BLOGS

Un blog sobre el (des)uso de la lengua en la política, los medios de comunicación, la publicidad, la calle...

Pero ‘rescate’… ¿no era una palabra positiva?

Vivimos tiempos de eufemismos en los que nuestros políticos, en vez de llamar a las cosas por su nombre, usan la lengua para disfrazarlas de cosas que en poco o nada se les parecen.

Es curioso, porque estaba preparando una entrada en la que pensaba hablar de cómo, de un tiempo a esta parte, los políticos han usado una palabra tradicionalmente positiva –rescate– para referirse a algo que nada tiene de positivo (y si no, que se lo pregunten a Grecia, a Portugal…). Sin embargo, al final me llevé una sorpresa: parece que rescate no es una palabra tan optimista como yo creía. Ni siquiera para el diccionario.

Si nos vamos a su verbo de origen, rescatar, tenemos que irnos hasta la tercera acepción para leer lo siguiente: “Liberar de un peligro, daño, trabajo, molestia, opresión, etc.”. Pero si nos vamos a la primera, encontramos una curiosa definición: “Recobrar por precio o por fuerza lo que el enemigo ha cogido, y, por extensión, cualquier cosa que pasó a mano ajena”. Vaya, resulta irónico, ¿verdad? ¿Quién será el enemigo? ¿Los ciudadanos? ¿Los políticos? ¿La Unión Europea?

 

 

Si consultamos rescate, parece que es -si cabe- más desesperanzador. Vayamos a la tercera acepción: “Facultad de la Administración de extinguir una concesión, asumiendo la gestión directa del servicio que constituía su objeto”. Por desgracia, parece que esta definición se acerca más a la situación que podríamos vivir dentro de poco.

Y nosotros pensando que era una palabra optimista. Ya ni el diccionario nos ayuda…

2 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Verdaderamente la palabra debiera ser endeudamiento, entramparse, empeñarse y ahora mismo no me vienen a la cabeza otras que digan claramente esclavizarse para toda la vida y que los autores vivan mejor como premio a sus desmanes. Creo que me he liado un poco queriendo decir que no comprendo porqué a los culpables de esta situación se les favorezca, se les premia con ingentes cantifdades de miles de millones de euros para que vivan como sultanes, ellos y su pleve con yates, grandes mansiones con sirvientes y escoltas , aviones privados , putillas casi virgenes de alto estanding y yigolos para las señoras y para los hijos pijos además de todo lo anterior, coches de alta gama como Ferraris, lamborginis etc. Mientras que los que se desloman de sol a sol, pagan y pagan impuestos y más impuestos por todo, cobrando sueldos miserables (Los que tienen un trabajo) En fin podría alargarme excesivamente asi que terminaré mi perorata con lo siguiente.—Solo faltan 5 dias para que todo el planeta Tierra pueda leer gratis mi novela LA FURIA DEL VIENTO en mi Web http://www.antoniolarrosa.com Advertencia: Dado su alto contenido de sexo y violencia esta obra litetraria no es apta para menores de cincuenta y dos años y pico

    08 Junio 2012 | 13:19

  2. Ha sido una larga agonía para algo que se veía venir. El premio gordo a una gestión corta pero insuperable: nadie podría empeorarla. http://www.decortaduraalacaleta.blogspot.com.es/2012/06/se-veia-venir.html

    08 Junio 2012 | 18:53

Los comentarios están cerrados.