BLOGS

Un blog sobre el (des)uso de la lengua en la política, los medios de comunicación, la publicidad, la calle...

La neolengua y la “desaceleración del crecimiento de desempleo”

No es la primera vez que hablamos por aquí de la neolengua, esa habilidad lingüística que a menudo usa la gente (sobre todo los políticos) para disfrazar o enmascarar algo mediante el uso de palabras o expresiones que despistan al interlocutor. Lo hemos hecho una, dos y hasta tres veces.

Hace unos días tuve la oportunidad  de acudir a una nueva clase de esta disciplina. Fue durante la presentación de los nuevos datos del paro. En rueda de prensa comparecieron la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Gómez. De todo su discurso, me sorprendió especialmente una frase de Engracia Hidalgo. Fue la siguiente:

“Estamos experimentando una desaceleración del crecimiento de desempleo”.

¿Una desaceleración del crecimiento de desempleo? Caray, esto de la neolengua cada vez es más complicado; cualquier día tendremos que resolver ecuaciones de segundo grado para saber qué nos quieren decir. ¿Qué quiere decir la secretaria de Estado de Empleo cuando dice que estamos experimentando una desaceleración del crecimiento de desempleo? Pues que el paro sigue creciendo, pero que cada vez crece menos.

El mensaje que esconde este baile lingüístico podría resultar más o menos obvio. Porque, si el paro no para de crecer, en algún momento tendrá que crecer de manera menos acelerada, ¿no? Esto no es como cuando pierdes dinero, que puedes seguir endeudándote y engrosando la cifra negativa de tu cuenta bancaria mientras te deje tu banco. Cuando se trata de personas, el aumento del paro tiene un límite: la población activa. Por tanto, después de cuatro años de crisis, es lógico que el desempleo crezca de forma más lenta… si no queremos que se quede en paro el 100% de la población.

Ay, la neolengua…

P.D.: La foto es de Fernando Alvarado/EFE.

Los comentarios están cerrados.