Entradas etiquetadas como ‘falso’

Cae un médico falso por las erratas que tenía su diploma

Salvo Carl Lewis, poca gente es muy buena haciendo dos cosas. Por ejemplo: mi amigo Miguel es muy bueno comiendo, pero no sabe ni freír un huevo; Ruiz-Mateos es un crack dando capones, pero se le atraganta manejar una empresa, Trolly es un genio insultando, pero no es capaz de aplaudir… seguro que se os ocurren muchos más ejemplos.

En esta lista de hábiles para unas cosas y nefastos para otras entraría también Fernando Javier Riquelme, un chileno de 25 años que fue despedido en su primer día de trabajo después de descubrir que había falsificado el diploma que le acreditaba como cirujano.

Probablemente Fernando Javier no se explicaba cómo podía haber pasado. Me lo imagino sentado en su casa, dándole vueltas al asunto: “¿Cómo han posido descubrirme? ¡La falsificación era perfecta!”. Pues sí, amigos, la falsificación del diploma no estaba mal: el papel, el sello, el cambio de tipografía… solo le sobraban las dos faltas de ortografía que le había clavado.

Porque el pobre muchacho seguro que es un genio de las tecnologías, pero el único libro que debe de haber en su casa estará calzando una mesa coja. De otro modo no se entiende que se adjudique en el diploma la “Distinsión máxima” (sic) y que confiera el título de médico “Ha Don Fernando” (sic), como podéis ver en la imagen que adjunto a la derecha.

Al final, el pobre terminó confesando que no era médico, según recoge la prensa chilena, y que había iniciado su carrera en otros hospitales antes de llegar a su nuevo puesto de trabajo, aunque nunca como cirujano, afortunadamente para quienes fuesen operados en esos centros.

De momento, a Fernando Javier le han quitado el estetoscopio y ahora se enfrenta a tres años de cárcel por querer cumplir su sueño sin pasar por la universidad (casi diría yo que ni por el colegio) y a costa de la salud de los pacientes.

PD: Por si acaso, cuando lleguéis a vuestro médico, le preguntáis… “¿no tendrá usted por ahí su diploma?”.

Una lluvia de dinero provoca un atasco monumental en Moscú

BecConsejo: “El dinero no lo es todo, pero es muchísimo”

Hay cosas que solo pasan en España (muchas de ellas tienen que ver con la política). Luego hay algunas que solo ocurren en México y otras, muchísimas, que solamente suceden en Estados Unidos. ¿Y Rusia? ¿Hay cosas que únicamente tengan lugar en Rusia? Pues bueno, yo lanzo mi propuesta: los atascos raros.

Un atasco no siempre es fácil de entender. Muchas veces estás parado en la carretera, no hay ningún accidente, no están arreglando el asfalto, no está ardiendo ninguna fábrica. “¿Por qué estoy aquí parado?” te dices. Pues bueno, en Moscú puede ser por varias cosas, muchas de ellas bastante extrañas.

La última tuvo lugar esta semana, cuando una lluvia de dinero provocaba que una enorme hilera de coches se detuvieran, uno tras otro, para ver si podían hacerse ricos. ¿Dónde está el truco? Mmmm… me habéis pillado. El dinero era falso. Tan falso como María (Carmen Morales) en Al salir de clase.

Algún gracioso debió colocarlo ahí para desconcertar a los conductores y lo cierto es que lo consiguió. Según cuenta la prensa internacional, los conductores dejaban sus coches y bajaban a recoger lo que parecían billetes de mil rublos (unos 25 euros) que estaban esparcidos en una autopista de diez carriles. Tal fue el follón que las autoridades tuvieron que desplegar camiones de agua para dispersar el dinero falso.

Ahora bien, seguro que alguno dirá que esto es un caso aislado, que quién soy yo para decir que en Moscú hay atascos raros. Pues bueno, os voy a contar (o recordar, si ya los conocéis) otros dos casos. Uno, sucedido en julio del año pasado, cuando dos funcionarios de Moscú tiraron en la calle casi 250.000 euros que teóricamente habían conseguido a través de sobornos.

El otro, algo más reciente, cuando un hacker proyectó una película porno en una pantalla publicitaria en pleno centro de la capital y los conductores se quedaron como si aquello fuera un autocine improvisado.

PD: ¿A partir de cuánto dinero os agacháis? Yo si veo monedas de cobre en el suelo paso, pero de diez céntimos en adelante, contad conmigo.

Nunca pagues a una ‘stripper’ con dinero de mentira

Aún hay gente en el mundo que no quiere que la crisis le prive de esos caprichos que antes se podía permitir. Uno de ellos es Rickey A. Kempter, 50 años, natural de Cheyenne (Estados Unidos) y famoso en el mundo entero tras ser detenido y acusado de querer pagar a un taxista y a una stripper con dinero falsificado. Dinero de mentira, vamos, con el mismo valor que el del Monopoly.

Según recoge la prensa local, Kempter conoció a dos bailarinas el seis de octubre y llamó posteriormente a una de ellas para que le hiciera un baile privado en un motel.

El problema es que andaba canino de dinero y debió pensar que podría colar si pagaba a todo el mundo con el dinero que había imprimido en casa. Me imagino a Rickey en casa con el escáner y la impresora de inyección de tinta. Después con sus tijeritas, recortando felizmente y pensando “Dios, si es que parece de verdad… ¿cómo no va a funcionar?”.

Pues no, Rick, no funcionó. La stripper se dio cuenta de que el dinero que llevabas era falso y el taxista te cazó. Al parecer, no todos los billetes estaban bien cortados y el número de serie era el mismo en todos ellos (vamos, que fotocopió el mismo billete hasta la extenuación).

Tenía 1.200 dólares falsos (unos 800 euros) en billetes de 50. Quería usar 800 dólares para pagar el baile privado, pero no le dio tiempo. Todo se fue al garete cuando bajó del taxi (increíble, ¿verdad? Con un plan tan bien urdida…).

En su defensa, dijo que tenía pensado ir a casa para pagar con billetes de verdad. El problema es que no encontraron dinero alguno en su domicilio. Bueno, eso y que la Policía no es tonta, que diría mi madre.

PD: Puestos a pagar con dinero falsificado, que hubiera pagado con Juandólares, que al menos son más graciosos.

PD2: Cómo están las cabezas…

(FOTO: Islington News. No es la protagonista de los hechos, sino Tracey Simmonds, que concursó en el Miss Pole Dance de 2008, en Reino Unido.)

– Envía el post:

Bookmark and Share