Entradas etiquetadas como ‘citas’

Un joven atormenta a su novia con frases de ‘El señor de los anillos’

novios_anilloEn la cama, en un restaurante, dentro de un avión, tendiendo la ropa, incluso de vacaciones… La muchacha parece que nunca está a salvo de sufrir la voz inquisitorial de su novio pronunciando las citas más famosas de la trilogía cinematográfica de El señor de los anillos. ¡La va a matar de un susto!

La joven, que además parece simpática y comprensiva, no se libra del soniquete ni en el servicio. ¡Qué poco tacto!

El bombardeo continua en la cocina, donde dice en voz muy baja: “¿Hay alguna esperanza Gandalf? ¿Para Frodo y Sam? Nunca hubo ninguna esperanza“. Le falta disfrazarse de Orco para que a la chica le dé un síncope, ya que también aprovecha la oscuridad de la noche para gritar: “¿Dónde está Gandalf? Necesito hablar con él“.

La pobre está tan harta, que en un momento del vídeo implora: “También de vacaciones“. Como siga así, este muchacho se va a quedar compuesto y sin novia. Eso sí, seguro que encuentra comprensión en los brazos de Golum. 😉

Lee el resto de la entrada »

Un multimillonario gasta una fortuna en citas… ¡y sigue a dos velas!

Se llama Larry Greenfield y de él podemos decir que tiene el dudoso honor de ser el hombre rico menos codiciado del mundo. Eso al menos se puede concluir después de saber que ha invertido unos 60.000 euros en contratar los servicios de diferentes agencias matrimoniales… ¡¡y sigue soltero!! ¡Hay que ser ‘loser’!

Larry Greenfield.

Larry Greenfield.

Greenfield, un judío de 47 años que hizo fortuna como ‘trader’ (me han dicho que poner profesiones en inglés queda bien…), busca una mujer también “judía, delgada, atractiva, inteligente, con sentido del humor, que sea de Nueva York y, lo más importante, que no sea una ‘hembra alfa’“, según su ficha de ‘hombre soltero busca…”.

Mr. Greenfield, desde el cariño, ¡lo lleva usted claro! Una mujer atractiva, inteligente y con sentido del humor que se deje someter bajo el yugo de su masculinidad… ¡Ja! Porque, además, no es que sea un adonis tipo Brad Pitt, ni siquiera un galán como Arturo Fernández. De hecho, su asesora para romances, Maureen Tara Nelson, asegura que “su problema es que él es un ‘6’ y busca mujeres que sean un ’10’“. Pero no solo eso, la señora Nelson se ceba con su cliente y hurga en su herida: “Él (iluso, esto es de mi propia cosecha) piensa que al ser rico puede conseguir a cualquier mujer hermosa, pero se da cuenta de que las mujeres hermosas en Nueva York son exitosas y no quieren estar con un hombre que las mantenga”.

Así, el consejo de la casamentera Nelson para este sucedáneo de ‘macho alfa’ (¿acaso se cree Clint Eastwood?) es que rebaje su nivel de pretensiones si quiere poner fin a su vida solitaria. Yo le doy otra solución: que gaste su dinero en crear un reality tipo “Millonario busca esposa”. Si no, solo le quedará la opción de extorsionar a Cupido.