Entradas etiquetadas como ‘beso’

Lo más raro que ha pasado durante la semana (20-26 de junio)

BecConsejo: “Siempre hay una opción”

Algunas semanas os digo que la cosa ha estado seca y apenas hay de dónde sacar, pero ésta no ha sido una de ellas.

Tenemos algunas historias felices y otras no tanto. Al fin y al cabo es lo más raro que ha pasado esta semana.

1. Un beso le salvó la vida

Quizás lo hayáis leído ya en español, porque me consta que El Mundo ya lo ha publicado, pero no me puedo resistir a contaros la historia que yo conocí a través del China Daily.

Un joven de 16 años quería quitarse la vida saltando desde un puente en China el pasado 11 de junio. Tenía un cuchillo en la mano y no atendía a razones.

Entonces pasó por allí Liu Wenxiu, una camarera de hotel de 19 años que no le conocía de nada pero que, según su propio relato, había estado en esa situación varias veces. “Necesitaba que alguien le salvara”, aseguró posteriormente la muchacha.

Liu mintió a la Policía y dijo a los agentes que era la novia del chaval (que, suponemos, no lo negó) de modo que le dejaron acercarse. Después de una breve conversación, ella se acercó aún más a él y le besó, momento en el que la Policía le quitó el cuchillo y lo rescató.

“Cuando le besé […] ambos estábamos llorando desconsolados”, cuenta Liu. Tras el suceso intercambiaron los números de teléfono, pero de momento no sabemos nada más.

2. La vaca que lame

Bueno, de cuatro historias que os traigo una tiene que ser más breve, a la fuerza. De lo contrario necesitaréis diez días para acabar el post.

Tom Grant encontraba muy a menudo a sus vacas fuera del establo y creía que algunos extraños ladrones trataban de robarlas de forma infructuosa una y otra vez. Harto de la situación, instaló cámaras en el establo para averiguar qué pasaba. La solución, a partir del segundo 30 de este vídeo.

Efectivamente… ¡LAS PUERTAS LAS ABREN LAS VACAS!

3. Panderetas para los pacientes

El título parece un regalo navideño, pero nada más lejos de la realidad. Al hospital británico Cardiff Royal Infirmary’s West Wing le llueven las críticas después de que el otro día saliera a la luz que daban una pandereta a los pacientes ingresados para que la tocaran si tenían una urgencia, según la prensa local.

Las autoridades no entienden cómo es posible que el centro no tenga un mecanismo de emergencia más sofisticado que el de la pandereta y los pacientes tienen miedo de que los trabajadores no oigan el instrumento en un supuesto caso de emergencia.

Para que os hagáis a una idea, en ese centro hay personas de hasta 90 años, que no siempre van a estar en condiciones de ponerse a componer si se ven apurados.

Aunque no son personas que se encuentren en estado crítico, porque esto ocurre en las habitaciones que son ocupadas como centro de día, la verdad es que no termino de entender cómo ocurre esto. Ya puestos a joder hacer la puñeta, les podían haber dado unas castañuelas.

4. El tamaño importa y es un problema

Esta información me llegó el sábado a última hora, de mano de @jtravieso y @tinoserrano, compañeros de la redacción. También ha sido publicada en español, así que a lo mejor ya lo sabéis. No obstante, me veo en la obligación de contaros que Annie Hawkins-Turner, también conocida como Norma Stitz, figura en el libro Guinness como la persona con el busto más grande del mundo y el otro día dio una entrevista a la televisión británica para dar a conocer su compleja vida.

Esta estadounidense de 52 años que se dedica a la industria del entretenimiento solo para adultos (ya me entendéis) sufre problemas por su récord desde pequeña. Cada pecho le pesa 25 kilos y esto, que puede parecer un jiji jaja, le ha causado bastantes disgustos, porque tradicionalmente ha sido aislada por la sociedad.

Aunque se toma con un poco de humor la situación (asegura que sus pechos pesan más que Nicole Richie o Victoria Beckham, según leemos en El Comercio) su rutina diaria es bastante complicada y ni siquiera los 145 mil euros que se embolsa anualmente pueden arreglar eso.

PD: Por cierto, sabíais que el apasionado beso de las celebraciones en Vancouver era en realidad un boca a boca?

El niño que se ligó a la animadora

BecConsejo: “Apunta alto”

Es un post en el que me va a tocar abrir el paraguas, lo sé. Es un post donde tendría que haber puesto a 432.454.652 trollys para poder aplacar a las hordas de amigüitos que me dirán lindezas tras leerlo, lo sé. Es un post que “por qué ponen en portada de un periódico esas cosas” y “ojalá y te despidan” y blablabla, lo sé. Dicho lo cual… allá vamos.

A veces me gusta traeros historias de superación, de esfuerzo, de constancia… hoy es una de ésas. ¿Cuántas veces te has enamorado de alguien en el colegio, en el instituto, en la universidad? ¿Cuántas veces has intentado que te den un beso y no lo has conseguido? ¿Cuántas veces has tenido dudas porque no has sabido cómo pedirlo? (Y no me vengáis con que los besos se dan, no se piden).

Chicos y chicas que no habéis tenido suerte en el amor, este niño os va a abrir los ojos. Si quieres algo, dalo todo, insiste y, con un poco de suerte, cosecharás grandes resultados…

¿Habéis visto? El niño insiste y consigue su beso, aunque me tiene un poco mosqueado que no haya querido explicar su táctica infalible. Cuando le pregunta el cámara (su padre, entiendo) él se encoge de hombros como diciendo: “Chaval, esto se tiene o no se tiene”.

Dicho esto, os advierto:

– Este vídeo es de una táctica infantil

– Vea detenidamente el comportamiento del niño

– En caso de duda, no lo aplique en una discoteca

Lo digo porque me veo que algunos de vosotros (suerte para vosotras, que no tenéis que ligar, porque podéis elegir -¡guapas!-) se apunta esto como truco infalible made in becario y el sábado, en una discoteca, se acerca a una joven manceba a pedirle un beso. Si no tenéis seis años (si los tenéis, probablemente no os dejen pasar en la discoteca) el porcentaje de error es bastante alto, aviso. Es más fácil que os llevéis una galleta (ni dulce, ni salada) que un beso.

Si pasa eso, no quiero denuncias por daños y perjuicios 🙂

PD: Aprovecho para pediros, lectoras del blog, algún truquillo que nos valga para salir del paso. ¿En qué fallamos los hombres cuando os intentamos ligar?

Dos británicos podrían ir a la cárcel en Dubai por besarse

Antes de dar un beso a tu pareja no está de más asegurarse de que hacerlo no supone un problema en el país en el que estás. De lo contrario, te podrás ver en la situación de Ayman Najafi y Charlotte Louise Adams, que han sido condenados a un mes de cárcel y a la deportación de Dubai por besarse en público.

La pareja británica ha apelado la sentencia y obtendrá respuesta el 4 de abril, pero la cosa pinta mal, para qué engañarnos. Ellos dicen que sólo se dieron un casto beso en la mejilla, pero su condena es por besos e ingesta de alcohol, así que mucho me temo que las autoridades del país no lo vieron igual. Todo parece indicar que los besitos fueron más bien apasionados, vamos.

Leo en la prensa británica que fueron arrestados en noviembre, después de que una mujer musulmana denunciara “la indecencia” (¡INDECENCIA!). Admitieron haber consumido alcohol y les multaron con casi 200 euros (lo de tajarse sabiendo que está prohibido es un poco “tú te lo has buscado”, para qué engañarnos).

Él tiene 24 años y lleva 18 meses viviendo en Dubai, ella tiene 25 y fue sólo de vacaciones. Les van a deportar, pero de momento le han quitado los pasaportes para que no se puedan ir. Me da en la nariz que el mesecito en la cárcel de Dubai no se lo quita nadie.

Que digo yo… tiene delito (sobre todo él), sabiendo que,

Hoy hace un año…

¿A qué se dedica su madre?

El primer zoológico del mundo

– Envía el post:

Bookmark and Share