Entradas etiquetadas como ‘tatuajes’

Descubre que su hija tiene ‘piercings’ en los pezones después de una radiografía

Todos hemos hecho cosas que preferiríamos no contarles a nuestros padres. ¡¡¡Craso error!!! Los progenitores casi siempre cogen antes a un mentiroso que a un cojo.

Pero Sydney Allen, de 20 años de edad, se vio atrapada de la manera más espectacular cuando sus perforaciones secretas en los pezones se expusieron a todo el mundo en una radiografía traicionera. ¿Quién le mandaría ir al médico? Lee el resto de la entrada »

Gasta casi 3.000 euros en tatuarse la cara de Mel Gibson en ‘Braveheart’

tatoomelgibsonbraveheartAhora que Escocia es noticia porque sus ciudadanos están a punto de elegir si se separan del Reino Unido para constituirse como nación independiente, es buen momento para recordar a uno de sus grandes héroes, el legendario William Wallace. Eso ha pensado, al menos, Paul Hunter, un escocés que ha decidido tatuarse al hombre que luchó por la libertad escocesa frente a las tropas del rey Eduardo I de Inglaterra. Pero no un tatuaje cualquiera, inspirado en retratos de la época o dibujos con el supuesto aspecto de Wallace, ¡sino que se ha pintado la cara de Mel Gibson, quien hizo de él en Braveheart!

El buen Paul ha invertido cerca de 3.000 euros en decorar su cuerpo con dibujos de la oscarizada película, dedicando un espacio en su cuerpo para llevar el careto de Gibson, con su gesto de tensión antes de la batalla. ¡Toma ya! ¿Y tú crees que eres fan de una película o de un cantante? ¡Ja! El señor Hunter te gana por goleada en fanatismo.

Además del momento prebélico de Gibson-Wallace, nuestro protagonista se ha tatuado más escenas y personajes de la película, para lo que ha tenido que ‘sufrir’ durante más de 25 horas en el sillón del tatuador. Y pongo sufrir entre comillas porque entiendo que “sarna con gusto no pica” y que a Paul le compensa con creces todo ese esfuerzo cada vez que contempla el resultado final de la obra del artista tatuador, una delicatessen, por otro lado.

Los motivos de la elección de Braveheart, a pesar de que me chirría su devoción por Gibson, son obios:
1. “Me gustan bastante los tatuajes“.
2. “Braveheart es mi película favorita“.
3. “Soy escocés“.
4. “Quería conmemorar los 700 años de la batalla de Bannockburn“, que tuvo lugar en junio de este año

Orgulloso, risueño y más feliz que una perdiz el día que no hay cacería, Hunter confiesa que aunque “no he estado de vacaciones todavía, voy a estar usando pantalones cortos durante mucho tiempo” para que la gente pueda ver su tatoo. ¡Coñe, con el frío que hace en Escocia! Claro, que si los escoceses tienen valor para ir con falda, ¿cómo no usar pantalón corto para alardear de patriotismo, Mel Gibson mediante?

Fuente: Daily Mirror.

Lo más raro que ha pasado durante la semana (16-22 enero)

Siempre que acaba una semana es el momento de hacer balance. ¿Qué ha pasado? ¿Qué hemos hecho? ¿Qué nos hemos dejado por hacer? La versión becaria de ese repaso es un Lo más raro de la semana que hoy viene cargado. Cargadísimo. Diez historias, para que cojáis fuerzas. No me entretengo más y voy al lío: intento ser breve en cada historia para que no acabéis hartos de mí y del blog.

Para todos los públicos…

1. Mensajearse y conducir es incompatible

Una cosa es mandar un whatsapp aprovechando que está el semáforo en rojo y otra bien distinta es ponerte a mandar mensajillos mientras conduces, desviando la vista y quitando las manos del volante. Un conductor de autobús de Sidney ha sido suspendido de empleo y sueldo después de que un pasajero le grabara mandando mensajes en plena jornada laboral, como publica la prensa australiana y se puede ver en el vídeo.

2. Sonrisas de todo el mundo

Supongo que ya me vais conociendo y sabéis que, aunque no es nada fácil, estoy empeñado en que saquemos una sonrisa en estos tiempos jodidos difíciles. Trabajando en esa línea os traigo, en este recopilatorio, una web que me hizo llegar Yesus a través de la comunidad becaria en Facebook: se llama The world smiling y recoge fotos de gente sonriendo a través de todo el mundo. ¿Os animáis?

3. Detenida por dejar que tatúen a su hijo

Una mujer estadounidense ha sido detenida después de permitir que su hijo de diez años se hiciera un tatuaje. La mujer, Chuntera Napier, dice que el pequeño quería homenajear a su hermano fallecido haciéndose el tatuaje y que ella ignoraba que fuese ilegal que un niño de 10 años se lo hiciera. Y digo yo… más allá de que sea legal o ilegal… ¿no había otro homenaje? ¿Era lo más lógico para un niño tan pequeño?

4. China se queda sin Caca de perro

Una localidad remota de China, en la que viven 300 personas, fue bautizada hace años como Goushi (“Caca de perro”, si lo traducimos al español) porque solo los perros acudían a la zona. No obstante, ahora que vive gente ese nombre era bastante… cómo decirlo… ¿incómodo? para los caqueros de perro (o cual fuera su gentilicio). Han conseguido cambiar el nombre a Jinxin (“Feliz y próspera”), según la prensa internacional.

5. Creatividad para colarse en el metro

Esto no es de esta semana; de hecho es posible que hayáis visto el vídeo porque tiene un año, pero llegó a mis manos (me lo pasó mi compañera Amaya) hace unos días y creo que es el momento de volver a verlo, sobre todo por el follón que hubo recientemente con el movimiento Yo no pago y sus protestas en el metro: ¿sabes cuántas formas hay de colarse? Como decían en la tele: chicos, no intentéis esto en vuestras casas estaciones de suburbano.

Para mayores…

6. El tatuaje del trasero tiene dueño

Seguramente recordáis a Tina Beznec, la chica neozelandesa de 23 años que puso en oferta su trasero para quien quisiera anunciarse en él. Pues bien, ya hay ganador: un club de striptease pagará más de 7.700 euros para anunciarse en el glúteo de Tina. Aún es preciso concretar los detalles, pero si se embolsa esa cantidad (no veo por qué no), podrá visitar a su madre en Australia y donará 1.500 euros a la caridad, según publica la prensa neozelandesa.

7. La mujer de las dos vaginas ‘pasa’ del porno

La mujer que tiene dos vaginas y se dejó caer por el blog la semana pasada ha rechazado una oferta de 700.000 euros para actuar en una película de cine X, según revela la prensa británica. Hazel Jones, que así se llama la muchacha, dice que no aceptaría una oferta así “ni en un millón de años”.

8. Es virgen y tiene 14 hijos

Trent Arsenault, un hombre californiano de 36 años que es habitual en las donaciones de esperma en su barrio comentó el otro día en la televisión que había sido el padre de 14 criaturas (fruto de sus donaciones gratuitas por Internet) pero que jamás había tenido sexo (con otra persona, se entiende… él se quiere mucho, de eso no hay duda). Hombre, tan feo no es, ¿no? ¿O es que miente y lo hace solamente para darse publicidad? Bueno vale, guapo lo que se dice guapo tampoco es.

9. Escándalo en la policía

Dos agentes de Modesto, en California, se han metido en un buen lío después de que llegaran al departamento de policía fotos en las que aparecían ellos junto a varias muchachas ligeras de ropa jugando en los coches patrulla. Dicen los responsables del departamento que las fotos son de hace dos años y que uno de los agentes no está ya en el cuerpo, pero ya han anunciado una investigación interna.

10. ¿Qué estaban poniendo en la tele?

¿Imagináis que estáis viendo un programa de televisión, conectan con un tipo y en una pantalla que hay sobre su cabeza se ve una película para mayores? Pues algo así ocurrió en Reino Unido el otro día. Si os fijáis en la parte superior derecha del vídeo que os pongo a continuación, lo veréis.

PD: He intentado condensar, tened piedad de mí…

 

Lo más raro que ha pasado durante la semana (2-8 enero)

Lo mejor de la semana cuando termina son las habitaciones ventiladas es la llegada de otro “casi viernes” y poder echar la vista atrás para ver todas esas cosas raras que nos hemos perdido en los últimos días. Aquí van algunas de las que más me han llamado la atención y no han tenido su hueco en este inefable blog. Un párrafo por noticia, lo encontraréis mejor pero no más resumido.

1. Padre e hijo se conocen tras 47 años

El veterano de Vietnam Mike Gold, de 67 años, acaba de conocer a su hijo de 47 años… un hijo que no estaba seguro de que tuviera. Poco antes de que fuera a Vietnam, nuestro sesentón Mike recibió una carta de una mujer diciendo que podría ser el padre del hijo que había dado a luz y que iba a entregar en adopción (que te vas con otro humor a la guerra, como diría Gila). Cuando volvió de pegar tiros intentó localizar por todos los medios a la criatura, pero jamás encontró al niñito. Ahora ha sido su hijo, que ya ha dado nietos a Mike, quien ha localizado al padre. Lo ha hecho a través de Internet y juntos han descubierto que su cumpleaños es el mismo día… y que son dos gotas de agua, según cuenta la prensa yanqui.

2. ¿Y si todo el vagón de metro se pusiera a cantar?

Imaginad que vais en el metro pensando en vuestras cosas, leyendo, medio dormidos o aguantando la respiración para no acabar intoxicado con el olor de alguno. En eso que alguien empieza a cantar una canción y ves cómo todo el mundo empieza a seguirle de forma… ¿espontánea? Pues algo así pasó recientemente en el metro de Los Ángeles, cuando un grupo llamado The Love Project  organizó el siguiente flash mob, según leí hace unos días en el Huffington post.

3. Roba una ambulancia para ir al hospital

Contaba Hubert Lee Credit, de Tampa, Florida (EE UU) que había sido atacado por cuatro hombres y que por eso se había visto obligado a ir al hospital. No habría ningún problema con eso de no ser porque decidió que la forma más rápida para que le atendieran era robar una ambulancia que había desatendida junto a su casa. Hubert, de 39 años, aprovechó que los sanitarios atendían a una persona en una casa cercana y se llevó el vehículo, cuentan las malas lenguas de Tampa. Para su desgracia, los médicos le vieron y llamaron a la policía que detuvo al muchacho, lo llevó al hospital y lo metió en el calabozo. Un día completo.

4. Le podían haber detenido hasta por ponerse ese nombre

Al hombre que veis en la imagen que hay a la derecha, otrora llamado Jeffrey Wilschke, lo detuvieron hace unos días en Estados Unidos por posesión de drogas y de arma de fuego. Probablemente este muchacho de 30 años natural de Wisconsin  no sería noticia jamás en la vida, pero… (siempre hay un pero) en octubre cambió su nombre y donde antes decían: “Detenido Jeffrey Wilschke” ahora se lee “Detenido Beezow Doo-Doo Zopittybop-Bop-Bop“. Sí, ¡¡¡¡se ha puesto ese nombre!!!! Si su intención era pasar desapercibido parece claro que no lo ha logrado.

5. ¿Ninguna de estas faltas es intencionada?

En Washington a los niños ya no les duermen diciendo “pórtate bien que viene el coco”, ahora está de moda que les pongan un vídeo de YouTube y les adviertan de que “como no seas bueno vendrá el número 34 y te hará falta”. El vídeo del que os hablo es el que veréis a continuación y corresponde a un partido de instituto. Ahora corre como la pólvora por Internet (una expresión que casi no se usa, ¿verdad? Como “a golpe de click” o “está causando furor en las redes sociales”), porque ninguna de las faltas que veréis a continuación fue considerada intencionada (antideportiva) por los árbitros.

6. Hazte el tatuaje en la iglesia

Un pastor de Michigan (en Estados Unidos también, esta semana todo lo raro ha pasado allí) ha abierto en una iglesia local un centro para que la gente pueda ir a tatuarse, según publican varios medios de todo el mundo. El sacerdote Steve Bentley, que como imagináis no es un cura al uso, lleva dos tatuajes y considera que son “una forma predominante de arte en la cultura de hoy día”. Su iglesia, más que una iglesia, parece un centro comercial o de multiaventura, porque además de hacerte un tatuaje puedes ir a que te arreglen el coche, a practicar lucha libre o artes marciales. ¿Sabéis que os digo? Que comparto parte de su teoría: “No queremos que un edificio que vale un millón de dólares se use un par de veces a la semana”. Amén.

PD: Y aún me quedan cosas por contar, como eso de que en un catálogo de moda infantil se coló de fondo un hombre desnudo (me lo contó David a través de Facebook) pero es que ya no me queda espacio para más.

¿A qué famosos pertenecen estos tatuajes?

[ACTUALIZACIÓN: Han dado de baja el Quiz, de modo que ya no se puede hacer]

BecConsejo: “Cuida a la gente que tienes cerca”

Será el verano, que con esos calores que trae te aplatana el cerebro, o será que me gusta retar a los insensatos miembros de la comunidad becaria. El caso es que os traigo otro juego de esos que os prometí hace un tiempo, para desengrasar el día a día.

Sabéis que de vez en cuando jugamos a adivinar si unas historias son verdad o mentira, otras veces a descubrir si el famoso es de cera o de carne y hueso… pues hoy nos toca adivinar a qué famoso pertenece el tatuaje. Es difícil, pero no imposible: fijaos en todos los detalles de cada foto y quizás saquéis un 10/10, 100 puntazos. Ahí va:

PD: A ver, ¿cuántos habéis acertado?

Lo más raro que ha pasado durante la semana (del 25 al 31 de julio)

BecConsejo: “Sintetiza”

Algunas semanas, por más que publiques, sigues dejándote cosas en el tintero. Es un follón, porque a mí me gustaría tener un becario llegara ahí donde no llego (y no, no me refiero a un señor de 2,15 metros que me alcanzara los vasos del estante de arriba), sin embargo, solo estoy yo.

Y aunque muchas veces me siento más solo que Woody en Toy Story uno, mi deber es saciar vuestra sed de frikismo, por eso hoy preparaos, que vienen curvas. Lo más raro que dejó la semana es…

1. Celebra su divorcio tatuándose todo el cuerpo

Ojo, antes de empezar. Cada uno se pinta en su cuerpo lo que quiere, pero me parece curioso que Jacquie Moore celebre su divorcio pidiéndole a su nuevo novio que le tatúe el 85% de su cuerpo, por eso os lo cuento.

Jacquie tiene 41 años y ha encontrado otra vez el amor, según la prensa británica. Esta madre de dos niños se divorció en 2003 y se enamoró de Andreas Moore, un tatuador de 45 años que le hizo el tebeo de Mortadelo que veis en la imagen.

Es un símbolo de libertad y de un nuevo capítulo en mi vida”, cuenta la mujer, que se ha limitado bastante las posibilidades de trabajo, para qué engañarnos.

Por si pensáis imitarla, dicen que ese tatuaje habría costado más de 15.000 euros. Siempre os queda hacer lo que ella hizo, ligarse a un tatuador… porque como supondréis se lo ha hecho gratis.

2. La echaron del súper por ir en biquini

Sandy McMillin, de Oregon (Estados Unidos) asegura que no puedo hacer la compra el otro día porque entró a comprar en biquini a un supermercado y un empleado no se lo permitió porque iba en contra de las reglas sanitarias.

McMillin, de 51 años, dice que hacía mucho calor y que el empleado la invitó a que se marchara. El establecimiento, por su parte, niega los hechos y dice que atendía a las quejas de los consumidores, pero que no le pidió que se marchara. Aún así, el supermercado se ha disculpado, según la prensa estadounidense, así que no sabe uno si es que la han echado, si la invitaron a irse, si le dijeron que no hacía tanto calor o que no estaba tan buena como para ser tan borde. A saber.

Estas cosas no ocurren en los supermercados del Mediterráneo, donde puedes ir a comprar en biquini o en calzoncillos, mientras pagues.

3. Detenidos por quererse más de la cuenta en la piscina

Aprieta el calor, tanto que Myron Helms (33 años) y Victoria Cross (40) decidieron ir a darse un baño a la piscina pública de Connersville (Indiana).

El problema es que algo falló. Estaban en el agua y su temperatura no bajaba así que emulando a Azúcar Moreno (por aquello de Solo se vive una vez) decidieron dar rienda suelta a su pasión y tener un breve (media hora, nada más y nada menos) escarceo sexual en el lugar.

Claro, siendo una piscina pública llena de gente a muchos no les gustó. Se ve que pensarían eso de “todos moros o todos cristianos”, quizá alguien incluso diría aquello de “jugamos todos o pincho la pelota” y la historia terminó con la llegada de la Policía y la detención de la fogosa pareja. Esta vez respondo yo a la mujer del reverendo Lovejoy: “No, nadie piensa en los niños”.

4. Muere buscando el secreto de la inmortalidad

Me daba el chivatazo @pequeniag, corresponsal argentina de la comunidad becaria. Robert Ettinger, el que fuera pionero de la tecnología criogenética (aquella que propone congelar a los muertos para intentar resucitarlos dentro de unos años cuando los avances de la medicina lo permitan) ha muerto con 92 años. Su cuerpo ha sido congelado, porque de momento, como mucho, lo que se ha visto es resucitar a un hombre que llevaba unas cuantas horas muerto. Y digo yo… si resucitan al señor dentro de X tiempo… ¿qué demonios hará, si murió con 92 años?

5. Se queda atrapado y la reportera lo intenta imitar

Dutx12, miembro de honor de la comunidad becaria, me contó que el otro día un tipo se había quedado atrapado en una alcantarilla intentando recuperar su móvil. Una gente de mal vivir le robó y lo tiró (al menos eso dicen) y en su intento por recuperar el aparato hizo ventosa o yo qué se qué, pero se quedó ahí. Al final salió con heridas.

Pensaréis… ¿hay algo más ridículo? Yo os diré… hombre, la reportera intentó reproducir los hechos. Quedó bastante ridículo, sí.

6. Un niño que es ídolo de masas

En mi infancia, yo tenía relativo éxito con las chicas. Luego crecí y, como bien se esfuerza en recordarme puntualmente mi padre, me eché a perder. Sin embargo, cuando yo era pequeño solo destacaba por contar chistes (de Chiquito) e historias que alargaba hasta la extenuación con una coletilla, “entonces”, que hacía las delicias de los grandes y mayores (como el circo).

Sin embargo, jamás llegué a tener la fama de Samuel, el Raulito del baile, que liga con chicas mayores y marca la pauta. Cuando lo vi en la prensa sudamericana os aseguro que flipé. El vídeo es largo, pero viendo el primer minuto os hacéis a la idea de su ritmo (yo es que no tengo ritmo).

7. El perro que pelea contra una sombra

A veces veo vídeos grandiosos y no sé qué hacer con ellos. Muchos los publico en la comunidad becaria de Facebook, o en la de Twitter, pero a veces hasta eso me sabe a poco.

¿Por qué os voy a privar de los 19 segundos de felicidad que os puede brindar este perro que está jugando con… ¡la sombra de su dueño! El dueño le hace rabiar y el pobre la toma con su sombra…

PD: Siete historias. No os quejaréis.

Piénsatelo dos veces antes de hacerte unos tatuajes como estos

BecConsejo: “Teme todo lo vitalicio, salvo el dinero”

Cuando veo a alguien con un tatuaje, lo primero que hago es pensar en esa persona con 60 años. Lo sé, es un poco bobo, pero me sale de forma natural. De todos modos, no me resulta difícil imaginar el resultado, porque en mis veraneos por el Mediterráneo he visto a muchos guiris de esa edad pasear por la playa sin camiseta con tatuajes muy variopintos.

Algunos de los dibujos los veo y pienso: “Vale, dan el pego”. Por ejemplo: el escudo de tu equipo, la foto de tu madre o de tu hijo, incluso un lema sencillo en plan “Lo que no te mata, te fortalece”. Tengo, en cambio, más dudas con los símbolos tribales, las sirenas o el retrato de la pareja que, por distintas razones, pueden tener un resultado no deseado en las carnes flácidas de un prejubilado.

Pensando así, no os extrañará que me apuntara en su momento una web en la que vi tatuajes de esos que no deberías hacerte bajo ningún concepto, y que hoy los comparta con vosotros para que abramos un sano e incendiario debate sobre la tinta, los cuerpos e incluso la rotación de la Tierra, si es preciso, porque a mí lo que me gusta es debatir.

Por todo esto, aquí va mi selección: cinco tatuajes que no deberías hacerte:

1. Tatuaje en la frente

¿Qué es? Un mensaje publicitario en la frente.

¿Por qué no es aconsejable? El dinero ayuda a conseguir la felicidad, pero hay que intentar encontrar el equilibro. Ya es bastante friki que te pongas un mensaje en la frente para que todo el mundo lo lea, pero si encima es publicitario te hace quedar como alguien siniestro.

¿Qué alternativas hay? Pues si te quieres tatuar algo en la frente, podrías optar por un mensaje genérico, en plan… “No tengo nada aquí dentro”. Seguro que funciona.

2. Tatuaje en la cabeza

¿Qué es? Un dibujo en tu cabeza rapada / calva; en este caso, de unos huevos fritos.

¿Por qué no es aconsejable? Porque si lo quieres lucir, en invierno te vas a morir de frío, porque si alguna vez tienes un nieto y te quiere dar un beso en la calva es posible que te dé un mordisco como vea eso, porque cualquier día puedes aborrecer los huevos, porque te hartarás de los chistes fáciles y porque, para qué engañarnos, queda fatal.

¿Qué alternativas hay? Aquí no tengo dudas. Si quieres tatuarte algo en la cabeza porque te entristece estar calvo… tatúate pelo.

3. Dibujos graciosos

¿Qué es? Un dibujo que con veinte años te parece tronchante.

¿Por qué no es aconsejable? Porque quizás algún día tengas que hacer una entrevista de trabajo no tan de broma y llevar dibujado un Bart Simpson haciendo una peineta no creo que ayude en absoluto, porque cuando tengas cuarenta años y le digas a tu hijo que no sea tan rebelde te dirá que llevas a Eric Cartman enseñando el culo en el brazo o porque la Policía te prejuzgará si ve que llevas a un Quicky endrojao.

¿Qué alternativas hay? Pues un tatuaje de dibujos, pero más clásico. No sé qué interés puede tener, pero un Marco con su monito Amedio quizás tenga su público y no es tan problemático.

4. Lemas subversivos

¿Qué es? Un lema que dice: “Voy a matarte, Ray Romano”.

¿Por qué no es aconsejable? Porque a lo mejor alguna vez lo matan y tú serás el primer sospechoso, porque igual luego lo conoces y te cae bien, porque enseñar civismo a tus hijos con un mensaje así es difícil, porque algún fan loco puede tomarla contigo… todo me parece preocupante.

¿Qué alternativas hay? Si quieres tatuarte algo subversivo opta por un “Abajo el trabajo” o incluso, siguiendo esta línea, “Abajo las drogas”. Si por un casual “abajo las drogas” no te parece subversivo, puedes añadir “firmado: los del sótano” que queda cuco.

5. Un dibujo en la barriga

¿Qué es? El dibujo de un animal en la barriga que aprovecha el ombligo para que sea el ano.

¿Por qué no es aconsejable? Porque, directamente, da vergüenza ir al médico, que te pida que te levantes la camiseta para auscultarte y que encuentre a una vaca con el culo sucio y llena de moscas. Tampoco ayuda encontrar el culo de un gato, de un perro o de un triceratops.

¿Qué alternativas hay? Si quieres hacer de tu barriga algo gracioso, dibuja un bebé en postura fetal y simula estar embarazado de por vida. Puestos a quedar en ridículo…

PD: Contadme. ¿Qué tatuajes tenéis? ¿Cuál es vuestro plan de acción?

Hace tatuajes y tiene sólo tres años

BecConsejo: Tu hijo será, probablemente, más listo que tú. Que no se entere o estás perdido

Ya sabéis que yo no soy muy de tatuajes (a lo mejor porque no soy futbolista ni cantante). Pese a ello, hoy os traigo otro caso de tatus y niños, como el del niño con el tatuaje de Batman, pero al revés.

Mmmm… no, no me refería a Batman con el tatuaje de un niño, sino a una chiquilla que hace tatuajes… con sólo tres años.

Supongo que llegado este punto no os sorprenderá que os diga que el papá de Ruby Dickinson (la artista) es tatuador profesional. A ver, cosas que no sepáis… pues que el papá de la criatura es de Gales… tiene 36 años… importa la tinta especialmente desde Estados Unidos…

La genial idea de papá es regalarle a Ruby, que cumple cuatro años en octubre, un kit de tatuador, para que mientras sus compañeros se pintan con rotuladores carioca (¿se pueden decir marcas?), ella ya haya decorado a su padre de los pies a la cabeza.

Supongo que Ruby, en cuanto aprendió a hablar, dijo: “¡PAPÁ! ¡Quiero hacer tatuajes!” Y claro… ¿cómo le iban a decir que no?

PD: Todo para que su hija tenga el récord de la tatuadora más joven… y el carné de padre, ¿para cuándo?

Hoy hace un año…

¿A dónde vas con la sartén?

Rascarse alivia… pero ¿por qué?

– Envía el post:

Bookmark and Share