BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Europa deja atrás un 2016 marcado por la crisis migratoria y la amenaza terrorista

Varios refugiados caminan hacia Austria desde Hegyeshalom, Hungría. (EFE/Balazs Mohai)

2016 ha sido un mal año para la Unión Europea pero sobre todo ha sido (otro) mal año para los miles de personas que se ven forzadas a abandonar su país día tras día por la guerra. La llamada crisis de los refugiados se encuentra lejos de ser una crisis temporal y se ha convertido ya -de momento no hay señal que indique lo contrario- en una grave crisis que afecta de manera estructural a toda Europa.

Según el último informe oficial de la UE, el número de personas que pidieron asilo durante el tercer trimestre de este año llegó a 358.300, de las cuales la gran mayoría (el 97%) pedía asilo por primera vez. Si nos fijamos en el país de origen, las tres nacionalidades que más peticiones registró la UE son sirios (87.900), afganos (62.100) e iraquíes (36.400). Y es que Siria se ha cobrado más de 250.000 muertes y cerca de 5 millones de personas han huido del país, recogen datos de CEAR.

La crisis de los refugiados, como señala el investigador Joaquín Arango en una publicación de CIDOB, está suponiendo “un colapso del sistema europeo de asilo y refugio, una falla sistémica de la solidaridad hacia los migrantes forzosos y entre los estados miembros; reiteradas vulneraciones de la legislación comunitaria e internacional; una peligrosa erosión de la autoridad de las instituciones comunitarias; una amenaza para la libre circulación en el espacio Schengen; una agudización de las fracturas Norte-Sur y Este-Oeste en la UE; y una inyección de combustible para el ascenso de la xenofobia, los sentimientos antiinmigración y el euroescepticismo”.

De hecho según constata la última encuesta de la Comisión Europea, el Eurobarómetro, la inmigración continúa siendo el reto más importante para la mayoría de los europeos (así lo considera un 45%) mientras que el terrorismo es el segundo (32%).

Este año Europa ha visto al Reino Unido votar su propia salida de la UE, a Austria contener la respiración hasta el último momento -con la elección finalmente del ecologista Alexander van der Bellen como presidente-, a Hungría iniciar la construcción de un nuevo muro antimigratorio -en su frontera con Serbia-.También ha vivido el desalojo de los campos de refugiados de Idomeni, en Grecia, y de Calais, en Francia. Y ha visto como la amenaza terrorista se extendía para tocar a Bélgica en marzo (34 muertos), a Francia en julio (84 muertos) y a Alemania en diciembre (12 muertos), por no hablar de los múltiples y periódicos atentados en Turquía que han dejado a su paso más de un centenar de víctimas mortales.

¿Será 2017 mejor?

2016 no ha sido un buen año pero sobre todo no lo ha sido por qué la acción política se ha basado en reaccionar más que en prevenir, en lamentar más que en afrontar. Entre las prioridades legislativas de la UE para 2017 están precisamente la política migratoria -quiere reformarse el Sistema Europeo Común de Asilo y establecer un realojo equitativo de los refugiados en Europa- y combatir la amenaza terrorista mediante un refuerzo de la seguridad, entre otras medidas, con el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes.

Si tampoco no ha sido un buen año 2016 -y veremos 2017- es porque el discurso xenófobo y antiinmigración con el que ganó el Brexit está ganando peso en otros países europeos que afrontan el próximo año elecciones clave, como Francia, Holanda o Alemania, donde partidos de la ultraderecha esperan conseguir su silla.

¿Sabrá la UE actuar como un verdadero actor político? ¿Asumirán de una vez por todas los estados una responsabilidad compartida a la hora de acoger a demandantes de asilo? ¿Logrará la UE combatir la amenaza terrorista y reforzar su seguridad? ¿Se erigirá la UE como un verdadero referente frente a unos Estados Unidos dominados por el trumpismo? ¿Será 2017 mejor? Preguntas que difícilmente permiten asentir con la cabeza…


Artículos relacionados:

Europa suspende una vez más en su compromiso con los refugiados

Sergi Cámara: “En Lesbos cada día llegaban unas 15 o 20 barcas de refugiados”

Las dos Europas ante el drama migratorio

El Mediterráneo: la fosa común de la UE

Los comentarios están cerrados.