BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

La guerra de Paz y Paz en Guatemala

WOLA Human Rights Awards 2014

WOLA Human Rights Awards 2014

Hoy quiero dedicar mi post a alguien, a una mujer que empeñó la dura tarea de intentar crear la paz en Guatemala.

Claudia Paz y Paz desempeñó la ardua misión de ser la primera mujer en el cargo de Fiscal General de Guatemala. Estuvo en el cargo desde diciembre 2010 hasta mayo 2014. En estos tres años, su oficina llegó a resolver un número récord de casos vinculados con la corrupción, el narcotráfico y la violencia y lograron reducir la cantidad de homicidios no resueltos del 95% al 70%.

Como no es de sorprender, en mayo de 2014, siete meses antes de que finalizara su periodo en funciones, la Corte Constitucional dictaminó que Claudia Paz y Paz tenía que dimitir de su cargo y al volver a presentarse entre los aspirantes a Fiscal General fue excluida de la lista.

De esta manera, Claudia Paz y Paz tuvo que abandonar el país. Hoy en día, aun no ha podido volver a Guatemala, y reside en Washington.

Durante su mandato, Claudia Paz y Paz tuvo que enfrentarse a ataques, demandas judiciales y campañas llevadas en su contra, realizadas por partidarios de los antiguos militares guatemaltecos.

El trabajo fue señalado por la revista Newsweek como ‘posiblemente el más peligroso del mundo’. Y es que Guatemala fue y lamentablemente sigue siendo un país azotado por la violencia con una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

Cuando Claudia asumió el poder en 2010 había una gran crisis de seguridad en el país. Guatemala vivió una guerra que duró más de 35 años. En 1996 terminó la guerra, pero la violencia, no. Problemas con el tráfico de drogas, con las maras con cada vez más poder, con los carteles de México que llegaban a Guatemala… Este es el escenario que se encontró Claudia Paz y Paz y en el que empezó a trabajar, empezando con “cambiar la cultura de la violencia”

Uno de sus mayores logros durante su mandato fue llevar ante la justicia a numerosos asesinos y narcotraficantes. Incluso por primera vez en la historia de Guatemala llevó al tribunal a un exjefe de Estado, Efraín Ríos Montt, acusado de la muerte de 1.771 indígenas de la etnia ixil durante su dictadura en el país en los años ochenta.

Más de 100 testigos, 40 peritos, traducción simultánea a una lengua maya: así fue el primer juicio por genocidio contra un exjefe de Estado ante un tribunal nacional. Hallado culpable, Ríos Montt sólo pasó un día en la cárcel de su condena de 80 años: el fallo fue anulado por la Corte Constitucional de Guatemala. Un duro golpe para Claudia.

Al menos la comunidad ixil fue escuchada y el exmilitar fue hallado culpable. A raíz de este juicio se condenó a militares con la pena más alta por primera vez en la historia de Guatemala. Claudia trabajó duro para lograr su exitosa labor de demostrar la transparencia de la Fiscalía General y cambiar el sistema fiscal, en tres años se capturó a cinco de los 10 delincuentes de la lista de los más buscados, y a más narcotraficantes durante su mandato que en los 10 años previos. Todo ello son avances que se consideran hitos en la lucha contra la criminalidad en el país.

Como mujer, Claudia logró tipificar el femicidio como un delito específico y crear espacios para juzgar estos casos y dar apoyo a víctimas.

Claudia Paz y Paz, que lleva un apellido que es casi un vaticinio de su misión, ha demostrado que un sistema tan desesperado y una realidad tan compleja se puede mejorar poco a poco. Lamentablemente aún queda camino por andar en este país, Guatemala sigue siendo la quinta nación con más homicidios de America Latina y aún tiene un escenario de desigualdad, exclusión de los pueblos indígenas, impunidad, corrupción, crimen organizado y violencia política.

Claudia Paz y Paz fue incluida en 2012 por la revista estadounidense Forbes entre las cinco mujeres ‘más poderosas que cambian el mundo con la política’ y el año siguiente fue nominada al Nobel de Paz. En 2014 recibió el Premio de Derechos Humanos, otorgado por La Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

Recomiendo el documental ‘Carga de Paz’ (Burden of Peace) que ofrece un testimonio sobre la lucha de Claudia Paz y Paz por mejorar la situación de Guatemala.

Los comentarios están cerrados.