El desafío de proteger a la cobra real en el país donde mueren 50,000 personas al año por envenenamiento de serpiente

Probad a preguntar a alguien si cree que habría consecuencias si se extinguiera la cobra real. A priori, que se extinga una serpiente gigante con veneno suficiente para matar a 10 personas adultas no suele preocupar a la población en general, de hecho, casi mejor si se extinguen… a fin de cuentas no ofrecen nada positivo para el ser humano ¿no? Nada más lejos de la realidad. A decir verdad la cobra real es buena para nosotros, os explico por qué.

Una cría de cobra real en posición de defensa (Borja Reh)

En India fallecen casi 50.000 personas al año por mordedura de serpiente, este hecho hace que las serpientes no tengan muy buena fama. Sin embargo, en este contexto, la cobra real puede ser positiva: su nombre científico es Ophiophagus, que significa “comedora de serpientes”, y su dieta incluye la víbora de Rusell, la serpiente que causa la mayoría de los accidentes mortales en este país. En contraste, las cobras reales no causan mordeduras si no se las molesta. Sorprendentemente hay más accidentes en Europa y Estados Unidos, donde se convierten en mascotas exóticas, que en su área de distribución, ahí lo dejo.

Esta parece una razón suficientemente importante para preocuparnos por su conservación, sin entrar en el rol ecológico de este depredador en su medio. Desgraciadamente nuevas amenazas se ciernen sobre la realeza de las serpientes. En concreto un nuevo estudio realizado por el prestigioso herpetólogo Gowri Shankar y su equipo, ha determinado que no solo existe una cobra real, sino que hay una familia real con al menos cuatro especies diferentes.

Gowri Shankar durante el traslado de una cobra real de una zona de conflicto (Gowri Shankar)

Realeza amenazada

He hablado con Gowri para conocer más sobre las implicaciones de este descubrimiento para el futuro de estas majestuosas serpientes. La cobra real ya estaba catalogada como especie vulnerable de extinción a pesar de su amplia distribución que incluye desde India por el oeste, hasta Indonesia por el sureste y Filipinas por el noreste. Gowri afirma que la división taxonómica de cobras reales supone un nivel de amenaza mayor para las especies, especialmente para dos de las que se encuentran aisladas en la isla de Luzón (Filipinas) y en las montañas Ghats del oeste (India). 

Entiendo que los reptiles sigan causando rechazo por desconocimiento, pero una vez aprendes sobre ellos, su inteligencia y nobleza, se convierten en animales bellos y maravillosos

Las montañas de los Ghats del oeste en India (Borja Reh)

Conservación contra toda lógica

La cobra real de los Ghats está en apuros y desgraciadamente carecen del carisma y la aprobación del público en general, “a la gente le gustan los grandes mamíferos, elefantes, tigres y leopardos, los reptiles son un reto, sobretodo si se trata de una serpiente gigante capaz de matar a un elefante con una sola mordedura”, comenta Gowri. Efectivamente parece complicado que un animal de estas características encuentre suficientes apoyos para su protección, de hecho, en otros países como Tailandia estos animales son perseguidos sistemáticamente. Aquí reside la grandeza, el desafío de lo imposible: Shankar y su equipo están consiguiendo que las cobras reales sean respetadas por las comunidades locales a través de la concienciación sobre lo positiva que puede ser su presencia.  “Las cobras reales son venenosas, pero no van a intentar atacarte, no te van a morder ¿Cuánta gente muere por mordeduras de cobra real? Muy poca”.

Cobra real adulta en posición intimidatoria. Esta postura combinada con “rugidos” característicos tienen una función disuasoria (Gowri Shankar)

Perro ladrador, poco mordedor

Su postura disuasoria, convierte a la cobra real es uno de los animales más nobles. Ella advierte con insistencia y evita morder a toda costa. Los datos históricos son la evidencia más clara. Sólo ha habido cuatro muertes en India, una cifra insignificante comparada con las miles de muertes que causan al año otras serpientes venenosas en el mismo país. En este sentido hay que recordar que las cobras reales son animales muy esquivos que prefieren evitar encontrarse con humanos. Pero teniendo en cuenta que además se alimentan de otras serpientes, tener a una cobra real merodeando por el jardín podría ayuda a eliminar a otros ofidios potencialmente más peligrosos y letales para las personas como las cobras escupidoras o la víbora Rusell.

La nobleza de la cobra real se puede observar en este video del traslado de un ejemplar de más de 3 metros a una zona segura lejos de la gente (Borja Reh). 

Un miembro del centro de estudios ecológicos de Kalinga realiza una actividad educativa con niños donde destaca el valor de la biodiversidad de las montañas de los Ghats (Kalinga Centre for Rainforest Ecology)

Con esta estrategia de comunicación y educación, Gowri y su equipo esperan concienciar también a los ciudadanos de otros países que cohabitan con esta especie y a sus gobiernos para que revisen sus políticas de conservación. Todo un reto para proteger a este animal, tan noble como injustamente denostado.

Cobra real en la India (Gowri Shankar)

Visita Kalinga para aprender más sobre el proyecto de Gowri.

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Yanpol Sastre

    Bueno, por la lógica con que se ha escrito esto, habría que exterminar a la víbora Russell ¿no?

    07 diciembre 2021 | 10:51 am

  2. aliados-por-la-biodiversidad

    Gracias por tu comentario.
    Evidentemente la víbora Rusell cumple un papel fundamental en el equilibrio ecosistémico de las zonas rurales y periurbanas de India donde las alteraciones antrópicas han creado el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de las presas principales de estas serpientes. Si bien causan gran número de accidentes, está comprobado que estos se pueden reducir con pequeños cambios como el uso de calzado adecuado y el uso de linternas por la noche así como el mantenimiento de áreas limpias en zonas de gran afluencia de personas.
    Efectivamente, en un artículo de la víbora Rusell habría que exponer la función de este predador para controlar plagas que tienen potencial de provocar enfermedades (incluso pandemias) en estas áreas. Como bien dices, habría que usar otra lógica diferente.
    Saludos.

    07 diciembre 2021 | 11:25 am

  3. Dice ser Maika

    No creo que debamos exterminar a ninguna. Seguramente tendrá algún motivo para existir en el ecosistema, sólo deberemos ser más cuidadosos en el medio en que vive

    07 diciembre 2021 | 1:22 pm

  4. Dice ser Conchita Aguirre

    Muy interesante 🧐

    07 diciembre 2021 | 7:12 pm

  5. Dice ser Roberto

    En nuestra empresa usamos ofidios como control ecológico de roedores. Buen aporte.

    13 diciembre 2021 | 7:34 am

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.