BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Las guerras interminables: primero Al Qaeda, ahora EI

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en una imagen de archivo. (Kristoffer Tripplaar/EFE)

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en una imagen de archivo. (Kristoffer Tripplaar/EFE)

Tras las muertes de James Foley, Steven Sotloff, Abdul-Rahman Peter Kassig y Kayla Mueller, Obama busca respaldo y legitimación en su particular guerra contra el Estado Islámico. Es por ello que este miércoles presentó al Congreso una propuesta de Resolución para el Uso de la Fuerza (AUMF, en sus siglas en inglés) para combatir al grupo terrorista.

Obama no necesita pedir la aprobación del Congreso -en verano, por ejemplo, ya anunció que empezaría a bombardear Iraq para combatir al EI- pero le interesa. Lo que ahora busca el presidente no es una autorización de carácter legal sino una acción simbólica: tener el visto bueno de demócratas y republicanos en el Congreso para que sus acciones militares sean más legítimas. “Somos más fuertes como nación cuando el presidente y el Congreso trabajan juntos”, dijo en una ocasión.

Aunque este miércoles aseguró que la propuesta que presentaba ante el Congreso “no autorizaría operaciones de combate terrestre a largo plazo y de larga escala como aquellas conducidas en Irak o Afganistán”, las dudas están (deben estar) sobre la mesa. De momento, según el texto de la propuesta, la autorización del uso de la fuerza militar “debería terminar tres años después de la promulgación de la resolución conjunta, a menos que sea reautorizada” y no se especifica su aplicación geográfica. Así que puede ser Irak, Siria o cualquier otro país. 

Militantes de Estado Islámico apuntan a un grupo de soldados iraquíes. (Archivo/ GTRES)

Militantes de Estado Islámico apuntan a un grupo de soldados iraquíes. (Archivo/ GTRES)

Por otro lado, persigue hacer uso de sus poderes ante “fuerzas o personas asociadas [con el Estado Islámico]”, por lo que se entiende “individuos u organizaciones luchando con, en nombre de, o junto al ISIL o cualquier otra entidad sucesora en las hostilidades contra los Estados Unidos o sus socios de coalición”. O sea, una definición bastante amplia. Más allá de las intenciones iniciales de Obama y su equipo asesor, lo importante aquí será ver si la propuesta que resulte finalmente aprobada tras debates y reformulaciones limitará el uso de la fuerza, en qué términos y hasta qué fecha.

La pesadilla de las guerras que nunca terminan y que empezó con Bush contra Al Qaeda podría prorrogarse ahora en una lucha de otro presidente, Obama (y muy probablemente también su sucesor/a)  y contra otra organización, el Estado Islámico. Tras el 11-S el Congreso de Estados Unidos aprobó una resolución que permitió “legitimar” que tropas estadounidenses pisaran Irak y Afganistán y bombardearan países como Pakistán o Yemen. Esta misma autorización hace que todavía hoy, catorce años después, esta lucha no haya terminado.

Según el periodista Ryan Goodman, aquellos americanos que estén preocupados por otra interminable lucha contra el terrorismo tienen motivos para estarlo. “Los americanos podrían encontrarse en guerras que el Congreso no ha elegido, y en países que convierten América en menos segura, no más”, escribe en Foreign Policy.

5 comentarios

  1. Dice ser miguel

    y todo lo que se necesite inventar, para sostener el caos y poder hacer su negocio la potencia imperialista y terrorista de EEUU..

    13 febrero 2015 | 19:17

  2. Dice ser rosa

    estoy de acuerdo con Miguel. Y siempre se equivocan y les mandad provisiones, armas… Todo esto por desgracia lo pagan periodistas, personas que van a esos países a ayudar. Los del traje y chaqueta están a miles de kilómetros y cuando visitan la zona van muy bien protegidos y avisan a sus compinches de EI y Al Qaeda para decirles: -Heeee que va un jefazo estaros lejos y quietos.

    13 febrero 2015 | 21:55

  3. Dice ser heavyloud

    alguien tiene que pararles los pies, digo yo

    13 febrero 2015 | 23:48

  4. Dice ser heavyloud

    al EI me refiero

    13 febrero 2015 | 23:48

  5. Dice ser Yo Discrepo

    Es curioso ver como las geoestratégicas se amparan en fingidas cruzadas anti terroristas y así podemos ver cómo los cascos azules encargados de separar las aguas turbulentas de los Altos del Golán entre Siria e usrael, son cercados y empujados a huir por yihadistas, en las mismas narices del ejercito israelí; qué casualidad, ¡impunemente! o ayudados. Y visto lo visto, me parece de una candidez que asusta admitir que el auto proclamado estado islámico instalado en el norte de Irak haya aparecido como de la nada, precisamente donde están las mayores reservas de petróleo de ese país, aunque sí que es curioso por no decir obsceno, que nos rasguemos las vestiduras ahora cuando el atacado es Irak, mientras callábamos cuando en la misma zona los sufridores eran ciudadanos sirios del otro lado de la frontera, y lo peor, es que desde los medios de comunicación solo se decía que allí solo había una guerra civil o “de liberación” contra el dictador de turno; pero ahora cuando los mismos mercenarios ciegos de ambición amplían horizontes, pasan de “libertadores” a terroristas islámicos.
    Recientemente el presidente François Hollande, en un gesto de honradez, reconoció que Francia había pagado a mercenarios para derrocar al presidente sirio Bashar al-Asad; y mi pregunta es: ¿de qué se quejan ahora si han sido ellos los que han alimentado a la bestia?.

    14 febrero 2015 | 12:49

Los comentarios están cerrados.