.

La diferencia es que en Hospital Central se hizo, intuyo, por una cuestión de pasta. Madre mía la de billetes que se tuvieron que dejar para grabar ese capítulo. Era en plan “yo me he gastado tanto dinero y por mis pelotas que lo pongo”. Fue ayer como podía haber sido dentro de un año. Daba igual si la historia descolocaba a los seguidores de la serie o conectaba, si resucitaban personajes como Lola, que ya han muerto en la serie, etc.

Mira, si dices que no lo pones, cumple tu palabra. Creo que fue cruel hasta la manera de presentarlo. “Se grabó a 500 metros del lugar de la tragedia de Barajas”… alimentando el morbo, como queriendo sacar aún más audiencia que la que hubieses obtenido el día establecido en primera instancia para la emisión. Es más, me dio la sensación (decidme si me equivoco, porque no estoy seguro) de que se confundieron y dijeron que en este caso la ficción superó a la realidad (y no era la primera vez). ¿No será al revés? ¿O soy yo el que no lo entiende?

Lo que más me indigna es que, luego, viendo el resto del capítulo, me di cuenta de que podían haber cortado de aquí y de allá un poquito y no hubiesen herido la sensibilidad de nadie. Pero no. Tenían que poner esas tomas aéreas y esos primeros planos, esos trozos de avión… todas las cosas que parecían idénticas al accidente real. No sé. Hoy estoy enfadado (no me he tomado ni el yogur). Creo que era cruel y totalmente prescindible.

PD: Fuera de la polémica, hubo un momento mítico en el capítulo, ese en el que, en el lugar del accidente, Raúl le pregunta a Carlos (el ‘buenrollero’) que cómo ha visto a Mónica, la cual acaba de enterarse de que su marido ha perdido una mano en un accidente de avión y se debate entre la vida y la muerte. Su análisis fue digno de un especialista: “Está jodida, está jodida” (con tonito interesante). ¿Pues cómo va a estar?

PD2: También me hizo mucha gracia la del “jolines” y el “porfis” y le cogí más manía a la resabiada.

PD3: A los que os preguntáis por qué lo vi, todo tiene una explicación. Yo soy el clásico oportunista que se traga las cosas y luego las critica. No lo oculto y es más, a pesar de lo que digo seguiré siendo un incondicional de la serie.