Entradas etiquetadas como ‘monja’

Una monja roba en un supermercado… ¡¡¡una lata de cerveza!!!

¡Caray, cómo está el clero! No voy a frivolizar con la peculiar Sor María, tan de actualidad durante los últimos meses, pero sí voy a denunciar aquí el comportamiento de una de sus hermanas, que ha faltado al séptimo mandamiento de la Ley de Dios: no robarás. Ojo, además lo ha hecho por puro egoísmo, creo, no al estilo de un Robin Hood que en vez de en el bosque de Sherwood se ocultara en un convento.

La secuencia es rápida y fue captada por las cámaras de seguridad de un supermercado. Una persona ataviada con un hábito de monja se acerca a las cámaras frigoríficas donde están colocadas las bebidas, abre una de ellas, agarra una cerveza, mira a su alrededor para cerciorarse de que nadie puede verla y la esconde entre su ropa. Luego se dirige a otra cámara y saca un botellín de agua. A continuación, vuelve al primer refrigerador y se lleva otra cerveza. Por último, desaparece de la escena dejando tras de sí la sensación de haber cometido un hurto menor.

Su acción, que ella creía de guante blanco, dista mucho de ser un golpe magistral por un descuido de “primero de Latrocinio”: asegúrate de que ninguna cámara te está grabando. Pero no somos nosotros quiénes para calificar la calidad del hurto, sino que lo que queremos es comentar el hecho en sí. Una monja tan sedienta de una cerveza bien fría que es capaz de sustraerla. No sé vosotros, pero yo ¡hasta puedo entender su desesperación por una doblemalta! Lo que no me cuadra es que sea tan mema (con perdón) de traicionar a su “jefe”, que es omnipotente y tiene el don de la ubicuidad, luego se va a enterar sí o sí de su mala acción.

Sor Birra (chascarrillo fácil, lo sé) se ha convertido en una estrella de YouTube, donde he encontrado el vídeo que os dejo para que veáis cómo ejecutó la obra por la que pasará a la posteridad. Amén.

Ps. ¿Qué seríais capaces de hacer vosotros por una doblemalta fresquita en una noche de calor sofocante?

Sor Anna, de stripper a monja

Anna Nobili (monja y ex stripper)

“Estaba tirando mi vida con el alcohol y el sexo, sin amor verdadero”.

De animar las noches milanesas a monja. Ese fue el salto de sor Anna Nobili, de 38 años, la ex stripper que bailará el próximo día 7 en la Basílica romana de Santa Cruz de Jerusalén, en un acto presidido por el presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, el arzobispo Gianfranco Ravasi.

–> FOTO: Efe

El otro día, el diario italiano La Repubblica publicó una entrevista con ella en la que reconocía que antes de cambiar de vida “estaba tirándola con el alcohol y el sexo, sin amor verdadero”. Así fue su día a día desde los 18 hasta los 25 años, hasta que sintió la llamada de Dios.

“Tenía 25 años y bailaba desde los 18. Después, en Asís, delante de la Iglesia de Santa Clara, sorprendida por el cielo, por los colores, por la paz, me puse a bailar entre el estupor de la gente“, explicó.

Cuando regresaba en tren a Milán sintió que “Dios estaba dentro de mí. Había renacido, estaba transfigurada”. Así que decidió cambiar de vida… y hasta hoy. De hecho, hace poco hizo sus votos perpetuos en la catedral de Palestrina (Roma).

PD: Este caso es el contrario al de Leticia Cerchia, la italiana que a sus 31 años decidió dejar sus votos religiosos para convertirse en modelo (aunque no stripper; pero bueno, la comparación es curiosa, ¿no? Unos entran y otros salen).

Envía el post:

http://www.wikio.es