BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

El porqué de que no me gusten las dietas por fases

Alimentos prohibidos fase 1 south beach_ afsheenAdemás del carácter hiperproteico de las dietas de moda actuales hay otra característica que las suele definir, no sé si a todas ellas, pero sí a una buena parte: el hecho de estar organizadas en fases o etapas.

Fases, hitos, etapas o periodos en los que las indicaciones a seguir son cambiantes. Me explico, antes podías hacer esto y ahora no, se ha de hacer de otra forma. Antes podías comer así y ahora lo has de hacer asá. Ejemplos de estas condiciones cambiantes a medida que se avanza por la dieta de moda los tenemos a patadas en aquellos métodos que hacen furor actualmente: el método Dukan, el sistema Pronokal©, el método Kot©, la dieta South Beach, la de los 31 días, y tantas otras ya sean hitos comerciales o te las aconseje un profesional (un sacacuartos profesional, se entiende).

Digo lo de “sacacuartos profesional” porque no deja de ser curioso que ninguna de las recomendaciones coherentes emitidas por las más importantes instituciones a la hora de promover un adelgazamiento saludable incluya “las fases”. Tampoco conozco ningún plan docente de ninguna universidad española en la que se incluyan fases cambiantes para promover el adelgazamiento con salud (me refiero a universidades que impartan el Grado de Nutrición Humana y Dietética). Es más, considero que dentro de las claves para desenmascarar dietas milagro o de moda debería figurar además el estar organizada en fases, como rasgo definitorio.

En líneas generales las buenas recomendaciones se centran en hacer las cosas bien, desde el principio y hasta el final, sin cambios. O mejor dicho, sin final.

Me da la sensación que el hecho de hacerlo así, por fases, se trata más de fidelizar al incauto que de otra cosa. Es decir, se trata, y para ello me baso en lo que algunos sistemas no tienen mayores tapujos en esconder, en conseguir pérdidas de peso meteóricas con el fin de crear en el paciente-impaciente una cierta confianza en que el método funciona, y qué mejor prueba para hacerlo que prometer-conseguir pérdidas de cerca de cuatro o más kilos en las primeras semanas, mientras dure la primera o las primeras fases. Pero hay una pregunta que muchas veces obviamos…

¿comer como se suele proponer comer en las primeras fases es saludable?

Supongamos que la respuesta sea afirmativa, entonces, si es saludable ¿para qué cambiar a una nueva fase con nuevas y distintas directrices? En este caso no faltará quién diga que se cambia, no porque no sea saludable sino para aportar una mayor variedad a la pauta alimenticia y para así hacerla más placentera, no tan restrictiva (las primeras fases suelen ser restrictivas hasta parecer tacañas en el plano alimenticio). Entonces, hay una pregunta que nos queda dentro de esta rama de posibilidades ¿es que acaso no se puede comer de forma saludable y disfrutar al tiempo que se adelgaza?  Ya he mencionado alguna vez que las mejores dietas no son las que están cuajadas de restricciones sino más al contrario, de buenas sugerencias, y lo sigo manteniendo.

Supongamos por el contrario que la respuesta es negativa, que no es saludable prolongar en el tiempo esa “fase” inicial, y de ahí el cambio de fase, entonces, ¿para qué se promueve el hacerla? La única respuesta que me queda es la que ya he aportado, la de la fidelización, hacer perder mucho peso en poco tiempo para convencer al paciente-impaciente.

Claro, con el tiempo, a medida que la mano se abre y se va avanzando dentro de las fases más permisivas del sistema en cuestión resulta que la pérdida de peso se ralentiza hasta el punto de hacerse inexistente. En muchos casos, estando tan abiertas las posibilidades, no siendo tan restrictivas y tan férreas como al principio, se empieza a hacer difícil el distinguir esa fase de nuestro anterior patrón dietético previo a la dieta. Es entonces cuando ya no se sabe si se está a dieta o no ¿la habré acabado? Y cuando con mayor probabilidad la pérdida de peso no es que se ralentice, sino que se revierta su tendencia y se empiece incluso a ganar.

¿Por qué no me gustan las dietas por fases? Porque incluso los pacientes-impacientes se dan cuenta del proceso, aunque sea de forma inconsciente. Han contrastado en sus propias carnes que se puede perder una cantidad de kilos considerable en un tiempo record mientras estemos dispuestos a seguir un patrón alimenticio draconiano. ¿Qué más queremos? ¿Que luego los volvemos a recuperar? pues nada, se vuelven a poner en práctica ésas fases, o cambiamos de método, por ejemplo, por aquel que esté de moda en ese momento y así, se perpetúa el eterno ciclo dieta-engorde-dieta-engorde. Sin olvidar que en ningún momento estamos haciendo lo que deberíamos.

Comprueba cuales son los peligros más claros de seguir un tratamiento inadecuado para la obesidad según el Documento de Consenso FESNAD-SEEDO sobre Recomendaciones nutricionales basadas en la evidencia para la prevención y el tratamiento del sobrepeso y la obesidad en adultos.

¿Que por qué no  me gustan las dietas o sistemas adelgazantes por fases? Por que son intrínsecamente contra educadores.

Riesgos tratamiento inadecuado obesidad_Fesnad_Seedo

———————————-

Foto 1: afsheen

24 comentarios

  1. Dice ser AMG

    Ya, estas dietas están bien cuando por salud necesitas perder peso con cierta rapidez. Pero lo que no entiendo es por qué todavía no se sabe qué hacer con esas personas que ‘todo lo ahorran’, cuando su metabolismo es de los resistentes, porque además es frustrante que nadie te crea, que nadie crea que estás a base de brócoli, lechuga y coliflor para intentar no poner peso y no lo consigues. Estoy harta de tanta teoría sin soluciones reales.

    Gracias

    12 febrero 2013 | 09:57

  2. el-nutricionista-de-la-general

    Hola “AMG”, me imagino tu desesperación.

    Lo único que te puedo decir, no sé si te servirá de algo, es que tengas confianza en las cosas bien hechas, que no busques tus metas en los números de una báscula y que seas consciente que las soluciones “reales” tienen sus plazos, sus ritmos y también sus limitaciones. Y que después de las soluciones reales, que las hay pero con las características que te he mencionado, están las irreales, que quizá sean más bonitas, pero son eso, irreales, o si lo prefieres, poco probables.

    Saludos cordiales

    12 febrero 2013 | 10:19

  3. Dice ser parafashionyo

    Totalmente de acuerdo contigo

    http://www.parafashionyo.com

    12 febrero 2013 | 10:27

  4. Dice ser Lidia

    Genial Juan!

    Totalmente de acuerdo. Para mi una dieta por fases también es una señal de dieta milagro. Peor es todavía el argumento que usan algunos de que su dieta es por fases para hacer una “reeducación alimentaria”, ya que así te vas identificando los alimentos que puedes comer empezando por los que “más necesitas” y acabando por los que menos.

    La gente al final se queda con la idea de que lo que comía en las primeras fases es lo que le hacía adelgazar, por lo tanto deducen que los alimentos que incluían en las últimas son los que “engordan” y al terminar la dieta intentan evitar estos últimos alimentos. Obviamente, no aguantan mucho tiempo siguiendo este patrón desequilibrado y acaban recurriendo al “esto no hay quien lo aguante” (como es lógico) y vuelven a comer como antes (sin haberser reeducado), recuperando todo el peso o más, sientiéndose culpables y vuelta a empezar.

    La reeducación alimentaria empieza desde el principio. No se pude llamar educación nutricional a que el 80% del tiempo que estás haciendo la dieta estás suprimiendo grupos de alimentos que después tendrás que comer y no sabrás cómo. Y que cuando ya has perdido todo el peso te digan “ale, esto es lo que tienes que comer a partir de ahora” Es decir, que lo que has estado haciendo hasta ahora, no es lo que tendrás que hacer para mantener el peso. ¿Dónde está la reeducación?

    Y yo también pienso como tú en que las primeras fases tan agresivas son para fidelizar al paciente-impaciente (me ha encantado el concepto) haciéndole ver que se pierde peso muy rápido (que es lo que busca la mayoría de la gente que recurre a este tipo de dietas). Sirven para captar a las personas que están tan contentas de perder peso rápido, que el qué pasará después no se lo plantean y son carne de cañón para estos vendedores de humo, que captan a la gente diciendo lo que quieren oír, en lugar de la verdad.

    12 febrero 2013 | 10:57

  5. Dice ser pet

    Mi compañera de trabajo tenía sobrepeso hace años, ahora está bastante delgada, pero para eso ha cambiado hábitos, no ha dejado de comer todo lo que quiere, es más, devora los chocolates y no se corta, pero se va corriendo a su casa 4 días a la semana, es como una hora desde el trabajo a su casa, y lleva años corriendo, además esto hace que yo me anime a correr también, y es un ejercicio bastante bueno para perder peso, lo malo son las primeras veces que te falta el aire y no aguantas…

    12 febrero 2013 | 11:25

  6. Dice ser ANTONIO LARROSA

    El que quiera presumir ha de sufrir Y eso es lo cierto, para presumir de figura hay que dejarse de comer delicatessen , (dulces chocolates, pastelería) además de grasas, productos del cerdo como jamón , tocino y cualquier otra parte del animal. y por si fuera poco hay que hacer deporte a tope nada de un paseito por aquí y otro por allá, hay que nadar, correr, bailar rock, etc . repito: Para presumir hay que sufrir.

    http://www.antoniolarrosa.com http://www.narrador.es

    12 febrero 2013 | 11:36

  7. Dice ser Susana

    Que bonito es hablar sin saber!!!! Invito al redactor del artículo a que se mire bien las fases definidas en el Método PronoKal y me encuentre sólo un ejemplo real de lo que dice, y cito textualmente,: “antes podías hacer esto y ahora no, se ha de hacer de otra forma. Antes podías comer así y ahora lo has de hacer asá”

    El Método PronoKal es un tratamiento guiado por un médico (llamarlos “sacacuartos” así en general me parece muy osado!) en el que se van incorporando/matizando hábitos adecuados de alimentación para a más de perder peso corregir los hábitos y poder mantener en el tiempo incluso por el resto de la vida el peso adecuado conseguido. Del resto de Métodos y dietas citados no digo nada por que no los conozco, pero si he hecho el Método PronoKal y no lo veo identificado en absoluto en su modo de describir las “dietas por fases”

    Infórmese, infórmese bien…y luego critique todo lo que considere criticable!!! Lo que a mi me parece muy criticable es hacer las cosas como usted desde la ignorancia: primero hablo mal y luego ya veremos!

    12 febrero 2013 | 12:16

  8. Dice ser Mi Dieta Cojea

    Método Pronokal: Ponerle nombre propio a una estrategia de alimentación con productos específicos que cumplen las condiciones de esa dieta.

    Encima proteicos, por si te faltase…

    Hace pensar que esos productos al fin y al cabo son “necesarios” para la dieta, todo lo contrario que la independencia y capacitación que debe defender un sanitario. Por lo que… ¡Sí! En efecto, sacacuartos parece una buena palabra.

    12 febrero 2013 | 12:33

  9. Dice ser jav

    Susana, no conozco mucho sobre dietas, pero viendo la página oficial de la dieta que mencionas si que parece tener fases http://www.pronokal.com/img/tablaMetodoThumb_ES.jpg 3 en concreto. La primera de ellas en la que prometen la mayor reducción de peso, como menciona Juan. En las siguientes fases, como también se menciona en el artículo, ésta se hace más permisiva con los alimentos y la pérdida se ralentiza. No sé, yo si veo bastante similitud de esa dieta según la información que dan en su web con la descripción del artículo.
    Por otra parte, el hecho de que haya un médico, aunque si pueda dar la sensación de tener más seguridad que otras que no tienen, tampoco me parece una condición suficiente para calificarla de ‘científica’ ni efectiva.

    12 febrero 2013 | 12:51

  10. Dice ser juanijo

    Estimado dietista-nutricionista:
    Soy un médico de familia que se dedica principalmente a prescribir a los pacientes que quieran perder peso una dieta proteica, con todas y cada una de sus fases. Llevo cuatro años realizando este tipo de dietas a multitud de pacientes y, aunque también realizo otro tipo de dietas, sin “productos” ni “fases”, te puedo asegurar que la gente está mucho más contenta con la dieta proteica que con las “tradicionales”, pues mucha más gente que hace una dieta proteica acaba todas las fases y, por consiguiente, pierde el peso que debía perder, que la gente que realiza una dieta más convencional.
    Y la explicacion es muy simple.
    Cuando pones a una persona a dieta, es capaz de aguantar sin saltársela entre 2 y 3 meses. Con una dieta en la que se pueden perder entre 10 y 15 kilos en ese tiempo, la mayoría de las personas que quieren perder peso habrán llegado a un peso saludable. Con una dieta convencional, se puede perder como mucho entre 4 y 5 kilos en ese tiempo, con lo que mucha de la gente que la hace, empezará a saltársela antes de llegar a su peso saludable.
    Antes de meterte con este tipo de dietas, conoce cuales son sus fundamentos, en qué se basa, que complicaciones puede tener, etc…. pues si este tipo de dietas se hacen bien, y tan solo ha ocupado 2 o 3 meses de tiempo de una pesona, luego tiene todo el tiempo del mundo para asentar en tu cuerpo y, sobre todo en tu mente, el equilibrio alimentario, que es la ultima “fase” de este tipo de dietas.
    Un saludo, amigo

    12 febrero 2013 | 14:35

  11. Dice ser juanijo

    Por cierto Lidia:
    cuando escribes: ES DECIR, QUE LO QUE HAS ESTADO HACIENDO HASTA AHORA, NO ES LO QUE TENDRÁS QUE HACER PARA MANTENER EL PESO. ¿DÓNDE ESTÁ LA REEDUCACIÓN? la respuesta a esa pregunta la tienes en lo que has escrito. En ninguna dieta en la que estás bajando peso comes lo mismo que cuando estás en el mantenimiento. Si lo hicieras, seguirías bajando peso, no? Es la gran diferencia entre bajar peso y mantener el peso.

    12 febrero 2013 | 14:40

  12. Dice ser juanijo

    La ultima fase de la dieta proteica que yo prescribo se basa en:

    DESAYUNO: tostadas integrales, mantequilla/margarina/aceite de oliva, jamon/queso/huevo.
    MEDIA MAÑANA: pieza de fruta +- yogur desnatado
    COMIDA: proteina animal, féculas en pequeña cantidad, verdura y/o ensalada, postre un citrico (para absorber mejor el hierro si hemos comido carne roja)
    MEDIA TARDE:
    4 galletas integrales o dos tostadas integrales junto a 30 grms de mermelada, membrillo, chocolate negro o frutos secos, o una fruta,
    CENA: verdura y/o ensalada mas proteina animal.

    Con cuatro reglas básicas:
    -Come 5 veces al día
    -Bebe en torno a litro y medio de liquido al dia, ya sea te, cafe, infusiones,…
    -Haz ejercicio regularmente, aunque 30 minutos 3-4 veces por semana es suficiente
    -Pésate una vez por semana para ver si mantienes tu peso

    Espero que os ayude esta fase de la dieta proteica a mantener el peso de una manera “NADA SALUDABLE” según vosotros.

    Un saludo

    12 febrero 2013 | 14:49

  13. Dice ser figurin

    Juanijo: “las clavao”
    AMG, me solidarizo contigo. Es muy facil hablar del rpoblema de los demas cuando tu mismo tienes la suerte de no padecerlo.
    O dicho de otra forma (para el autor de este blog y la frase no es mia):
    “¿De verdad entendemos el dolor de los demás desde un hotel de cinco estrellas?”

    12 febrero 2013 | 15:07

  14. Dice ser Angie

    JUANJO,
    Estoy haciendo la dieta por fases, llevo casi un mes, pero no he perdido mucho peso. Puede que sea por temas hormonales. (tengo 48 años)
    Estoy empezando a comer un poco de verdura a parte de proteínas.
    Qué mandarías a tus pacientes a comer para bajar tanto el peso en poco tiempo? Yo solo tengo que bajar 3 kg más…Gracias,

    12 febrero 2013 | 15:34

  15. Dice ser Jaione

    Pues yo he perdido 12kg en 3 meses sin seguir ninguna dieta “por fases” simplemente… comiendo la mitad de lo que comía, evitando alimentos muy calóricos y haciendo ejercicio (como comentan por ahí 3 ó 4 veces por semana un mínimo de 30minutos), pero un ejericico fácil y que está al alcance de cualquiera: caminar rapidito y un poquito de bici. Ahora llevo ya un par de meses sin dieta y el peso se mantiene, también se ha de decir que estoy procurando mantener el ejercicio aunque no soy tan constante.
    He de decir que estaba dentro de un peso “normal” (IMC normal aunque en el límite superior) y aún y así he conseguido perder ese peso así que… no es tan complicado! (ahora también sigo dentro del IMC normal, aunque ahora está más bajo de lo que estaba antes)

    Lo importante es no obsesionarse y hacer algo que te permita que lo sigas. Si te lo marcas como una imposición… vas mal, no lo acabarás siguiendo. Y lo más importante todavía es hacer algo de ejercicio, sino se baja de una manera no saludable.

    Saludos y ánimos a tod@s l@s que estáis haciendo dietas, tiene recompensa, os lo aseguro.

    12 febrero 2013 | 16:24

  16. Dice ser Magda

    Soy dietista, y llevo 7 años trabajando y estudiando cada día para ofrecer a mis “clientes” una perdida de peso adecuada y lo mas importante, sin riesgos. Estoy totalmente de acuerdo con eso de que las fases no sirven para nada, y no recomiendo ese tipo de dietas a nadie, pero por otro lado estoy cansada de que la gente que acude a mi consulta cuando la una semana no pierden peso me digan que lo dejan por que no da resultado, que quieren??? yo trato d explicar pero no quieren entender que esto de la dieta EQUILIBRADA existe y FUNCIONA, y que sin ejercicio y sin hacer las cosas bien no se puede pedir mas….aún así, siguen exigiendo perder bastante cada semana, por que si no tu, osea, yo no lo hago bien, y no soy buena profesional y la dieta no funciona…ante esto yo suelo responder “milagros a Lourdes”

    12 febrero 2013 | 16:48

  17. Dice ser Lidia

    Juanjjo,

    “En ninguna dieta en la que estás bajando peso comes lo mismo que cuando estás en el mantenimiento” ¿Ah,no? Eso será en ninguna dieta que tú hayas hecho, que es distinto. Sigues comiendo exactamente lo mismo, solo que normocalórica. En ningún caso incluyes alimentos que hayas excluido durante la pérdida de peso.

    ¿Qué formación tienes en nutrición para hablar con supuesto conocimiento de causa? Porque leyendo los comentarios es obvio que formación tienes poca o ninguna. Es normal, eres médico, no dietista-nutricionista. Deberías derivar tus pacientes a uno y así las cosas funcionarían mejor. Porque comentarios como “Cuando pones a una persona a dieta, es capaz de aguantar sin saltársela entre 2 y 3 meses” ¿Aguantar? ¿Saltársela? ¿Acaso una dieta de pérdida de peso personalizada es un patrón rígido donde quien la hace tiene prohibido tomar algún alimento? “pues mucha más gente que hace una dieta proteica acaba todas las fases y, por consiguiente, pierde el peso que debía perder,” ¿Y el objetivo es sólo perder el peso que se debe perder? “Antes de meterte con este tipo de dietas, conoce cuales son sus fundamentos, en qué se basa, que complicaciones puede tener, et” ¿Realmente crees que un dietista-nutricionista como Juan Revenga no sabe cuales son sus fundamentos, en qué se basa, complicaciones, etc? ¿Realmente piensas que como médico tienes tú más conocimientos en nutrición? Es acojonante. Y por cierto ¿A qué llamas dieta convencional? ¿A una dieta sacada del ordenador o del cajón derecho de la mesa? Por favor!!

    Figurin, ¿Te has preguntado alguna vez porqué la mayoría de los dietistas-nutricionistas no tienen sobrepeso? ¿Te quedas más tranquilo pensando que es por suerte o por azar? ¿Crees que los dietistas-nutricionistas no comen? ¿Que no son los primeros que han tenido que aprender a comer?

    “¿De verdad entendemos el dolor de los demás desde un hotel de cinco estrellas?” Entender el dolor de los demás es decirle lo que quiere oír, en lugar de intentar ayudarle desde el conocimiento de causa? Realmente piensas que el dietista-nutricionista (en este caso el autor de este blog) no sabe de lo que habla? Crees que escribe para perjudicar o para ayudar?

    Mi dieta cojea, totalmente de acuerdo.

    12 febrero 2013 | 17:23

  18. Dice ser Dra que opina.

    Soy médico desde hace 30 años,y Experta Universitaria en Dietética y Nutrición.
    Con respecto a las dietas equilibradas destinadas a perder peso y a las denominadas Dietas proteinadas por fases,mi opinión resumida es que:”HAY QUE PERSONALIZAR,en cada caso,EL TRATAMIENTO”.
    Soy defensora de la Dieta Medirránea,y de un dicho popular que dice,que para adelgazar,lo mejor es”comer poco plato y utilizar mucho zapato”,es decir,lo mejor es comer variado, evitando aquellos alimentos( o formas de cocinarlos )que más calorias nos aporten.Y por supuesto, caminar a diario..
    Eso está muy bien,pero por mi experiencia sé que esto no funciona para todo el mundo,por ejemplo,personas con sobrepesos importantes,que no se motivan a iniciar una dieta que de entrada saben que será larga,o la abandonan al poco de empezar,o mujeres de más de 50 años ,tras la menopausia,a las que comer vigilando lo que comen las mantiene,pero no las adelgaza.
    También hay que tener en cuenta los tiempos que nos ha tocado vivir,la falta de tiempo para cocinar,el tipo de alimentos que nos rodean,la vida sedentaria,los hábitos sociales….
    En estos casos,donde suele fallar la dieta tradicional, si funcionan las dietas cetogénicas por fases.Tampoco sirven para todos,tienen sus indicaciones y sus contraindicaciobes,pero no cerremos el terreno a este tipo de dietas,muchas veces por prejuicios,o por desconocimiento de cómo funcionan.Los médicos que hacemos dietas,tenemos la obligación de formarnos,y saber escoger el tratamiento más adecuado en cada caso particular.Y a la vez,reeducar al paciente,para corregir hábitos erróneos,evitando recaidas.

    12 febrero 2013 | 17:47

  19. Dice ser Lilly

    Susana, me consta que aquí el redactor del artículo no sólo está bien informado sino que está suficiente formado para escribir sobre el método Pronokal. Quizá la que no estés suficientemente informada seas tú sobre lo que es la profesión de Dietista-nutricionista, un profesional con una carga lectiva de casi un 100% en materia de alimentación y nutrición humana y dietética, lo que lo hace el profesional más preparado para hablar del tema. Pero no sólo eso, sino que en España es una profesión emergente, cosa que no es ni en el resto de Europa ni en América, algo que la gran mayoría de los profesionales tiene muy presente y por ello estamos formándonos continuamente para hacernos valer y demostrar nuestra valía, para abrirnos paso en un mercado donde mal que bien otros cubrían esa necesidad hasta hace poco. Y esta formación continua incluye el estudio exhaustivo de todo método, ya sea calibrándolo, valorándolo científicamente, probándolo a través de grupos de revisión científicos, como hasta en las propias carnes. Y sí, siempre siguiendo el método científico, pero no importa, porque aquí lo importante es que el método Pronokal esté guiado por un médico (ya nos tenemos que callar), y lo que diga un Dietista-Nutricionista (profesional universitario, en este caso con una dilatada experiencia) es ignorancia. En otros países lo que se solicita inmediatamente es la opinión del experto Dietista-Nutricionista. Aquí se le critica su opinión. Decididamente España seguirá siendo un país de pandereta.

    12 febrero 2013 | 18:03

  20. Dice ser Marta

    Dra que opina.

    Durante un año he sido la responsable de dar asistencia técnica a cientos de médicos que prescriben dietas proteinadas y a sus pacientes, que por cierto, son médicos que reciben un curso de formación de unas horas y además se llevan su sustanciosa comisión por ello. Por lo que sé perfectamente de lo que hablo. Y no voy a entrar a decir la de barbaridades que me preguntaban y los nulos conocimientos que tenían en nutrición la gran mayoría de los que prescribían.

    Fue un trabajo que tuve que coger sin elección en tiempos de crisis, y por supuesto me marché en cuanto pude. Así que puedo opinar y opino con mucho conocimiento de causa. Estas dietas no reeducan, maleducan totalmente y propician los trastornos de la conducta alimentaria. La gente luego no tiene ni idea de comer hidratos de Carbono y no hablo ya de farináceos, sino de simples frutas o incluso lácteos desnatados. Sienten miedo e inseguridad. El hecho de “educar” con sobres, hace que cuando la persona recupera el peso, piense que tiene que recurrir a los sobres otra vez para adelgazar. No he conocido ningún caso (y he visto muchos) de ninguna persona que haya hecho una dieta proteinada y que haya aprendido a comer de verdad. Y cuando digo ninguna, quiero decir ninguna.

    12 febrero 2013 | 18:11

  21. Dice ser Dra que opina.

    Los prejuicios no van bien Marta,pues no todos los médicos prescriptores de dietas proteinadas actúan ,o se forman,como tú dices.
    Por otra parte,yo no juzgo tus motivos para hacer esos cursos de formación.o para dejarlos,ni tampoco pretendo generalizar con mi experiencia,sólo opino de un tema que conozco,y llevo en estos casi 30 años.Pero hay otras opiniones,que respeto.
    Un saludo

    12 febrero 2013 | 18:28

  22. Dice ser pollito

    Pero, ¿a qué se le llama hiperproteico? Las típicas dietas por fases como la Dukan que en la primera parte suprimen frutas y féculas forzosamente han de incluir más proteína de lo normal para que parte se convierta en glucosa. De manera que no son propiamente “hiperproteicas”.

    El resto de las dietas, que suelen incluir proteína animal en todas las comidas, tampoco suman cantidades desmesuradas, en cualquier caso dentro del rango recomendado según el peso corporal. Según tengo entendido esto se hace porque las proteínas son más saciantes que los otros nutrientes.

    Desde luego, lo ideal sería, en teoría, que una persona con sobrepeso comiera “como su yo delgado”, es decir, en el nivel energético que sostendría su peso deseado. Sin embargo se suelen prescribir, y no sólo por sacacuartos, dietas con aportes energéticos más bajos 1) para acelerar la pérdida de peso y animar al paciente y 2) para tener un margen de error, dada la inexactitud de la medida del gasto energético y la inevitable reducción metabólica. Tampoco creo yo que aconsejar una fase más hipocalórica sea constitutivo de mala práctica profesional. Es una opción.

    12 febrero 2013 | 20:01

  23. Dice ser Tia de SobrinoS

    He aprendido mas de este tipo de dietas leyendo tu blog que en todo lo que lei sobre dietas antes. Para no gustarte les haces mucha publicidad. No lo entiendo.

    12 febrero 2013 | 20:12

Los comentarios están cerrados.