Entradas etiquetadas como ‘cena’

‘La ruleta de la tarjeta’, la nueva moda para saber quién paga la comida

Hay muchos tipos de ruletas en el mundo: la francesa, esa que se juega normalmente en los casinos; la rusa, en la que puedes morir en el intento; la de tortilla con setas venenosas, como en la película Airbag; y una nueva versión más light llamada ‘la ruleta de la tarjeta‘, que te puede dejar temblando el bolsillo en cuanto te descuides.

Tres amigos (o enemigos, según se mire) han podido crear una moda a la hora de pagar la cuenta en los restaurantes después de una comida o una cena con colegas. En vez de repartir la minuta a partes iguales, dejan que el camero/a elija la tarjeta de uno de ellos para que ‘invite’ al resto. ¡¡¡Mierdo, tengo miedo!!! Lee el resto de la entrada »

La primera cita no acabó como ellos esperaban

Las primeras citas siempre tienen algo especial, ¿verdad? Muchas veces hay mariposas en el estómago, uno se pregunta si la otra persona será como se la imagina, y tratas de quedar bien, tanto si eliges un restaurante para cenar como si te toca pagar, que para eso es una primera cita. A veces, si la cosa va bien, te haces unas fotos con la pareja e inmortalizas el recuerdo. Y si la cosa va aún mejor…

No obstante, el primer encuentro no siempre sale bien y es más propenso a fracasar si tienes 18 años, poco dinero y pájaros en la cabeza.

Aquí es cuando entran en acción los estadounidenses Devin Norling (18 años) y Sydney Sanders (19 años), quienes concluyeron su primera cita detenidos después de irse sin pagar del restaurante de Florida en el que habían cenado.

Habían gastado algo más de 18 euros, según cuenta la prensa estadounidense, y esta pareja ideal, que perfectamente podrían haber sido el quarterback y la jefa de animadoras de su instituto, decidió que lo suyo era levantarse e irse, así como el que no quiere la cosa, porque cuando hay amor lo demás qué importa.

La táctica fue casi tan perfecta como la de Thomas Love, el ladrón de la letra ilegible. Ella se levantó después de cenar y se fue tranquilamente y él, poniendo en práctica sus tácticas de agente secreto, preguntó por el baño e intentó huir a través de la salida de incendios. Desgraciadamente para nuestros enamorados, la alarma sonó y pillaron al muchacho.

Amablemente pidieron a Devin que volviera a su asiento y una camarera le llevó la cuenta. El pobre Norling estaba atrapado y sacó la cartera con la esperanza de que mágicamente los duendes del bosque hubieran puesto dinero en ella. Desgraciadamente, los duendes del bosque habían ido a beber sangre de unicornio y, obviamente, tenía el mismo dinero que cuando se sentó a cenar: nada.

El héroe Devin se levantó y huyó corriendo hacia su amada Sydney (la chica, no la ciudad), pero tanto uno como otro fueron detenidos. Además, ella llevaba una pipa de la paz en el bolso y le fue requisada (por la Policía, no por los duendes, que de momento prefieren la sangre de unicornio a la marihuana).

La parte positiva es que al menos tienen fotos de su primera cita, algo que no puede decir todo el mundo.

PD: La próxima vez, pedid unos bocadillos a mamá.

PD2: Todo es real salvo la parte de los duendes. Eso era una licencia poética.