BLOGS

Intolerancia a la lactosa: Alimentos y personas implicadas

18 abril 2012

Como ya se vio en la entrada de hace un par de días, la intolerancia primaria a la lactosa es una situación con una prevalencia menor de lo que pudiera parecer a priori si se atiende a la cantidad de personas que dicen ser o sospechan ser intolerantes a la lactosa, al mismo tiempo también es significativa la importante oferta de alimentos funcionales “sin lactosa”… ¿son necesarias en nuestro medio tantas leches, quesos, yogures y productos con la alegación “sin lactosa” en el mercado? Yo creo que no y me explico atendiendo a las pruebas:

Por un lado existen diversos estudios que sugieren que una parte importante de la población que dice ser intolerante a la lactosa no lo es. Es decir, no son pocas las personas que teniendo unos síntomas más o menos inespecíficos y relativamente similares a los de la intolerancia a la lactosa se “creen” intolerantes, cuando en verdad no lo son. En estas personas ésos síntomas tendrían otro origen.

Y por otro lado resulta imprescindible destacar que el grado de “intolerancia” es relativo y que una amplia mayoría aquellos que sí son intolerantes, es decir, aquellas personas que efectivamente cuentan con un diagnóstico médico positivo respecto a este tema, admiten una cierta cantidad de lactosa (no poco importante) en su dieta diaria sin presentar mayores complicaciones o molestias. Por ejemplo, una revisión sobre el tema publicada en la prestigiosa revista “Journal of the American College Nutrition” puso en evidencia que la población afroamericana de los Estados Unidos intolerante a la lactosa pueden consumir al menos la cantidad de lactosa contenida en un vaso de leche normal sin padecer los síntomas de la mencionada intolerancia. Además y tomando como ejemplo el mencionado estudio, la mayor parte de las recomendaciones se hacen en este sentido: Una muy buena parte de los intolerantes a la lactosa admiten cierta cantidad de lactosa sin experimentar molestias. Por tanto:

 ¿Qué hacer ante la realidad fehaciente de ser intolerante a la lactosa?

  • Tomar en consideración que la intolerancia la lactosa no es peligrosa y, en principio, no tiene mayores complicaciones que las molestias gastrointestinales que ocasiona.
  • Probar a consumir cantidades contenidas de leche. Estudios recientes muestran que incluso aquellos niños a los cuales se les diagnostica intolerancia lactosa pueden tomar de una a dos raciones de leche al día sin sufrir síntomas estomacales.
  • Procurar no tomar una fuente dietéticamente importante de lactosa (como la leche) en ayunas y acompañar su ingesta con otros alimentos, por ejemplo, en el marco de un desayuno o merienda con otros ingredientes (cereales, pan, tostadas, etc.)
  • Probar con derivados lácteos distintos de la leche que tienen mucha menor cantidad de lactosa que la propia leche. Esto es fácil de comprobar ya que en el normal proceso de elaboración de estos productos la lactosa es utilizada (e hidrolizada, es decir, “rota”) por los microorganismos que posibilitan su fabricación. Es decir, tanto yogures, como quesos y otras leches fermentadas distintas de los yogures, como por ejemplo el kéfir tienen una cantidad insignificante de lactosa perfectamente tolerable por la mayoría de los intolerantes.
  • Existen además otros alimentos que, no perteneciendo al grupo de los lácteos, pueden ser “sospechosos” de incorporar lactosa entre sus ingredientes, por ejemplo, embutidos, salsas y aliños preparados, conservas, platos preparados, bollería, etc. Para la mayor parte de los intolerantes esta situación no genera mayor problema ya que la cantidad de lactosa suele ser escasa. Ahora bien habrán de tener cuidado con la suma total de lactosa incorporada en la alimentación a base, bien de lácteos, o bien de estos otros alimentos.
  • Sí que se habrá que observar un especial cuidado con aquellos derivados lácteos que se consuman en crudo: natas, cremas, etc. ya que la situación es similar a la de la leche.
  • Existen leches de otros origen distinto del de la vaca que tienen un menor contenido el lactosa que esta, tal es el caso de la leche de cabra y también de búfala (sobre esta última es preciso aclarar que no es frecuente en nuestro medio pero sí en La India, donde es el tipo de leche más vendida).

¿Qué hacer si soy completamente intolerante a la lactosa?

La situación es infrecuente, pero existen determinados individuos para los que incluso pequeñas cantidades de lactosa genera molestias. En estos casos además de observar con precaución los alimentos “sospechosos” mencionados y los de origen lácteo (mantequilla, helados, sorbetes, pasteles, etc.), para lo que es imprescindible leer bien su etiquetado y la lista de ingredientes; será preciso tomar en consideración el aporte de lactosa como excipiente en algunos fármacos.

Antes de finalizar merece la pena una aclaración, la intolerancia a la lactosa (o cualquier otra intolerancia) no tiene nada que ver con la alergia. En las alergias está comprometido el sistema inmune y en las intolerancias no. Así pues se puede ser no intolerante a la lactosa pero presentar, por ejemplo una alergia a las proteínas de la leche y, a la inversa, no ser alérgico y ser intolerante.

———————

Foto: heiwa4126

 

22 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Hoy me he enterado mejor que el otro día en que pensé que muchas mujeres son intolerantes a muchas clases de leche y no tenian hijos por eso.

    Clica sobre mi nombre

    18 abril 2012 | 09:36

  2. Dice ser Elena

    Buenos días, soy intolerante a la lactosa diagnosticada por un médico desde hace un año y medio, y además completamente intolerante.
    No he podido evitar el escribir un comentario después de haber leído tu entrada de hoy en el blog, en concreto tu pregunta “¿son necesarias en nuestro medio tantas leches, quesos, yogures y productos con la alegación “sin lactosa” en el mercado?”.
    Si le hubieses hecho esa pregunta a cualquier persona como yo, discreparíamos completamente con tu opinión (de que no son necesarios) puesto que hoy en día todavía hay muchos alimentos que no se pueden encontrar sin lactosa.
    Te hablo como persona afectada por ello, y es muy difícil tener que comprar cualquier tipo de alimento como por ejemplo los embutidos, bollería, postes o cualquier alimento envasado porque la mayoría de ellos tienen multitud de conservantes (entre los que se encuentra la lactosa) ya que se utiliza en muchos de ellos para ayudar a su conservación.
    Le puedo asegurar que busco alimentos continuamente, realizo comprar por internet (con un alto gasto, otro de nuestros inconvenientes “el precio” de estos alimentos) y por suerte van saliendo alimentos nuevos que podemos consumir sin tener que sufrir ninguna consecuencia.
    La única solución que se ha encontrado por el momento es la pastilla de NUTIRA, pero que según me explica mi médico no es para un uso diario, sino puntual. Y es la única opción para poder tomar ciertos alimentos que no se encuentran sin lactosa.
    Lo único que quería hacer constar es mi opinión como persona intolerante a la lactosa, y es que necesitamos más alimentos que no contengan lactosa, que podamos tener una dieta similar a la de las personas sin este problema.
    Un saludo,
    @elenjs

    18 abril 2012 | 10:14

  3. Dice ser como adelgazar

    Con la calidad de la leche puesta en entredicho recientemente, lo raro es que haya intolerantes a este producto. De todas formas, me pregunto si en los últimos años ha aumentado el caso de intolerancias, sea cual sea su nivel de gravedad.

    18 abril 2012 | 11:33

  4. el-nutricionista-de-la-general

    Gracias Elena,

    No era mi intención molestarte con esa pregunta, ni a ti ni al colectivo de personas que son “completamente” intolerantes a la lactosa, una situación francamente escasa tal y como he puesto de manifiesto en la entrada. Comprendo tu situación y por tanto mi escrito está dirigido para todas aquellas personas que o “se creen” intolerantes o son moderadamente intolerantes como es el caso de la gran mayoría.

    En el caso de “NUTIRA” se trata de un complemento alimenticio, no un fármaco, del que puedes disponer de él simpre y cuando ingieras alimentos con lactosa o sospeches razonadamente que la incluya… como no siempre se dará esta situación (para eso está la información nutricional y la de ingredientes en los distintos alimentos) no tiene porque ser un complemento de uso diario. Además para el consumo de lacteos ya están los que vienen etiquetados “sin lactosa”.

    Espero haberte ayudado. Un cordial saludo y gracias de nuevo

    18 abril 2012 | 11:38

  5. Dice ser Daniel L.

    la leche no vale para nada pero es un negocio para unos cuantos, así que no se puede hablar mal de ella. ya sabemos que aquí no hay censura y que los medios son independientes…
    propongo otro tema: el aceite de colza (peligroso tema para el negocio del aceite de oliva…), estará tb. censurado?
    saludos

    18 abril 2012 | 13:03

  6. Dice ser javier

    Creo que este post que acabas de poner es bastante desafortunado. Como familiar de varios intolerantes a la lactosa que a duras penas pueden tomarse un simple helado ese tipo de cosas puede llegar a ser bastante ofensivo.Pegarse martillazos en el dedo no es peligroso para la salud pero es igual de recomendable que tomar lactosa siendo intolerante. Informate un poco antes de escribir ciertas cosas.

    18 abril 2012 | 13:09

  7. Dice ser inexistente

    La palabra “incontrovertido” no existe. ¿qué hacer ante la realidad incontrovertida de quien escribe sin propiedad?

    18 abril 2012 | 13:10

  8. Dice ser maria

    Esto es para el señor ¿nutricionista?: Podría argumentar mil cosas en contra de esta pseudoliteratura fantástica que escribe usted, pero no serviría de nada. Sólo espero que el colegio de médicos vigile y demande a quien hable sin conocimientos de temas médicos, no nutricionales, poniendo en riesgo la salud de los lectores. Muy agradecida por mostrarnos su sabiduría.
    Y para los que lean la “información” de arriba, sepan que no todo lo que uno lee en internet es cierto y a quien hay que escuchar es al médico que para eso ha estudiado, para cuidar de nuestra salud.

    18 abril 2012 | 13:27

  9. Dice ser Mary Carmen

    Buenos días, tengo que manifestar mi intolerencia con este artículo, además de a la lactosa, auque no tengo intolerancia total si te puedo asegurar que muchos de esos otros productos no lacteos pero que continen lactosa en la mayoría de las ocasiones me hacen más daño que los propios lactaos, que hacer la compra se hace una tarea difícil ya que tienes que leer los ingredientes de todo lo que metes en el carro y si además tenemos en cuenta que los productos catalogados SIN LACTOSA no son nada baratos y ante la dificultad económica, el llenar la cesta de la compra es bastante triste. Juzgar las “molestias gatrointestinales” por quien no las padece me parece poco acertado, ya que estas molestias, muchas veces te obligan a ir a un centro sanitario, cuando no, a urgencias, la vida cotidiana tampoco es fácil, poruqe en casa sabes lo que comes pero en la calle no. No puedes ir a tomarte un cortadito, no puedes ir a picar algo con los amigos, porque te aseguro que aunque no tengo intolerancia total me pongo muy, pero que muy malita. Así que pido que a la hora de escribir sobre trastornos, alteraciones o cualquier otro síntoma relacionado con la salud de unos pocos, se tenga más tolerancia y respeto y no se hagan comentarios frívolos y aleatorios sobre el padecimiento de los demás ya que estos no solo molestan sino que además vulneran el derecho de respeto a la persona enferma.

    18 abril 2012 | 14:00

  10. Dice ser Una sorda con audífonos

    Un amigo mío ha sido diagnosticado con intolerancia a la lactosa. Pero en vez de comprar productos sin lactosa, lo que compra son productos pasteurizados, puesto que el proceso al que se someten desnaturaliza las proteínas a las que es intolerante.

    Pues eso.

    18 abril 2012 | 14:07

  11. Dice ser Antonio

    Menudo patinazo has dado con este artículo.
    ¿Conoces algún mamífero que esté amamantandose durante toda su vida? No es nada extraño que haya intolerantes a la lactosa y cada vez haya más, puesto que es antinatura el alimentarse de leche durante toda su vida. Es más, yo diría que hay muchos mas intolerantes a la lactosa, que por falta de conocimiento, achacan las malas digestiones y diarreas a otras cosas.
    También decir, que eso de que no es peligrosa…. ¿Acaso unas diarreas prolongadas causadas por la ingesta diaria de “tus dosis inofensivas” de leche no puede derivar en la enfermedad de Crohn o en “colon irritable”?

    Yo pienso que deberiamos exigir que deje de utilizarse la proteina y suero de leche como conservante en los alimentos y aconsejar a todo el mundo que no consuma tantos lacteos, porque sin ser perjudiciales para la salud, tampoco lo beneficia demasiado.

    Perdon por la critica, pero vamos, que hoy no te has levantado con buen pie…

    Un saludo.

    18 abril 2012 | 14:19

  12. Dice ser lady laura

    yo también soy intolerante, y ademas es “acumulativo”, esto es:hoy tomo un poco de lactosa y no pasa nada, mañana un cortado de café y al otro un postre con algo de nata, pues ya entonces me encuentro regular unos días hasta que me normalizo, si prosigo tomando alimentos “prohibidos” cada vez me encuentro peor y tardo más en recuperarme. Puedo entonces tolerar pequeñas cantidades pero con cuidado, no seguido. Es por eso que agradezco muchísimo que haya en el mercado productos como la leche sin lactosa, puedo tomarla, preparar salsas, repostería etc sin problemas.
    Hay una intolerancia que se va manifestando poco a poco en personas de edad superior a treinta y tantos, cuando antes no la había.
    En la web de Kaiku informan bastante de todo esto.

    18 abril 2012 | 14:42

  13. Dice ser yopispa

    Mïrate cuánta población en el mundo es intolerante, verás que los “raros” son los que no son intolerantes.

    18 abril 2012 | 15:17

  14. Dice ser Ñoño

    Lo que no entiendo del artículo es ese desaforado interés porque la gente consuma leche, y que se consideren enfermos si les sienta mal, y tomen medias para poder consumirla… La leche es un alimento innecesario (como demuestra el hecho de que millones de personas, quizá la mayoría de la Humanidad, no la toman jamás). Y si a alguien le sienta mal, es mejor que no la tome y solucionado. Pero si resulta que la lactosa se utiliza como aditivo de infinidad de productos (embutidos, por ejemplo, mayoría de jamones de york y similares, etc.), desde luego es fundamental que se etiquete debidamente.

    Me acabo de leer este artículo del Nutricionista:

    http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2012/03/27/es-el-ser-humano-el-unico-que-consume-leche-tras-la-lactancia/

    Y ha sido suficiente para caerme del guindo. El autor achaca a los prejuicios de algunas personas el que se critique el consumo de leche en la edad adulta. Y critica que el argumento sea que no es natural en el ser humano. Tiene razón, esto no es argumento. Pero tampoco lo es el que esgrime el Nutricionista, quien adolece de los mismos prejuicios y falta de objetividad científica, que critica.

    A la mayor parte de la Humanidad le sienta mal el consumo de lactosa, porque no es bilógicamente natural en nuestra especie que los adultos produzcan lactasa para digerir la lactosa. Y no hay más.

    Nutricionista: la mejor manera de prevenir las alergias e intolerancias es la lactancia materna prolongada. Prevenir, no curar.

    18 abril 2012 | 16:06

  15. Dice ser TSQV

    Ñoño parece que no te enteras o lo haces solo de lo que te interesa. No hace falta irse mucho más lejos de este blog para descubrir que Revenga dice muchas cosas que tu le echas en cara o a la inversa.
    http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2012/02/06/el-dilema-del-destete/

    18 abril 2012 | 17:19

  16. Dice ser Burnov

    Esta claro que para el “nutricionista” nacer con una intolerancia a la lactosa y no saberlo y ver como matas a tu bebe mientras le das de mamar a diario,son simples molestias,que penita de blog,que bien se juzga el dolor (o bueno molestias segun el) de los demas sin tener ni idea de lo que se habla.
    Estoy seguro que habra miles de casos diferentes,pero en ningun caso es plato de gusto ser intolerante a la lactosa,esta presente en casi todos los productos y a poco que un dia consumas mas de lo normal,ya estas mal 2 o 3 dias.
    Y ya caso aparte que le parezca mal que haya cada vez mas productos para intolerantes eso ya es el colmo,que te molestara que haya mas productos donde elegir,que quiten ya tambien los productos para celiacos,sin sal,desnatados,etc,etc….
    Penoso blog,y que conste que no soy intolerante a nada,solo a chorradas como las del “nutri”.

    18 abril 2012 | 17:26

  17. Dice ser hemorroide

    Citas

    ” * Tomar en consideración que la intolerancia la lactosa no es peligrosa y, en principio, no tiene mayores complicaciones que las molestias gastrointestinales que ocasiona.”

    Que no es peligrosa dice el notas, hombre si eres intolerante y te tomas un poco no pasa nada, pero como te estés metiendo esa mierda que tu cuerpo no puede digerir toda tu vida de seguro que terminas con males crónicos.

    ” * Probar a consumir cantidades contenidas de leche. Estudios recientes muestran que incluso aquellos niños a los cuales se les diagnostica intolerancia lactosa pueden tomar de una a dos raciones de leche al día sin sufrir síntomas estomacales. ”

    Por poder pueden, pero aplícate lo que puse arriba. Además, si la leche te hace daño por qué cojones hay que tomarla. Ahhh ya ya seguro que por el calcio. Pues mira el 90% de los asiáticos son intolerantes a la lactosa, no toman leche, y no tienen problemas de osteoporosis ni nada. Curiosamente es en EEUU, donde más consumo de leche hay, donde esa enfermedad tiene más incidencia. El tema es que aunque la leche tiene calciio el cuerpo no lo asimila y el calcio se va a la orina, y como las proteínas de la leche son ácidas el cuerpo se carga de acidez, por lo que para reponer el PH el organismo bota calcio y sales minerales de los huesos, con lo que a la larga tomar leche descalcifica.

    ” * Procurar no tomar una fuente dietéticamente importante de lactosa (como la leche) en ayunas y acompañar su ingesta con otros alimentos, por ejemplo, en el marco de un desayuno o merienda con otros ingredientes (cereales, pan, tostadas, etc.)”

    Otra cagada… que no cojones, para qué tomar leche si te sienta mal. Además la leche cuando más daño hace es si la consumes acompañada. Por ejemplo si tomas leche con hidratos de carbono como patatas o panes la leche forma grumos que rodean a los alimentos, impidiendo que el estómago los digiera bien, alargando la digestión y favoreciendo que el alimento se pudra y fermente, formando costras en el colon, que derivará en cólicos, cáncer de colon, etc. Si tomas leche, todo lo contrario, hay que tomarla sola.

    Y paso de seguir, una cagada de artículo vamos, no hay por donde cogerlo.

    18 abril 2012 | 17:39

  18. Dice ser S.L

    De verdad es usted dietista-nutricionista?? Sus comentarios me parecen desafortunados y muy mal orientados para muchas personas que no saben sobre el tema y lo lean.
    Como persona que lo padece desaconsejo tomar en “pequeñas” cantidades puesto que es un gasto acumulativo y tarde o temprano nos haremos más y más sensibles a la lactosa (a mí me sucedió) y no podremos tomar ni el recubrimiento de una pastilla.
    Creo que es muy fácil escribir sin probar a salir a la calle e intentar comer fuera de tu casa donde nadie te asegura que ingredientes lleva, el hacer la compra leyendo siempre todos los ingredientes de cada producto, mirando que medicación te mandan porque si lleva lactosa no podrás tomarlo… y encima quiere hacer que los pocos que están sensibilizados nos lo pongan más difícil???
    Así que, si desea escribir sobre algo, háganos el favor de vivir un día como intolerante y salga a comer fuera, a hacer la compra, a tomarse una medicación… y cuente lo difícil que nos lo pone gente como usted y sus comentarios; porque para mí ese será el único perdón de este articulo tan mal orientado.

    18 abril 2012 | 18:10

  19. Dice ser Elogios

    Impecable e inmejorable artículo, que refleja de forma fidedigna lo que todos/as los/as dietistas-nutricionistas, como expertos/as en alimentación humana, saben a la perfección.

    Ahí va una frasecita:

    “Con las piedras que con duro intento los críticos te lanzan, bien puedes erigirte un monumento”.

    Immanuel Kant.

    ¡Merecido monumento!

    Felicidades, Juan, y adelante.

    Un abrazo, amigo, lleno de elogios.

    18 abril 2012 | 19:30

  20. Dice ser Mary Carmen

    La intolerancia a la lactosa, no se resuelve eliminando la lecha de la dieta, es la primera acción a seguir, el problema está en todos esos otros alimentos NO lácteos pero que de una forma u otra contienen lactosa y son muchos, muchos más de los que se nombran. Me da mucha pena leer tantas opiniones sin conocimiento de causa, solo un intolerante a la lactosa sabe y puede opinar sobre lo fácil o no que resulta el día a día con este problema, la necesidad de alimentos SIN LACTOSA, y lo perjudicial que resulta para su salud el consumo, a veces, sin darse cuenta de productos con lactosa.

    Ya sé que internet es una vía fácil de expresión, sea cual sea, y por desgracia en la mayoría de las ocasiones se hacen afirmaciones erróneas, sin base teórica ni fundamento científico, a sea, hablar por hablar y no el que más dice, es el que más sabe.

    18 abril 2012 | 20:20

  21. Dice ser JAVIER

    Cuando uno no puede tomar algún alimento en concreto (y se de lo que hablo por que tengo varias restricciones), dentro de la dificultad hay que mirar hacia delante y buscarse “las mañas” con sustitutivos que, en muchos casos, se los puede hacer uno mismo para ahorrase algo de dinero. Y si no:
    http://10000maneras.blogspot.com/2012/04/leche-de-almendras-casera.html
    Ciao.

    18 abril 2012 | 21:01

Los comentarios están cerrados.