BLOGS

Un blog sobre el (des)uso de la lengua en la política, los medios de comunicación, la publicidad, la calle...

¿Un “falso chamán”? ¿Es que los hay auténticos?

Hace varios días me encontré con un teletipo difundido por varios medios de comunicación (entre ellos 20minutos.es) que hablaba de un “falso chamán” acusado por abusar sexualmente de mujeres cuya voluntad había sido anulada mediante una sustancia soporífera.

La noticia fue difundida tanto por medios escritos como por cadenas de televisión. Al principio, cuando la leí, no me llamó especialmente la atención. Sin embargo, más tarde vi un tweet del guionista José Antonio Pérez que me hizo reflexionar:

 

 

“Pues tiene razón”, pensé yo. ¿Acaso hay “verdaderos chamanes”? ¿Se trata de un error? ¿O hay alguna forma de justificar ese adjetivo? Después de pensar un rato, se me ocurrieron varios motivos por los que se podría justificar la presencia (o ausencia) de ese “falso”:

 

a) Si asumimos una postura científica y escéptica, parece incompatible aceptar la existencia de cualquier tipo de chamán. En ese caso, cierto es, sobraría lo de “falso”.

b) Supongamos que quien elaboró la noticia también es escéptico: ¿y si ese “falso” tuviese una intención reiterativa? ¿Y si el autor de la noticia no creyese en ningún tipo de poder chamán, pero, ante la existencia de creyentes en estas prácticas, quisiese reafirmar la falsedad de este supuesto don? En este caso podríamos entender la presencia de “falso”, aunque podría ser redundante.

c) Pongámonos en el caso de que el periodista presuponga la verdadera existencia de los chamanes y, por consiguiente, de sus poderes. De ser así, ese “falso” indicaría que, aunque realmente existen los chamanes, en ningún caso este señor lo es.

d) ¿Y si el periodista se mantuviese al margen del debate? ¿Y si en realidad no quiere entrar en ningún tipo de discusión y ni mojarse? En ese caso, podríamos pensar que ese “falso” indica que, existan o no los poderes de los chamanes, este hombre era un “falso chamán” porque su objetivo final no era ninguno de los asociados a los supuestos chamanes, sino, más bien, abusar sexualmente de las mujeres que caían en sus redes.

 

Y a todo esto, ¿qué dice la RAE? Según el diccionario, un chaman es un “hechicero al que se supone dotado de poderes sobrenaturales para sanar a los enfermos, adivinar, invocar a los espíritus, etc.”.

Así que nada, ahora ya podemos hacer nuestras combinaciones y nuestras teorías tranquilamente… si aún no nos hemos vuelto locos.

25 comentarios

  1. Dice ser Calamaro

    El problema no radica en que hayan chamanes “realea” si no en que cada vez mas, la gente piensa que solo existe el mundo de su dia dia y que por twitear, bloguear, etc ese mundo suyo es, cada vez mas, el unico y verdadero. La obetividad dejo de existir.

    18 Junio 2012 | 23:15

  2. Dice ser Pablo

    Yo en cuanto leí la noticia me entró la risa con lo de falso chamán. Es tan bueno como lo de escéptico.

    Yo soy un profeta mitad extraterrestre, y si no te lo crees eres escéptico. Eso ya me da vía libre para decir que curo el cáncer, y ya es cosa de los escépticos el creerme o no. Además no cobran dinero, sólo aceptan donaciones.

    Y digo yo, ya que se ganan la vida jugando con la salud de las personas qué más da si de paso las drogan y abusan de ellas sexualmente?

    Ahora falta otra parte divertida, y es cuando los “auténticos chamanes” dicen que es una vergüenza que gentuza de esta desprestigien su “don”.

    Jajajaja bueno, con los recortes de sanidad dentro de poco la inmensa mayoría deberá volver a la fe y creer en los chamanes, que lo que es curar no te van a curar, pero es sólo porque no tenías suficiente fe.

    jajajajaaja

    18 Junio 2012 | 23:42

  3. Dice ser Antonio

    Mucho magufo entre los periodistas y pocos artículos sobre divulgación científica, ¿interesa que seamos más burros?

    19 Junio 2012 | 01:36

  4. Dice ser Carlos

    El rigor periodístico es cada vez una flor más difícil de encontrar y cada día interesa que creamos en tonterías como las energías vitales, religiones de moda con raíces feudales y demás estupideces para buscar una solución fácil y rápida a los complejos problemas de la vida que se solucionan con trabajo y tesón, no con magufadas hasta disfrazada de pseudociencia.
    Y mientras los niñatos orgullosos de escribir peor que sus amigos, regocijándose en su ignorancia.

    19 Junio 2012 | 01:40

  5. Dice ser Marta

    Hay que ser cortito para creer que existen chamanes auténticos, pero que sería de esos horribles canales de echadores de cartas si no existieran los tontos del culo integrales, se quedarían sin público.

    19 Junio 2012 | 01:44

Los comentarios están cerrados.