BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Violencia de género: epidemia mundial

Es un hecho que las mujeres de todo el mundo sufren violencia. Violencia física, psicológica, sexual, por parte de la sociedad, de sus jefes, de sus familiares. Violencia machista. La violencia no solo son golpes y se encuentra en cualquier rincón del mundo, en cualquier colectivo. Hasta en el propio hogar. Y son las mujeres, y no los hombres, quienes corren un mayor riesgo de sufrirla en el ámbito doméstico o familiar, según el último Informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la Violencia y la Salud. El estudio señala que el 30% de las mujeres de todo el mundo sufren violencia de género por parte de sus parejas y que el 35% la sufrirán, en la pareja o fuera de ella, en algún momento de sus vidas. La Directora General de la OMS, Margaret Chan, afirmó con contundencia que la violencia contra las mujeres se ha convertido en “un problema de salud mundial de proporciones epidémicas”, mientras que los sistemas de salud a nivel mundial “pueden y deben hacer más” por las víctimas.

Pero, ¿cómo sufren las mujeres este tipo de violencia en las distintas partes del mundo y cuál es su papel en la sociedad? Existen factores sociales, culturales, religiosos, económicos… pero que solo aportan matices a un mismo problema endémico. Con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, en Goldman Sachs is not an Aftershave enfocamos esta lacra desde las diferentes partes del mundo.

ESTADOS UNIDOS

En EEUU una de cada cuatro mujeres y uno de cada 13 hombres es víctima de violencia de género, dos millones de personas al año son atendidas por lesiones relacionadas con abusos en el ámbito doméstico y cada día tres mujeres fallecen a manos de sus parejas, según datos del Departamento de Justicia. También según estas fuentes, cerca de 1,3 millones de mujeres son violadas cada año en este país y cerca de 5,2 millones de mujeres y 1,4 millones de hombres son víctimas de acoso cada año.

Según ONU mujeres, el porcentaje de mujeres asesinadas a manos de sus parejas alcanza el 45% de las víctimas en Estados Unidos. También en el país, un 83% de las niñas de 12 a 16 años ha experimentado alguna forma de acoso sexual en las escuelas públicas.

En 1994 se promulgó la Ley contra la Violencia de Género, que ha dado lugar a mejoras significativas en los sistemas de justicia penal y civil, alenta a las víctimas a presentar denuncias, mejora la recopilación de pruebas y aumenta el acceso a las órdenes de protección. Además, desde la aprobación de una reforma de la ley a principios de este 2013, la legislación extiende los beneficios a las víctimas homosexuales.

LATINOAMÉRICA

América Latina es un continente pionero respecto a mujeres lideresas. Actualmente, tres de sus países están presididos por mujeres, como es el caso del Brasil de Dilma Rousseff, la Argentina de Cristina Fernández de Kirchner y la Costa Rica de Laura Chinchilla. Además, en Chile, dos mujeres, la ex presidenta Michelle Bachelet y la derechista del partido oficialista Evelyn Matthei, se disputan la carrera hacia La Moneda. Ahora bien, si bien es cierto que en Latinoamérica son más proclives a tener mujeres presidentas que en otras zonas (en España, Francia o Italia nunca ha habido una presidenta), la verdad es que la mayoría de las sociedades latinoamericanas reproducen un sistema patriarcal y los derechos de las mujeres son violados a diario.

El 53% de las latinoamericanas sufren algún tipo de violencia de género, según un informe presentado por ONU Mujeres y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo recientemente en Panamá. En la mayoría de casos, entre el 75% y el 80% de los agresores son personas conocidas por las víctimas. Los países donde las mujeres han presentado más denuncias por malos tratos son Bolivia (53%), Colombia (39%), Perú (39%) y Ecuador (31%), mientras que Paraguay (18%), Jamaica (17%), República Dominicana (16%) y Haití (13%) serían los de menor porcentaje.

Además, la violencia de género se dispara en zonas de conflicto, como en la frontera entre Ecuador y Colombia, y donde hay presencia de grupos armados. Según cifras de la Federación de Mujeres de Sucumbíos, 8 de cada 10 mujeres padecen algún tipo de maltrato en la provincia Sucumbíos, en la Amazonía ecuatoriana y en la frontera con Colombia.

Así pues, Latinoamérica puede ser un ejemplo en cuanto a mujeres lideresas, pero la realidad es que cuando nos adentramos en sus sociedades aún hay mucho trabajo por hacer para que se garanticen los derechos de las mujeres y no queden impunes los delitos que se ejercen contra ellas.

EUROPA Y LA UNIÓN EUROPEA

Si nos fijamos en la Unión Europea, el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, en la clausura de la Cumbre Europea sobre Buenas Prácticas para Erradicar la Violencia de Género que se celebró el pasado abril, indicó que en la UE, entre el 20 y el 25% de las mujeres han sufrido violencia en alguna ocasión y que siete mueren cada día asesinadas por sus parejas y exparejas.

Estudios afirman que son los países más desarrollados del norte de Europa (Finlandia, Suecia y Alemania) en los que se concentra el mayor porcentaje de víctimas a consecuencia de la violencia de género. Así lo demuestra una estimación de la Unión Europea elevando la cifra hasta 100 millones de mujeres. Según un estudio del Observatorio de Violencia del Lobby Europeo de Mujeres, una de cada cinco mujeres es víctima de violencia en Europa y en países como Finlandia más del 20% de las mujeres han sufrido malos tratos.

Prevalencia de la violencia en la pareja por zonas / Fuente: OMS

Prevalencia de la violencia en la pareja por zonas / Fuente: OMS

MUNDO ÁRABE Y ORIENTE MEDIO

Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquellas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Alá es excelso, grande.

Que la violencia machista está relacionada con el fundamentalismo islámico, es una realidad. Que la causalidad es única y directa, no. Es en los países musulmanes donde la desigualdad entre hombres y mujeres es más grande y es cierto que muchos de esos países son árabes. Pero también es cierto que la traducción de ese versículo está cargada de subjetividad. Como explica la coranista Yaratullah Monturiol, se trada de una “traducción profundamente machista; la más difundida en el mundo islámico y entre los arabistas, a los que poco o nada ha interesado dar otras posibles interpretaciones del pasaje en cuestión”.

La palabra traducida como “pegar”, daraba, tiene más significados que países donde las mujeres somos desiguales hay en el mundo. Puede ser hasta mimar o hacer el amor. Sea como fuere, toda la estrofa es machista. Como todo el Corán. Como todos los libros sagrados. Y todas las religiones. Y lo peor, todas las sociedades. En unos países mejor o peor, pero hasta en Islandia, el país más avanzado, el feminismo está lejos de ser real. Una preocupación más: vamos en retroceso.

En el Mediterráneo Oriental, la violencia de género en el ámbito de la pareja tiene un 37% de prevalencia, según datos de la OMS basados en Egipto, Irán, Iraq, Jordania y Palestina. En concreto, la violencia sexual contra las mujeres de 15 años o más tiene una prevalencia del 36,4%. Los datos tampoco son positivos en cuanto a la representación de la mujer en las instituciones, ya que la cifra más baja de mujeres ministras corresponde a los países árabes: solo representan el 7%, comparado con el 17% a nivel mundial.

Afganistán es, probablemente, el país más restrictivo con la mujer, oprimida bajo la sombra de los talibanes. Aunque en los últimos años se ha conseguido introducir la igualdad en la Constitución y la primera ley para la erradicación de la violencia contra las mujeres, las afganas están sufriendo un retroceso en la consecución de sus derechos desde que la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad ha comenzado a retirarse, de acuerdo con el avance del proceso de paz. Según denuncian varias organizaciones, la situación también se ha deteriorado en Iraq, Yemen y Palestina durante los últimos años.

Arabia Saudí ocupa el puesto número 131 (de 135) en el último informe sobre disparidad de género del Foro Económico Mundial, un país donde las mujeres viven oprimidas por un régimen conservador que no les permite ni conducir. Pero las saudíes se han rebelado, y varios estudiosos ven en ellas la esperanza del cambio, teniendo en cuenta que al menos un 58% de los universitarios son mujeres con altas aspiraciones en una sociedad donde los menores de 30 años son mayoría. En Irán el conservadurismo les impone la vestimenta, el silencio y limita sus estudios, ya que solo aprueba para ellas determinados oficios como la pediatría o la ginecología, pero no la ingeniería o la abogacía, como denunció la Premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi. En Siria, la guerra empeoró la situación de las mujeres, forzándolas a una “yihad sexual” para dar placer a los combatientes, y convirtió a las embarazadas en un blanco civil preferente por el régimen de Bachar Al Asad. Y en Israel, una sociedad en apariencia más avanzada (pero donde el marido es quien decide sobre el divorcio), existe un establishment ortodoxo que intenta establecer la segregación por sexos en varios ámbitos de la sociedad; además de que varias organizaciones como Women’s Network denunciaron centenares de miles de casos de maltrato a la mujer y acoso sexual en las Fuerzas Armadas, de ingreso obligatorio para las israelíes.

ASIA

Asia tiene mucha “tarea para el hogar”. Países como Bangladesh, Timor Oriental, India, Myanmar, Sri Lanka y Tailandia tienen una enorme deuda con sus mujeres. Es por este sector del mundo que se hizo famosa la palabra gang rape, que se refiere a las violaciones grupales, en las que un grupo de cuatro o cinco varones asaltan y violan a la misma mujer.

Es conocido el caso de la joven de 16 años que murió en India tras ser violada en un bus por varios hombres, que luego fueron sentenciados a muerte después de una intensa exposición pública. Aquella vez se hizo justicia. El problema es que esto no pasa generalmente y suena fuerte la cifra de que casi uno de cada cuatro hombres asiáticos admitió haber violado a una mujer en la encuesta realizada por la ONU este año.

En cuanto a la violencia de pareja, por ejemplo, los datos agregados indican que en Asia Sudoriental un 37,7% de las mujeres la sufre. Asia es, sin dudas, uno de los continentes más duros para las mujeres.

ÁFRICA

El 36,6% de las mujeres en África sufren violencia de género y más de 13 millones de mujeres del África subsahariana tienen sida, siendo la única región del mundo en la que ellas sufren más la enfermedad que los hombres. Una de cada 16 mujeres en África subsahariana muere en el embarazo o parto, mientras que en los países desarrollados el porcentaje es de una de cada 4.000. La mutilación genital es otro de los problemas más graves a los que se enfrenta la población femenina. En Somalia, Eritrea y Yibuti afecta al 90% de las mujeres. Tienden a vivir más que los hombres, carecen por lo general de control de los recursos económicos familiares y a veces tienen que afrontar la discriminación de las leyes de la herencia y la propiedad.

En contraste, si nos fijamos en el poder político, la representación femenina en los parlamentos es del 16,8%. Y es un país africano, Ruanda, el que tiene el mayor número de mujeres legisladoras del mundo, el 48%. Poco más de la mitad de las mujeres adultas africanas (el 54%) saben leer y escribir, según la ONU.

África es el continente que tiene la mayor tasa de pobreza del mundo, y una de las claves para salir de esa crisis es potenciar el papel de las mujeres. Nunca nos hemos parado a pensar que si las mujeres de África hicieran una huelga un día de trabajo, las economías africanas se colapsarían, y es que las africanas no son conscientes de su poder, ya que tanto trabajan cada día en sus propios negocios como en la agricultura y muchas ya son universitarias. Los expertos creen que si mejora la situación de las mujeres, también mejorará África.

Porque hay mucho que hacer para erradicar la violencia contra las mujeres, empecemos por cambiar los roles:

(El 17 de diciembre de 1999, a través de la resolución 54/134, la Asamblea General de la ONU declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer).

BLANCA BLAY: @BlancaBlay

ESPERANZA ESCRIBANO: @eeclaramunt

VERÓNICA FURLAN: @veronicafurlan

MARIA GOBERN: @mariagobern

ELENA GONZÁLEZ: @elenagm86

CLÁUDIA MORÁN: @claudiamm2

NÚRIA SEGURA: @Nuriasein

6 comentarios

  1. Dice ser martinezpolo

    No conozco en profundidad la realidad de este problema, me han sorprendido los datos que das de Europa y la Unión Europea, no puedo creerme que paises donde la educación va bastante mejor encaminada que la nuestra (y, este es un problema de educación), sufran una mayor violencia de género. O bien los estudios mienten o es que en España no se hacen estudios de este tipo, una sociedad machista (amén de otras lacras) hasta las cachas, donde un día sí y otro también se ven actitudes de macho dominante, celoso, posesivo y violento, y lo más triste es que esas actitudes se ven entre la gente joven casi más que en los adultos, con una sumisión femenina increible y difícil de digerir (casi aceptación de la situación). La mujer no tiene que esperar a que el hombre deje de maltratarla, tiene que exigírselo de una vez por todas, si no son ellas las que salen de esa espiral por si mismas, luchando donde sea y con lo que sea necesario, nadie las va a sacar de ahí y menos los políticos y sus políticas.

    26 noviembre 2013 | 00:09

  2. Dice ser nuriasein

    Muchas gracias por tu interesante comentario. Es verdad que sorprende las cifras de Finlandia. Según el director del Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia, José Sanmartín, esto se debería que pese que en España los hombres son más sexistas y que en Finlandia hay una mayor educación sexual, el elevado consumo de alcohol entre los hombres de los países nórdicos contribuiría a que haya más violencia de género. Te dejo aquí un link hacia una noticia de El País que habla sobre este tema.

    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2007/04/28/actualidad/1177711202_850215.html

    Sea como sea, la violencia de género es una epidemia mundial que trasciende fronteras y culturas y se tiene que erradicar en todos los niveles.

    26 noviembre 2013 | 11:51

  3. Dice ser Julian

    A estas alturas hasta el mas gilipoyas sabe que los porcentajes de homicidios de mujeres a manos de maridos, pareja, y ex de España es de los mas bajos del mundo.
    Muchisimo mas bajo que paises como Francia, Alemania, Reino Unido, Alemania, Finlandia, Noruega, Suecia, etc, sin entrar en otros como Rumania, Rusia, etc.
    Y eso falseando los datos ya que como victimas se toman tanto a las esposas como ex esposas, como a las parejas de hecho, y en cambio para extraer el total solo se toma a las mujeres casadas.
    Dicho de otro modo, la cifra no llegaria en España al 0,4 por cada 100.000 mujeres que conviven con un hombre, mientras que por poner un ejemplo en Noruega sobrepasa los 9/100.000
    Mientras tanto el numero de accidentes el terreno laboral supera en buenas partes de España los 3000 al año por cada 100.000 trabajadores, y la mayoria son varones, con mas de 1000 muertos al año y un monton de paraliticos. Muchos de ellos divorciados hace años pero obligados por la policia para trabajar para su ex esposa y su empresa.
    Pero eso no interesa a nadie, salvo a los que sufren a diario tal coaccion.

    17 julio 2014 | 19:39

  4. Dice ser claudiacmm

    Hola Julián. Entendemos que las víctimas de violencia machista no son números y que, por tanto, el problema no es menos grave por representar una cifra menor. Gracias por tu comentario!

    17 julio 2014 | 20:59

Los comentarios están cerrados.