BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

La impaciencia

Esperar es una acción que no demanda mucho esfuerzo y que se reduce simplemente a “sentarse y esperar”. De todas formas, el exceso de espera puede volverse insoportable. Para tomar con calma este verbo es necesario un adjetivo que no muchos poseen. El ser paciente es la virtud de los dioses y por lo tanto, la facultad de saber esperar está muy lejos se ser una virtud humana. De esta reflexión surge un silogismo: “Pedro es humano. El humano es impaciente. Pedro es impaciente”. Sabiendo que Pedro es humano lo único que queda por calcular es el grado de impaciencia. Ahora se encuentra en el hospital con sus muñecas vendadas puesto que la ansiedad que corrió por sus venas fue excesiva, y se vio tentado a suicidarse. Como verán, lo que más le cuesta a Pedro es esperar la llegada de la muerte que, según sus palabras, es demasiado impuntual.

9 comentarios

  1. Dice ser Enmascarado

    También creo que va con la edad, la intensidad con que se vive es proporcional a la edad o también a la actividad que cada uno tiene.La paciencia es un caballo salvaje que se va domando muy despacito, hasta que termina siendo nuestra mascota de compañía.Buenos días Walter

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser daniel sanchez

    muy bueno el final

    17 Abril 2010 | 14:21

  3. Gracias chicos. La paciencia es un tema que se tocó en “cambio e intercambio” y le había dicho a alguien que iba a trabajar sobre eso para el fin de semana. Acá está lo que salió.:D

    17 Abril 2010 | 15:02

  4. Dice ser Lokilla

    El de hoy me ha parecido un poco triste, pero porque es demasiado real. Aunque me gusta como lo has resuelto.Hay que aprender a disfrutar de la espera. Lo bueno siempre se hacer esperar…PD. Me encanta el refranero español, sirve a decir una cosa y todo lo contrario según quieras..jejeje

    17 Abril 2010 | 16:12

  5. Dice ser Lucy

    La paciencia de los dioses es de menor categoría, tanto que habría que discutir si puede llamarse paciencia.(fui al diccionario para tratar de concluir en uno u otro sentido pero no me ayudó mucho; me quedo con la acepción 6: f. Bollo redondo y muy pequeño hecho con harina, huevo, almendra y azúcar y cocido en el horno.) Sabiendo lo que vendrá y cómo vendrá, cualquiera puede esperar. Si uno tiene todo el tiempo, para siempre siempre, el paso del tiempo pierde significado.En cuanto a los dichos de Enmascarado: “la intensidad con que se vive es proporcional a la edad” ¿Cómo sería eso? ¿Vivimos más intensamente en la fuerza de la juventud o cuando sentimos que se nos está acabando el tiempo?.Y entiendo lo de Pedro, muchas veces la ansiedad en la anticipación de lo terrible e inevitable es peor que lo terrible mismo cuando sucede.

    17 Abril 2010 | 17:34

  6. Dice ser FRANCISCA

    La paciencia, que gran virtud para aquel que sabe esperar a que llegue cualquier situación y que defecto para aquellos que se rinden enseguida.

    17 Abril 2010 | 17:45

  7. Es verdad Lokilla. Aunque algunos dicen que la tristeza es necesaria para tener conciencia de la alegría. :-/ Mañana voy por algo más alegre, así compensamos.Lucy, estaba pensando en hacer tortafritas para honrar la lluvia que se avecina en Rosario, pero ahora he decidido instruirme en las artes de hornear paciencias.Creo que Enmascarado no discrimina juventud ni vejez, sino que habla de que a medida que crecemos podemos llegar a convertirnos en personas más pacientes. Mi interpretación va más por el lado de la experiencia de vida; aunque la experiencia no siempre está ligada a la vejez, así como tampoco la vejez está obligadamente ligada a la paciencia. Por ejemplo: yo no soy viejo y soy experto en lavar los platos debido a mi experiencia, aunque la mayoría de las veces no tengo la paciencia suficiente para hacerlo.Gracias Daniel por pasarte por acá. Me alegra verte cotidianamente en este blog.Francisca, me tomo el atrevimiento de llevar tu interesante frase a una situación real: La paciencia, que gran virtud para aquel que sabe aguantarse las ganas de orinar, y que defecto para aquellos que se rinden mientras están subiendo por el ascensor.

    17 Abril 2010 | 18:37

  8. Dice ser Marisa G.S.

    Hoy nos tocó tema triste de fondo, como es el suicidio. Menos mal que la muerte fue impuntual en esta ocasión.La paciencia de la espera es distinta si se sabe “Qué” se espera y si es algo bueno o malo.Enmascarado, como siempre acertado en sus frases, te habrás fijado que Lokilla aprecia el refranero español, que aunque tenemos fama los castellanos, tú como andaluz no te quedas atrás.

    17 Abril 2010 | 18:55

  9. Dice ser antonio larrosa

    Más paciencia que tengo yo no creo que tenga el Pedro ese.Clica sobre mi nombre

    17 Abril 2010 | 19:47

Los comentarios están cerrados.