Dando la nota Dando la nota

Desde el ‘Satisfaction’ de los Rolling al ‘Wannabe’ de las Spice pasando por la lengua de Miley.

Entradas etiquetadas como ‘concierto’

El regreso de ‘La Oreja de Van Gogh’ en concierto: Fantásticos en San Sebastián

Anoche, el Kursaal de San Sebastián se vistió de gala para recibir a cinco músicos muy queridos en su tierra y en el mundo entero. Por fin, Álvaro, Xabi, Leire, Pablo y Haritz volvían a subirse a los escenarios para poner patas arriba a su público. Un público que ayer, era especial ya que tocaban en casa.

Habiendo hecho un primer pase a las 17:30h, los integrantes de La Oreja de Van Gogh salieron al escenario con puntualidad más que británica. Eran las 19:29h cuando las luces se apagaban en el impresionante auditorio donostiarra y comenzaban a sonar los primeros acordes. Sin espectacularidades, vestidos de negro y con un escenario simple pero suficiente, La Oreja de Van Gogh nos ofreció a los allí presentes un concierto memorable y necesario para nuestros ánimos.

Con distancias de seguridad, muy organizados y llevando mascarillas en todo momento, el público disfrutamos de un espectáculo de una milimetrada hora y media de duración en el que además de presentarnos algunas de las canciones de su último disco, nos emocionaron con temas como Jueves (el dedicado a las víctimas del 11M) y nos hicieron saltar con otros como Cometas Por El Cielo, pese a que el personal de sala del auditorio mandaba sentarse a todos cuantos se levantaban de sus butacas para bailar. La vida ha cambiado y los conciertos también.

Quienes no han cambiado nada son los de La Oreja, para algunos esto es malo. Anoche leí en Twitter como algunos de sus fans se quejaban de que el repertorio del concierto “es lo mismo que estamos viendo desde el 2011“.

A mí me encantó aunque es cierto que eché de menos canciones de los dos primeros discos, puedo comprender que ha llovido mucho desde entonces y que, entre tanto repertorio bueno, sea difícil escoger, pero hubiese flipado con un Dile Al Sol o Cuídate que, parece que eliminaron del setlist en el último momento porque aparece tachada.

Quizás esperaba un escenario más currado, una mejor iluminación, una puesta en escena más consolidada, incluso alguna pantallita con proyecciones que acompañasen a las canciones y diesen al espectáculo un toque más emotivo y especial. Como show estuvo correcto y no fue para tirar cohetes pero hay que entender que es un concierto para teatros y que hay que abaratar costes porque los recintos no se pueden llenar al 100% para mantener la seguridad. Eso en lo que respecta a ‘los adornos’ porque musicalmente y a nivel de energía, están en un eterno ‘mejor momento’. Fue fantástico poder verles en directo y me siento muy afortunado porque viví una noche realmente mágica.

EL CONCIERTO EN PINCELADAS:
-“Gabon Donosti” decía Leire nada al dirigirse al público.
-Noche especial desde el comienzo: el estreno de Xabi como cantante de La Oreja.
-Arreglos como los de Muñeca de Trapo que les hacen parecer un grupo country.
-La madre de Xabi sentada detrás de mí.
-Espectacular la voz de Leire, los imprescindibles coros de Xabi San Martín y los sintetizadores al estilo Stranger Things.
-La gente se vuelve loca con Mírame
-Impresionante escuchar a Leire cantando a cappella y en euskera, pero más escucharle interpretando Jueves. Me emocioné.
-“Beste Bat!” Gritaba la gente.
-Apoteósico final con 20 de enero y Cometas Por El Cielo.

De verdad… aunque ya han agotado casi todas las entradas de su gira (solo quedan algunas para verles hoy en Donsti y el 9 de mayo en Valencia), si podéis, no os los perdáis en directo. Son historia viva de nuestra música y siguen siendo de lo mejor que tenemos.

 

 

Indignación por un concierto improvisado en la Gran Vía de Madrid: “Pensaba que era Cepeda”

Es lo que tiene el poder de la música: Estamos necesitados de melodías, de bailes y de compartir un refresco en un concierto mientras damos saltos de alegría y cantamos hasta dejarnos la voz.

Anoche, alrededor de las 21:30h de la noche, y cuando solo faltaban 35 minutos para que legalmente todos tuviésemos que estar en nuestras casas en la capital… Un músico callejero consiguió devolver la ilusión de la normalidad a las decenas de personas que se encontraban en la Gran Vía.

Estas son las imágenes que, grabadas por Dani Lovsky, han sorprendido y enfadado en las redes sociales.

Mucha mascarilla sanitaria, alguna que otra nariz al aire (que en Madrid es más que habitual y una auténtica vergüenza), y personas que, sin respetar las medidas necesarias de distanciamiento social en tiempos de pandemia se congregaban para escuchar y corear el mítico No Puedo Vivir Sin Ti de Los Ronaldos, rescatado para las nuevas generaciones por Cepeda y Aitana en OT 2017.

Algunos… hasta han pensado que se trataba de Cepeda cantando en la calle.

 

Lo bueno de todo esto, es que el artista sí que tenía dos dedos de frente y además de ser una persona talentosa también es responsable. Me cuentan que, cuando vio la que se lió dejó de cantar.

 

Recordando a Amy Winehouse: feliz 37 cumpleaños

Un 14 de septiembre de 1983, Amy Jade Winehouse llegó al mundo en un hospital del norte de Londres. Hija de una farmacéutica y un conductor de taxi, Amy creció escuchando a su padre cantar las canciones de Frank Sinatra. Estudió teatro, hasta que la echaron por hacerse un piercing en la nariz, y montó su propio grupo de rap, le regalaron una guitarra y comenzó a componer y a tocar en bares. Tras grabar una maqueta, Simon Fuller, exmanager de las Spice Girls y creador de formatos televisivos como Idol (ahora de gran éxito en España), la descubrió y firmó un contrato con ella.

Desde ese momento… todo es historia: una historia que terminó con su vida por culpa de las adicciones el 23 de julio de 2011.

Desde aquí, simplemente me gustaría recordar algunos de sus grandes éxitos: esas canciones que a todos nos tocaron la fibra gracias a la sensibilidad y emotividad de la voz de Amy a la hora de cantar sus canciones. Especial, mágica y eterna.

¡Qué de temazos nos habrías regalado en todos estos años!

 

Y de regalo, un concierto precioso…

 

…y su show en el mítico Rock In Rio de Madrid en 2008:

 

Chenoa ofrece un concierto único y 360: “es como si te cogiese de la mano”

Novedad, innovación y la oportunidad de vivir hoy una experiencia musical única.

Es una de las caras más conocidas de la música y la televisión en nuestro país. Puede que te guste, puede que no, o puede que, como a mí, te encante, pero estarás conmigo en esto que te voy a decir: Chenoa es la cantante más trabajadora, versátil, tenaz, positiva y profesional de la música en España. Y sé de lo que estoy hablando.

La pandemia, el confinamiento y la situación por la que todos estamos pasando nos ha golpeado muy duro a toda la sociedad. La cultura (excepto los toros, que para mí además no son cultura), está atravesando por un momento crítico a la deriva de la nula gestión de las instituciones y muchos artistas de nuestro país las están pasando canutas sin poder trabajar.

“He aprendido a tener paciencia. Ha sido como un toque de atención para tomármelo todo con más calma teniendo fe en que todo va a salir bien y en que vamos a reinventarnos“, ha dicho Chenoa sobre la crisis del coronavirus en una entrevista a Anne Igartiburu y… ¡vaya si lo ha hecho!

Chenoa, una vez más se ha reinventado, ha mirado hacia adelante y ha dado un paso para vivir una experiencia totalmente nueva e innovadora gracias a la que va a ofrecer a sus seguidores a partir de hoy un concierto tan único, tan privado y tan espectacular que pasará a la historia. El concierto estará disponible para su visualización durante los próximos 365 días.

Hoy Chenoa va a convertirse en pionera en el mundo de la música gracias a lo que podría ser el futuro de la nueva normalidad: Hoy Chenoa va a dar un concierto en el que tú podrás sentirte a su lado en el escenario pudiéndote fijar en todos los detalles que hasta ahora eran imperceptibles gracias a una grabación en 360º y a la realidad virtual.

Sin colas, sin aforos y desde la tranquilidad del salón de tu casa a través de tus gafas de tu televisor inteligente, tu teléfono móvil, tablet, o tus gafas de realidad virtual, desde hoy y por 5,59€ podrás disfrutar de una experiencia única.

Más de 40 profesionales han trabajado en este concierto grabado en Tarragona con una cámara de 6 lentes, además de 10 cámaras extras, con el que Chenoa inaugura hoy el Dream Fest: un festival soñado que nos ofrecerá la posibilidad de ver a artistas como Estopa en conciertos íntimos y con una calidad de vídeo y sonido inmejorable gracias a The Dream VR, la primera plataforma mundial de contenidos de Entretenimiento en 360 y Realidad Virtual y con sonido 360 envolvente.

Entra en ticketmaster.es, compra tu entrada e introduce tu código en la app para vivir un espectáculo único. Desde que canjees tu código tendrás 48h para disfrutar del concierto.

Todos, menos Lola Indigo, se están cebando contra ‘Taburete’

Estoy un poco harto de toda esta absurda polémica en las redes sociales a cuenta de uno de los últimos conciertos de Taburete. No seré yo quien defienda su comportamiento, pero también diré que creo que se les están dando más hostias de las que se merecen por ser hijos de quiénes son. ¿Es normal que algunos políticos de este país estén comentando este tema? ¿Lo hubiesen hecho si el líder de Taburete no se apellidase Bárcenas?

Creo que un artista cuando se sube a un escenario tiene una misión que va más allá de entretener al personal. Pienso que un artista también debe concienciar a la sociedad y transmitir un mensaje. En este caso, creo que los Taburete se han equivocado. Puede que desde el escenario, por lo cegadores que son los focos, no viesen que su público estaba saltándose todas las medidas de seguridad pertinentes para evitar la propagación del coronavirus, pero creo que, después de haber visto las imágenes, su egocéntrico comunicado sobraba. “Preocuparos de vuestra responsabilidad que nosotros ya lo hacemos por la nuestra” decían en el mismo.

Todos cometemos errores, y los míos son apoteósicos, y Willy Bárcenas lo ha intentado aclarar todo con un vídeo en Instagram después de que se le viese en un vídeo decir a su público “Ni una puta mascarilla“.

¿Estaba Willy felicitándoles por no llevar mascarilla o, por el contrario, estaba riñéndoles? Esto es lo que el líder de Taburete ha dicho en Instagram“Lo hago como un reproche, no alentando a la gente a quitarse la mascarilla. En ningún caso hemos querido hacer algo así”. ¿Hay que seguir machacando a los chavales? ¿Hacemos nosotros todo tan bien como para ser quienes tiremos la primera piedra?

Si hubiese sido mi concierto, probablemente yo hubiese hecho como Britney Spears cuando en un concierto reprendió a quienes estaban fumándose unos porros, pero habiéndose justificado los chavales, como lo han hecho, ¿es normal el ensañamiento? No son santos de mi devoción pero mi empatía me hace ponerme en su lugar.

Aclarado este tema, reconociendo la zafiedad del concierto (o de la seguridad del mismo) y haciendo especial hincapié en lo errados que estuvieron en su comunicado (que ya han eliminado de las redes), quiero compartir con vosotros el elegante mensaje que anoche Lola Indigo envió a sus seguidores desde uno de sus conciertos. ¡Qué bien se hacen las cosas cuando se hacen bien! Lola Indigo ha demostrado que se pueden hacer bien: sin decir nombres, sin buscar culpables ni polémica, dando ejemplo y estando más que preocupada por el asunto que nos trae a todos de cabeza, Mimi dijo estas palabras:

Acusan a Paulina Rubio de estar ‘perjudicada’ durante un concierto desde su casa: “le quiere hacer competencia a Maradona”

¿Desubicada? Sí. ¿Desafinada? Como siempre. ¿Confundida? También. Pero de ahí a insinuar que Paulina Rubio podría haber estado drogada, incluso que podría haberse drogado en directo mientras hacía un concierto en directo desde su casa para colaborar con la erradicación del Coronavirus… va un trecho.

Sin ninguna duda, Paulina es una de las grandes estrellas del pop latino. Una artista que, sin necesidad de tener una gran voz, tiene un repertorio de éxitos en su carrera que ya le gustará a su eterna rival Thalía, a la que también envía un saludo  (no sé bien con qué intención) en este concierto.

Este finde la Reina del pop latino ha dado un concierto desde su casa y ¿por qué no decirlo? el resultado ha sido bastante ridículo y bochornoso. Desafinando, sin ensayo previo, perdiéndose con las instrumentaciones de sus propios temas, desapareciendo de plano, frotándose la nariz y con un comportamiento incluso, poco decoroso, pero… es Paulina y todo se le perdona.

Los motivos de que su espectáculo se haya vuelto viral no son musicales. Paulina lo está petando en las redes por su actuación exagerada, sus confusiones y sus comportamientos confusos. Honestamente, dudo que esté drogada, pero pienso que como la artistaza que es, debería haberse preparado un poquito más esta actuación y tomarse más en serio, y con más profesionalidad, su carrera profesional.

¿Y si lo hizo para llamar la atención y dar que hablar? Yo llevo toda la mañana limpiando la casa mientras escucho y bailo sus canciones… Aquí os dejo el fragmento que está circulando por las redes…

 

…y aquí tenéis su actuación al completo. Juzgad vosotros mismos. Os leo en los comentarios.

 

Ruth Lorenzo da un concierto a sus vecinos desde su balcón

¿Te imaginas poder escuchar a Ruth Lorenzo cantando desde tu patio de vecinos? Eso les ha ocurrido a los vecinos de RuLo. La murciana más eurovisiva ha querido dar varios recitales derrochando vozarrón y lo ha hecho desde el balcón de su casa.

Ruth, que además de una gran artista es una excelente persona, siempre ha estado muy comprometida con todas las causas sociales y en esta ocasión no podría ser de otro modo.

Hace un par de días, así concienciaba a los jóvenes murcianos.

 

Y ayer… lo de ayer ya fue épico. Qué buen gusto, qué buena labor, qué bien todo y qué bonito.

 

Y por la noche… más, e incluso mejor. Gracias Ruth, gracias por hacernos vivir, por hacernos disfrutar y por tu generosidad.

Excesiva y radiante: Isabel Pantoja triunfa, pero no llena, con su concierto en Madrid: “Me siento como una perra”

La Pantoja tenía claro que su misión era enamorarnos, y lo hizo.

Me siento como una perra en esta noche mágica” dijo anoche sobre el escenario ante las más de 12.000 personas que abarrotaron el antiguo Palacio de Deportes de Madrid.

Ayer, tuve la suerte de ir al concierto como parte de mi trabajo en el programa La Habitación del Pánico (cuatro, divinity), hice conexiones en directo, hablé con algunos de los invitados más VIP, y sobre todo disfruté como un enano escuchando algunas de las mejores canciones de la Pantoja. Bueno, de todas sus canciones.

Y digo esto de “todas sus canciones” porque Isabel Pantoja se dejó toda la carne en el asador y casi ninguna canción de su repertorio por cantar. Más de 40 canciones que sonaron con fuerza (y bastante ruido por la mala acústica del recinto) durante las tres horazas que duró un espectáculo que, para algunos, podría llegar a resultar agotador.

Enérgica, perfecta vocalmente y radiante de apariencia, Isabel Pantoja ofreció anoche un recital digno de ver pero con algún que otro fallo. En mi opinión le faltaron ensayos, espectacularidad, proyecciones cuidadas en la pantalla trasera, más músicos y más concepto. Acostumbrados a ver a grandes artistas con puestas en escena más espectaculares, un poquito de ‘chow’ es lo que me faltó anoche en el concierto de la Panto.

Su imagen estaba cuidada al detalle: su pelazo, su maquillaje (grande Alberto Dugarte) y su vestuario. Comenzó cual princesa Disney con una capa y un vestido largo muy apretado bordado con hilo de plata y brillantes, manga larga y muchas transparencias. Después, para cantar El Señorito, se cambió a un traje de chaqueta lleno de lentejuelas azules (el de su último videoclip).

¿Los mejores momentos? El Enamórate del final con las travestis de su videoclip, Marinero de Luces y Se Me Enamora El Alma (aunque era imposible no imaginarme a la Pantoja de Puerto Rico).

El decepcionante concierto de Rosalía


Sí, como para muchos era de esperar, el de hoy es uno de mis posts con una opinión impopular.

Y es que de eso se trata lo de escribir un blog, de dar únicamente mi opinión. La mía, la propia, la que nadie me puede arrebatar y que no supone ni una verdad absoluta ni una generalización de las opiniones de, en este caso, el resto de personas que han visto a Rosalía en concierto.

No me arrepiento de haberme gastado unos 75€ (mi entrada era de las más cercanas al escenario) para ver a Rosalía en directo en Barcelona. Es la artista más puntera de nuestro país, tiene temazos y todo el mundo tiene una opinión sobre ella, pero si a todo esto le sumamos que la vi en Barcelona, con lo que (viviendo yo en Madrid) le tuve que sumar gastos de desplazamiento, alojamiento, dietas… En resumen, al salir del concierto sentí cierto arrepentimiento o, mejor dicho, se me quedó (más) cara de bobo.

Vayamos por partes: Rosalía estuvo de 10. Su voz es fantástica, su presencia escénica es arrolladora, sus coreografías, su energía, su pelazo… toda ella está fantástica pero el espectáculo, como tal, es cutre.

Rosalía jugaba en casa, y se notaba, su emoción al estar por segunda noche consecutiva actuando en un Palau Sant Jordi que colgaba el cartel de ‘entradas agotadas’, era palpable en cada una de sus canciones y en todas las intervenciones en las que interactuaba con su público. Y, me repito, ella estuvo de 10, pero solo ella.

El hecho de Rosalía estuviese perfecta en su espectáculo, debería ser más que suficiente para disfrutar de su concierto, pero mentiría si os dijese que no esperaba más. Me pasó exactamente lo mismo que cuando vi su actuación en los premios de la MTV o en los de Los40: me decepcionó.

No hay show, no hay espectáculo y aunque está acompañada por unas enormes pantallas de led (con unos visuales mejorables), seis bailarinas y cuatro coristas, por no haber no hay ni confeti ni músicos en directo. No puedes querer competir con Lady Gaga llevando una gira así.

No hay llamativos elementos escenográficos, ni emoción en sus paseos por la pasarela con fuegos artificiales a su paso. No impresiona al entrar en escena apareciendo por sorpresa a través de una trampilla en el suelo del escenario, y mucho menos al salir, ya que después de su archiconocido Malamente, abandona el escenario por uno de los laterales diciendo adiós con la mano.

Movimientos calcados a los de Beyoncé y un golpe de coleta que enloqueció a un Sant Jordi entregado a su música pero que no fueron suficientes para hacer de su breve espectáculo de una hora y 15 minutos de duración un concierto épico de los que pasan a la historia. Este show era más para ser disfrutado en un teatro que en una gran Arena. Y esto lo digo yo, que le veía la cara sin tener que mirar a las pantallas. Ni me quiero imaginar cómo lo vivieron los que estaban en las gradas donde el sonido suele ser terrible.

Espero que esta gira solo sea para ir abriendo boca y que en la próxima que haga nos hartemos de confeti, luces, fuegos y hasta billetes con su cara volando por los aires mientras canta Millonària.

Al salir del concierto en Barcelona, escuché a unos compartir mi opinión (otros salieron emocionados).

Hoy actúa en Madrid, el Palacio de Deportes estará lleno y yo, que pensaba en repetir, me quedaré en casa leyendo tweets y viendo los stories de los asistentes para ver si comparten mis opiniones.

Pol Granch, el ganador de Factor X, acusado de actuar borracho

Pol Granch ganó Factor X, es un gran artista, tiene un discazo impecable y cientos de seguidores en las redes sociales que, pese a que el programa de Telecinco no cosechó el mismo éxito que OT 2017 (a veces la audiencia no valora como debería…), están deseando con ansias ver a Pol en concierto y comprar sus discos.

Hasta aquí todo bien, pero hay unas imágenes del joven en un concierto el mes pasado en Torre-Pacheco (Murcia) que  ahora están generando muchos comentarios en twitter. En estos vídeos se puede ver a Pol en un concierto de Los 40 en un estado… que no sé muy bien cómo definir.

 

Aquí puedes ver la actuación completa:

 

¿Está excesivamente emocionado? ¿Vive demasiado sus actuaciones o su euforia se debe a otras cosas? Lo único que tengo claro, y sobre todo después de ver al chico Almodóvar en los premios de Los 40, es que los jóvenes de la industria del mundo del espectáculo deberían darse cuenta de que además de ser famosos, tienen una responsabilidad con la sociedad y con sus seguidores, y que deberían dar una imagen que sirviese como ejemplo para sus seguidores.

Al menos, que esto sirva para que escuches su música…