Entradas etiquetadas como ‘biquini’

Lo más raro que ha pasado durante la semana (13-19 agosto)

Estas semanas con un festivo en la mitad se me hacen especialmente cortas, lo que no quita que hayan pasado un montón de cosas disparatadas que merecéis saber y no os he podido contar hasta el momento. Empezando por la versión de Star Wars en plan serie ochentera que me envió mi hermano mexicano @juancmarti, pasando por el preso fugado en un baño cortesía de @pequeniag y terminando por un tipo al que cazaron con la tasa de alcohol en sangre ocho veces por encima de la permitida, cuando lo normal es que con esa cantidad estuviera inconsciente. Pinta bien, ¿eh? Pues aún hay más. ¡Allá vamos!

1. Dos hermanos se reúnen… ¡80 AÑOS DESPUÉS!

Edward Muir (84 años) y Kenny Corcoran (82 años) son dos hermanos estadounidenses que no se habían visto en desde 1932. Su madre murió y su padre dijo que no se podía hacer cargo de todos sus hijos (cinco en total). Por ello, Muir y otro hermano permanecieron en casa mientras que Corcoran y otros dos hermanos se fueron a un orfanato. Allí cambiaron sus nombres y fueron trasladados a otros estados, de modo que parecía imposible que se volvieran a reunir. No obstante, la familia Muir ha buscado con empeño al resto de hermanos de Edward y así fue como dieron con Kenny. “Es el mejor fin de semana que he pasado nunca”, contaba Edward a la prensa local.

2. Robaron 500 canarios a un anciano

Es de los robos más raros que he visto. Dos jóvenes fueron detenidos en Miami después de que robaran más de 500 canarios de casa de un anciano y los vendieran por diferentes tiendas de mascotas en toda la ciudad. Aunque los hechos sucedieron en mayo, no ha sido hasta ahora cuando han podido identificar a los ladrones (ya sabéis, las cosas de palacio van despacio), si bien de momento solo han podido recuperar 150 aves de las más de 500 sustraídas.

3. Le toca la lotería gracias a un ‘error’

Paddy Millar ha ganado más de 2.500.000 euros en los Euromillones gracias a su mala memoria. Este irlandés de 50 años acostumbra a elegir los números en función de los cumpleaños y las edades de la familia pero, mira tú por dónde, el día que fue a echar el boleto se sintió generoso y puso un 48 en la edad de su mujer, aunque la buena de Gail tiene ya 49. “Es el mejor error que he cometido en mi vida, y Gail me perdona… fundamentalmente porque le he quitado años”, cuenta Paddy. Aquí es cuando llega mi padre y dice: “Joé qué suerte, pues a mí nunca me toca, ni equivocándome al coger los números ni poniendo los de siempre”.

4. Pide una ambulancia porque le mordió un hámster

En verano hace mucho calor, la gente tiene mucho tiempo libre y cuando ambas cosas se juntan las neuronas se atontan más de lo normal. Solo así se explica la llamada de una mujer galesa a emergencias, que pidió una ambulancia después de que sufriera la terrible mordedura de un hámster. El servicio británico de salud ha pedido que la gente se limite a llamar con emergencias reales, no como este caso o el de otro hombre que llamó alegando que sufría terribles dolores de estómago y a mitad de trayecto en la ambulancia se bajó y dio las “gracias por el paseo”.

5. ¡Sorpresa! ¿Esperabas a otra persona?

Alguna vez os he hablado de Chatroulette, ese chat del estilo “citas rápidas” en el que abundan los tipos sin camiseta. Sabéis que me gusta cerrar el post con un vídeo divertido y esta vez el honor lo tiene el tipo con biquini de Chatroulette, un señor al que conocí (no en el sentido bíblico) gracias a Mandy. Aprovechando la cantidad de degenerados que abundan en ese chat y el tirón de la canción Call me maybe se curró este vídeo tan simpático en el que sale dando sorpresas a más de uno.

PD: A ver si llega pronto el invierno…

 

Lo más raro que ha pasado durante la semana (21-27 noviembre)

Antes de empezar, quiero hacer cuatro menciones especiales a miembros de honor de la comunidad becaria. Primero, felicidades a Marisol, ¡que se nos casa! Segundo, mil gracias a @lachicadebec por hacer el traje que llevará Trolly durante el mes de diciembre y por último a dutx12 y a @pequeniag, porque este blog languidecería sin ideas muchos días si no fuera por ellos.

Después de esta tanda de agradecimientos solo me queda repasar las noticias raras e insólitas que han tenido lugar durante esta semana pero no han tenido la oportunidad de hacerse hueco entre los rollos de papel higiénico y los labios gigantescos de la falsa Jessica Rabbit. Subid al blog, que os llevo.

1. YouTube les catapulta al éxito

Si aún no habéis oído a Los Vazquez Sounds (sin tilde, que ellos no se la ponen), no sabéis lo que os estáis perdiendo. Son un grupo mexicano compuesto por tres hermanos: Abelardo Vázquez, de 15 años, que toca el piano y el bajo, Gustavo Vázquez, de 13 años, que toca la batería, y Angie Vázquez, de solo 10 años, que canta con una voz tocada por un ángel.

Subieron a YouTube un vídeo en el que interpretaban la canción Rolling in the deep, de Adele, y ya es todo un éxito. Cuentan con cerca de siete millones de visitas en menos de un mes, más de 156.000 fans en Facebook y la presión de su padre, que dice que primero los estudios y luego la música. Son chavales muy sencillotes que se sorprenden del éxito que han tenido “hasta en España”.

2. Deja el currículo en una tienda y roba antes de irse

Entre los ladrones más tontos, pero tontos, que conozco, está un chico de 17 años de California (EE UU), que fue hace unos días a dejar su currículo a una tienda, pero aprovechó la visita y ya que estaba robó una pistola de aire comprimido.

Muy inteligente no es, evidentemente. El chico había sido grabado por la cámara, identificado por el dueño y localizado porque había dejado su nombre completo, dirección y número de teléfono en el curriculum, según recoge la prensa estadounidense.

Cuando los periodistas de la cadena KTLA fueron a visitarle con una fotocopia del currículo dijo que lo habrían dejado sus amigos, pero que él no había estado. Poco después admitió que sí, que se había llevado la pistola y que había sido “estúpido” hacerlo después de entregar sus datos personales.

3. Inmortalidad o muerte

Me comentaba Gaby, corresponsal transatlántica becaria, que el artista Mookie Tenembaum había sacado a la calle en Argentina a 32 modelos desnudas de cintura para arriba en una curiosa protesta que exigía al Congreso argentino que garantizara la inmortalidad.

No es que se haya vuelto loco, o al menos no del todo. Este hombre es dado a hacer puestas en escena raras. Ahora pide “Inmortalidad o muerte” (parecido al “Patria o muerte” del Ché, de ahí que las modelos llevaran la boina del revolucionario), pero antes también organizó la “Marcha para defender la galaxia” y otra llamada “No a la Ley de la Gravedad”.

Os gustarán más o menos estas acciones, pero hay que reconocer que el tipo le echa imaginación (y poder de convicción, porque conseguir que 32 mujeres desfilen en top less con ese argumentazo tiene mérito).

4. Un mal día lo tiene cualquiera

No busco condicionar a nadie. A muchos no le gustan los lunes, pero sabéis de sobra que yo no me encuentro entre esas personas. No obstante, entenderéis que me vea obligado a contaros el mal día en la oficina que tuvo un trabajador de Bristol, en Reino Unido, quien decidió que si un servidor había tirado por el balcón sus juguetes cuando era un niño (tal y como os conté el otro día), no había excusa para no tirar el mobiliario de la oficina a la calle… ¡desde un décimo piso!

El hombre, de 49 años, lanzó ordenadores, escritorios, un extintor de incendios… desde lo alto de la oficina, y aunque había mucha gente en el edificio y algunos recibieron impactos de los cristales, no hubo heridos de gravedad.

5. Busca en biquini a su chihuahua

Arlene Mossa Corona es estadounidense, tiene 20 años y no levanta cabeza desde que hace algo más de una semana deaspareció su chihuahua, Chispita. Dice que hará lo que sea necesario para encontrar a la pequeña Chispita, por ello ha dibujado un cartel llamativo en el que pide ayuda para encontrarla y se lo enseña a todos los conductores que pasan por una calle cercana a su apartamento en La Jolla, en San Diego.

La cuestión es que para asegurarse de que los conductores le hacen caso y no pasan de ella como de los vendedores de pañuelos o los malabaristas, Arlene posa en biquini en plena calle mientras aguanta el cartel. De momento no hubo suerte.


PD: Después de cinco historias del mundo friki, os dejo con nuestro gran amigo.

¿Te pondrías alguno de estos bañadores?

BecConsejo: “Cuidado con el agua y con el sol”

Mientras haya septiembre hay esperanza. No guardéis los biquinis y los bañadores, porque aún estamos a tiempo de darnos un chapuzón. Vale, puede que el agua en la playa no sea la mejor opción, pero aún nos queda la piscina, ¡e incluso la bañera! A partir de ahora ya tenéis excusa para poneros el traje de baño: “Voy a darme una ducha rápida, dice Bec que con bañador se está más cómodo”. Cualquier idea es buena para probar uno de estos cachivaches que algunos se empeñan en llamar ropa de baño.

10. ¿Una partidita?

Al final, tantas horas en la playa o en la piscina pueden pasar factura. Por ello, y porque cargar con una videoconsola puede ser arriesgado (que si se rompe, que si se estropea, que si me la roban…) una solución puede estar en el bañador que me pasó dutx12, consistente en una Game Boy gigante (de momento solo hemos visto versión femenina) para que puedas echar una partida rápida en los momentos de aburrimiento. No sé si cuando le das a los botones pasará algo en la pantalla, pero yo no me arriesgaría, salvo que antes hayas convenido con la portadora en que si la cosa se amuerma igual podéis echaros… una partida, claro.

9. Deja pasar el sol

Está bien. Quizás no es lo más útil para meterte en la bañera, pero puede ser una alternativa al nudismo para quienes se quieren poner morenos de pies a cabeza. El biquini que hay sobre estas líneas deja pasar el 80% de los rayos del sol, lo que conlleva dos cosas: uno, que te puede poner moreno el culete sin enseñarlo, y dos, que te puedes quemar el culete sin enseñarlo.

8. El burquini

Polémico como él solo, el burquini (o burkini, cada uno lo llama de una forma) es un traje de baño que solamente deja al descubierto los pies, las manos y la cara y saltó a la fama hace unos años, cuando algunas piscinas empezaron a prohibirlo en occidente. Es totalmente inútil para darte una ducha, porque supongo que no te podrás ni enjabonar, pero tiene cierto éxito en numerosos sectores. Fue creado por Aheda Zanetti, una australiana de origen libanés a quien le apasionaban los deportes y parece ser que hay tres versiones: la recatada, la ajustada y la deportiva, que se obtienen en función del largo de la túnica superior y el ancho de los pantalones. [La foto es de Wikipedia]

7. No pases sed

Todos sabemos que el esfuerzo y el calor dan sed, y que muchas veces has dicho: “¡Ay, si yo tuviera una escoba un abridor!”. Bien, a partir de ahora no hay excusa. Gracias al diseño de Bottle Betty siempre llevarás un abridor incorporado a tu ropa de baño. Por si te da sed en la playa.

6. Amante de los peces

Seguramente resulta la mar de incómodo por el peso, porque tienes que echarles de comer de vez en cuando y porque no te vale para siempre, pero si tu capricho es llevar a Tenacitas (o como quiera que llames a tus peces) más cerca de su hábitat natural, quizás una opción sea darte un baño con este biquini acuario que te permite bañarte con los peces aunque estés en una piscina comunitaria.

5. Boda en la playa

Hay gente que se casa en la playa, o que acude a una fiesta en la arena o en una piscina y no sabe qué ponerse. A partir de ahora no hay excusa: con este sencillo biquini tienes un mismo modelo que te vale para todo. Basta con ponerle el velo si eres la novia y con quitárselo si simplemente quieres pasar desapercibida. Nadie se fijará en ti, seguro…

4. Comecocos

Si lo tuyo son los videojuegos pero el bañador de la Game Boy no te convence, ya sea porque te gustan más los biquinis o porque lo de los botoncitos no te termina de apañar, siempre puedes recurrir al clásico comecocos, que además de ser un biquini diferente, deja claro que tú te comes a los fantasmas.

3. Contra el cáncer de piel

Cuando salió al mercado, en 2006, su precio era de 96 euros. Podría parecer demasiado para un biquini, pero no lo es tanto si piensas que lleva un dispositivo resistente al agua que mide de 0 a 11 la radiación ultravioleta e incorpora una alarma que indica a la usuaria cuándo debe ponerse a la sombra.

2. El biquini nudista

Puede ser un regalo sorpresa (bueno, lo mismo es demasiada sorpresa) o un juego. Este biquini desaparece cuando lo mojas, algo que quizás a muchos les parezca divertido. Sin embargo, hace poco lo hablaba con un amigo que hizo que cualquier sugerente pensamiento desapareciera: “¿Imaginas que se lo regalas a tu novia y acaba en manos de tu suegra?”. Creo que está todo dicho.

1. Carga las pilas

¿Por qué desaprovechar esas valiosas horas de sol solamente con un bronceado? Es mucho mejor ponerte esta prenda hecha de celdas solares que te permite conectar casi cualquier cachivache electrónico. El diseño, obra del estadounidense Andrew Schneider, hará las delicias de los obsesionados con la música, el móvil o las fotos, porque cuando estén a punto de quedarse sin batería siempre podrán poner su cuerpo a remojo solar para cargar sus pilas y las de sus aparatos.

PD: ¿Cuál es tu favorito? ¿Usarías alguno de ellos?

Lo más raro que ha pasado durante la semana (del 25 al 31 de julio)

BecConsejo: “Sintetiza”

Algunas semanas, por más que publiques, sigues dejándote cosas en el tintero. Es un follón, porque a mí me gustaría tener un becario llegara ahí donde no llego (y no, no me refiero a un señor de 2,15 metros que me alcanzara los vasos del estante de arriba), sin embargo, solo estoy yo.

Y aunque muchas veces me siento más solo que Woody en Toy Story uno, mi deber es saciar vuestra sed de frikismo, por eso hoy preparaos, que vienen curvas. Lo más raro que dejó la semana es…

1. Celebra su divorcio tatuándose todo el cuerpo

Ojo, antes de empezar. Cada uno se pinta en su cuerpo lo que quiere, pero me parece curioso que Jacquie Moore celebre su divorcio pidiéndole a su nuevo novio que le tatúe el 85% de su cuerpo, por eso os lo cuento.

Jacquie tiene 41 años y ha encontrado otra vez el amor, según la prensa británica. Esta madre de dos niños se divorció en 2003 y se enamoró de Andreas Moore, un tatuador de 45 años que le hizo el tebeo de Mortadelo que veis en la imagen.

Es un símbolo de libertad y de un nuevo capítulo en mi vida”, cuenta la mujer, que se ha limitado bastante las posibilidades de trabajo, para qué engañarnos.

Por si pensáis imitarla, dicen que ese tatuaje habría costado más de 15.000 euros. Siempre os queda hacer lo que ella hizo, ligarse a un tatuador… porque como supondréis se lo ha hecho gratis.

2. La echaron del súper por ir en biquini

Sandy McMillin, de Oregon (Estados Unidos) asegura que no puedo hacer la compra el otro día porque entró a comprar en biquini a un supermercado y un empleado no se lo permitió porque iba en contra de las reglas sanitarias.

McMillin, de 51 años, dice que hacía mucho calor y que el empleado la invitó a que se marchara. El establecimiento, por su parte, niega los hechos y dice que atendía a las quejas de los consumidores, pero que no le pidió que se marchara. Aún así, el supermercado se ha disculpado, según la prensa estadounidense, así que no sabe uno si es que la han echado, si la invitaron a irse, si le dijeron que no hacía tanto calor o que no estaba tan buena como para ser tan borde. A saber.

Estas cosas no ocurren en los supermercados del Mediterráneo, donde puedes ir a comprar en biquini o en calzoncillos, mientras pagues.

3. Detenidos por quererse más de la cuenta en la piscina

Aprieta el calor, tanto que Myron Helms (33 años) y Victoria Cross (40) decidieron ir a darse un baño a la piscina pública de Connersville (Indiana).

El problema es que algo falló. Estaban en el agua y su temperatura no bajaba así que emulando a Azúcar Moreno (por aquello de Solo se vive una vez) decidieron dar rienda suelta a su pasión y tener un breve (media hora, nada más y nada menos) escarceo sexual en el lugar.

Claro, siendo una piscina pública llena de gente a muchos no les gustó. Se ve que pensarían eso de “todos moros o todos cristianos”, quizá alguien incluso diría aquello de “jugamos todos o pincho la pelota” y la historia terminó con la llegada de la Policía y la detención de la fogosa pareja. Esta vez respondo yo a la mujer del reverendo Lovejoy: “No, nadie piensa en los niños”.

4. Muere buscando el secreto de la inmortalidad

Me daba el chivatazo @pequeniag, corresponsal argentina de la comunidad becaria. Robert Ettinger, el que fuera pionero de la tecnología criogenética (aquella que propone congelar a los muertos para intentar resucitarlos dentro de unos años cuando los avances de la medicina lo permitan) ha muerto con 92 años. Su cuerpo ha sido congelado, porque de momento, como mucho, lo que se ha visto es resucitar a un hombre que llevaba unas cuantas horas muerto. Y digo yo… si resucitan al señor dentro de X tiempo… ¿qué demonios hará, si murió con 92 años?

5. Se queda atrapado y la reportera lo intenta imitar

Dutx12, miembro de honor de la comunidad becaria, me contó que el otro día un tipo se había quedado atrapado en una alcantarilla intentando recuperar su móvil. Una gente de mal vivir le robó y lo tiró (al menos eso dicen) y en su intento por recuperar el aparato hizo ventosa o yo qué se qué, pero se quedó ahí. Al final salió con heridas.

Pensaréis… ¿hay algo más ridículo? Yo os diré… hombre, la reportera intentó reproducir los hechos. Quedó bastante ridículo, sí.

6. Un niño que es ídolo de masas

En mi infancia, yo tenía relativo éxito con las chicas. Luego crecí y, como bien se esfuerza en recordarme puntualmente mi padre, me eché a perder. Sin embargo, cuando yo era pequeño solo destacaba por contar chistes (de Chiquito) e historias que alargaba hasta la extenuación con una coletilla, “entonces”, que hacía las delicias de los grandes y mayores (como el circo).

Sin embargo, jamás llegué a tener la fama de Samuel, el Raulito del baile, que liga con chicas mayores y marca la pauta. Cuando lo vi en la prensa sudamericana os aseguro que flipé. El vídeo es largo, pero viendo el primer minuto os hacéis a la idea de su ritmo (yo es que no tengo ritmo).

7. El perro que pelea contra una sombra

A veces veo vídeos grandiosos y no sé qué hacer con ellos. Muchos los publico en la comunidad becaria de Facebook, o en la de Twitter, pero a veces hasta eso me sabe a poco.

¿Por qué os voy a privar de los 19 segundos de felicidad que os puede brindar este perro que está jugando con… ¡la sombra de su dueño! El dueño le hace rabiar y el pobre la toma con su sombra…

PD: Siete historias. No os quejaréis.

Llamó a la Policía, “alarmado” tras ver 15 zombis en biquini

BecConsejo: “Afróntalo lo mejor que puedas”

Es probable que algún día acabe el mundo. Es posible que sea en 2012 como dicen algunos pirados textos. Y cabe la opción de que, Dios lo quiera, el mundo acabe con una invasión de mujeres zombis en biquini (ahora que @lachicadebec no me oye).

Vale, el sector femenino del blog, que para más inri es mayoritario, probablemente no comparta esta idea. Ellas querrán que el fin del mundo llegue de la mano de cubanos musculosos untados en aceite o con Fernando Llorente y Jon Kortajarena corriendo lentamente sin camiseta. Cada uno tiene sus anhelos y el mío es el que os cuento.

Desgraciadamente, habrá que esperar aún para verlo, si bien es cierto que un vecino de de Connecticut (Estados Unidos) lo vio más cerca el otro día.

Un vecino de la calle Mathewson de Einfield (en Connecticut) llamó el domingo a la Policía de la zona “alarmado” por la presencia de 15 zombis en biquini, según la prensa estadounidense. Está bien, puestos a ponernos apocalípticos mejor que las invasoras fueran en biquini sin ser zombis pero chicos, no se puede tener todo.

El caso es que las chicas estaban haciéndose fotos y no comiendo cerebros, lo que restó algo de dramatismo a la situación. Al parecer, todo era una puesta en escena para elaborar un calendario y las chicas, lejos de ser muertas vivientes, solo estaban maquilladas (muy bien, eso sí).

De modo que la Policía se acercó a las jóvenes y les pidió amablemente que se marcharan, puesto que un vecino había protestado, y ellas acataron sin poner ninguna objeción. Supongo que entre sus planes no estaba conquistar el mundo (como Pinky y Cerebro), ni atemorizar a la población, por lo que se mudaron de calle sin mayor problema.

Supongo que este tipo de cosas llenan de orgullo al maquillador y (quizás) de dinero los bolsillos de quienes tuvieron la idea y tienen publicidad gratuita en medios de todo el mundo (el blog del becario incluido, obviamente).

PD: ¿Y a ti, cómo te gustaría que acabara el mundo? Un poquito de imaginación, por favor…

Una sirena demasiado exuberante

BecConsejo: “Aunque esté nublado, el sol también quema”

A veces nos pasamos de mojigatos, me temo. O eso, o estamos muy muy necesitados de algo de cariño. De otra forma no me explico que hayan tenido que poner biquini a una sirena (para aquellos más torpes, las sirenas no existen, era sólo una escultura) por unas razones que ahora os contaré.

[Léase con tono infantil] “Érase una vez un megaparque de ocio llamado Chessington, que tenía un apartado conocido como Sea Life. Allí se daban cita muuuuuuuuuuuuuuuuchos animales de todo tipo. Había tiburones, rayas, estrellitas de mar, caballitos de mar, nemos (sí, sé que son peces payaso)… pero a los niños (y a sus padres), lo que más les gustaba era otra cosa.

Según cuentan, muchachos de todas las edades se quedaban embobados al pasar por cierto cristal. Era habitual encontrarse con pequeños grupos de personas que se quedaban boquiabiertos mirando a través de dicho cristal, aunque muchas veces, tras él, no había ninguno de los animalitos que decíamos.

En cambio, había una joven sirena de piedra amarrada a un barco con el torso desnudo (como toda sirena que se precie, salvo las de la Odisea y la de Disney, por distintas razones). El problema es que la joven sirena era tan voluptuosa que acaparaba todas las miradas y hacía que tuviera poco sentido tener un acuario con animalitos si todo el mundo miraba a la sirenita…

Así que los dueños del megaparque de ocio decidieron que la solución a todos los problemas era comprar un biquini para la sirenita de piedra de modo que su exuberancia quedara más tapadita, de modo que así lo hicieron.

Y fueron felices y comieron perdices para siempre”.

Ahora párrafo corto, como decían en Airbag:

El parque tenía a un sirena de piedra haciendo top less y como los hombres se quedaban embobados frente a ella en vez de mirar al resto de animalitos decidieron taparla un poco. Sí, probablemente le he puesto más literatura de la que necesitaba.

PD: ¿Tan salidos estamos?

PD2: Ya me he dado un capón de parte de cada uno de vosotros por la “h” que sobraba :-/

Una protesta muy particular

BecConsejo: “Está bien que mientas y digas que ves los documentales de La 2, pero deberías aprenderte el horario de emisión (como mínimo)”

Protesta en China

Se nota que llega el verano, que empieza a hacer calor y que… ¿las calles están sucias? No sé, intento encontrar la explicación a la protesta de cuatro jóvenes chinas que salieron a barrer las calles de su ciudad en biquini.

Están en contra (o estaban, que ya sabemos que en China te convencen rápido de las cosas…) de la contaminación ambiental que genera una central eléctrica en Chengdu, Sichuan (China, obviamente).

Entiendo que lo de los biquinis y los tacones altos era para llamar la atención y que la máscara es por la contaminación. Para cerrar el círculo, quiero pensar que la central ensucia mucho, y que por eso hicieron el numerito de las escobas que se puede ver en la prensa internacional.

No sé cómo andáis de conocimientos de la realidad china. Si son pocos, quizás os sorprenda que esta protesta paralizara la ciudad (aunque sólo eran cuatro chicas) y que una multitud se acercara a ver cómo barrían estas calurosas muchachas.

Si habéis oído cómo se las gastan en el gigante asiático no os extrañará que hubiera atascazo y que la Policía tuviera que intervenir para dispersar a los mirones y a las protestonas (en China eso de protestar no está muy bien visto, que se diga).

PD: No deja de ser una propuesta ingeniosa. Yo creo que en España nos estamos quedando rezagados en innovaciones manifestatorias.

Hoy hace un año

El riesgo de tener un padre friki

Aunque la mona se vista de seda

– Envía el post:

Bookmark  and Share

Detenida la profe que posó en biquini, fue despedida y se pasó al cine porno

Quizás algunos aún la recordéis. Tiffany Sepherd saltó a la fama en septiembre del año pasado después de que la despidieran del instituto en el que trabajaba como profesora de biología. Los motivos de la destitución fueron unas fotos en biquini que algunos llegaron a calificar de “picantes” y que yo, después de verlas, calificaré de “fotos en biquini, sin más”.

Pues bien, tras el despido la pobre Tiffany no encontró trabajo y, cosas que pasan, terminó como actriz porno. En esos momentos su fama estaba tocando techo… pero ella no lo sabía.

Ahora tiene 32 años y ha sido detenida por mentir a la Policía (aún no está claro en qué circunstancias).

Finalmente fue puesta en libertad después de pagar 1.500 dólares de fianza (algo más de 1.100 euros). Probablemente si hace unos años le hubieran dicho a esta madre de tres hijos que iba a vivir sensaciones tan intensas, no se lo habría creído.

Además de su trabajo como actrix actriz, también ha ejercido de acompañante de hombres solitarios, por decirlo de una forma elegante, y presume de haber dicho “no” a Playboy.

Hoy hace un año

Arrepentido con Soraya

¿Y qué si es publicidad?

– Envía el post:

Bookmark and Share

Llega el ‘biquini nudista’: cuando lo mojas… desaparece

¿Para qué puede querer una chica un biquini que desaparece cuando llevas tres minutos en el agua? Pues si os soy sincero no tengo ni la más remota idea, pero el caso es que lo ha inventado una empresa alemana.

La prenda en cuestión se llama The Get Naked Bikini y su utilidad, para ellas, es mínima. Cuando estás fuera del agua, el biquini es normal y corriente, pero en cuanto te metes al agua y pasan tres minutos… ¡zas! Adiós al biquini y ¡sorpresa! Estás haciendo top less (y algo más).

Hasta ahora, tanto en Austrian Times (donde lo leí) como en el resto de medios donde me he cruzado con esta noticia, todo el mundo le da la misma utilidad (y es bastante machista): venganza.

Lo que proponen es regalárselo a alguien a quien no le tengas mucho cariño (o sí) para darle esta agradable sorpresa. A mí ni se me ocurriría hacerlo. Primero porque no me parece ético, segundo, porque no tengo la picardía suficiente y tercero, porque el guantazo que me daría la amiga a la que se lo regalara sería de los que marcan una época.

Como era de esperar, ya se han levantado las primeras voces en contra de este biquini. Algunas asociaciones feministas lo califican de “insulto a las mujeres”.

No es para menos. Es como si te regalan unas bermudas para que te bañes y cuando sales del agua (con lo fría que está el agua… y con lo que eso supone para algunas partes del cuerpo masculino), estés como Dios te trajo al mundo.

El biquini vale diez euros y tiene también versión tanga (aunque sólo en la talla 34). Por si acaso os habéis saltado todo lo anterior, os recuerdo que se disuelve cuando llevas tres minutos en el agua.

Luego no digáis que yo no os he avisado.

PD: Supongo que no, pero… ¿alguno de vosotros os pondríais un bañador / biquini de este tipo? Yo ya os digo que ni loco. Si fuera mujer ni me atrevería con el top less.

PD2: Y ya que estamos. Hace poco hubo una polémica de la leche en Suecia cuando se permitió que las chicas hicieran top less en las piscinas públicas. ¿Vosotros estáis a favor o en contra? ¿Y vosotras?

PD3: Se me olvidaba. Si esto ya ha salido en forocoches, yonkis o algún sitio así, ni lo dudéis. Lo he copiado de todos ellos 🙂

Envía el post:

http://www.wikio.es

Los teleconcursos echan el resto

Esto de los teleconcursos ya no tiene solución. Agonizan como formato, sí (o al menos eso me parece a mí), pero van a echar el resto. Se ve que llegó un día en el que hasta la gente más inocente se dio cuenta de que no era normal que nadie supiese de qué color era el caballo blanco de Santiago. Desde entonces, y con algo menos de pasta en el bolsillo, dejaron de llamar. Estos programas quedaron para eso, para reuniones de amigos medio pedo que llegaban a casa después de salir de fiesta y se ponían esto en TV para reírse un rato hasta que les entrase el sueño. Así que alguna cadena, por lo que me encuentro en Meneame, ha decidido jugarse el todo por el todo. ¿La solución? Enseñar ‘un poquito’.

Esto del biquini ya lo habíamos visto con alguna apuesta perdida, para dar el tiempo en países fresquitos o incluso algún informativo raro, raro… pero nunca en los teleconcursos (bueno, alguno de póker eroticofestivo).

PD: Ya sabéis que sufro una terrible adicción a este tipo de programas por culpa de la supuesta borracha de La Sexta, que me dejó tocado hace un tiempo. Grabé meses atrás este vídeo para contároslo, pero aún no se despelotaban.

Envía el post: