Entradas etiquetadas como ‘cita’

Una cita que ninguno de ellos dos se esperaba

Nos pasamos la vida buscando a alguien que generalmente está sentado a nuestro lado y encontrarlo merece una recompensa. Perdón por este comienzo tan místico, pero es que he leído que la primera frase de cada artículo tiene que ser la más importante de mi vida  y yo las cosas me las tomo muy en serio. Es por eso que, después de tirar por la borda 1.542 primeros párrafos (uno por cada post publicado) he hecho propósito de enmienda: a partir de ahora mis arranques serán grandiosos, mis textos, pura leyenda y… bueno, no. La verdad es que por mucho que me esfuerce solo voy a conseguir la misma basura de siempre, así que casi mejor voy al grano.

Y empiezo hilando la historia de hoy con la primera frase. Muchas veces la persona especial está junto a nosotros y eso merece un premio. Quizás por eso los muchachos de Improv Everywhere (esos chicos que montan escenas multitudinarias en un momento) decidieron regalar una cita especial a una pareja anónima que estaba sentada en un banco cualquiera de Central Park, en Nueva York (Estados Unidos). ¿Cómo de especial? Pues bueno, son más de 270.000 personas en su comunidad de Facebook (¡¡nosotros casi 2.400!!)… imaginad lo que dan de sí tantas cabezas pensando a la vez.

Aunque ahora veréis el vídeo, os lo resumo: la pareja está sentada en un banco cuando es elegida por los locos de este grupo. Entran en escena dos señores vestidos de camareros que ponen una mesa a los tortolitos y les sirven dos copitas para que brinden. Poco después, el camarero vuelve con algo de picoteo mientras todos flipan; los protagonistas no se creen que les esté pasando, los viandantes no se esperaban encontrar eso en Central Park.

Como habéis visto, el camarero les da unas entradas para un concierto que se produce allí mismo instantes después, cuando llegan varios músicos con sus instrumentos y sus atriles. Todo ello después de que un señor disfrazado de acomodador corte sus entradas, como debe ser. La pareja disfruta del concierto y en menos de lo que canta un gallo recogen todos los chismes (menos los atriles) y dejan a los enamorados con la boca abierta.

¿Sabéis qué? A mí estas historias me gustan. Es una forma de demostrar que se pueden hacer cosas espontáneas y divertidas sin que te tengas que reír de los demás. Eso, en un tiempo donde gran parte del humor consiste en chistes de Falete, se agradece. Además… ¿os imagináis que os pasa a vosotros? Ahí, sentaditos en el banco del parque de vuestro pueblo o ciudad, mirando al infinito… ¿y empieza a llegar gente que os da champán (champín si sois menores) y caramelos con droga un platito con jamón?

No sé vosotros, pero me me llega a pasar eso a mí cuando estuve en Nueva York y empiezo a escudriñar las caras en busca del Homo APM. Desconfiadillo que es uno.

PD: Cita instantánea lo llaman. Con lo que cuesta montar un ratito romántico con la pareja y estos te lo organizan en diez minutos. ¡Qué envidia!

Robó el coche de su cita mientras ella le esperaba en el cine

Soy fan de muchas cosas. No en Facebook, no, que ahí soy fan de Trolly y poca cosa más, me refiero a la vida real. En el mundo de carne y hueso soy #muyfan de muchas cosas, entre las que están el Real Madrid, el chocolate que se come, el Angry Birds, el libro de mi amigo David Yagüe (ya os hablaré de él), pero, SOBRE TODO, soy fan de los ladrones torpes y de las citas que acaban regular.

Por eso, cuando me encuentro una historia como la de hoy me muerdo las uñas, las falanges, las falanginas y las falangetas hasta que la publico. Habiéndome mordido todo eso, es obvio que escribo con los nudillos (ahora se entienden mis faltas de hortojrafía, ¿verdad pillines?)

En fin, al tema. Michael Pratt, el atractivo (juas) joven de 27 años que vemos en la imagen que hay junto a estas líneas, consiguió una cita la semana pasada. No sabemos cómo la engañó para quedar con ella, pero el caso es que fue con una chica a ver una película.

Ya en el cine Michael le dijo a la muchacha, de 35 años, que había olvidado algo en el coche, y le pidió que le dejara las llaves un momento para que fuera a cogerlo. La muchacha, confiada porque en Zephyrhills (EE UU) la gente es muy confiada, accedió, y se quedó viendo la película mientras el joven apuesto (el yerno perfecto) iba a por sus cosas.

Al ver que tardaba, tardaba y tardaba, la pobre muchacha se preocupó, de modo que llamó por teléfono a Michael para ver si todo estaba bien. Él, que no destaca por su inteligencia, descolgó partiéndose de risa, le dijo: “He robado tu coche” y colgó. Me encantan este tipo de situaciones porque siempre dan pie a enlazar el vídeo de Manuel Manquiña y su “Profesional, muy profesional”.

Como ella es una buena mujer (y el coche era alquilado), intentó contactar con nuestro Neymar pelirrojo durante dos días pero como no hubo forma, así que terminó avisando a la oficina del Sheriff para pedir ayuda y denunciar a su amigo, según publica la prensa local.

Cuatro días después de lo que podemos calificar como una cita desastrosa él le devolvió la llamada y dijo que había dejado el coche abandonado en el aparcamiento de un centro comercial. Las autoridades lo encontraron y poco después detuvieron a Michael acusado de robo (no, lo del peinado parece ser que aún no es punible en ese estado).

Ya había pasado un año en la cárcel por diferentes delitos entre los que destaca el fraude y el robo de coches, por lo que quizás en su nueva experiencia en el internado con rejas le resulte más sencilla.

PD: Luego me diréis que no, pero yo creo que a la gente así le gusta vivir en la cárcel.

¿Cuál ha sido la peor cita de tu vida?

Algún día haremos un cuestionario becario para ver si os acordáis de todas las historias que han pasado por el blog. Mientras llega ese día, os lo pongo más fácil: ¿os acordáis de la pareja de novietes a los que arrestaron en su primera cita porque se iban sin pagar? Espero que sí, porque fue el viernes.

Pues bien, ahora a mí me pica la curiosidad y me pregunto si vosotros habéis tenido una cita de esas que son para olvidar. Como supongo que algunos sí y otros no, apelo a vuestra memoria y os pido que rebusquéis entre esos recuerdos que habíais intentado olvidar para que compartáis, con absoluta confidencialidad, ese día desastroso. Podéis hacerlo en los comentarios, en Twitter, en Facebook o si lo preferís, enviándome un correo.

(FOTO: danielle_blue)

No sé, quizás fue ese día en el que te pusiste una ropa estupenda y un pájaro te dejó un recado, o aquella vez en la que el chico ideal era un estafador, o cuando llegaste a la habitación de tu pareja y su madre os interrumpió… no sé, seguro que os ha pasado algo que queréis olvidar, pero yo os pido que no lo hagáis.

Dicen que la peor cita de Shia LaBeouf fue con Hillary Duff, pero ellos nunca especificaron lo que ocurrió en el encuentro. Yo os pido justo lo contrario: vuestros nombres podéis esconderlos, pero nos gustaría saber lo que ocurrió.

¿Se pasó Duran i Lleida toda la cena criticando a los andaluces sin saber que eras sevillana? ¿Te entró un ataque de risa y se te escapó un pum? ¿Se te cayó el peluquín, la pestaña postiza?

Si os sirve de ayuda, la peor cita de:

  • Edurne fue una vez que se le rompió un tacón.
  • Ariana (becaria condecorada con honores) fue cuando quedó con un chico a tomar café, él se tomó chocolate y se le quedó en el labio y en el diente durante toda la cita.
  • Marcus Kane (lector ocasional) fue cuando quedó por primera vez con una chica con la que chateaba y cuando fue a pagar “al sacar la billetera salió el preservativo volando como una estrella ninja”.

PD: ¿Y la tuya? ¿Cómo fue tu peor cita?

Cosas que no debes decir en una cita

BecConsejo: “Si crees que puede merecer la pena, prueba”

Llevaba tiempo queriendo hacer un post sobre esas cosas que se supone que no debes decir en una cita si quieres que la cosa vaya por derroteros normales y, sobre todo, si aspiras a que la cosa termine medianamente bien (allá cada cual con lo que entiende por el “medianamente bien”).

FOTO: ED YOURDON

Primero pensé en sugerirlo en Facebook, donde la comunidad becaria es bastante activa. Después pensé que podría hacer un post pidiendo a los usuarios que opinaran, pero como tengo más enemigos que amigos… lo deseché. Y por último contemplé la opción de recuperarlo como twittencuesta, esa sección que me propuse lanzar y que nunca he llegado a concretar.

Finalmente opté por lanzarlo de forma sibilina, intentando hacer ruido con mis compañeros de redacción (a los que soborné con el billete de 500 euros que le fui a dar a @simpulso… ¡siempre cuela!), bajo el hashtag: #nolodigasenunacita. La cosa al final no fue muy mal, tuvo bastante participación, pero aún está abierta. Ya sabéis, si tenéis Twitter, podéis dejar vuestros #nolodigasenunacita. Aquí están algunos de los que más me han gustado:

  • @saulsb12: “Te esperaba más guapa”
  • @pacotorres: “¿Te importa si viene una amiga?”
  • @Juderias: “Yo me llevo fenomenal con todas mis ex”
  • @Tortugosa: “Pues yo tengo unas ganas increíbles de quedarme embarazada”
  • FOTO: Katie Tegtmeyer

    @Klarilis: “¿Viste ayer ‘Sálvame’?”

  • @desperfecta: “¿Tiene picante? No, entonces no lo puedo comer, que me va muy mal para las almorranas”
  • @Ruben_er_Poshy: “Yo es que ahora mismo no quiero novias… estoy muy a gusto de aquí para allá”
  • @yolioli86: “Uff… tequila no, la última vez que lo tomé acabe con un pedo enorme y el pelo lleno de vómito”
  • @waldenuno: “Un momento, me llama mi madre para saber a qué hora voy a volver”
  • @gonzalolinares: “Vaya, en foto parecías distinta”
  • @oscmon: “Ah, ¿dominas el francés? ¿El idioma?”
  • @Niniakiwi: “Mi ex novia las tenía más grandes”
  • @el14delasuerte: “No he tenido sexo desde lo de las ladillas”
  • @LaRizos: “¿Cómo que ya no tienes novio? ¿Qué le has hecho?”
  • @Lunerita: “Mira, seamos sinceros… esta cita ha sido un desastre, pero si quieres podemos acostarnos… ¿o qué?
  • @dianagotika: “Me gusta mucho tu herman@”
  • @pinochita00: “Según mi plan, en un año me caso, dentro de dos el primer niño y de ahí uno cada año hasta tener tres… ¡como mínimo!”

Bueno, seguid participando, que esto tiene una pinta buenísima… ¿qué cosas no hay que decir en una cita?

PD: Gracias a mis compañeros de la redacción por echarme un cable. Os animo a que les sigáis. Son…

Jaime | Nacho | Yagüe | Nico | Myri | Dani | Diana | Isra | Adri | Chema | Miren | Vic

PD2: Miren, Chema… sin vosotros esto habría sido un desastre.

Te he robado, pero quiero salir contigo

Stephfon Bennett, junto a dos personas más, entró a robar a una casa el domingo por la noche y, cuando todo estaba hecho, la cagó. Y la cagó por un flechazo.

Según la policía de Columbus (Ohio), al ladrón no se le ocurrió otra cosa que regresar a la casa para pedirle una cita… ¡a su víctima! Sus compañeros de robo tienen que estar súper contentos…

Según he leído en 10TV News, este delincuente veinteañero y enamoradizo no dejó pasar ni un tiempo prudencial. Dos horas después de desvalijarla estaba llamando a la puerta de la pobre Diana Martínez para preguntarle si tenía novio y decirle que le gustaría salir con ella. Lógicamente, le reconoció. Mientras flipaba en colores, avisó a su prima, ésta llamó a la policía… y ale, ‘pal talego’.

“No sabemos muy bien en qué estaría pensando el ladrón”, confesó el sargento Sean Laird (exactamente la misma duda que tengo yo). “En ocho años de servicio nunca había visto algo así”, añadió.

PD: ¿Por qué no serán así todos los ladrones? Todo sería mucho más fácil.

– Envía el post

Bookmark and Share

Menos mal que se gustaban

Truco/conversación para no ligar (moraleja)

Mujer: “¿A qué te dedicas?”

Hombre: “He sido camarero y soy modelo. ¿Y tú?”

Mujer: “Soy árbitro de fútbol”.

Hombre: “No tienes tú mucha pinta de fútbol”.

Mujer: “Ni tú de modelo. En cambio, de camarero, sí que te veo”.

El otro día me dio por ver Elígeme, el programa de Carlos Baute en Cuatro, y la verdad es que terminé como la primera vez que vi Torrente: descojonao vivo. Y no porque el actor venezolano tenga o no un hijo secreto (que a mí, plin), sino por la actitud de los concursantes. Resulta que dos personas se gustan, tienen una cita y, de repente, a tomar por saco todo. Ni un qué guapa/o estás ni nada. Tina y Marc entraron en la furgoneta ésa del Equipo A y… mirad lo que pasó.

No se puede meter más veces la pata en tan poco tiempo, tanto ella como él. Ahora, si tengo que mojarme creo que la culpa es más de Marc. Ella responde al chascarrillo del fútbol y él se mosquea, es decir, Marc bromea pero no aguanta bromas. Lo que pasa es que luego la cagan los dos, uno con la chulería del ego roto y la otra con las caritas de “que se acabe ya esto”. Y encima le llama bajito.

PD: Entre gente normal, todo debería haber quedado en un roce sin más, pero los personajes que van a estos programas… ya se sabe (no es bueno generalizar, pero cuando no te afecta, divierte). Lo que no es de recibo es que se tire la cena.

Envía el post:

http://www.wikio.es