BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Pena de muerte, más cerca de la abolición

Más de 58 países en todo el mundo continúan aplicando la pena de muerte / EFE

Más de 58 países en todo el mundo continúan aplicando la pena de muerte / EFE

China, Irán, Irak, Arabia Saudí, Estados Unidos y Somalia. Son los seis países del mundo que más aplican la pena de muerte en la actualidad, una práctica atroz que nos recuerda a tiempos pretéritos y nos parece totalmente contradictoria con los valores de un país democrático. A pesar de ello, la ONU nos ha dado una buena noticia: 117 países han votado a favor de una resolución para pedir una moratoria en las ejecuciones y, con ello, avanzar hacia la abolición definitiva de la pena capital. Una cifra récord, si tenemos en cuenta que jamás tantos países se habían posicionado claramente contra la pena de muerte ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En los últimos 20 años, el número de países que dejaron de aplicar la pena de muerte aumentó considerablemente, por lo que Amnistía Internacional apunta a que se está convirtiendo en algo del pasado. De hecho, la organización señala que esta pena se lleva a cabo en sólo 1 de cada 10 países. En África, por ejemplo, cada vez son menos los países que llevan a cabo ejecuciones, a pesar de que la pena capital continúe siendo contemplada como sanción penal. De este modo, cuesta digerir que países democráticos como Estados Unidos o Japón aún la apliquen en nuestros días. De hecho, en algunos estados estadounidenses como Michigan, New Jersey o Illinois ya ha sido abolida, y en Japón la preocupación de la sociedad por esta práctica no deja de aumentar.

Esta es la quinta resolución similar que realiza la ONU desde 2007. El 60,6% de los países miembros han votado a favor de la resolución contra la pena de muerte (117 votos), frente a 38 votos en contra y 34 abstenciones. La mejor noticia es que cinco de los países que habían votado en contra de resoluciones anteriores (Bahréin, Myanmar, Tonga, Uganda y Cantes) se han abstenido en esta ocasión. Por contra, Papúa Nueva Guinea, que se había abstenido en el pasado, ahora ha votado en contra. Cuando se fundó la ONU, en 1945, sólo 8 países miembros habían abolido la pena capital (menos del 16%), mientras que hoy en día 95 la han abolido (49,2%) y 137 han hecho lo propio tanto en su legislación como en la práctica (casi el 71%).

Aunque sólo 22 países aplicaron la pena de muerte en 2013, lo cierto es que al menos 58 países en todo el mundo continúan haciéndolo. Entre los seis países con más ejecuciones, las realizadas en China el pasado año se desconocen, ya que esta cifra se considera secreto de Estado en el país, sin embargo hay indicios de que el gigante asiático es quien más aplica la pena capital; le sigue Irán, que llevó a cabo más de 369 ejecuciones el pasado año, y según varias fuentes esta cifra podría ascender a 704; en Irak el número de ejecuciones aumentó un 30%, unas 169 en total; Arabia Saudí ocupa el cuarto puesto, con unas 79; en penúltimo lugar está Estados Unidos, con unas 39; y finalmente Somalia, que realizó unas 34. Además de en estos cinco países, la pena de muerte continúa aplicándose en amplias zonas del noreste de África, Oriente Medio, el Sudeste Asiático, Corea del Norte, Guatemala y el Caribe. Europa es el continente donde esta práctica está menos extendida, ya que sólo se aplica en Bielorrusia.

Los delitos por los que se aplica la pena de muerte son variados y dependen mucho de la zona geográfica donde se lleva a cabo. Algunos, como la homosexualidad y la sodomía, son delitos propios de varias zonas de África y Oriente Medio, y en esta última también es común la aplicación de la pena por adulterio y renuncia a la religión; en China, por su parte, la corrupción y el tráfico de personas son los actos más penados con la ejecución; en Guatemala, el secuestro. Otros casos para los que se contempla la pena capital alrededor del mundo son el asesinato, el espionaje, el terrorismo o la disidencia política.

En cuanto a los métodos de ejecución, éstos también dependen de la zona donde se realice y son muy variados, desde la decapitación y la horca a la inyección letal, pasando por la electrocución y el fusilamiento. Durante años se creyó que el método de la inyección, aplicado principalmente en Estados Unidos, era el más “ético”, al considerarse indoloro y que, por tanto, no causaba sufrimiento a los reos. Sin embargo, varias voces aseguran que la inyección letal supone una tortura para los condenados, como apunta el director de la World Coalition Against Death Penalty, Raphael Chenvil.

Hay un gran debate abierto alrededor de la pena de muerte, pero los datos cada vez demuestran una mayor oposición a esta práctica. Ante todo debemos preguntarnos si es justo que un Estado pueda decidir sobre vidas humanas y si matar a un supuesto delincuente contribuye a erradicar la delincuencia. Y, sobre todas las cosas, deberíamos cuestionar si las muertes de las miles de personas cuya inocencia fue demostrada post mortem valieron la pena.

15 comentarios

  1. Dice ser Anna

    Pues yo SÍ CREO en la pena de muerte. Explicadles a los familiares de asesinados brutalmente que el susodicho engendro va a tener cama, comida y paguita por la cara y luego va a poder corretear por las calles impunemente mientras que sus hijos, maridos, mujeres o hermanos se pudren en un foso. Preguntadles a los padres de Marta del Castillo, a ver qué opinan. O preguntadle a la madre de Sandra Palo, porque El Rafita tiene más delitos en su historial que cromos de Panini.

    29 diciembre 2014 | 00:18

  2. Dice ser harto de meapilas

    mas cerca de la abolicion?

    Creo que los giliprogres os lo tendriais que mirar o al menos informar de lo que esta pasando en el mundo.

    Aparte, igual algun dia entendereis lo que es un juicio con garantias, y lo que no, diferenciareis lo que es la estupidez de un policia de lo que es un colectivo con ordenes de disparar a la gente, segun tu… mas cerca de la abolicion…

    29 diciembre 2014 | 08:20

  3. Dice ser noelian

    Exacto Anna, yo también soy partidaria de la pena de muerte, otro gallo nos cantaría.
    Esa gente que defiende la reinserción de asesinos y violadores, deberían llevárselos a sus casitas y darles acomodo y por supuesto responsabilizarse de sus actos en plan “Acoge a un cabrón”, solo si así fuera, me planteraría abolir la pena de muerte que seguro éstos “acogedores” correrían a restaurar.

    29 diciembre 2014 | 10:28

  4. Dice ser atb

    No es nada bueno que las personas que llevan lo publico pierdan su humanidad, bondad y cordura contra quien sea. Deben estar ahi para ayudar siempre, no para dañar.

    29 diciembre 2014 | 11:22

  5. Dice ser David

    noelian, que te inyecten a tí veneno por las tripas. y depaso te inventas las ordenes de detención. Deja de violar los derechos humanos.

    29 diciembre 2014 | 11:46

  6. Dice ser noelian

    David, no violes tu los derechos humanos de las víctimas, menos inyectar y llévate al asesino de turno a tu casa ¿ok?, que pasa…. eso no te va ¿no? ya ya claro….muy típico

    29 diciembre 2014 | 12:00

  7. Dice ser UPyDavid.

    noelian, para mí eres una asesina que quiere inyectarle veneno por las tripas a la gente.
    si tú pides la pena máxima para mí, yo pido la pena máxima para tí. Entiendes.
    Asesinar es quitarle la vida a una persona. Es autor del delito el autor, el complice y el que induce a cometerlo. Estás induciendo a asesinar a la gente. No pienso como tú. Soy David el de antes. Respeta a los familiares y a las victimas de las penas de muerte.

    29 diciembre 2014 | 12:22

  8. Dice ser noelian

    Ójala nunca tengas que verte en la tesitura de que un cabrón con pulgas de esos que tu defiendes, te mate a una persona querida.
    Prefiero que me llamen asesina que no gilipollas.

    29 diciembre 2014 | 12:43

  9. Dice ser UPyDavid

    noelian, me está jodiendo el cumpleaños.
    vamos a ver, yo no defiendo a nadie lo que ocurre es que a mí nunca me gustaría verme en esa situación por el sufrimiento pero tampoco quiero que queden impugnes. Hay que estudiar la forma de que no lo vuelva a hacer.
    noelian el fin de una pena es la reinserción y no la tortura. Se trata de que no lo vuelva a hacer.

    29 diciembre 2014 | 12:48

  10. Dice ser rmj

    UPyDavid.
    Yo creo que no tienes hijos. Imaginate X un momento que el violador que detuvieron hace poco ha sido el.que ha cogido a tu hija, la ha drogado, la ha llevado a su piso y la ha reventado X dentro, como a la niña china pequeña. De verdad no creeras en la pena de muerte? Quieres que vuelva a la sociedad??
    Ahora Imaginate que a tu hija, mientras vuelve a casa la cogen 3 o 4 desalmados y la violan entre todos varias veces. Imaginate la angustia de esa niña. Después la apuñalan, como no.logran matarla la atropellan, y como sigue viva van a por gasolina y la queman estando viva. Los reinsertamos en la sociedad?
    Imaginate que estas en tu casa, con tu familia y entran una panda de hdp a robarte y se cargan a tu mujer todo para que les des el.dinero. O encañonan a tus hijos.
    Vamos a darles a todas estas personas, X no llamarles otra cosa, comida, gimnasio, cama, etc, todo de gratis y en unos pocos añicos los soltamos a que vuelvan a repetir.

    29 diciembre 2014 | 16:28

  11. Dice ser Carla

    rmj no lo podría haber explicado mejor! totalmente de acuerdo! que tú matas? pues mueres! eso es así… o al menos, debería ser así…

    29 diciembre 2014 | 17:27

  12. Dice ser Actionman

    Si se aplicara la pena de muerte, en sistemas democráticos con plenas garantías jurídicas, sobre delincuentes multireincidentes que han tenido sobradas oportunidades para dejar de delinquir, con acceso a educación gratuita, con cursos para aprender profesiones, psicólogos, pedagogos, asistentes sociales, todo ello pagado por el propio sistema, tendría un efecto disuasorio absoluto. El problema de la pena de muerte es que se aplica en países con penosos sistemas penitenciarios y/o aún más penosas garantías jurídicas, amen de una carencia absoluta de una sociedad equitativa que permita la igualdad de oportunidades a todos sus ciudadanos.
    No debe aplicarse, en ningún caso, dicha pena de muerte a “primerizos”, sino al multireincidentes, ya sean por delitos de sangre o por violencia extrema, aunque no causen la muerte .
    Dejemos de compadecernos del ser humano que nace con plenas garantías sociales y elige el camino del delito. Cada delito debería alejar al delincuente de ser considerado por la sociedad como una persona.

    29 diciembre 2014 | 17:58

  13. Dice ser Rita

    MJ:

    1. – imaginate por un momento que un hijo tuyo asesina a alguien y después es sentenciado a pena de muerte y ejecutado, tu hijo, muerto en una camilla envenenado, sin posibilidad de defenderse, atado, y tú mirando el espectáculo de tu hijo MURIENDOSE.

    2.-imaginate que alguien asesina a tu nieto y su padre, tu hijo, se venga y asesina al asesino de tu nieto, ahora tu hijo pasa al punto anterior, 1.

    El asesinato nunca es la solución, ni personal , ni gubernamental.

    29 diciembre 2014 | 18:30

  14. Dice ser noelian

    Los asesinos y violadores son monstruos, y no, no tienen derecho a arrebatar vidas y quedar libres o a ser falsa e inutilmente reinsertados, hay que aliviarles y aliviar a la sociedad aplicándoles la pena de muerte.
    El asesino morirá envenenado y sabiendo por qué, sus víctimas torturadas y sin entender nada.
    Defiendo los derechos de las personas, no de los monstruos.
    Felicidades por tu cumple UP y David, yo no te jodo, te jodes tu mismo defendiendo lo indefendible.

    30 diciembre 2014 | 10:30

  15. Dice ser noelian

    Actionman, a ver, hay casos y casos, asesinatos clarísimos ejecutados por monstruos identificados a los que no hay que darles ni la mas mínima oportunidad (Sandra Palo, Marta del Castillo, etc…), a los que encima mantenemos mientras ellos se descojonan.
    No, lo de la educación, amor, compresión y cariño, más psicólogos y psiquiatras, es pura demagogia, no se puede gastar dinero ni tiempo en estos especímenes, no son errores o accidentes, son asesinatos con torturas inimaginables, con ensañamiento y premeditación, lo siento pero a las niñas que he puesto de ejemplo, las han arrebatado la vida de la forma más mezquina y cruel y créeme si son mis hijas y les tengo delante ya no hace falta juicio, me voy a la cárcel con pleno gusto aúnque me apliquen a mi la pena en cuestión.

    30 diciembre 2014 | 10:41

Los comentarios están cerrados.