Arrestado por llamar 2.000 veces a la Policía nueve días seguidos para acosarlos e insultarlos

Un jubilado japonés fue arrestado recientemente después de llamar a una comisaría de policía 2.060 veces en nueve días para gritarle al personal y llamarlos «ladrones de impuestos» y «estúpidos», entre otros improperios. O_O

Durante algo más de una semana, el hombre de 67 años y residente en la prefectura de Saitama llamó a la comisaría de Policía tal cantidad de veces para gritarle al personal y decirles que todos deberían ser despedidos. Eso es un promedio de una llamada cada seis minutos y un tiempo de conversación total de alrededor de 27 horas durante el intervalo de nueve días. Se le fue la fuerza por la boca.

Finalmente, varios agentes acudieron a la casa del ‘insultador compulsivo’ y lo detuvieron por acoso y desacato a la autoridad, indica Odditycentral. El caballero admitió los cargos y dijo: «Sabía que la Policía vendría a buscarme algún día«. Como para no esperarse la detección tras semejante episodio de agravios y ofensas.

Curiosamente, según los registros de llamadas, había estado hostigando esa comisaría durante años, pero recientemente intensificó el atosigamiento por alguna razón misteriosa.

¿Un odio visceral hacia los uniformados? ¿Tirria hacia todo lo que se parezca a un agente? Nadie lo sabe. Solo espero que se haya quedado a gusto tras semejante avalancha de llamadas.

(Foto: GTRES)

Los comentarios están cerrados.