BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Con el agua al techo

Roberto se fue a dormir y se despertó con los pies mojados en el colchón.

“Mi casa está tapada por completo, desapareció, no nos dio tiempo a sacar nada”, cuenta mientras rema sobre la calle Moreno de Concordia, en el litoral argentino.

Girará sobre Corrientes y seguirá por la Avenida Néstor Kirchner. Aunque claro, eso apenas se deduce porque hasta la señalética está tapada por el agua. Viaja en bote con el cronista de televisión sobre las calles que están como en Venecia, pero con mosquitos, calor y desesperanza.

“Tengo 1.80 m de agua adentro de mi casa”, cuenta otro de los vecinos.

Un tercero invita a recorrer su casa, y relata que casi dos metros más abajo de donde están ubicados con el bote se encontraba su jardín, con una galería recién construida para hacer asados, un limonero y un olivo. Los ojos se le llenan de lágrimas pero no quiere a llorar. Se niega a ser otra de las caras de la tragedia.

 

Así quedó el tiovivo de Concordia, en Argentina. En esta zona son las peores inundaciones en 50 años. Fuente: foto viralizada en Twitter.

Así quedó el tiovivo de Concordia, en Argentina. En esta zona son las peores inundaciones en 50 años. La foto se viralizó a través de Twitter.

Estos vecinos son algunos de los 160 mil evacuados en Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina. En esta zona del litoral argentino, que conoce de anegamientos, estas inundaciones son las peores en 50 años.

Los gobiernos recorrieron las zonas, pero la ayuda provino principalmente de la gente, que se organizó en plazas y sedes de ONGs para donar pañales, repelente de mosquitos, ropa y alimentos.

En Argentina el agua dejó dos muertos y 20 mil evacuados. El tiempo mejoró, pero mientras siga lloviendo en Brasil los ríos Paraguay y Uruguay seguirán llevando agua en demasía, que además puede tardar varias semanas en retirarse.

En Brasil el Estado de San Pablo decretó la emergencia después de que tres personas murieran por un derrumbe ocasionado por la lluvia. Y en Uruguay dicen que los refugiados podrán volver a sus casas en enero.

Pero el lugar más afectado es Paraguay, que tiene cerca de 130 mil evacuados y pocos recursos para enfrentar la devastación. Seis personas murieron y al momento del cierre de esta nota todavía había alerta meteorológica con posibilidad de tormentas.

La deforestación, la falta de obras y la menor capacidad de absorción hicieron mella en un suelo castigado por el fenómeno de El Niño, que produjo lluvias extraordinarias en la zona. Los ríos Paraguay y Uruguay desbordan, y los damnificados son, otra vez, los que menos tienen.

Los comentarios están cerrados.