Entradas etiquetadas como ‘pareja’

Una cita que ninguno de ellos dos se esperaba

Nos pasamos la vida buscando a alguien que generalmente está sentado a nuestro lado y encontrarlo merece una recompensa. Perdón por este comienzo tan místico, pero es que he leído que la primera frase de cada artículo tiene que ser la más importante de mi vida  y yo las cosas me las tomo muy en serio. Es por eso que, después de tirar por la borda 1.542 primeros párrafos (uno por cada post publicado) he hecho propósito de enmienda: a partir de ahora mis arranques serán grandiosos, mis textos, pura leyenda y… bueno, no. La verdad es que por mucho que me esfuerce solo voy a conseguir la misma basura de siempre, así que casi mejor voy al grano.

Y empiezo hilando la historia de hoy con la primera frase. Muchas veces la persona especial está junto a nosotros y eso merece un premio. Quizás por eso los muchachos de Improv Everywhere (esos chicos que montan escenas multitudinarias en un momento) decidieron regalar una cita especial a una pareja anónima que estaba sentada en un banco cualquiera de Central Park, en Nueva York (Estados Unidos). ¿Cómo de especial? Pues bueno, son más de 270.000 personas en su comunidad de Facebook (¡¡nosotros casi 2.400!!)… imaginad lo que dan de sí tantas cabezas pensando a la vez.

Aunque ahora veréis el vídeo, os lo resumo: la pareja está sentada en un banco cuando es elegida por los locos de este grupo. Entran en escena dos señores vestidos de camareros que ponen una mesa a los tortolitos y les sirven dos copitas para que brinden. Poco después, el camarero vuelve con algo de picoteo mientras todos flipan; los protagonistas no se creen que les esté pasando, los viandantes no se esperaban encontrar eso en Central Park.

Como habéis visto, el camarero les da unas entradas para un concierto que se produce allí mismo instantes después, cuando llegan varios músicos con sus instrumentos y sus atriles. Todo ello después de que un señor disfrazado de acomodador corte sus entradas, como debe ser. La pareja disfruta del concierto y en menos de lo que canta un gallo recogen todos los chismes (menos los atriles) y dejan a los enamorados con la boca abierta.

¿Sabéis qué? A mí estas historias me gustan. Es una forma de demostrar que se pueden hacer cosas espontáneas y divertidas sin que te tengas que reír de los demás. Eso, en un tiempo donde gran parte del humor consiste en chistes de Falete, se agradece. Además… ¿os imagináis que os pasa a vosotros? Ahí, sentaditos en el banco del parque de vuestro pueblo o ciudad, mirando al infinito… ¿y empieza a llegar gente que os da champán (champín si sois menores) y caramelos con droga un platito con jamón?

No sé vosotros, pero me me llega a pasar eso a mí cuando estuve en Nueva York y empiezo a escudriñar las caras en busca del Homo APM. Desconfiadillo que es uno.

PD: Cita instantánea lo llaman. Con lo que cuesta montar un ratito romántico con la pareja y estos te lo organizan en diez minutos. ¡Qué envidia!

La primera cita no acabó como ellos esperaban

Las primeras citas siempre tienen algo especial, ¿verdad? Muchas veces hay mariposas en el estómago, uno se pregunta si la otra persona será como se la imagina, y tratas de quedar bien, tanto si eliges un restaurante para cenar como si te toca pagar, que para eso es una primera cita. A veces, si la cosa va bien, te haces unas fotos con la pareja e inmortalizas el recuerdo. Y si la cosa va aún mejor…

No obstante, el primer encuentro no siempre sale bien y es más propenso a fracasar si tienes 18 años, poco dinero y pájaros en la cabeza.

Aquí es cuando entran en acción los estadounidenses Devin Norling (18 años) y Sydney Sanders (19 años), quienes concluyeron su primera cita detenidos después de irse sin pagar del restaurante de Florida en el que habían cenado.

Habían gastado algo más de 18 euros, según cuenta la prensa estadounidense, y esta pareja ideal, que perfectamente podrían haber sido el quarterback y la jefa de animadoras de su instituto, decidió que lo suyo era levantarse e irse, así como el que no quiere la cosa, porque cuando hay amor lo demás qué importa.

La táctica fue casi tan perfecta como la de Thomas Love, el ladrón de la letra ilegible. Ella se levantó después de cenar y se fue tranquilamente y él, poniendo en práctica sus tácticas de agente secreto, preguntó por el baño e intentó huir a través de la salida de incendios. Desgraciadamente para nuestros enamorados, la alarma sonó y pillaron al muchacho.

Amablemente pidieron a Devin que volviera a su asiento y una camarera le llevó la cuenta. El pobre Norling estaba atrapado y sacó la cartera con la esperanza de que mágicamente los duendes del bosque hubieran puesto dinero en ella. Desgraciadamente, los duendes del bosque habían ido a beber sangre de unicornio y, obviamente, tenía el mismo dinero que cuando se sentó a cenar: nada.

El héroe Devin se levantó y huyó corriendo hacia su amada Sydney (la chica, no la ciudad), pero tanto uno como otro fueron detenidos. Además, ella llevaba una pipa de la paz en el bolso y le fue requisada (por la Policía, no por los duendes, que de momento prefieren la sangre de unicornio a la marihuana).

La parte positiva es que al menos tienen fotos de su primera cita, algo que no puede decir todo el mundo.

PD: La próxima vez, pedid unos bocadillos a mamá.

PD2: Todo es real salvo la parte de los duendes. Eso era una licencia poética.

Una pareja desnuda cae por la ventana

BecConsejo: “Si mientes, que no se note”

Es una de las historias más rocambolescas que he oído en los últimos tiempos. No puedo evitar echar una sonrisilla cuando me acuerdo de los amantes del reloj, aquella pareja que daba rienda suelta a su pasión en lo alto de una torre.

Pues bien, aquellos eran unos aficionados comparados con los amantes de la ventana, una pareja alemana que cayó por la ventana mientras… bueno, las circunstancias están dudosas, así que os cuento un poco el asunto y vosotros decidís lo que pasó, ¿os parece?

Estaban Mirja P. (de 30 años) y Robert K. (de 28) desnudos en el primer piso de un edificio de Lübeck (Alemania). Repentinamente, en unas circunstancias que aún están por aclarar, la pareja cayó por la ventana al jardín que hay bajo el edificio. En total, cinco metros de caída.

Total, que hallaron a la pareja desnuda tirada en el suelo y claro, pensaron… ¿qué están haciendo estos muchachos? Según los vecinos, no hay duda: estaban demostrando que el amor no entiende de puertas ni ventanas, y dieron rienda suelta a su pasión en un lugar poco apropiado.

Según la protagonista de los hechos, que asegura no recordar nada de la caída, estaban “tonteando”, no “teniendo sexo”. ¿El problema? Que ella está casada. Bueno, uno de los problemas…

El otro es que la caída les dejó K.O. (a Mirja y a Robert), que se rompieron algunos huesos y… acabaron ingresados en el mismo centro hospitalario en el que está el pobre marido de Mirja, que se cayó de un tejado hace unos días.

PD: La historia está documentada en la prensa alemana, pero ya os advierto de que lo fundamental es lo que os he contado yo. Vivir para ver y ver para creer. Ah, y cuando se cierra una puerta se abre una ventana… aunque eso no siempre es bueno…

PD2: Gracias a David Fernández, que fue quien me puso sobre la pista.

Dos británicos podrían ir a la cárcel en Dubai por besarse

Antes de dar un beso a tu pareja no está de más asegurarse de que hacerlo no supone un problema en el país en el que estás. De lo contrario, te podrás ver en la situación de Ayman Najafi y Charlotte Louise Adams, que han sido condenados a un mes de cárcel y a la deportación de Dubai por besarse en público.

La pareja británica ha apelado la sentencia y obtendrá respuesta el 4 de abril, pero la cosa pinta mal, para qué engañarnos. Ellos dicen que sólo se dieron un casto beso en la mejilla, pero su condena es por besos e ingesta de alcohol, así que mucho me temo que las autoridades del país no lo vieron igual. Todo parece indicar que los besitos fueron más bien apasionados, vamos.

Leo en la prensa británica que fueron arrestados en noviembre, después de que una mujer musulmana denunciara “la indecencia” (¡INDECENCIA!). Admitieron haber consumido alcohol y les multaron con casi 200 euros (lo de tajarse sabiendo que está prohibido es un poco “tú te lo has buscado”, para qué engañarnos).

Él tiene 24 años y lleva 18 meses viviendo en Dubai, ella tiene 25 y fue sólo de vacaciones. Les van a deportar, pero de momento le han quitado los pasaportes para que no se puedan ir. Me da en la nariz que el mesecito en la cárcel de Dubai no se lo quita nadie.

Que digo yo… tiene delito (sobre todo él), sabiendo que,

Hoy hace un año…

¿A qué se dedica su madre?

El primer zoológico del mundo

– Envía el post:

Bookmark and Share

Fecundación en vena

Jordi (cantante con una fan)

Fuimos a un hotel y ella quería hacer cosas privadas. Yo no quise y no hicimos nada. Luego ella me dijo que estaba embarazada de mí, que se había quedado con una inyección con un espermatozoide mío. Hablé con mis amigos y me dijeron que eso era una novia falsa. Al principio me lo creí porque noté que algo se movía en la barriga, pero luego me dijo que era mentira.

De verdad que no me importa que estas historias puedan ser inventadas, porque son tan divertidas que merecen la pena. Mirad los vídeos, por favor:

Parece que los de El Diario se han aficionado a salir en el blog, pero es que… lo de la fecundación en vena es muy fuerte. Y eso por no hablar de ella, la muchacha que dice que no, luego que sí, luego se ríe… anda que… vaya dos patas pa un banco. El primo de Civera y su única fan, ¡qué show! Y encima se casan.

PD: Como matrimonio no sé qué tal les irá, pero desde luego que los vecinos se van a reír lo que no está escrito. Ese piso se revaloriza en dos días.

Envía el post:

http://www.wikio.es