BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

La combustión real

Las llamas del inmenso cuerpo ardiendo sobre la cama de troncos y ramas secas, parecen llegar al cielo. La columna de humo oculta las estrellas y la magnánima fogata oscurece la vida del príncipe, quien recordará de por vida el insoportable olor que desprende el cuerpo de su padre. Y pensar que nunca tuvo tiempo de aprender a resistir una guerra, a ganar una batalla, a blandir una espada, a portar una armadura, a sostener un escudo, a conquistar una dama. El orgulloso metro y medio de cenicienta y tupida experiencia que ahora ayuda a la combustión, no pudo ser transmitida y ya no habrá oportunidad para que el padre le enseñe a su hijo a moldear una barba. «Estoy en tu sangre», suspiró el rey segundos antes de que la gangrena diera el último bocado sobre sus labios. En ese instante, el príncipe sintió el peso de su herencia.

6 comentarios

  1. Dice ser antonio larrosa

    Y yo sigo sin mi Weby es que ….Gran caballero es el zapatero.

    23 Junio 2011 | 13:23

  2. Dice ser Nikko

    Waw. Este me hizo sentir el momento

    23 Junio 2011 | 14:35

  3. Dice ser Metamorfosis

    Trágicamente épico contemplar la cremación de un familiar. Desolador y a la vez hermoso, saber que tu ser querido se fusiona con el fuego,que sus cenizas se dejen llevar por el aire y se mezclen con el agua o la tierra. Los cuatro elementos indispensables para la vida y opcionales para la muerte. Queda aparte el sistema tradicional de encerrar al ser querido en una caja, como si fuera un tesoro, y permitir que los gusanos ejecuten su cruel tarea. Para mí, cada uno que piense lo que quiera, es mucho más digno envolverse en fuego, volar con el viento y posarse lentamente sobre el mar, o sobre las hojas de un árbol. Y también mucho más romántico, dejando aparte para los amantes de lo gótico las artísticas tumbas y mausoleos que alojan a sus tristes habitantes a lo largo de todo el mundo.

    23 Junio 2011 | 15:40

  4. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Un cuerpo queda sin vida
    y a sus despojos los queman,
    humo mal olor y cenizas
    es todo, lo que del cuerpo queda.
    De lo que en vida fue
    queda, lo que él pudo enseñar.
    Y en su defecto siempre queda,
    lo que sus genes transmitan,
    a sus descendientes en heredad.
    A veces la herencia es ayuda
    otras la herencia es un peso.
    Depende del heredado,
    y depende del heredero.

    23 Junio 2011 | 15:50

  5. Dice ser xulita

    Opino como Metamorfosis.
    Me parece mucho mejor la cremación de un cuerpo a ser enterrado bajo tierra por tiempo definido.
    Esparcir las cenizas al viento en un paisaje escogido y fundirte con la naturaleza para siempre.
    Las despedidas son siempre dolorosas.

    23 Junio 2011 | 16:27

  6. Dice ser Enmascarado

    Eso sí que es una forma chula de terminar.
    Un a pira real, para pirarse uno…realmente no hay nada mejor.
    La pena es que luego las cenizas no son biodegradables, más bien todo lo contrario, en lugar de abonar creo que esterilizan.
    Cada uno tenemos nuestra opinión, unos más romántica, otros más ecologista.
    Después de todos los bichos que nos comemos en vida, creo que terminamos siendo mejores bichos si en homenaje a nuestro transporte, cuando dejamos de usarlo, lo donamos o al menos lo dejamos para que den cuenta otros bichos, que seguro que aunque no sean tan inteligentes lo celebran igual.
    …Qué me he reido yo con este argentino!!!
    http://www.cultureunplugged.com/documentary/watch-online/filmedia/play/3370/Just-Next-Stretcher–En-la-Otra-Camilla-

    23 Junio 2011 | 18:07

Los comentarios están cerrados.