BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

La dieta “Fodmap”: un posible alivio para pacientes con Síndrome de Intestino Irritable

Dolor de estómago (2)

Acabo la semana tal y como la empecé dedicándole un post al Síndrome de Intestino Irritable (SII). El caso es que en la entrada anterior en la que me hacía eco del Día Nacional de esta particular dolencia, uno de los comentarios me acercó la dieta conocida como FODMAP que al parecer es una estrategia dirigida a aliviar los síntomas de estos pacientes. He de reconocer que hasta el lunes pasado no había oído hablar de ella y me agrada que este blog me aporte este tipo de conocimientos. Así pues, una vez investigado el trasfondo, esto es lo que he averiguado.

¿Qué es la dieta FODMAP?

En esencia se trata de una dieta de exclusión. Así, la eliminación de determinados alimentos con una cierta elevada cantidad de elementos fermentables podría, según algunos estudios, aliviar los síntomas de esta población aquejada de SII. El término FODMAP deriva del inglés Fermentable Oligosaccharides, Disaccharides, Monosaccharides, and Polyols (Oligosacáridos, Disacáridos, Monosacáridos y Polioles Fermentables).

La literatura científica al respecto no es especialmente abundante, de hecho la inclusión de este término en PubMed te devuelve tan solo 25 resultados. No obstante, la mayor parte de ellos, incluidos aquellos relativos a las más importantes publicaciones científicas, apuntan en la misma dirección: una hipótesis con un buen punto de partida y con resultados prometedores.

¿En qué consiste y porqué podría funcionar?

Desde hace años se viene proponiendo y postulando una amplia gama de tratamientos para controlar los síntomas del SII. Entre ellos suelen figurar fármacos diversos, laxantes, incluidos agentes de carga, además de un sinfín de cambios en los estilos de vida. La mayoría de pacientes con SII suelen estar convencidos que sus síntomas están relacionados con el consumo de ciertos alimentos, sin embargo el asesoramiento en este terreno ha resultado contradictorio y confuso de forma que se suele ofrecer un escaso alivio.

Este nuevo enfoque, la dieta libre o baja en FODMAPs, consiste en una nueva estrategia dietética ideada con el fin de controlar los síntomas asociados con el SII. Liderada por un grupo de investigación australiano, se ha postulado una hipótesis relativa a la problemática que pueda suponer para los pacientes con SII la ingesta de alimentos con un alto contenido en hidratos de carbono de cadena corta. De este modo, este tipo de hidratos de carbono serían mal absorbidos en el intestino delgado por este tipo de pacientes y, libres en el tracto gastrointestinal, podrían ser rápidamente fermentados por las bacterias en el intestino. Así, la producción de gas por dichas bacterias contribuiría de forma importante a la aparición de los síntomas típicos.

¿Qué evidencia hay al respecto de la utilidad de la dieta FODMAP en el tratamiento del SII?

La primera referencia temporal en la mencionada base de datos sobre la dieta o estrategia FODMAP se retrotrae a hace apenas 8 años cuando en 2005 se publicó este artículo en la revista Alimentary Pharmacology & Therapeutics. En él se habla de la hipótesis de que los alimentos ricos en este tipo de elementos fermentables, los FODMAP, desempeñen un cierto papel en la enfermedad de Crohn, como ya sabes una enfermedad bastante próxima en algunos de sus síntomas con el SII.

Del resto de la corta pero interesante literatura científica a este respecto destacaría un par de artículos ambos en la misma revista, Gastroenterology:

Por un lado este de aquí de 2009 titulado The FODMAP Diet for Irritable Bowel Syndrome: Food Fad or Roadmap to a New Treatment Paradigm?(La dieta FODMAP para el SII: ¿palabrería sobre los alimentos o una hoja de ruta hacia un nuevo paradigma en su tratamiento?)  En el que los autores se hacen eco de las buenas perspectivas que tendría esta línea de investigación en el tratamiento dietético de los pacientes con SII, argumentando que a día de hoy (de entonces) ya se cuenta con datos cada vez más convincentes en la literatura científica para esclarecer aquello que muchos pacientes con SII han trasladado al colectivo médico: qué alimentos se relacionan con qué síntomas, y al parecer estos ricos en FODMAPs son un buen punto de partida

Y por el otro, este otro artículo de 2013 titulado A Diet Low in FODMAPs Reduces Symptoms of Irritable Bowel Syndrome (Una dieta baja en FODMAPs disminuye los síntomas del SII) y que en sus conclusiones afirma de forma bastante categórica que en un estudio controlado con 30 pacientes con SII, una dieta baja en FODMAPs redujo de forma eficaz los síntomas gastrointestinales funcionales. De este modo, para los autores este hallazgo constituye  una evidencia de alta calidad hasta el punto de poder ser empleada como un tratamiento de primera línea.

¿Cómo se sigue una dieta libre o baja en FODMAPs?

En este punto es donde se hace más difícil dar un consejo conciso. En líneas generales se trata de eliminar aquellos alimentos con una carga importante de este tipo de elementos ya comentados. En MedLinePlus, he encontrado una fuente bastante confiable al respecto de un listado concreto de alimentos ofrecido por la International Foundation for Functional Gastrointestinal Disorders y que puedes encontrar en este enlace

En resumen se trataría de evitar:

Alimentos con alto contenido en fructosa: En el caso de las frutas en especial la manzana, cereza, mango, pera, conservas de fruta en su jugo, sandía, grandes cantidades de zumo de frutas y los frutos secos. En el caso de las hortalizas, espárrago, alcachofa, guisantes frescos. Y entre los azúcares y derivados la miel y el jarabe de maíz alto en fructosa

En cuanto a la lactosa (para aquellos pacientes que hayan sido diagnosticados fehacientemente como intolerantes a este disacárido): la leche tanto entera como desnatada, los yogures, los helados, las natillas y los quesos especialmente cremosos.

En relación con los fructo y oligo sacáridos: En el caso de los cereales, los productos elaborados con centeno y trigo (por ejemplo, trigo pan, pasta, cuscús salvado de trigo). Entre las frutas, melocotón, caqui, persimón y sandía. Entre las verduras, alcachofa (otra vez), legumbres, cebolla, ajo (incluida la denominada “sal de ajo”). En “otros”, la inulina (muchas veces empleado como suplemento en diversos alimentos funcionales; no confundir evidentemente con la insulina, con la que nada tiene que ver).

Sobre el contenido en polioles presentes bien de forma natural en el alimento o bien añadidos como edulcorantes: Entre las frutas, manzana (otra vez), albaricoque, pera (otra vez), moras, nectarina, ciruela, sandía (otra vez), bebidas o zumos a base de manzana y pera. Entre las verduras, coles en general, champiñones, bisaltos. Y entre los alimentos susceptibles de incluir polialcoholes como edulcorantes, chicles, caramelos y chocolates “sin azúcar” y que contengan sorbitol, manitol, xilitol, isomalt o maltitol.

Evidentemente hay muchos alimentos susceptibles de ser ricos en FODMAPs, así pues mi consejo es que con estos datos en la mano y si no conoces bien los alimentos o no sabes interpretar de forma adecuada el etiquetado nutricional o la lista de ingredientes, que te pongas en manos primero de un médico adecuado y después de un buen dietista-nutricionista que te ayudará a confeccionar tu lista de alimentos más adecuada. Ten presente que se eliminan no pocos alimentos, la mayor parte de grupos tan interesantes y beneficiosos como lo son los vegetales y las frutas.

—————————–

Imagen: marin vía freedigitalphotos.net

11 comentarios

  1. Dice ser Ciudadano

    La practica totalidad de enfermedades como esta, que son un saco donde meten su ineptitud los medicos desinformados y mediocres actuales, son consecuencia de infecciones parasitarias no curadas, tanto de las vias bajas como las altas (como puede ser el helicobacter pilory que irrita todo el sistema digestivo desde arriba, o la amibiasis, mas bien desde abajo, y que para cogerla no es necesario viajar al extranjero, porque la practica totalidad de comida que comemos viene de fuera).

    Infecciones no curadas, sobre todo con antibioticos que YA no funcionan, generan disbiosis intestinales en la flora, que pueden ser mortales, por sobrecrecimiento de levaduras en los tejidos, con las cuales los antifungicos NO funcionan.

    De esto va a morir un monton de gente, al igual que yo estuve a punto.

    Como afectado, que si no hubiera empezado a indagar a dia de hoy estaria muerto, invito a la gente a que busquen por si mismos soluciones que NO se estan aplicando, porque la farmacopea actual esta controlada por mafias. Afortunadamente existe internet y son accesibles estudios y medicina tradicional avalada empiricamente que ha curado durante cientos de años, como lo hizo conmigo, aunque aun no he conseguido salir del compendio de enfermedades en que he ido cayendo producto de estos ineptos.

    Si hubiera tomado antes la responsabilidad de mi salud, no hubiera pasado por un verdadero infierno.

    Todos estos estudios son un fraude, porque no eliminan el problema, sino que lo reducen y ademas desinforman.

    David Guerrero
    Afectado por la ineptitud medica española
    DNI: 53401039f

    25 octubre 2013 | 09:53

  2. Dice ser Antonio

    A mí me diagnosticaron este síndrome hace más de diez años, he llegado a pasar días enteros sentado en la taza del váter. Por suerte a base de Duspatalin, dieta y ejercicio, he conseguido reducir la frecuencia de los ataques.

    25 octubre 2013 | 10:00

  3. Dice ser Antonio

    Lo he comentado antes pero no lo veo publicado.

    A mí me diagnosticaron la enfermedad hace más de diez años. He llegado a pasar días enteros sentado en la taza del váter. Ahora por suerte a base de Duspatalin, dieta y ejercicio, he reducido la frecuencia de los ataques.

    25 octubre 2013 | 10:09

  4. Dice ser Marina

    Sufro esta enfermedad desde hace años, y aparte de la dieta sin grasas , sin lactosa y sin muchos azúcares ni fructosa, solo las enzimas digestivas de herbolario me han ayudado. No son caras, solo hay que tomar una antes de comer y ayudan muchísimo. No desaparece del todo, pero casi puedes hacer vida normal.
    Ni Duspatalin, ni Spasmoctyl, ni Motilium, ni nada me sirvió.

    25 octubre 2013 | 10:41

  5. Dice ser Guillermo

    Si tienes algun sintoma parecido debes hacerte pruebas de incontinencia, que hay varias, como incontinencia a la lactosa, o al gluten, o una importante que se llama “sobrecrecimiento bacteriano”.

    Para aumentar las bacterias “buenas” parece ser bueno tomar alimentos o medicinas que tengan “prebioticos” o “probioticos”, como Prodefen, Lacteol, Ultralevura, preguntar por esto al medico.

    Algunos alimentos que son “buenos” para las bacterias parecen ser Actimel, danone activia, algunos quesos,

    Y, por supuesto, controlar el estreñimiento con p.e. MoviCol u otros laxantes que puedan ser tomados a largo plazo (consultar al medico).

    25 octubre 2013 | 11:00

  6. Dice ser A_666

    Ciudadano, explicanos que clase de tratamientos son por favor. No nos dejes en ascuas!

    Yo sigo la dieta FODMAP des de hace 4 meses. Los primeros 2 meses noté una mejoria consierable, però luego volvieron los dolores y las diarreas a diario. Por lo tanto, no tengo tan claro que sean una solución completa, solo una tentativa.

    25 octubre 2013 | 11:04

  7. Me ha gustado mucho tu artículo. Realmente hay muy poca información sobre este tema y en español es prácticamente inexistente.

    Yo, celíaca diagnosticada de adulta con múltiples problemas intestinales, llevo un tiempo con esta dieta y los resultados están siendo espectaculares. No es una dieta fácil de hacer por la poca información disponible y por el hecho de que se trata de una dieta muy restrictiva y monótona, sin embargo yo actualmente la sigo sin problemas y estoy convencida de que puede ser una buena herramienta para tratar algunos problemas digestivos que hasta ahora parecían totalmente esquivos a cualquier posible tratamiento.

    25 octubre 2013 | 11:35

  8. Dice ser Sicoloco del casting de Foolyou

    Cuando no se caga bien no se puede vivir bien.

    25 octubre 2013 | 11:58

  9. A_666, estoy de acuerdo contigo en que probablemente hacer una dieta de este tipo no proporcione una solución completa. En mi caso este tipo de dieta es simplemente un paso más añadido a otros muchos que, en conjunto, me están sirviendo para regenerar mi salud intestinal. Llevo mucho tiempo trabajando en ello y el conocimiento de cómo afecta a mi intestino la ingestión de ciertos alimentos con alto contenido en Fodmap me ha ayudado mucho a mejorar mi salud.

    Es una dieta complicada de hacer y, por lo que he leído y experimentado, es necesario personalizarla. Hay alimentos que a algunas personas les causan síntomas y a otras no. Por ejemplo, la patata es un alimento libre de Fodmap que yo no tolero (por causas probablemente ajenas a los Fodmap), en cambio el boniato sí que me sienta bien. Sin embargo he leído de otros que no toleran el boniato. En mi caso lo que he hecho es partir de una lista muy reducida de alimentos, que sé seguro que mi intestino tolera, y desde ahí una vez conseguido un buen funcionamiento intestinal ir añadiendo alimentos uno a uno. Todo eso mientras trato mi intestino para regenerar la flora bacteriana.

    Es un camino largo y no es fácil recorrerlo por la falta de información y porque parece que el nivel de la tolerancia a los Fodmap es diferente en cada persona. Sin embargo creo que se trata de una prometedora vía de trabajo para muchas personas que hasta ahora no veían el modo de aliviar sus síntomas.

    PD: Un ejemplo de lo complicado que resulta seguir esta dieta. Hoy después de comer mi barriga se ha inflado como un globo. Después de dar mil vueltas en mi cabeza sobre la aparente falta de motivos he caído en que he tomado un café sin azúcar al que he añadido un poco de cacao puro en polvo. Hacía mucho que no tomaba cacao y creía que estaba libre de Foodmap, sin embargo he buscado información y me he encontrado con que el cacao contiene fructanos y galactanos. Lo sorprendente para mí es la rapidez del efecto posterior a la ingesta del alimento. Con el gluten todo es más lento y, por tanto, más difícil de relacionar.

    25 octubre 2013 | 19:54

  10. Dice ser EPT

    ¿y alguna dieta para el problema contrario? Hablo de estreñimiento.
    Gracias

    25 octubre 2013 | 22:29

  11. Hola EPT:

    Si te sirve mi opinión, yo personalmente considero que el estreñimiento y la diarrea cuando se dan de manera crónica pueden ser dos caras de una misma moneda. No todas las personas con síndrome de intestino irritable tienen diarrea. Como ejemplo te diré que durante años se consideró la diarrea como el síntoma estrella de la celiaquía cuando la mayoría de celíacos adultos lo que tienen es estreñimiento y diarrea de manera alterna. Los problemas intestinales crónicos cursan con una multiplicidad de síntomas que pueden manifestarse de un modo muy diferente de una persona a otra.

    Por otra parte puede que en tu caso simplemente se trate de estreñimiento sin más, sin ningún otro problema que solucionar. En ese caso considero que deberías asegurarte de consumir suficiente agua, aumentar la ingestión de grasas y fibra procedente de verduras. Y por último una cosa tan importante como las anteriores: el movimiento, es decir hacer ejercicio físico regular como caminar una hora al día.

    25 octubre 2013 | 23:33

Los comentarios están cerrados.