BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

¿Practican los vegetarianos estrictos el carnismo?

rakratchada torsap vía freedigitalphotos.net

rakratchada torsap vía freedigitalphotos.net

Tal y como titulaba el otro día mi vecino César Palacios (@lacronicaverde) en este post, eso del “carnismo” ha de ser asumido inicialmente como un palabro. Una vez tenido esto en cuenta y sabiendo que está tomando cierta popularidad, lo que hay que hacer es tratar de explicar que significado se le da.

En principio se trata de un estilo de alimentación opuesto al vegano o vegetariano estricto. Es decir, supongo que será aquel que se centra en comer productos de origen animal o que come de todo incluido productos de origen animal, pero claro, eso ya tiene nombre y se llama patrón omnívoro. Lo cierto es que hoy no voy a dar mi opinión si sería bueno o malo comer de una forma u otra ya que, en principio, creo que para destacar el que alguien coma productos de origen animal (en especial carne de cualquier origen) ya tiene también un nombre bastante aceptado… llamaríamos a esa persona carnívora y llegado el caso diríamos de ella que practica el carnivorismo (lo cual nos devuelve al sugerente mundo de los palabros).

El tema es que cuando oí esto del carnismo lo primero que me vino a la cabeza fue esa imagen típica del vegano que añora la carne. Es decir, personas que por la razón que sea se hacen veganos pero que al mismo tiempo echan de menos ¿la textura, el sabor, aspecto…? de la carne. Lo pongo entre interrogantes porque no sé muy bien qué es lo que pueden en concreto echar de menos, pero el caso es que debe de ser una situación relativamente típica entre algunos vegetarianos estrictos. Y traigo algunos ejemplos para ilustrar lo que digo.

Para empezar, la propia denominación de algunos de los platos veganos en los que la primera parte de su nombre empieza como un plato “carnívoro” (o por lo menos animal) y termina aclarando su esencia con el adjetivo “vegetal” o “vegano”. Veamos, tenemos hamburguesas… veganas; queso… de nori (alga); tortilla… vegana (es decir sin huevo); recetas de no-carne a la romana; o incluso la existencia de carniceros vegetarianos, etcétera. Denominaciones que dan que pensar y cuyo uso podría hacer sospechar, quizá me equivoque, de una cierta nostalgia subliminal de lo animal. Eso es a lo que yo llamaría carnismo.

Pero no es solo una opinión particular, los propios vegetarianos expresan aquello que para mí debiera asociarse al uso de la expresión “carnismo”. Me refiero a todos esos productos que en boca de algunos veganos que he conocido están a disposición de aquellos que “echan mucho de menos la carne”. Texturizados se suelen llamar y son productos elaborados con legumbres (muchas veces soja), arroz, etcétera y tienen nombres tan evocadores que dejan poco a la imaginación: “filetes de soja”, “soja sabor ternera”, escalopines de soja y arroz”, “milanesas de soja”, etcétera. De nuevo, lo que yo llamaría carnismo.

Creo que no es una cuestión por la que preocuparse demasiado, pero lo cierto es que al menos a mí me llama la atención que alguien que se haya hecho vegano diga al mismo tiempo que echa de menos la carne. No debiera ser nada raro, quizá es algo semejante como al que ha dejado de fumar y echa de menos el tabaco, algo esperable sobre todo al principio. Y a lo mejor pasa lo mismo con quien no siendo vegano, pasa a serlo. Sea como fuere, a mí me da la sensación que evocar de forma tan reiterada con el nombre (y llegado el caso con el sabor, las texturas y el aspecto) platos omnívoros, resultan en ese carnismo al que hago referencia y parece un poco incongruente. Algo así como ponerle pedales a un monopatín.

Con este post no pretendo herir la sensibilidad de nadie ya que creo que he dejado patente en otras ocasiones que respeto al 100% los patrones veganos y que defiendo su idoneidad cuando están bien planificados. Otra cosa es la desacertada publicidad que en su día hizo Campofrío para promocionar sus productos caricaturizando hasta el ridículo la opción vegana, mezclando churras con merinas y haciendo grotesca esta opción (ver vídeo). Afortunadamente no han insistido por ese camino. Lo traigo a colación porque en él también subyace el concepto de carnismo tal y como yo lo entiendo.

25 comentarios

  1. Dice ser Pequelenteja

    Hola!
    Muchas veces los términos utilizados como ”hamburguesa” o ”albóndiga” no hacen referencia al sabor, si no a la forma y textura del alimento. Muchos vegetarianos compramos ocasionalmente estos productos porque al igual que todos, no siempre tenemos tiempo para cocinar, y es un opción rápida y cómoda, no porque su sabor se semeje a la carne ( que es muy díficil conseguir). También son productos muy utilizados por cadenas de comida rápida que quieren atraer todo tipo de público, y la mayoría sabemos que son productos de uso ocasional.

    Por otro lado, sí que existen otros como el ”chorizo vegano”, ”fuet vegano” que tienen un sabor muy parecido al original, ya que son sabores que con especias (pimentón, comino, etc.) son muy fáciles de imitar. Son un recurso para aquellos que sobre todo, o bien se han hecho vegetarianos de adultos habiendo llevado una dieta omnívora desde que nacieron y que son sabores que en sí les gustan ( no el de la carne en sí, si no las especias, las grasas, etc), o conviven con gente no vegetariana preocupada de que no consuma productos de ese tipo, o para ”engañar” en distintas reuniones sociales y evitar tener que dar explicaciones sobre la dieta… Miles son los motivos, como miles los motivos que te llevan a llevar una dieta vegetariana.

    Para mí son alimentos excelentes para aquellos que se quieren iniciar en la dieta vegetariana y tener un proceso más suave; también me parecen excelentes para aquellos cuyo argumento para seguir comiendo carne es el ”sabor”, ya que tienen a su disposición otros que en mayor o menor medida lo ”imitan”.

    En definitiva, les veo muchas ventajas a este tipo de productos, ya que al fin y al cabo, los vegetarianos vivimos en el mismo mundo que los demás: también tenemos prisa, también nos reunimos para comer, y también nos gusta disfrutar de todos los sabores, sin que eso conlleve al sufrimiento de otros animales.

    Un saludo muy fuerte!

    26 diciembre 2013 | 10:18

  2. Dice ser Salva

    Que los vegetarianos ( en mi caso solo como huevos de gallinas de campo) hayamos optado por esa opción no es porque no nos guste la carne. Es por una opción de como se trata a los animales en la industria y por la cantidad de productos que al final ingerimos. Así que eso que dices de “incongruente” por ponerle nombres de platos carnívoros a algunas recetas me parece que no es saber de que va la película. No creo que haya nada más congruente que dejar algo que has comido de toda la vida y que te gusta con el fin de seguir unos principios fuertes y éticos. Incongruente sería tener esos principios pero seguir comiendo carne y apoyando a la salvaje industria alimentaria. Que busquemos texturas, sabores y nombres parecidos en algunas ocasiones es también por hacerlo algo divertido. Que ganas de buscarle las cosquillas a todo madre mia.

    Si después de esto que te he dicho te sigue pareciendo incongruente pues bueno, tu a lo tuyo y yo a seguir sin entender la necesidad de publicar este tipo de artículos un tanto absurdos que parece que solo están hechos para tocar la moral y levantar algunas ampollas. Como tampoco entiendo la falta de respeto que hay hacia los vegetarianos. Yo no le saco el tema a nadie porque es mi decisión pero cuando alguién conoce mi manera de comer ya tiene que criticar o buscarle tres pies al gato.

    26 diciembre 2013 | 10:40

  3. Dice ser e@e

    Me alegro por el comentario de Pequelenteja, está muy bien expuesto.

    Veo también bastante bueno la comparativa con el fumador, aunque no es lo mismo, para ver que en realidad los vegetarianos estrictos no practican el “carnismo”: El fumador, al dejar el tabaco siente ganas de seguir fumando, y puede utilizar una amplia gama de productos para engañarse. A pesar de eso quien realmente ha dejado de fumar ya no siente ganas de fumar. Al ver a otros fumar tampcoo se deleita, y tampoco utiliza productos para engañarse.

    Así, alguien omnívoro al pasar a ser vegetariano puede echar de menos la textura, el sabor, o lo que sea. Y tal vez utiliza frecuentemente productos para engañarse. Pero si con el tiempo realmente su forma de vida pasa a ser íntegramente vegetariana, definitivamente no verá la carne como algo deseable, sino como algo desagradable. Al ver comer carne a otros ya no se deleita. Y aunque no tiene problema, no utiliza frecuentemente productos similares a la carne. No creo que nadie pudiese estar anhelando el sabor a la carne durante años y años y permanecer íntegro y tranquilo: por la propia visión de que la carne es, en realidad, un cadáver descuatizado así desaparece todo apetito por ella, sin dejar lugar a carnismos ni fantasías sobre su consumo.

    Así, según el título, los recién vegetarianos estrictos pueden practicar carnismo. Pero raramente alguien establecido completamente en una dieta vegetariana estricta, por norma general, no creo que pueda guardar ningún deseo ni apetito por la carne el cual tenga que saciar con carnismos.

    Saludos

    26 diciembre 2013 | 10:53

  4. Dice ser UnoMas

    Yo no echo de menos ni el sabor, ni la textura, ni el olor, ni nada de la carne. La cocino porque no quiero imponer mis ideas a mis hijos y dejarles que elijan con la libertad que lo hice yo.

    Yo lo veo como el dejar de fumar (que también dejé de fumar) al principio te apetece, pero ahora oler la carne me produce el mismo efecto que cuando me echan el humo del tabaco, me revuelve el estómago.

    Incongruente es como veo a mucha gente poner fotos en Facebook en defensa de los animales y luego seguir alimentando a la industria cárnica y con ello financiar la tortura, incongruente e hipócrita.

    26 diciembre 2013 | 11:16

  5. Dice ser Daniel L.

    los veganos no suelen tener ningún deseo de comer carne, más bien todo lo contrario.
    filetes, albóndigas, hamburguesas se refieren exclusivamente al formato.
    me refiero a los veganos auténticos y no a los de escaparate.
    es mentira que respetes a los veganos, como tampoco haces con los homeopáticos y similares, es más, tienes muchísimos prejuicios al respecto.

    26 diciembre 2013 | 11:38

  6. Dice ser rg

    Pues estoy de acuerdo con Juan, siempreme ha llamado la atención este tema y otras personas de mi entorno.

    Tengo una extraña afición a consumir una vez almenos,probar, los alimentos procesados tipo guisos, caldos, pastas,ensaladas, tortillas etc….que normalmente están de pena pero en fin, es un tic raro que tengo, y las hambueguesas vegetarianas o veganas las he probado de diferentes marcas y precios,en general bastante caras, de cultivo ecológico que habrá que ver, y están muy buenas,me aficioné hasta que un amiguete me enseñó a manejar los ingradientes y ha hacer en casa el preparado.

    No obstante para ser un producto que pertenece a la categoria de procesados y que gracias a la industria alimentaria puede encontrarse en los super, eso sí, con sus indicaciones de lo supuestamente natural que es, está bueno pero muy caro.

    El anuncio de Campofrio me parece desafortunado, tanto como el adoctrinamiento que ejerce la parte contraria. SI hubieran dejado la opción con el chico solo y su decisión sin implicar al resto ni ridiculizarles hubiera pensado que el anuncio es puro rock’n’roll!!! pero no, así no.

    Respecto a que ese chico supuesto del anuncio nunca haya podido elegir su dieta ya es harina de otro costal y por ese camino vamos a poner las cartas boca arriba de las corrientes veganas y hoy paso.

    Como también no entraré en la maléfica industria alimentaria,pero EN TODA,porque si a estas alturas todavía no entra en la barbarie de algunos lo que se hace con los cultivos de vegetales y sus carencias o las simples y directas estafas de agricultura ecológica y demás, pues entonces seguiremos jugando cada uno en una banda sin hacer equipo.

    Saludos y que todos disfruten lo que puedan de sus comidas mientras podamos.

    P.d. receta para hoy: voy a usar el arroz de hacer sushi para después freirlo con espcias orientales, un huevo para darle unión y unas setas de cardo que antes haré a la plancha y que acompañarán al arroz, la idea la tengo en la cabeza pero el resultado no se si será el que quiero,y sí,no soy vegetariano pero me encanta la variedad, el huevo le sobraría siendo estrictos pero juego con ventaja,lamoral ya no sé donde la aparcaré.

    26 diciembre 2013 | 11:47

  7. Dice ser Toni

    A mi lo que me choca es el tipo de comentarios de UnoMas, respetando los gustos de cada uno, me cuesta entender el porque de la radicalización del vegetariano:

    “Yo lo veo como el dejar de fumar (que también dejé de fumar) al principio te apetece, pero ahora oler la carne me produce el mismo efecto que cuando me echan el humo del tabaco, me revuelve el estómago.”

    Una cosa es no comer algo porque lo consideras menos sano o porque prefieres otra opción más saludable; por ejemplo, yo no como patatas fritas (casi nunca) como acompañamiento, porque entiendo que no son todo lo saludable que deberian para mi organismo, siempre que puedo las cambio por ensalada, pero de ahi a decir que me revuelven el estomago con solo olerlas…. para mi suena un poco a autosugestion para poder huir de la tentación de algo que a priori no deberia dar asco.

    26 diciembre 2013 | 12:10

  8. Dice ser Susana

    Pues yo estoy encantada de ser vegetariana y me va muy bien para mantener la línea como podeis comprobar: http://xurl.es/ch3vj Os lo recomiendo porque te evita hacer mucho ejercicio

    26 diciembre 2013 | 12:39

  9. Dice ser rg

    @unoMas

    Incongruente es también comparar el deseo de tomar un veneno como el tabaco con el de ingerir un alimento del cual se podrá cuestionar en algunos casos pero jamás equipararlo gratuitamente en categorías semejantes.

    Algunos veganos se sienten atacados cuando simplemente dejan caer la idea de que el resto son cómplices de asesinato, maltrato animal o de la barbarie de la industria, es una sutil forma de atacar para luego sentirse atacado.

    Como incongruente no, lo siguiente, es PETA, asociación que hace EXTERMINIOS de mascotas, o asociaciones veganas que recriminan y atacan desde estamentos políticos y sociales a todo aquel que ose donar o participar con la Cruz Roja, la Asociación contra el cáncer, contra los parapléjicos, contra la sociedad americana de médicos y pediatras y con declaraciones que hacen apología del terrorismo, hay condenados, o subversión y activismo anti-humanos promoviendo el exterminio de cirta cantidad de personas necesarias por el valor de x vidas animales, valores de odio al ser humano por encima de un desmedido y adoctrinado camino de “especiales”que dictan las normas, principios y creencias de una curiosa minoría que niegan tajantemente ser de componente sectario, antes de que nadie se lo sugiera.

    Si alguien lo desea le pongoo un link para que vea que hacen los activistas del lobby de los PCRM’s, PETA, GreenP., y otros engendros a la sombra de esa industria a la que tanto tratan de derrocar, incongruencia???? mucho más que eso.

    Saludos.

    26 diciembre 2013 | 12:42

  10. Dice ser albitaguapa2

    muy de acuerdo con rg

    26 diciembre 2013 | 13:00

  11. Dice ser Ana

    Para decir que has escrito otros artículos sobre el tema no sabes mucho de vegetarianismo.

    A muchos vegetarianos les gusta la carne, un vegetariano no deja de comer carne porque no le guste sino porque no lo considera ético. Te recomiendo que veas Earlings, el documental, y entenderás un poco porqué alguien decide hacer ese sacrificio.

    Yo no soy vegetariana, por cierto.

    Rg, tu comentario me parece un despropósito desde la primera palabra. Si alguien siente empatía hacia los animales no humanos ten por seguro que también la siente hacia los seres de su misma especie. Pero cada uno elige su causa, algunos optan por unirse a médicos sin fronteras, otros luchan por salvar los idiomas de los indígenas de la Amazonia, etc.

    Y siempre habrá alguno que comenta en artículos como este, que no hace nada por ayudar a nadie pero los critica a todos.

    26 diciembre 2013 | 13:19

  12. Dice ser andrenio

    Pues si, la verdad es que resulta penosos ver a vegetarianos presumir de su superioridad moral por no matar animales o de lo mala que es la carne mientras se alimentan con productos que imitan a la carne o que estan aun mas procesados y refinados y cargados de grasas vegetales y carbohidratos, como esas combinaciones hipercaloricas e indigestas de cereale sy legumbres para conseguir proteina completa, o de la peligrosa soja.

    Pero yo niego la mayor, la dieta vegetariana ni es mas sana ni es moralmente superior. No es sana porque adolece de deficiencias muy graves y que solo se pueden subsanar con suplementos nada naturales.
    La dieta vegana es deficitaria en:

    -hierro, hay hierro hémico y no hémico, el hémico es de origen animal y se absorbe en un 20 a 30%. Su fuente son las carnes (especialmente las rojas). El no hémico, proviene del reino vegetal, es absorbido entre un 3% y un 8%, el hierro de los vegetales es poco asimilable.

    -proteínas completas. Cereales y legumbres carecen de aminoacidos esenciales y para conseguirlos hay que realizar combinaciones hipercaloricas. La calidad de una proteína depende de su contenido en aminoácidos esenciales. Esa calidad está medida por un índice llamado valor biológico. Por lo tanto, una proteína es de alta calidad o tiene un alto valor biológico cuando es rica en aminoácidos esenciales. Las proteínas con un valor biológico alto son además de las proteínas de la leche materna, la de los huevos. Le siguen las proteínas de la carne y el pescado y luego los lácteos. Las proteínas de origen animal son más nutritivas y completas que las de origen vegetal, que son incompletas y de un menor valor biológico.

    -vitaminas del complejo B, y en particular la B12, cobalamina, que no se encuentra en ningun alimento de origen vegetal. La carencia de esta vitamina se ve reflejada directamente en anemias con debilitamiento general. Por ello a los vegetarianos se les recomienda consumir alimentos reforzados con esta vitamina o tomar suplementos de B12.

    -vitamina D, que aunque se puede obetener del sol, en latitudes elevadas y con baja radiacion solar solo se puede obtener a traves del pescado azul y los huevos. Fue precisamente la llegada de los nuevos alimentos y la disminucion del consumo de carne y pescado lo que hizo que los europeos perdieramos la piel y el pelo oscuros, la melanina, hace unos 5.500 años, y aparecieran la piel blanca y el pelo rubio y pelirrojo.

    Densidad Nutricional en Productos Animales vs. Plantas.
    http://diagnosisdiet.com/food/vegetables/

    26 diciembre 2013 | 13:20

  13. Dice ser andrenio

    Entiendo su aversion hacia matar animales y la comparto pero no podemos renunciar a nuestra dieta natural porque es la que mejor satisfece nuestras necesidades nutricionales. Sí hay que condenar el maltrato animal y la cria en explotaciones que no respetan el bienestar de los animales ni les dan una alimentacion saludable, pero mas alla de esto hacerse vegetariano no solo no es la solucion sino que es perjudicial para nuestra salud.

    Hace 3 millones de años que abandonamos la dieta vegana y empezamos a consumir carne y pescado. Su contenido proteico y nutritivo asi como de omega-3 aumentó nuestro desarrollo cerebral y cognitivo a la par que redujo el tamaño de nuestro aparato digestivo, enorme en todos los herbivoros. Y ningun ser humano volvio a ser integramente vegetariano hasta muy despues de la revolucion neolitica y basicamente por motivos religiosos o filosoficos. http://www.dietapaleolitica.es/showthread.php?t=1097&highlight=Paranthropus

    En el género Homo, al que pertenecemos, la adaptación para ingerir carne fue decisiva para desarrollar un cerebro de mayor tamaño y complejidad. http://www.dietapaleolitica.es/showthread.php?t=460
    Nuestra dieta natural, a la que estamos biologica y evolutivamente adaptados desde hace millones de años es la dieta paleolitica, una dieta omnivora compuesta por carnes, pescados, huevos, frutas, verduras y frutos secos. Y sin cereales, legumbres ni lacteos.

    26 diciembre 2013 | 13:21

  14. Dice ser andrenio

    Una pareja de veganos es juzgada en Francia acusada de dejar morir a su bebé de malnutrición
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2011/03/30/actualidad/1301436001_850215.html

    I was wrong about veganism. Let them eat meat – but farm it properly
    The ethical case against eating animal produce once seemed clear. But a new book is an abattoir for dodgy arguments http://www.theguardian.com/commentisfree/2010/sep/06/meat-production-veganism-deforestation

    26 diciembre 2013 | 13:23

  15. Dice ser andrenio

    Por qué debe evitarse la soja http://www.dietapaleolitica.es/showthread.php?t=21&highlight=soja

    En busca de la dieta perfecta para el ser humano (documental en ingles) http://viooz.eu/movies/15267-in-search-of-the-perfect-human-diet-2012.html

    El tardio papel de los cereales y legumbres en la dieta humana
    y evidencias bioquimicas de su discordancia evolutiva” Loren Cordain http://www.dietapaleolitica.es/showthread.php?t=87

    26 diciembre 2013 | 13:25

  16. Dice ser andrenio

    El tardio papel de los cereales y legumbres en la dieta humana
    y evidencias bioquimicas de su discordancia evolutiva” Loren Cordain http://www.dietapaleolitica.es/showthread.php?t=87

    I was wrong about veganism. Let them eat meat – but farm it properly
    The ethical case against eating animal produce once seemed clear. But a new book is an abattoir for dodgy arguments http://www.theguardian.com/commentisfree/2010/sep/06/meat-production-veganism-deforestation

    Documental: In Search of the Perfect Human Diet (2012)
    http://viooz.eu/movies/15267-in-search-of-the-perfect-human-diet-2012.html

    Hace 3 millones de años que abandonamos la dieta vegetariana. Empezamos a consumir carne y pescado, su contenido proteico y nutritivo asi como de omega-3 aumentó nuestro desarrollo cerebral y cognitivo a la par que redujo el tamaño de nuestro aparato digestivo, enorme en todos los herbivoros. Y ningun ser humano volvio a ser integramente vegetariano hasta muy despues de la revolucion neolitica y basicamente por motivos religiosos o filosoficos. http://www.dietapaleolitica.es/showthread.php?t=1097&highlight=Paranthropus

    En el género Homo, al que pertenecemos, la adaptación para ingerir carne fue decisiva para desarrollar un cerebro de mayor tamaño y complejidad. http://www.dietapaleolitica.es/showthread.php?t=460

    26 diciembre 2013 | 13:41

  17. Dice ser Beatriz

    Soy médico y soy vegana (no como carne, pescado, huevos, lácteos; no utilizo ropa ni cosméticos ni perfumes testados en animales ni creados a partir de ellos, como sus pieles).
    Me duele bastante ver el concepto tan erróneo que hay sobre el veganismo.
    Para empezar, el anuncio tan desafortunado que han hecho los de Campofrío, suponiendo que un vegano o vegetariano es un hippy naturista (sin intención de insultar a ninguno de ellos)
    No puedo hablar por todos, pero en general, no extrañamos el sabor de la carne. Eso sí, vivimos en una sociedad omnívora en su gran mayoría y asistimos a reuniones sociales como todos, y por lo tanto, tenemos que adaptar los platos. Me explico; si un día decides hacer hamburguesas de carne animal para todos, el vegano utiliza una versión de ella para, entre otras cosas, no tener que dar explicaciones en cada momento por su decisión de ser vegano . Si haces albóndigas de carne, quizás quieras ser uno más en la mesa comiendo albóndigas “no carne”, llamadas así, por su forma y textura, en ningún momento por su sabor. Y no tienen por qué ser caros. Si compras comida prefabricada (hamburguesas vegetarianas hechas) claro que te subirá el precio de la cesta, pero al igual que te sube si compras comida precocinada con carne. Hay que elaborar los platos en casa a partir de productos básicos y baratos. Los texturizados son otra alternativa para nosotros en momentos puntuales, pero no es la base de nuestra alimentación.
    Por otro lado quisiera responder a Andrenio. Me gustaría que echaras un vistazo a este artículo de la ADA (Asociación Americana de dietética) http://www.unionvegetariana.org/dietas-vegetarianas-postura-de-la-ada
    la cual expone que una dieta vegana bien planificada no es deficitaria, aún más, se ha visto que la prevalencia e incidencia de enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo son menores que en la población omnívora. Pero, eso sí, siempre que esté bien planificada. Pero esto también vale para los que comen carne. Una dieta omnívora mal planificada, también es perjudicial.
    Y quisiera terminar respondiendo a alguno que ha escrito que es vegetariano pero que a sus hijos les da una dieta omnívora, con eso de no imponerles un estilo dietético concreto. Por lo visto, una dieta con productos animales a un niño no es una imposición. Tanto es una como otra. Sólo que lo “normal” y lo socialmente aceptado es comer de todo, incluyendo productos animales y sus derivados.

    26 diciembre 2013 | 14:31

  18. Dice ser Raul

    A Beatriz,
    Estás totalmente equivocada en tu último comentario (ya con eso se nota que no eres médico)

    La chica del post, dice que a sus hijos les de de comer de TODO. Y a partir de ahí, cuando sean mayores ya serán ellos los que decidan qué comer y que no comer. Y eso no es un imposición. Simplemente les muestra TODO lo que hay, se los hace probar todo y en un futuro ellos decidirán.
    Lo que sí me parece una imposición es decir a tus hijos pequeños que comer de todo menos: carnes, pescados, mariscos, huevos, lácteos…

    Imponer es cuando a alguien le obligas a comer una cosa, en detrimento de otra (o en detrimento, directamente, de un grupo de alimentos).
    Pero cuando simplemente le ofreces todo el abanico de alimentacion del que disppnemos, se lo haces probar todo y que en un futuro sea el niño quien decida, eso no es imponer.

    Sin acritud

    26 diciembre 2013 | 15:28

  19. Dice ser Silvia

    Lo primero de todo siento opinar sin haber leído en su totalidad los comentarios (algunos sí,otros no…) pero sentía la necesidad de dejar claro desde un principio que en tu publicación solo tratas el hecho de echar de menos la carne, como el fumador echa de menos el hecho de fumar. No hablas de si los ex-fumadores echan de menos la sensación de bienestar al fumar, el acto en sí (como quien tiene un chicle en la boca más que por el sabor por entretenerse masticándolo) o si lo dejaron por su economía o salud. Al igual que tampoco hablas en tu artículo de si pasaron a ser veganos por ética (respeto a los animales), porque consideraron una opción de dieta más saludable (dejando aparte la proveniencia de los alimentos y centrándose en su salud) o porque simplemente les agrada más el sabor de estos productos que el de los productos cárnicos (caso en el cual se tiende más a eliminar alimentos que disgustan hasta llegar a deficiencias).
    Con todo esto quiero decir que prácticamente todas las críticas que he leído sobre este artículo lo hacen “criticando” (valga la redundancia) como si los veganos solo lo fueran por cuestión ética. Puede que en los casos que así sea, el recuerdo del sabor sea relacionado con el maltrato animal y esto inhiba la nostalgia (puede…). Pero en los casos que este hábito alimenticio haya sido adquirido por cuestiones de salud, este recuerdo sí que está presente y por tanto, estos productos de ¿publicidad incorrecta? estarán dirigidos para este sector (veganos por salud).
    En fin, quizá este artículo tendría menos críticas y mayor entendimiento (sobre este hecho curioso y sobre el que has intentado exponer tu explicación) si estuviera centrado en los “veganos que crecieron siendo omnívoros pero por cuestiones de salud decidieron cambiar sus hábitos alimenticios”.
    Un saludo

    26 diciembre 2013 | 15:53

  20. Dice ser Beatriz

    Bueno, la elección es libre, Raúl. Si tú crees que que ofrecer una dieta omnívora no es una imposición, pues bien. Al igual que yo no como, respeto que otros lo hagan.
    Pero donde sí me meto es en el comentario que has hecho diciendo que no soy médico. Soy licenciada en medicina por la Universidad del País Vasco, me he hecho mis 6 años de carrera y mi MIR. Y mientras tanto he observado la alimentación de mis pacientes y me he informado mucho sobre una alimentación vegana, basándome siempre en estudios publicados y con visión crítica hacia ellos. Es lo que te enseñan en medicina. Por lo tanto, permito que se hagan toda clase de críticas sobre mi opinión a cerca de este tema, para eso está escrito el artículo, para crear esta polémica. Pero no permito que nadie, y mucho menos alguien que no me conoce, ponga en duda mi oficio, mi carrera.
    Sin acritud, por supuesto

    26 diciembre 2013 | 16:08

  21. Dice ser rg

    @Ana

    La primera palabra de mi comentario es incongruencia y como despropósito me parece lo que hacen los activistas de estos movimientos, si el mio te lo parece es tu opinión.

    Antes te diré dos cosas, despropósito es decirle a la persona que publica este blog que poco sabe sobre el tema cuando no hace ni una semana publicó en aqui más en realciónal tema y de la mano de la UVE.

    Lo que Juan revenga pueda exponer sobre nutrición en estos temas me parece perfecto, además de ser un reconocido profesional resulta llamativo que le ataques de esa manera tan chusca y carente de datos, pero lo que es un despropósito es pretender definir la corriente vegetariana y vegana como una actitud ética, que lo será en muchas personas, y por ende decirle al autor que no tiene ni idea: nos ha jodido!!! esto es un blog de nutrición, no versa ni lo pretende sobre moral, religión o cualquier otra cosa que se aleje del metodo científico o de una opnión o percepción que él tenga y que algunos compartimos y otros no.

    En definitiva que Juan Revenga está perfectamente capacitado para emitir su idea sobre la viabilidad de una dieta de este tipo desde el punto de vista nutricional pero no MORAL u otro tipo de cosa.

    Estoy tan seguro que tu aodras a los animales tanto como yo; no todos los vegsnos conocen lo que se esconde detrás de semejante industria de propaganda.

    Que cada uno se une a una causa me parece muy bien pero que cuando lo haga mida las consecuencias o daños colaterlaes sobre sí mismo o los demás nojustifica entonces saltarse la salud a la torera, no es lo mismo promover un equipo de fútbol que promover una corriente alimentacia basada en la moral y que só o sí es perfecta o previene el cáncer, esto último es una de las cruzadas que mantiene contra la sociedad mayoritaria, no, perdona pero no es lo mismo; y no lo digo yo, estos son solo unos datos y si no pregúntate porqué el Dr Jerry Vlasak , que promovía gratuitmente la violencia contra aquellos que la hicieran sobre los animales, en 2003 y como parte de la propaganda PCRM dijo que no era una cuestión de exterminio pero que 5 vidas, 10 vidas o 15 vidas humanas justificarían 1 millón, 2 millones o 10 millones de vidas no humanas. Así, a palo seco un adorado científico potavoz de la propaganda vegana.

    O las cartas de amenaza del presidente del SHAC (asociación contra el maltrato animal, a su modo de ver) presidente Neal Barnard en 2001 que le costaron en 2006 cargos de terrorismo federales en Estados Unidos, no te cuento todo el contenido de las cartas porque tienen tela.

    Podría seguir pero siempre es lo mismo; tu hablas de documentales y cuando salió el “impactante” Food Inc como advertencia, la comunidad vegana no tardó en responder con el más allá conspiranoico del patético y propagandístico adoctrinador Tenedores sobre Cuchillos.

    Y así suma y sigue, a ver si aprendemos que estamos rodeados de realidad no muy alentadora, que nada que prometa salud asegurada, felicidad 100% y demás sn que quede demostrado ser un timo, un negocio: dietas milagro, industria alimentaria mainstream y a su lado, exactamente igual de alentadoras están las corrientes de activistas con tanto o más poder que la industria alimentaria y con tan malas intenciones sobre la salud como tantos y tantos otros.

    La solución: usar el sentido común y pensar por uno mismo, mal pero al menos pertrecharse de tanto falso buenismo de unos y tanta maldad conspiranóica y no conspiranóica de otros, de una industria alimentaria que ha de ser mucho más marcada de cerca, que va de cara al consumidor diciendo: te la voy a meter doblada en cuanto pueda y sobre todo ser realistas y hacer caso a tu cuerpo, a tu salud y quienes sospeches que no tiene mucho interés en venderte motos milagrosas.

    @ Beatriz, te recomendaria tú que eres médico y tienes acceso a la base de datos de la AMA, que leyeras la cruzada que mantienen especialmente los pediatras que se limitaron a advertir los peligros de la imposición de dietas veganas SIN CONTROL a los niños y menores, fueron atacados por el presidente de los pseudo-cinetificos PCRM´s que las dietas veganas no solo no eran malas para los niños sino que era la única opción buena; narices tiene la cosa cuando los medicos no dijeron ni tan siquiera que fueran malas. Amén de lo que le están haciendo a la cruz Roja, a la aosociación contra el Cáncer, March of Dimes (sobre el parto y los bebés) a las campañas de desinformación y ataque a los enfermos de Sida, a la sociedad deneurología…supongo que esto os lo enseñaron en la carrera, no?? al menos para saber lidiar en la consulta contra alguno de estos pájaros, y todo en deensa de los animales, eso sí, de los que le sobran a PETA se matan y arreglado, también tengo datos, o que mires su cuenta de beneficiospara entender porque PETA tiene más que ver con los derchos de los animales que con la salud humana, seguro que lo entiendes a la primera.

    Fanatismos, activismos extremos, intereses de poder y económicos no entran en la laimentación sana, responsable y con sentido común. Y desde el punto de vista nutricional estoy seguro, con datos, que una dieta vegana es perfectamente saludable.

    Saludos.

    26 diciembre 2013 | 16:28

  22. Dice ser Raul

    A Beatriz

    Yo tb soy médico, con mis 6 años de carrera y el MIR. Por la UB.
    Y yo tb dispongo de artículos oficiales, publicados por la PubMed, donde se explica el porqué las dietas vegetarianas han ido a menos en los últimos 30 años y el porqué de sus carencias.

    Y me reitero: el hecho de dar todo tipo de alimentos a tus hijos (llamale omnivoro o lo que que sea), no quiere decir que impongas nada. Simplemente le pones todo a su alcance. Imponer es quitarle un grupo de alimentos en pros de otros. Creo que hay una gran diferencia y si realmente tienes una carrera, deberías poder entender este razonamiento.

    Para que lo entiendas de otra forma. Yo tengo un hijo, y me gustaría que se aficionara al deporte-actividad-física (no me refiero al hecho de que practique un deporte en concreto de forma federada ni mucho menos profesional. Simplemente alguien que se cuide, con buenos hábitos físicos).
    Yo no le impongo nada. A él le gusta moverse (cosa inherente por otra parte, en el ser humano). Pues bien: yo le doy una raqueta de tenis, squash, badminton, tenis de mesa y todo tipo de pelotas. O sea, le ofrezco todo el abanico de posibilidades. A partir de ahí, él ya decidirá por donde quiere tirar o si se limita simplemente a correr, por ejemplo.
    Otra cosa sería que sólo le diera una raqueta de tenis y una pelota de fútbol. Aquí sí que le estaria imponiendo un tipo de deporte en concreto.
    Pues con la alimentacion igual.

    26 diciembre 2013 | 16:30

  23. Dice ser Beatriz

    Mira, creo que lo último que desea la gente que lee el artículo y los comentarios es un enfrentamiento, y mucho menos entre dos médicos. Somos dos profesionales.
    Mi intención no ha sido ofender a nadie. Te repito que de acuerdo, que tu razonamiento lo entiendo pero no lo comparto. Y hasta ahí .Y visto que también tienes la carrera como yo, entenderás lo ofensivo y doloroso que es, que te digan y te dejen entrever que no están seguros de esa licenciatura por una discrepancia en relación a la alimentación.
    Lo que intento decirte, Raúl, es que si he respondido no ha sido para seguir discutiendo el tema de la alimentación en los niños, en el veganismo. Si no para que por favor, te lo vuelvo a pedir, no ofendas con esas dudas sobre la carrera por no estar de acuerdo contigo, y con muchas otras personas, en esto.
    Por cierto, me parece genial que tu hijo haga deporte. Tanto en una alimentación como en otra, el deporte y el ejercicio es muy importante.

    Un saludo

    26 diciembre 2013 | 16:51

  24. Dice ser Laura

    El termino “carnismo” ha sido creado debido al cambio de percepción de cada vez más personas que se plantean la opción libre de crueldad (lo mas posible), no solo en la alimentación sino en la vida en general.

    Si lo miramos bien, el termino “omnivorismo” no refleja de forma fehaciente el patrón de alimentación del ser humano “común” (entendido como la mayoria de los componentes de nuestra especie:
    – No comemos heces por ejemplo, como los coprófagos.
    – No comemos carroña, o sea cadáveres en vía de putrefacción, como hacen los animales denominados carroñeros.
    – La mayoría de nosotros no comemos insectos, como los insectívoros.

    Así que en verdad no somos omnívoros. De hecho, en biología hay pocos animales puramente omnívoros, entre ellos el oso pardo, el cerdo y la rata común (y unos cuantos insectos).

    Lo mismo aplica para el termino “carnívoro”. Biológicamente, este termino se aplica a animales que se alimentan predominantemente de carne. Para nosotros, la carne es solo parte de nuestra alimentacion que se compone de muchos otros alimentos.

    Así que, después de haberlo planteado, se ha creado el termino “carnismo” y “carnista” para describir una persona humana que incluye productos de origen animal en su dieta. Así como se creó el termino “vegano” en los años 70 para diferenciarse de los vegetarianos y para describir a alguien que no solo no se alimenta de productos animales, sino que tampoco quiere contribuir a la explotación, sufrimiento y muerte de los animales en cualquier otro aspecto de su vida.

    Cuando las personas que optaban por este estilo de vida quisieron diferenciarse de los vegetarianos se creó el termino vegano, ya que hay grandes diferencias entre los dos. De hecho, un vegetariano podría utilizar pieles, cuero, plumas, lana, seda en sus vestimentas, hogar, coche, accesorios, etc, un vegano es alguien que ha tomado la decisión consciente de no hacerlo.

    Hay mucha confusión en los términos, así que aquí van (muchos no estarán de acuerdo, algunos términos se utilizan para dar significado a otras cosas, aun así espero sirvan para entendernos un poco mejor):

    Vegetariano: Opción estrictamente alimentaria. Hay varios tipos de vegetarianos, dependiendo de lo que se incluya en su dieta.
    Vegetariano: alimentación exclusivamente vegetal (de hecho, estos son los verdaderos vegetarianos estrictos).
    Lacto-vegetariano: incluye lácteos en su dieta.
    Ovo-vegetariano: incluye huevos en su dieta.
    Api-vegetariano: incluye miel en su dieta.
    Icto-vegetariano: incluye pescado en su dieta.
    Los ovo-lacto-vegetarianos habitualmente son llamados simplemente vegetarianos, ya que esta suele ser la combinación mas común. Hay pocos icto-vegetarianos ya que muchos rehúsan el concepto de que comiendo pescado puedas denominarte vegetariano (aun así habría que plantearse el porque pescado no y huevos y lácteos si, ambas industrias son, si cabe, más crueles que las piscifactorías).

    Veganos: Filosofía de vida contraria a la explotación, sufrimiento y asesinato de seres sintientes cuyo principal interés es vivir una vida libre de explotación y sufrimiento. Se aplica a todos los aspecto de la vida de una persona, incluida por supuesto la alimentación.

    Las palabras son solo palabras, aun así son necesarias para comunicarnos y entendernos los unos a los otros, así que suele ser útil conocerlas, entenderlas y usarlas con propiedad…

    30 diciembre 2013 | 01:10

  25. Dice ser rg

    @Laura

    “Así que en verdad no somos omnívoros.”

    Y te quedas tan pancha, no….una vez expuesto el tema, a tu manera, creas el diccionario de la teoría, que no de la práctica.

    En lo relativo a la nutrición cualquier dieta que restringe elementos ha de ser supervisada, en lo relativo a la moral no la hace mejor, ni peor, ni diferente; es eso, una cuestión moral que NADA tiene que ver con la nutrición.

    El término carnista-carnismo es una soberana meméz y que parece que no es otra cosa que apuntar con el dedo a aquellos que son partidarios del maltrato animal, de los males del mundo y unos ignorantes de medio pelo, cosa que por otro lado, de nuevo, nada tiene que ver con la nutrición.

    Todo esta exposición que haces se llama política, pura y dura, acotar las cosas diferentes para agrupar contextos de índole diferente y de paso hacer caer a balanza en definiciones favorables y exactas frente a otras vagas y de dudosa moral, o uso.

    El tema no va de esto, va de nutrición. Y si no has leido que esto del carnismo no es más que un palabro para diferenciar y entenderse entre tonterías de si esto así esto no….mal vamos, a buen entendedor sobran las palabras y las exactísimas definiciones que acotan lo que no tiene coto pero que algunos quieren poner aunque sea con eso, con simples palabras.

    Saludos.

    30 diciembre 2013 | 10:56

Los comentarios están cerrados.