BLOGS

Cómics, tebeos, historietas, manga, BD...de todos los géneros, procedencias y estilos.

Archivo de la categoría ‘cómics’

¡Cómics gratis!: ‘El Joven Lovecraft’

Retomando las recomendaciones de webcomics, hoy toca el turno a El Joven Lovecraft, una serie de tiras que recrean en clave de humor la infancia del escritor H.P. Lovecraft, creador de los mitos de Cthulhu.  En ellas asistiremos a las andanzas de “Lovie”, un niño aficionado a la escritura y en contacto cotidiano con la magia y criaturas sobrenaturales, y que por su carácter tímido solo tiene una amiga, una extrovertida niña llamada Siouxie que no se extraña de sus “aficiones” sino que incluso las comparte o las ve con sorprendente naturalidad.  Así, en las diferentes tiras asistiremos a sus peculiares versiones de clásicos de la literatura universal, sus intentos de crear un golem para que haga sus deberes, los quebraderos de cabeza que le da el perro-ghoul que ha adoptado como mascota, una excursión a la tumba de Poe para hacer una sesión de Ouija y hablar con él, o sus invocaciones de criaturas primigenias para, por ejemplo, vengarse del abusón de clase que se aprovecha de él. 

El Joven Lovecraft está realizado al guión por José Oliver (Palma de Mallorca, 1979)  y Bartolo Torres (Ibiza, 1978) al dibujo, que suplen con ingenio en los guiones y unos personajes carismáticos la falta de experiencia que todavía se nota en el apartado gráfico o en la alternancia de diferentes formatos y proporciones para las tiras, un detalle que no afecta a su lectura individual en internet y de hecho les da más libertad a la hora de estructurar cada gag, pero que llama la atención al leerlas recopiladas.

Y es que la serie, que se viene publicando on-line desde enero de 2005 como webcomic, dió el salto en abril de 2007 a una recopilación en papel publicada por Diabolo Ediciones, recogiendo todas las tiras publicadas en internet más un buen puñado de entregas inéditas.  La versión impresa ha sido un pequeño éxito, superando los 3.000 ejemplares vendidos y alcanzando la tercera edición, lo que ha animado a comercializar algunas camisetas y posters de los personajes, a la espera de un segundo volumen en papel que está previsto para finales de este 2008.

Para seguir las peripecias de El Joven Lovecraft se pueden leer su nuevas entregas en el blog de la serie, o consultar el archivo de tiras publicadas en su web oficial.

A continuación, una serie de tres tiras de muestra (se pueden leer a mayor tamaño en el archivo de tiras de su web):

Lecturas de verano: más Batman

Si en un post anterior recomendé dos cómics clásicos de Batman de los 80, en esta ocasión toca el turno a otros dos cómics, pero de la década de los 90.  Quizás un poco atravido calificarlos como clásicos, pero sí dos lecturas más que recomendables.

Las Aventuras de Batman: Amor loco, de Paul Dini y Bruce Timm.  La serie de dibujos animados de los años 90 Batman: The Animated Series fue sin duda una de las más alabadas y admiradas reinterpretaciones de la mitología del hombre murciélago, llegando incluso a introducir en los cómics a un personaje creado expresamente para la serie de animación: Harley Quinn, la desquiciada "novia" de El Joker que se viste como un harlequín.  El estilo de la serie animada, marcado prácticamente en solitario por Timm (fue el encargado de prácticamente todos los diseños de personajes, con alguna excepción) creó una verdadera "escuela gráfica" y le convirtió en una importante influciencia para muchos otros dibujantes profesionales.  El éxito televisivo se trasladó también al papel en forma de una longeva serie de cómics que sobrevivió (y de largo) a la serie de televisión que la inspiró, y que se prolongó hasta 2004, y que a pesar de estar realizada para un público infantil, para muchos lectores y autores se convirtió en la serie donde se podían encontrar las mejores historias de Batman en viñetas durante una buena temporada.  Timm, admirador confeso de los cómics, ha realizado algunas "escapadas" en historieta, las más extensas en forma de números extras o miniseries basadas de la serie de animación de Batman, siendo la primera y más celebrada de todas ellas este Amor loco.  Publicado originalmente como un especial de 64 páginas en colaboración con el guionista Paul Dini, otro de los máximos responsables de la serie de animación, ambos dieron forma a una historia con Batman y el Joker donde toma un protagonismo destacado Harley Quinn, personaje creado precisamente por el tándem Dini/Timm para la televisión, y del que en esta historia narran por primera vez su "origen", así como una intentona de acabar con Batman para agradar a su amado.  El cómic tuvo un éxito notable en su día, recibiendo en 1994 un Premio Eisner, el equivalente en la industria de los cómics a los Oscars de Hollywood, y varios años después fue adaptado a la animación.  En España esta historia se puede encontrar en el cuarto tomo de Las Aventuras de Batman (Planeta-DeAgostini), una serie de cuatro volúmenes que recopilan varios cómics basados en la serie de animación.

Batman: El largo Halloween, de Jeph Loeb y Tim Sale.  Publicada originalmente en 13 entregas entre 1996 y 1997, narra una historia ambientada en los inicios de Batman como protector de Gotham, no mucho después de lo narrado en Batman: Año Uno.  El cómic nos presenta al Caballero Oscuro intentando descubrir la identidad de un misterioso asesino que solo mata en días festivos señalados del calendario como Halloween o San Valentín, y que solamente ataca a miembros de la mafia de Gotham City.  Una investigación a lo largo de la cual hacen apariciones destacadas buena parte de la colorida "galería de villanos" que viven en la ciudad, desde El Joker hasta Hiedra Venenosa pasando por Catwoman, y que discurre paralela al otro eje del cómic: la historia de la amistad a tres bandas entre Batman, el policía James Gordon y el fiscal Harvey Dent, y la transformación de este último en Dos Caras.  El cómic, posiblemente la mejor de las repetidas colaboraciones del tándem Loeb/Sale (autores también del Superman para todas las estaciones que se comentó por aquí en junio) fue todo un éxito en su día, ganando un Premio Eisner en 1998, y dando pie a una secuela por los mismos autores, Dark Victory, e incluso más recientemente una línea de figuras basadas en los diseños de Tim Sale para este cómic.  El estreno de El caballero oscuro es una ocasión especialmente apropiada para recomendarlo, ya que el mismo director Christopher Nolan ha declarado que es uno de los cómics que sirvieron de inspiración para la película, que toma varios elementos prestados del cómic, siendo el más espectacular un detalle visual que resulta bastante llamativo en la película (y que la misma productora se ha esforzado por mantener en secreto con esmero, así que no entraré en detalles).  El cómic cuenta con una reciente reedición por parte de Planeta-DeAgostini en un grueso volumen de 400 páginas con abundantes extras.

Lecturas de verano: Batman por Frank Miller

Este proximo viernes se estrena por fin en España El Caballero Oscuro, la nueva película de Batman que está siendo todo un éxito de crítica y público en Estados Unidos, donde ya lleva casi un mes en cartelera.  Aprovechando la ocasión, recomendaré dos cómics de Batman que creo que cualquier persona interesada en el personaje debería leer: El regreso del caballero oscuro y Año Uno, dos títulos que sentaron las bases de la visión de Batman que ha predominado en los años posteriores.  Ambos fueron publicados durante los años 80 y escritos por Frank Miller, uno de los autores más destacados del cómic de las últimas décadas, y cuyo nombre seguramente sonará a muchos por ser el creador de los cómics Sin City y 300, adaptados al cine con éxito en los últimos años.  Ambos cuentan además en España con recientes “ediciones especiales” con abundantes contenidos extras, de la mano de Planeta-DeAgostini Comics.

En Batman: El regreso del caballero oscuro (The Dark Knight Returns en el original, también traducido en España en ediciones anteriores como El regreso del señor de la noche) escrita y dibujada por Miller y publicada originalmente en 1986, nos presenta a un Bruce Wayne cincuentón que hace años que abandonó su carrera como Batman.  A lo largo del cómic veremos como las circunstancias hacen que vuelva a vestir su traje para impartir justicia en Gotham, reencontrándose con viejos adversarios como Dos Caras, Catwoman o El Joker, reclutando a una nueva Robin, y viéndoselas con Superman, convertido en un títere en manos del gobierno del país.  Con un tono crepuscular y dando a la figura de Batman un aire épico y mítico, Frank Miller realizó en esta obra la que está considerada por muchos como la Mejor Historia de Batman jamás contada, una de las mejores obras de la historia mundial del cómic, y que –junto a Watchmen– marcó un punto y aparte en los cómics de superhéroes.

Si con el cómic anterior Miller narra el regreso del hombre murciélago en el ocaso de su vida, en Batman: Año Uno hace justo lo contrario, y nos muestra los primeros meses de su cruzada personal en Gotham City, sus inicios y sus primeras apariciones como Batman.  Una historia que se desarrolla paralelamente y se entrecruza con la de James Gordon, un policía recién llegado que se enfrentará al abundante crimen que infesta la ciudad y a la corrupción de sus propios compañeros, y que, como ya sabemos de antemano, acabará jugando un papel vita en la carrera de Batman.  En esta historia, publicada entre 1986 y 1987, Miller utiliza elementos de serie negra pura y dura y pone el acento el tono más naturalista, dejando a una lado el Batman casi sobrenatural de El regreso del caballero oscuro para mostrarnos a uno que da sus primeros pasos, que falla y aprende de sus errores, y que ha quedado para la posteridad como la interpretación definitiva del “origen del personaje.   Además, en esta ocasión el guionista cuenta al dibujo con un excelente David Mazzuchelli, que posiblemente dejó aquí el mejor trabajo de su carrera y que se convirtió en una influencia más que importante para toda una generación de dibujantes.

Lecturas de verano: tiras de prensa

Segunda entrega de recomendaciones veraniegas, con una lectura más ligera, esta vez con tres tiras cómicas con la infancia, adolescencia y la vida universitaria como trasfondo: Calvin y Hobbes, Zits y Bok.

Calvin y Hobbes es una tira de prensa realizada entre 1985 y 1996 por Bill Watterson y que está considerada de forma indiscutible como una de las mejores de la historia, y una obra maestra del cómic a nivel mundial.  La serie está protagonizada por Calvin, un niño de seis años que tiene como amigo imaginario a un tigre de peluche llamado Hobbes, que le acompaña en sus peripecias diarias.  Y si algo caracteriza a nuestro pequeño protagonista es precisamente que tiene una imaginación desbordante e hiperactiva, que utiliza para "reinterpretar" la realidad no sólo en sus juegos sino también en su vida diaria, desde un baño hasta una comida, para preparar gamberradas increíblemente ingeniosas, o para expresar su "creatividad artística" de formas especialmente originales.  Watterson, capaz de dotar a sus personajes de una expresividad y ternura digna de elogio, recibió por Calvin y Hobbes en dos ocasiones el prestigioso Premio Reuben de la National Cartoonist Society, el galardón más importante en EEUU dentro del campo de las tiras de prensa y que en más de 60 años de existencia solamente tres autores han recibido en más de una ocasión. En España, Calvin y Hobbes se publica a diario en el periódico La Vanguardia, y ha sido recopilada en su totalidad por Ediciones B.

Zits ("espinilla" en inglés), gira sobre la vida diaria de un adolescente estadounidense medio y las peripecias y situaciones típicas de la edad. Un tema que no es especialmente original, pero que los autores han enfocado con fortuna, reflejando de forma especialmente acertada y simpática temas universales de esa época de la vida, convirtiendo la tira en todo un éxito.  Escrita por Jerry Scott y dibujada por Jim Borgman, Zits comenzó a publicarse en 1997 y sigue en curso a día de hoy, y ha recibido varios galardones en EEUU, entre los que destaca el Premio Reuben en 2001 para su guionista.  En España, la tira aparece en el diario El País dentro del suplemento El Pequeño País y Norma Editorial ha publicado nueve volúmenes recopilatorios hasta la fecha.

Por último, y siguiendo con la evolución "cronológica", Bok es una tira que parte una premisa disparatada, la llegada a una universidad española de un estudiante de erasmus alienígena llamado Bok (de ahí el título), para mostrarnos a través de sus ojos la vida de los estudiantes universitarios, tanto en clase como fuera de ella.  Creada por el madrileño Jesús Martínez del Vas, de firma "JMV", la serie se publicó en el periódico semanal gratuito Gaceta Universitaria durante más de una década, hasta principios de este mismo 2008.  El propio autor comenzó a autoeditarse varios recopilatorios de la serie, cuyas últimas entregas ha puesto a la venta Dolmen Editorial, tanto con las tiras más recientes (Bok #5: iBok) como un libro recuperando las primeras entregas (Bok Redux).

Lecturas de verano: ‘Maus’, el holocausto nazi en cómic

Tras unos días de parón vacacional, reactivamos el blog con una (saludable) costumbre a la que me uniré desde aquí durante este mes de agosto, las recomendaciones de "lecturas de verano".  En este caso de cómics, intentando que sean volúmenes con una historia completa, o en el caso de cómics con varias entregas, escogiendo algunas obras que están completas en apenas un par de tomos, o en el caso de series, aquellas que están compuestas por entregas "autoconclusivas" (sin "continuará", como Mortadelo y Filemón o Astérix, vaya).

La primera recomendación es Maus, de Art Spiegelman, un cómic que narra la historia un judío polaco que sobrevivió a Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial, y que además es el padre del propio autor de la obra.   A lo largo de las casi 300 páginas de que consta, asistiremos a como el propio Spiegelman, que se introduce como un personaje más, visita a su padre para que éste le cuente la historia de su vida en Polonia y cómo sobrevivió al regimen nazi para luego plasmarla en un cómic.  Así, el cómic gira por un lado sobre los recuerdos del padre del autor, y por otro, de la relación padre-hijo de ambos, mezclando autobiografía con el relato en primera persona de uno de los sucesos más terribles de la historia del siglo XX.  Todo ello, con un grafismo en blanco y negro donde los personajes tienen rasgos animales, y por ejemplo, todos los judíos son representados como ratones, mientras que los nazis son gatos, y con énfasis en el lado humano de los personajes (él mismo incluído).

Maus está considerado de forma generalizado tanto por la crítica como por otros autores de historieta como uno de los mejores cómics de la historia, y es para el que esto escribe uno de los pocos títulos que “hay que leer”, independientemente de las preferencias de géneros o procedencias que tenga cada uno. De hecho, debería ser de presencia obligada en cualquier biblioteca pública que se precie, y es un candidato ideal para ser usado con fines educativos en institutos o universidades.

Esta obra de Spiegelman tiene el mérito añadido de haber sido uno de los primeros cómics que trascendió de forma importante al gran público más allá de los aficionados al cómic, sino que lo hizo con un reconocimiento notable: recibió uno de los prestigiosos Premios Pulitzer en 1992, una beca de la Fundación Guggenheim y dio lugar a una exposición en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.  

Maus fue publicado originalmente por entregas en la revista Raw entre 1980 y 1991, siendo recopilado en dos tomos que más tarde serían publicados en un único volumen, que es la edición actual que se puede encontrar en España, en castellano por el sello Reservoir Books de Random House Mondadori y en catalán y gallego por Inrevés Edicions. Esta última editorial ha publicado además una utilísima guía didáctica para profesores, que se puede descargar en PDF desde su página web.

Cómics gratis: ¡Escucha esto!, riéndose del mundo de la música

Continuando con las recomendaciones de webcomics que se pueden leer gratis en internet, en esta ocasión es el turno de ¡Escucha esto!, un "blog gráfico" de la web de MTV España que está formado por entregas de historietas cortas o viñetas de humor gráfico sobre el mundo de la música, desde cantantes y grupos concretos, pasando por los conciertos, festivales, los aficionados o la crítica musical. Se trata de un formato similar al de Interneteo y Aparatuquis que Mauro Entrialgo realizó para la web de El País, pero cambiando la temática tecnológica por la musical. 

Su autor es Manuel Bartual (Valencia, 1979), historietista y diseñador gráfico autor de la serie  Sexorama en la revista El Jueves, donde también realiza ocasionalmente cómics para otras secciones del semanario.  Bartual, además de aficionado a la música y habitual de conciertos y festivales, ya tenía experiencia haciendo humor sobre el tema, habiendo realizado en 2004 una serie de viñetas de humor gráfico para el diario de Festival Internacional de Benicàssim, y en 2007 una historieta sobre el FIB de aquel año para El Jueves.  Especialmente inquieto en diferentes facetas (ha escrito un libro sobre el director de cine Kevin Smith o dirigido en solitario una revista on-line sobre ilustración, fotografía, dibujo y diseño), dentro del mundo del cómic es especialmente activo.  Por un lado, como diseñador gráfico, donde ha sido el responsables del diseño, rotulación o maquetación de cómics (buena parte del fondo editorial de Astiberri ha pasado por sus manos) y revistas de y sobre cómics (El Manglar, Trama, U), y por otro como autor, donde fue uno los miembros fundadores del colectivo valenciano 7 Monos, que a finales de los 90 dió a conocer a un puñado de autores como Víctor Santos, Sergio Córdoba o Jordi Bayarri, además del propio Bartual.

(Bajo estas líneas, tres entregas de ¡Escucha esto! dedicadas a los festivales, la crítica musical y Britney Spears)

‘Siegfried’: mitología nórdica en cómic

La pasada semana Norma Editorial puso a la venta en España el primer álbum de Siegfried de Alex Alice, el primer capítulo de una trilogía que presenta una nueva reinterpretación de la historia épica y trágica del personaje del mismo nombre de la mitología nórdica.  Una historia recogida en el poema medieval El cantar de los nibelungos que sirvió de inspiración a J.R.R. Tolkien para crear algunos elementos de su archifamosa El señor de los anillos.  Sigfried es el nombre de un joven que ha sido criado en un bosque por un enano nibelungo, Mime, que le ha ocultado todo lo relacionado con el mundo de los hombres.  Y es que Mime guarda un secreto a su ahijado: él fue el herrero que convirtió en un anillo de poder el oro del Rhin que el nibelungo Fafnir robó a los dioses, y que le convirtió en un dragón gigante, una criatura de enorme poder cuya locura llevó a su pueblo al exilio.  Pero Sigfried tiene un destino que cumplir y un pasado que descubrir, en una historia donde su “padre adoptivo”, el propio Odín y una valkiria en particular tendrán un papel que jugar.

Alex Alice (Francia, 1974) es un autor que se ha prodigado poco en cómic, con la serie de cuatro álbumes El tercer testamento (Ediciones Glénat), un muy recomendable thriller ambientado en la europa medieval del siglo XIV donde se encarga de dibujo, color y también participa en el guión junto con su amigo Xavier Dorison, y que se publicó en Francia entre 1997 y 2003. Aparte de eso, solamente había realizado el guíon para Tomb Raider: Dark Aeons (1999, inédito en España), un álbum de cómic protagonizado por la archiconocida Lara Croft, hasta la publicación de este primer álbum de Siegfried, el pasado octubre en Francia y hace unos días en España.  En el país vecino su última serie se presentó como uno de los lanzamientos del año, incluyendo una edición especial del cómic que incluía 70 páginas de extras y un DVD con una muestra del ¡proyecto de película de animación del cómic!. Porque además de como cómic, la intención de Alice es llevar su Siegfried al cine en forma de película de animación tradicional, un costoso proyecto para el que de momento Dargaud (la editorial que publica el cómi en Francia) y el Centro de la cinematografía Francesa han financiado la producción de un trailer de muestra, que se puede ver bajo estas líneas, y en el que también participan en los diseños otros tres admirados dibujantes de cómic: Juanjo Guarnido (Blacksad), Claire Wendling (Las Luces del Amalou) y Pierre Alary (Belladona).  Mientras tanto, a la espera de si la versión animada consigue llegar a buen puerto, podemos disfrutar de su versión en cómic, espléndidamente dibujada por Alice y que se ha convertido desde ya una de las novedades del año para el que esto escribe.

Como curiosidad, comentar que la versión más conocida de la historia de Sigfried es la que presentó Richard Wagner en el ciclo de El anillo de los nibelungos y que da la casualidad que también tiene una muy recomendable adaptación al cómic, realizada por P. Craig Russell y publicada en España en cuatro volúmenes por Planeta-DeAgostini.

Bonus Link: Las 15 primeras páginas del cómic, entrevista con el autor y mini-site del cómic (todo en francés).

Dinokid y Zorgo, más cómics para los peques de la casa

Hace unos días se comentó en este blog los dos primeros títulos de la Colección Mamut de Bang Ediciones, con cómics infantiles realizados por autores del país.  En esta ocasión toca el turno a otros ejemplos de cómic infantil actual realizado por autores españoles, pero en una variante diferente, la recopilación de historietas cortas ya publicadas en revistas para niños.  Dos nuevos cómics que además tienen entre sí un curioso nexo de unión: uno lo protagoniza un superhéroe y el otro… ¡un supervillano!.

Dinokid (Norma Editorial) es una recopilación de la serie de David Ramírez que se publica desde hace años en la revista infantil ¡Dibus!, y que salió a la venta hace unas semanas.  Ramírez (Tortosa, Cataluña, 1975) es uno de los autores más destacables del cómic de humor de los últimos años a criterio del que esto escribe, con una sorprendente capacidad de alternar diferentes temas, públicos, formatos y registros, y tocarlos todos con resultados notables, desde las parodias de cómics célebres, sus aficionados y la industria que les rodea en Humor Amarillo y Haciendo Amigos, a retratar con humor negro y pasado de vueltas prácticas sexuales “poco comunes” en Sexo Raro, al cómic infantil en MiniMonster, por citar solo tres ejemplos.   El trabajo que nos ocupa aquí es una serie de tiras cómicas protagonizadas por un niño superhéroe, con el poder de transformarse en diferentes dinosaurios.  A lo largo de la obra también aparecerán otros niños-superhéroes que se pueden transformar en diferentes tipos de animales, villanos “peculiares” como la Doctora Olvido, una anciana desmemoriada acompañada de un robot que se transforma en diferentes electrodomésticos, y se descubrirá el origen de los poderes de todos ellos: unos curiosos huevos de colorines y grandes dimensiones.  Un cómic ingenioso y muy recomendable, en una edición con detalles muy cuidados, como los contenidos extras a modo de curiosidades sobre la serie o los dinosaurios, versiones de los personajes vistos otros autores de ¡Dibus!, o incluso un pequeño juego: en la esquina superior derecha de las páginas pares aparece siempre una transformación diferente de Dinokid, con lo que al pasar las páginas rápidamente obtenemos una “animación casera” del protagonista.

Zorgo (Dibbuks) es un álbum recopilatorio publicado a principios de año, con una selección de entregas de la serie del mismo título que apareció en la desaparecida revista infantil Mister K de Ediciones El Jueves. En esta ocasión se trata de las desventuras y peripecias en forma de historietas de una página de un supervillano (variante "científico loco") bastante torpe, que intentará crear inventos de lo más variado para dominar el mundo, aunque no acaban de funcionar como él quisiera.  A lo largo de la serie iremos también conociendo a su ayudante Manolito, su relación con némesis, el presidente de EEUU (el actual “amo del mundo”), las diferentes variantes de los “tochobots” gigantes creado por Zorgo o a algunos de los “compañeros de profesión” del protagonista.  El autor de la serie es Luis Bustos (Madrid, 1973) excelente dibujante que se prodiga poco dentro de la historieta, aunque quizás sonará a algunos por el álbum de ciencia-ficción Residuos (Ediciones Glénat) y la serie de historietas sobre música Espop! para la revista Rockdelux.

Bonus link: Se pueden leer cuatro historietas de Zorgo en el Flickr de Luis Bustos: una, dos, tres y cuatro.

‘Los cinco narradores de Bagdad’: un cuento en la tradición de Las mil y una noches

Los cinco narradores de Bagdad es un álbum francés recientemente publicado en España en castellano y gallego por Faktoria K de Libros, realizado al dibujo de Frantz Duchazeau, autor desconocido en España que mantiene una línea gráfica próxima a Blain o Sfar, y que tiene su punto fuerte en el guión que firma Fabien Vehlmann, del que ya conocemos en nuestro país su buen hacer gracias a la serie El Marqués de Anaón(Norma Editorial).  Se trata de u cómic que venía precedido por el aval de haber ganado el Premio Canal BD 2007 (que concede en Francia la asociación de tiendas especializadas en cómic ALBD al título que los libreros consideran el mejor cómic del año) y que al menos para el que esto escribe ha resultado una de las sorpresas más agradables de lo que va de año.

La historia es básicamente un cuento que no desentonaría al lado de Las mil y una noches y que se inicia “hace mucho tiempo” cuando el Califa de Bagdad organiza un gran concurso de cuentos, en el que los participantes tendrán tres años para preparar su mejor historia, que luego será contada por turnos en público, con la promesa de fama y riquezas para el ganador.  El hijo del califa, que comparte con su padre una gran afición a los cuentos, también desea participar, y para ello propone a los cuatro mejores narradores (“conteurs” en el original francés, que también se podría traducir como “cuentacuentos”) de la ciudad que le acompañen en un viaje por el mundo, en busca de las historias más extraordinarias que puedan encontrar, para a su regreso, con la experiencia ganada, crear su propia historia para el concurso.  Los cuatro aceptan, y antes de partir, consultan una adivina para estar sobre aviso de lo que les depara el viaje, con una predicción inesperada de lo que les ocurrirá. Así, a lo largo del álbum asistiremos al periplo de los cinco narradores por diferentes lugares del mundo, escuchando y descubriendo diferentes tipos de historias, conociéndose mutuamente y la filosofía de cada uno de ellos al afrontar su trabajo, condicionados por la predicción de cosas que saben que ocurrirán, pero no cómo.

La historia de Los cinco narradores de Bagdad tiene su mejor parte en el acto final de desenlace y en el epílogo posterior, no solo porque resuelve más que satisfactoriamente las preguntas que había planteado al lector desde la presentación de la historia, sino también porque acumula allí buena parte de las reflexiones que deja caer a lo largo del cómic.  Apuntes que versan sobre el proceso de la creación de una historia, las diferentes formas de afrontar la profesión (el narrador que aspira a contar una historia que sirva para cambiar algo el mundo, y el que se conforma con entretener al pueblo tras una jornada de duro trabajo, por ejemplo), sobre las mismas historias como concepto “vivo”, que cambian un poco cada vez que alguien la cuenta, o incluso lo que se puede interpretar como una crítica a la actitud de algunos oyentes/lectores (“¿Quien se pasaría toda una vida escuchando la misma historia, habiendo millones de ellas sin descubrir en este maldito mundo?”), y que en general son perfectamente extrapolables a los escritores y guionistas actuales, y a cualquier persona que escribe ficción en general. 

Bonus link: Las cinco primeras páginas del cómic (en francés)  

‘Las Águilas de Roma’: amistad en el Imperio Romano

En los últimos años, las historias ambientadas en la antigua Roma han tenido superproducciones notables para cine y televisión con Gladiator y Roma, un fenómeno que hora también se traslada a las viñetas con el primer álbum de Las Águilas de Roma, de Enrico Marini, un título que hace unos días Norma Editorial ha publicado en nuestro país para disfrute de los aficionados al género.

El cómic narra una historia de amistad en la antigua Roma que se inicia en el año 1. A.C.  Los protagonistas son Ermanamer, el hijo de un príncipe germano entregado a Roma como rehén, y Marco, el hijo de un oficial romano. Ambos son adolescentes con carácter, orgullosos y rebeldes, con problemas para obedecer la autoridad de sus mayores.  Tras protagonizar un incidente en el palacio imperial, el mismísimo emperador Augusto ordena al padre de Marco que les de a ambos una educación romana, sometiéndolos a un duro entrenamiento físico y preparándolos como guerreros para entrar en combate.  El enfrentamiento inicial entre ambos jóvenes se irá transformando en amistad y a convertirse en hermanos de sangre, volviéndose inseparables incluso para ir en busca de mujeres para sus escarceos sexuales.  Este primer álbum, de los cuatro o cinco que Marini declara que constará la historia, se centra en su preparación en el campo, en el que iremos conociendo el carácter de ambos, y finaliza con su iniciación en la sociedad romana.

El álbum es obra como autor completo (guión, dibujo y color) de Enrico Marini, uno de los dibujantes europeos más admirados y populares, como demuestra que su trabajo inmediatamente anterior al que ahora nos ocupa, el séptimo álbum de El Escorpión, tuvo una tirada inicial en Francia de 150.000 ejemplares.  Nacido en suiza en 1969 pero con nacionalidad italiana y admirador confeso de Katsuhiro Otomo y Moebius, Marini ha escogido para su debut como guionista una temática que le toca de cerca culturalmente, y firma un primer guión sin detalles brillantes ni protagonistas especialmente carismáticos, pero llevando la historia y definiendo a los personajes con corrección.  Es en el dibujo donde, como era previsible, da lo mejor de sí mismo en el que posiblemente es su mejor trabajo hasta la fecha, todo un recital gráfico donde se nota que disfruta con el primer trabajo de creación enteramente propia.

Si tras Las Águilas de Roma os apetece probar algún otro trabajo de Marini, o bien os atrae el dibujo pero no la temática, podéis probar con El Escorpión, aventuras “de capa y espada” y su serie más extensa hasta la fecha (siete álbumes publicados y sigue abierta); Rapaces, una de vampiros contemporáneos, completada con cuatro volúmenes; Gipsy, su primer trabajo destacable, seis entregas con las aventuras de un camionero muy particular en un futuro próximo (y donde la influencia del creador de Akira todavía era evidente en sus primeras entregas); o La Estrella del Desierto, un western en dos capítulos recientemente reeditado en un volumen integral. 

Bonus links: Entrevista con Marini sobre este cómic (con bocetos y diseños de personajes) y preview de 7 pgs (ambos en francés)