Entradas etiquetadas como ‘acoso’

Pasa su noche de bodas en la cárcel por acosar a una camarera del banquete nupcial

divoriciobodaYa lo advirtió Groucho Marx, “el matrimonio es la principal causa de divorcio”, y esta perogrullada viene al pelo para que me atreva a aventurar una unión no demasiado larga ni feliz entre el ciudadano estadounidense Mark Williams y su reciente esposa, de la que no ha trascendido su nombre para ahorrarle el escarnio. Veréis, el tal Williams parece un pieza de cuidado, un sujeto que no respeta a su mujer ni el mismo día de su boda. ¡Habrase visto! Muchacho, si no estás preparado para casarte, no lo hagas.

Y es que en pleno banquete nupcial, cocido como una gamba a base de copazos, el tipo le tiró los trastos de manera descarada a una de las camareras del convite. No sólo eso, sino que se puso pesadísimo y llegó a propasarse con la pobre muchacha, de sólo 19 años de edad y, para más inri, ¡embarazada! Williams trató de obligarla a beber alcochol, a lo que ella se negó. Entonces, según la versión de la propia camarera, “me acarició la cabeza y me manoseó”.

Incómoda por la situación, la chica telefoneó a su novio para que fuera a recogerla al final del convite, que se celebró en un barco. Al llegar a puerto, éste se acercó al recién casado para ajustar cuentas y se desencadenó una pelea entre ambos, que finalizó cuando la policía llegó a poner orden.

Los agentes esposaron y arrestaron a Williams ante la mirada de decepción y desconsuelo de su recién estrenada mujer, que no podía parar de llorar. Le habían frustrado uno de los días más especiales de su vida. El culpable, por cierto, pasó su noche de bodas en el calabozo, denunciado por acoso y resistencia a la autoridad. Y porque no procede denunciarle por estúpido…

Denuncia por acoso ¡¡a una paloma!!

El 2012 que agoniza ha tenido una protagonista casi única en Europa: la pétrea canciller Angela Merkel, que ha decidido tomar las riendas de Europa pasando por encima de quien haga falta. Pues mientras ella se afana en intentar dirigir con puño de hierro el futuro del Viejo Continente, quizás esté descuidando su país natal, donde urge poner orden. Por ejemplo, se necesita mano dura contra las palomas, o contra algunas personas, según se mire.

Fuente: Nfoka (Flickr).

Fuente: Nfoka (Flickr).

Más allá de que sus corrosivos excrementos están haciendo daño a la arquitectura y las esculturas al aire libre (no lo digo yo, sino Botanical online), parece ser que hay una paloma en la ciudad alemana de Darmstadt con un comportamiento sospechoso. Eso, al menos, asegura una mujer que ha puesto una denuncia por acoso contra el ave ante la Policía local. La señora afirma que el pájaro no cesa de merodear su casa y espiarla durante las 24 horas del día, privándole de cualquier tipo de intimidad.

En su denuncia, esta mujer de la que desconozco si está en plenitud de sus facultades mentales, dijo que “cuando abro la puerta de casa tengo que andar con sumo cuidado para que la paloma no se le meta dentro” y que, si no consigue entrar, se queda posada en una rama de un árbol que hay enfrente, mofándose de ella y esperando la posibilidad de irrumpir en su hogar. (Boquiabierto me hallo después de tener conocimiento de este hecho).

Las burlas del ave han durado unas tres semanas ya que, poco después de ser denunciada y antes incluso de que algún agente de la policía intentara comprobar si los hechos eran fiel reflejo de la realidad, ha decidido abandonar el árbol desde el que perpetraba sus fechorías. Sin embargo, supongo que las burlas de los policías y los vecinos de la mujer se prolongarán durante más tiempo… ¡Así están las cabezas en “Merkelhause” (“Casa Merkel”)!