BLOGS
Viento de Levante Viento de Levante

"No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras" Juan Luis Vives

El edil con la supuesta ‘raya’ de coca, Carlos Fabra y twitter

Vicente Adsuara, el ex concejal del PP de Nules que ha dimitido tras difundirse por las redes sociales una imagen suya en la que supuestamente preparaba una ‘raya’ para esnifar cocaína (cosa que el niega rotundamente) es un ejemplo.

Adsuara, exconcejal del PP de Nules

Adsuara, presentando la guía del contribuyente del Ayuntamiento de Nules.

Pero no un ejemplo de comportamiento ejemplar por dimitir ya que tal actuación, sea cierta o no, es censurable para un político. No. Me refiero a que es un ejemplo de que con el auge de las redes sociales (twitter, facebook, etc) cualquier político puede verse abocado a un serio problema por comentarios o imágenes que, se trate de bromas o no, pueden truncar sus carreras.

Adsuara era una promesa del PP de Castellón. Apuntaba alto, pero una mala imagen difundida por twitter, y posteriormente por los medios de comunicación, ha acabado con sus expectativas.  Dentro de su partido, tenía sus apoyos y sus adversarios. Entre estos últimos, tenía uno poderoso: Javier Moliner, actual presidente provincial y de la Diputación Provincial y sucesor del polémico Carlos Fabra.

Moliner quiere barrer todo lo que huela a Carlos Fabra, condenado por varios delitos de corrupción. Y no le tiembla el pulso a la hora de sustituirlos. Pero Adsuara también tenía otros apoyos, además del polémico Carlos Fabra. El dimitido edil de Nules iba para presidente provincial de Nuevas Generaciones de Castellón, y contaba con el apoyo de la expresidenta regional y diputada autonómica Verónica Marcos (afín al secretario general del PPCV, Serafín Castellano).

Carlos Fabra

El expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, durante su declaración en el juicio contra él por tráfico de influencias, cohecho y fraude fiscal. EFE/Domenech Castelló

Moliner, que desconfiaba de Adsuara por su afinidad al encarcelado Carlos Fabra y a Serafín Castellano, dio el poder en Nuevas Generaciones de Castellón a Pablo Roig, concejal de Catí al que posteriormente nombró diputado provincial. Ahora, el presidente de NNGG de Castellón es Gonzalo Bautista, de Villarreal y también leal a Moliner.

La relación de Adsuara, antes de dimitir por el asunto de la fotografía de la raya de cocaína, también era distante con el alcalde de Nules. Mario García. De hecho, Mario García también forma parte del equipo de Moliner en la Diputación de Castellón.

Tras esta dimisión, por tanto, no sólo hay un caso de conducta inapropiada difundida por las redes sociales. Subyace también la lucha por la renovación en el PP de Castellón que impulsa Javier Moliner y que pretende enterrar la etapa de Carlos Fabra, histórico dirigente popular de la provincia que tiene una imagen pésima en toda España tras sus condenas judiciales por varios delitos.

Adsuara, exconcejal del PP

El alcalde de Nules, Mario García, con Adsuara, concejal que dimitió por el escándalo de la foto de la cocaína.

Este error de Adsuara, prestarse a que le fotografíen con una supuesta raya de ‘cocaína’ (se supone que alguien de su entorno), sirve a su vez a Moliner para continuar con la defenestración de Carlos Fabra y sus afines en el PP de Castellón.

En Génova (sede nacional del PP) se avala el relevo generacional y político emprendido por Javier Moliner para pasar página definitivamente a la época de Carlos Fabra. Y Adsuara, que pretendía amenazar el control de Moliner entre los jóvenes del PP de Castellón, es ya historia en política. Como Carlos Fabra.

Adsuara no es ni será el primer político que cae por sus propios errores… multiplicados por la implacable onda expansiva de las redes sociales.

Los comentarios están cerrados.